Welcome to my Church!! The Baptist Chuch of Corn Island, Nicaragua.
Colecciones
NiKa Cyber Municipio

ChronoPictohistographic 
Pastors of The Baptist Church in Corn Island

CronoPictohistografía 
Pastores de La Iglesia Bautista de Corn Island.























HISTORIA

Conozca a los alcaldes y vicealcaldes 

Celebre el Palo de Mayo y las Fiestas Patronales de  Bluefields
 

5 de octubre

Fiestas Patronales en
honor a la 
 Virgen del Rosario

El Guardian de La Noche 
es un espiritu danzante

RAMACAY

RIOS DE LA RAAS
 
 
 

 A=Area territorial/Km² 
P=Poblacion    V=Votos
D=Densidad       INIFOM 96
A         P       V          D

A          P       V       D
4,638   37,931   19,976     8
Teléfonos de Alcaldia:
822-5202

A         P       V       D
13.1   5,336   2,800     371.6
Teléfonos de Alcaldia:

A          P        V     D
3,360    14,959   6,540    4 
Teléfonos de Alcaldia:

A         P       V     D
1,978   3,216   1,790   1.6 
Teléfonos de Alcaldia:

A         P       V    D
1,262   7,455   3,275   5
Teléfonos de Alcaldia:

A         P       V      D
1,391   19,640  9061    13
Teléfonos de Alcaldia:

A         P       V        D
1,478   28,242  12,431   19.3
Teléfonos de Alcaldia:

A         P       V      D
3,876   6,253   3,368    1.7
 Teléfonos de Alcaldia:

A         P       V        D
5,618    54,337  25,902   92
Teléfonos de Alcaldia:

A         P       V       D
2,471   9,786    4,320     4
Teléfonos de Alcaldia::
:
 
 

 


   .


 
Les presento a el Pastor, Eli D. Simeon, de la Iglesia Bautista "Ebenezer Baptist Church" 

..nos da la bienvenida a su/tu iglesia 
nos cuenta ante el atrio de su hermosa Iglesia, 

"Dios es tan grande 
me permitió  ayudar a sanar miserias 
Dios me enseñó a ser solidario
sobre todo en los malos tiempos. "

Si un hermano siente el deseo de ayudar a la gente de Corn Island le invito a que explore nuestra Iglesia.



GOING FAR TO CATCH A FISH
LOCAL PERCEPTIONS OF THE DYNAMICS AND IMPACTS OF A CHANGING RESOURCE BASE

A shift toward the market

The increase of commercialization of the fisheries sector has had a negative effects.

La mayor demanda del sector de la pesca ha tenido efectos negativos.

It had led to depletion of fish stocks and a shift in of a social inestability.

Ha llegado a grados extremos de exterminios de fuentes de pesca y inestabilidad social.



Buscando Trabajo en La Costa Atlántica
Por Ronnie Vernooy
En este artículo presentaré extractos de la historia laboral de Santiago Rivas, un reconocido experto en árboles del área de Blueffields, un hombre de origen creole mestizo, de 64 años de edad y con una gran experiencia en el sector maderero de la Costa Atlántica. Creo quer esta historia laboral revela algunos aspectos importantes de la historia de La Costa, que hasta la fecha han sido desconocidos o, al menos, pocos discutidos.

Yo no soy politico. No soy revolucionario, y tampoco un contrarevolucionario. Una noche un hombre llegó a mi casa y medijo: " vamos a hablar sobre esto y aquello, pero yo le contesté: para mi, sólohay una política, que es trabajar, ir al monte, cortar árboles y obtener mi pago quincenalbio.
En primer lugar, analizar esta historia laboral nos mostrará los cambios en la actividad económica de Santiago durante las diferentes etapas de su vida. Nos ofrecerá una impresión de su trabajo en el bosque y en otras áreas de las empresas económicas, durante aquellos períodos en que las oportunidades de trabajo en el bosque y en otras áreas de las empresas económicas, durante aquellos períodos en que las oportunidades de trabajo en el sector maderero eran escasas,. Trae consigo una apreciación de cómo, conforme a sus capacidades, conocimientos, recursos económicos y relaciones sociales, Santiago (y sus parientes cercanos), ha tratado de solventar problemas básicos para sobrevivir tomando en cuenta las nuevas oportunidades que se le han presentado. al mismo tiempo, su historia revela la clave de las relaciones sociales que han constituido estas actividades.

Además, esta particular, y en parte incomparable historia laboral, podría mostrar cambios que han ocurrido en la Costa Atlántica, y ocasionalmente, en otras partes del país. Las citas podrán calificar algunas consecuencias sociales de las fluctuantes demandas de trabajo, tierra (bosques), capital e infraestructura, a nivel regional, nacional e internacional.

He recogido esta historia laboral a través de una serie de entrevistas informales y formales con Santiago. Su historia ha sido, por tanto, reconstruida paso a paso. Por entrevistas informales entiendo sesiones medioestructuradas y grabadas, en las cuales pedí a Santiago que hiciera, hasta donde fuera posible, un recuerdo cronológico detallado de los distintos trabajos o actividades económicas en las cuales había participado. Durante estas entrevistas traté de limitar más intervenciones al mínimo, para no distraerlo de la secuencia de su historia. Mirando retrospectivamente puedo clasificar mis preguntas en dos grandes categorias. Una fue aclarar cuando ocurrió un acontecimiento(mes, año); así descubrí ciertas inconsistencias en la secuencia de Santiago. esto fué posible  comprobarlo durante los períodos en que él no contaba con una situación de empleo estable, ie.e. , los tiempos más dificiles. La otra pregunta se refería a las formas específicas en las cuales había tenido que cambiar de un trabajo a otro y de cuales había tenido que cambiar de un trabajo a otro y de un lugar al próximo. Su historia se parece mucho a la descripción de un hombre que se hace así mismo. Algunas veces, sin embargo, me preguntaba cómo había hecho para ir y venir dentro y fuera de la Costa Atlántica, buscando y encontrando nuevas oportunidades de empleo. Por eso, le pregunté varias veces si él había hecho cambios de ocupación a través de contactos específicos con amigos o mediante solicitud propia.
 

Una y un millón de historias todavía por contar

En general, la historia reciente de la Costa Atlántica ha sido escrita como una serie de relatos fragmentados de intevenciones externas y sus principales consecuencias negativas para la población costeña, la economía y la ecología de la región.Las intervenciones externas de potencias internacionales, en especial de Estados Unidos, las compañías en busca de recursos económicos vitales, las tropas militares norteamericanas defendiendo intereses geopolíticos, y la Iglesias tradicionalmente en paises de habla inglesa con su misión de divulgar sus creencias y practicas religiosas, son descritas detalladamente. estas, a su vez, son complementadas con la historia de otras intervenciones efectuadas por fuerzas nacionales procedentes de la Región del Pacífico; la llegada y penetración del estado somocista y la Revolución Sandinista. Según estas versiones de la historia costeña, dichas intervenciones han marcado al menos hasta 1979, los patrones de un creciente "desarrollo capitalista" desigual, acompañado por un retroceso social, pobreza extrema, contaminación de los Ríos, desforestación en gran escala, creación de una jerarquía étnica ocupacional y fuertes divisiones interétnicas que han limitado e; desarrollo del mercado nacional de capital, de bienes y de servicios. Poitica y culturalmente, esto trajo una fuerte identidad costeña opusta a la de los españoles población / cultura mestiza del Pacífico. Aún más, ha contribuido a percibir al estado de Nicaragua como ignorante, dominante, hostil, y foráneo.

Ejemplo de algunos estudios que describen la historia costeña de esa manera son: La Mosquitia en la revolución, por CIERA; ; El Desafio Indígena; El caso de los miskitos, por Jorge Jenkins; el artículo publicado por Peter Sollid, Äutonomy and Development: the Atlantic Coast of Nicaragua, y Del colonialismo a la autonomía; modernización capitalista y revolución social en la Costa Atlántica, por Carlos Vilas.

Aunque las descripciones y explicaciones dadas por autores nicaraguenses o extranjeros son similares en su mayoría basadas en fuentes secundarias al considerar los efectos de estas intervenciones en la vida de la población costeña, estos autores representan ate todo, laperspectiva (ideas e intereses) de varios interventores.

En esto estriba su fortaleza y también su debilidad. Su fortaleza, porque la historia costeña no puede entenderse obviando antecedentes, pues dichas intervenciones ( a menudo violentas) han moldeado patrones específicos de cambio en la región. Su debilidad, porque no abordan adecuadamente las distintas maneras en que, de manera más o menos exitosa, la población costeña se ha adaptado a los térninos de esas intervenciones. estos análisis fallan al no tomar en cuenta la diversidad de una sociedad en la cual podemos encontrar diferentes formas de producción, estructuras sociales, lenguas, estilos de vida y mentalidades.

Sin embargo, para hacer uso de este enfoque teórico o analítico se requiere de una metodología distinta. Dicha metodología debería buscar fuentes primarias y evitar enmarcar la historia costeña en un modelo particular etiquetado con el sello de "hecho en el extranjero". Por esta razón deberíamos elaborar varias historias de vidas, incluyendo historias profesionales o laborales, tratando de obtener documentos escritos por personas costeñas, diarios, testimonios, cartas, informes y archivos, panfletos, periódicos, revistas y libros. La historia costeña está definida no sólo por os actores que hacen más ruido, sino también por las una y un millón de historias aún la más silenciosa y aparentemente insignificante. Ello podría mostrarnos que los cambios no ocurren a una sola velocidad sino a distintas, de tal manera que algunos de estos cambios podrían efectuarse muy lentamente.

Muchos investigadores del Centro de Investigaciones y Documentación de la Costa Atlántica (CIDCA) han empezado esta tarea retadora recolectando historias orales sobre la ciudad de Bluefields, las llamadas Historias de Anancy, del inefable hombre araña, y otras fábulas creoles, son parte de la herencia cultural de la población creole en el Caribe. Con Virgilio Rivera presentamos fragmentos de la historia laboral de un hombre miskito apodado "Ël Dama", que describe la experiencia reciente y la historia pasada de la población miskita en el área del Río Coco. Lejos de estar completa, su historia pretende mostrar esfuerzos similares para ilustrar la historia de los  miskitos tal como la vivieron y la continuan viviendo.

La vida en el monte

Santiago, nacido en 1929, creció en Bluefields, hijo de una nicaraguense de origen mestizo, hispano parlante, y de un padre creole que había llegado de las Islas Caiman, anglo parlante, hizo énfasis en su doble origen étnico, "Mi madre era una mujer india de Matagalpa, y mi padre tampoco era de aquí (La Costa atlántica). Mi padre era de la Islas Caiman. lo que significa tener dos tipos de sangre".

Su padre había llegado a Nicaragua en 1925, como de 17 años de edad, era músico y miembro de un conjunto popular. en 1938, cuando santiago teía nueve años, su padre dejó la casa en Bluefields para viajar a las Islas caiman; un viaje del que nunca regresó. santiago recuerda que su madre "nacida en 1912, y una profesora en Bluefields describieron a su padre como "vago"o vagabundo; en pocas palabras, un hombre que anteponía todo a su placer de tocar música, bailar y beber. Ahora santiago vive en Bluefields, con su esposa Yolanda y tres hijas cuyas edades son siete, quince y dieciocho años. Las dos hijas mayores asisten al Colegio San José de Bluefileds. Yolanda es de origen mestizo, nacida en Ciudad Rama. ella dedica la mayor parte de su tiempo al hogar, cuidando de la casa y las niñas. su familia (madre, tres hermanos y una hermana) mantiene contacto regular con ella, pues viven el el área del Río Siquia. santiago no tiene ningún pariente cercano en La Costa Atlántica. El único hermanastro por parte de madre, Ramón, salió de Nicaragua hacia México hace cuarenticinco años, y jamás regresó. su única hermana, rosita, murió a la edad de once años.

El campamento de caoba

Santiago comenzó su carrera laboral a la temprana edad de 12 años, durante la segunda Guerra Mundial (1939 - 1945), Al quedar solo, después de la muerte de su madre "su padre habia regresado a las Islas Caiman", pasó a vivir con un tío que lo llevó  al bosque. su tío, un contratista maderero local, quería trabajar en los campamentos de las grandes compañías y ello definió el futuro inmediato de Santiago. durante esta época, la Costa Atlántica de Nicaragua sufría una prolongada crisi econ;omica que tenía sus origenes en el derrumbe de la Bolsa de Valores de Nueva York en 1929. Era el comienzo de la gran depresión que afectó las actividades económicas mundiales.

En la Costa Atlántic, la situación era crítica; desde 1929 en adelante , la producción bananera se redujo dramáticamente. En 1943, el país no exportó bananos. La agricultura de subsistencia  era insignificante, debido en gran medida a la tradición de importar alimentos. Al mismo tiempo, el comercio, las importaciones y las exportaciones en general, se estancaron a niveles muy bajos al ser retirados los barcos para ser usados con fines militares.

Las únicas actividades económicas menos afectadas por la crisis fueron las extracciones de madera y de hule, pues ambos productos eran estratégicos para la maquinaria de guerra puesta en movimiento por el Gobierno de los Estados Unidos. la producción de hule obtuvo importancia relativa, después de Brasil, Nicaragua llegó a ser el segundo mayor exportador en el continente. el auge del hule fue de corta duración (1942 - 1944) y estuvo controlado en su mayoría por compañías norteaméricanas. Sin embargo, las compañías madereras y de hule ofrecieron trabajo a un sinnúmero de contratistas locales, subcontratistas, marcadores y cortadores de árboles, extractores de látex y trabajadores en los muelles del Bluff y de Bluefields.

"Cuando comencé a trabajar en el bosque era joven, bueno, era el mismo negocio de la caoba . Yo comncé trabajando en un campamento de caoba a los 12 años de edad. Mi mamá murió cuando tenía once años y no tenía familia aquí. y si fuí al monte con mi tío y comencé a trabajar, justamente cortando caoba. trabajé en Kurinwas, río Siquia, río Mahogany y río Grande. Mi tío era un contratista que opraba de la misma forma que CORFOP lo hace ahora. haciendo contratos, marcándo árboles, cortándolos,. haciendo carriles (senderos en los bosques) y después acarreando los árboles hacia el río. en ese tiempo, nosotros cortábamos los árboles sin motosierra, todo se hacía con el hacha.

En aquel tiempo, nos pagaban en córdobas y cuando comencé a rabajar nos pagaban por día. en ese tiempo se acostumbraba recibir dos córdobas haciendo carriles, descargando madera, y marina; esta última actividad era llevar la provisión de arriba hacia abajo en una canoa. la primera vez que trabajé en el río Kurinwas fue con Tomas Ocampo. habían varias personas trabajando por contrato en ese lugar: Tomás Ocampo, Marcelino Sequeira, Victor Bravo, Mónica Largaespada, ernesto Largaespada.

Santiago menciona los nombres de todos los contratistas con quienes había trabajado. Tomás Ocampo (padre e hijo) y Mónica Largaespada eran importantes contratistas madereros locales; ellosoperaron, desde 1945.con la Weis-Fricker y otra compañía llamada CAMCO (Central American Mahogany Company). Estos contratistas recibieron parte de su pago en adelanto para organizar una tropa de hombres que cortaran y sacaran árboles. ellos tambiién acostumbraban mantener herramientas de la compañía, además de involucrarse en la distribución de alimentos, ropa y otros artículos básicos para la fuerza de trabajo, los cuales conseguían por medio de los comisariatos de la compañía. Victor Bravo, un migrante de Chontales, y Marcelino Sequeira, un hacendado costeño, eran también contratistas, y más tarde, durante las décadas de 1960 y 1970, trabajaron con los empresarios madereros cubanos, entre ellos, Vicente Mira, José Luis Gonzalez y Pedro Hernández.

En ese tiempo, las compañías, la primera gran compañía que llegó a Nicaragua se llamaba Weis-Fricker. era la primera vez que iban del lado de Kurinwas. se fueron por el camino que atravesaba Matagalpa. en dos años construyeron el camino que va hasta Santo Domingo, Chontales. el conductor del camión, un español llamado Gustavo Matamoros, trabajaba en ese camino. esta compañía era algo diferente, tenían camiones y tractores. tenían una oficina, aquí, en Bluefields, cuando se va hacia el mercado, en la esquina, un edifico de concreto. Yo trabajé con la Weis-Fricker casi año y medio.

La Weis-Fricker no era realmente la primera compañía que operaba en la Costa, pero para Santiago, la empresa representa su primer encuentro con una compañía grande y, para esa época, relativamente moderna. Los camiones y tractores obviamente le impresionaron. En 1951, la compañía Weis-Fricker dspidió la mayoría de sus trabajadores a lo largo del río Kurinwas, pues estaba esperando la próxima estación seca para extraer la madera.. Este carácter cíclico de operar ha sido y continúa siendo un rasgo central de la empresa maderera en la Costa.

En ese tiempo, tenía casi 15 años de edad, es decir, 1944. en ese tiempo los salarios eran bajos. Si, el mejor salario era cinco córdobas al día, pero era una cantidad apreciable. Porque unos pantalones como éstos (señalando sus pantalones de trabajo) costaban seis, siete, nueve córdobas. se podía hacer 30 córdobas a la semana; 120 al mes. Porque una libra de azúcar costaba diez centavos; un refresco, diez centavos, un paquete de cigarrillos, 25 centavos, y un plato de comida, 50 ó 75 centavos.

Todo ese tiempo vivimos en el monte, porque no es como ahora. eso era algo distinto cuando se iba al monte y nos pagaban cada cuatro o seis meses, a veces al año. Porque hacían eso? Porque en el monte ellos mantenían de todo; ropa, medicinas, provisiones, machetes, hachas. Lo que quiero decir es que no era necesario ir a la ciudad, porque podíamos conseguir de todo en el campamento. algunas veces fuimos al monte por seis, siete, ocho meses, hasta por un año. No es igual ahora, cada quincena, cada último día del mes, se recibe pago. En ese tiempo se trabajaba, de fijo, ocho horas al día.

Había un ran comisariato, y podía comprar cualquier cosa!, Cuando necesitaba algo..Digamos que eras el jefe, entonces yo iba y necesitaba algo, por ejemplo, un par de zapatos para trabajar. Entonces yo hacía una lista para ir al Comisariato. llegado el momento de hacer la liquidación descontaban (de mi salario) lo que habías recibido antes.

Jorge Jureidini

A excepción de los ectores del hule y de la madera, los años de la Segunda Guerra Mundial fueron difíciles para la mayoría de la población costeña, pues la crisis económica de la década de los 30s fue de mal en peor. Después de la guerra, la situación en la Costa Atlántica continuó problemática. aunque la producción bananera mejoró considerablemente, nunca llegó a alcanzar los niveles previos a la guerra, la agricultura, por su parte, se mantuvo a niveles de subsistencia.

Sin embargo, algunos empresarios locales, los grandes negociantes, según las palabras de Santiago, aquellos que antes de la guerra se habían involucrado en el comecio del banano y de la madera, proporcionaron un importante estímulo para reactivar las actividades comerciales. estos hombres y sus familias, descendientes de inmigrantes, se encargaron de establecer estrechas relaciones conlas compañias extranjeras y las autoridades regionales, quienes les ayudaron a continuar con sus empresas económicas. Su ética laboral era uno de los factores que orientaban sus esfuerzos.

hasta la fecha, el papel de estas familias costeñas no ha sido analizado en detalle, pero de varias fuentes de información podemos concluir que jugaron un papel importante en actividades económicas y socioculturales de la región durante las décadas de los 40s, 50s, y 60s. en su continua búsqueda por nuevas oportunidades comerciales a nivel regional e interregional, eloos estimularon la demanda de trabajo e infraestructura, mientras traían y mantenían en circulación considerables cantdades en efectivo. santiago nos ofrece un recuento de su experiencia con éstas compañías costeñas.

"Desde entonces he rabajado, trabajando y creciendo un pco. Comencé a trabajar una finca en el río Siquia, sembrando maíz, bananos, yuca, engordando cerdos. trabajando solo porque mi tío había muerto. trabajé en ese lugar por doce años, no recuerdo. Comencé trabajando la finca bananera sobre el río Siquia y haciendo contratos aquí en Bluefields con un Jurien, mister Jurien (Jorge Jureidini) y un hombre chino-creole llamado mister Walter Tom.

El jefe principal era Jorge Jurien. el era turco, árabe. era un hombre de negocios. No sé a cual compañía pertenecía, pero éra el jefe principal. Tenía negocios de caoba y de banano. Había otro jefe llamado walter Tom que era de Bluefields. Y después, con la Weis Fricker, pero esta compañia canceló sus operaciones. cancelaron y las compañías bananeras llegaron. Ellos comenzaron con la compañía bananera, Mister  Jurien y Walter Tom. Tenían todo tipo de barcos. Compraban en el río Siquia y río Grande y vendían bananos en el Bluff; lo embarcaban hacia los Estados Unidos. también vendían madera tanto en el río Siquia y río Grande como aqui en el Bluff, acarreando bananos al Bluff y vendiéndolos a las compañías americanas. yo acareaba los bananos en una mula a la ribera del río y ellos los cargaban en una panga al bote. en aquel tiempo se vendían nueve manos del racimo de bananos por trés córdobas.

Fuí contratado por él (Jureidini) para proveer 15,000 pies de (madera). En ese tiempo pagaban por cada 1000 pies 350 córdobas, puestos aquí en el aserrío, en Bluefields (propiedad de Jureidini). Recuerdo cuando fuí donde un conocido llamado Hermano Bond, aquí en Bluefields. Yo vine por provisiones; dos quintales de harina, frijoles, arroz, cigarrillos, tabaco, ropa, toda clase de cosas y una "veintidos"(una pistola).

Jorge Jureidini era un empresario importante, descendiente de inmigrantes de Argelia, que había trabajado - para compañías madereras y en su propio negocio - como exportador de bananos y madera. Junto con otro costeño descendiente de inmigrantes chinos, walter Tom, tuvo un papel destacado en la década de los 50s cuando la mayoría de las compañías habían abandonado la región. De 1929 en adelante, Jorge Jureidini había trabajado para la American Fruit Company, como contratista comprando bananos a los productores independientes. en 1949 comenzó su propia empresa, exportando bananos a los Estados Unidos. El tenía dos barcos, con una capacidad de 180 toneladas y equipados con un sistema de refrigeración para almacenar 8,000 ó 9,000 racimos de bananos. también tenía varios botes y remolcadores (uno se llamaba La georgina) para transportar frutas y madera de los ríos a los muelles de Bluefields y el Bluff.

Hacia Kukra Hill

Al final de la década de los 50s, las compa`nías de Walter Tom y Jorge Jureidini sufrieron una serie de pérdidas financieras, débido a problemas técnicos, plagas del banano y aumento de la competencia en el mercado. Los hacendados fueron afectados por este nuevo período de receso en el sector bananero. ello motivó que santiago buscara un nuevo trabajo.

Ës así que avanzaba, había pocas oprtunidades de trabajo y ya estaba cansado, así que vendí la finca para buscar otro tipo de trabajo.

Entonces vine a Bluefields y regresé a trabajar al campamento de la NIPCO (Nicaraguan Long Leaf Pine Lumber Company), Eso fue en Puerto Cabezas, porque NIPCO estaba localizada en Puerto Cabezas. Había otra compañía operando en Bluefields, es ..no recuerdo..ellos eran cubanos. su gerente era ..habían dos de ellos, uno se llamaba Luis (Gonzalez) y el otro se me olvidó su nombre. Yo trabajé con ésta gente cortando cedro macho, caoba y ceibo, todas eran maderas de primera clase. No por contrato, sólo trabajaba para ellos. Luego fui a Kukra Hill.

Eso fue en 1958. La idea de ir a Kukra Hill fué iniciativa de Nicolás, un amigo que preguntó a Santiago qué hacia solo en el monte y por qué no venía con él a Kukra Hill, donde había dinero en abundancia. ambos fueron a Kukra Hill. Santiago por cierto tiempo, Nicolás todavía vive allí a cargo de una finca que compró después de trabajar algunos años en el área.

Después de la Segunda Guerra Mundial comenzó lo que podría llamarse la modernización de la Costa Atlántica. influenciado por ideas desarrollistas a nivel internacional, el gobierno de somoza inició una serie de programas y proyectos orientados hacia la integración física y cultural de la Costa. el principal objetivo de esos programas y proyectos era crear una nueva base para la acumulación de capital, esta vez dirigida por instituciones estatales controladas por la familia Somoza.

Planes e varias iniciativas capitalistas a gran escala llegaron a Bluefields. Uno de esos proyectos, el establecimiento de una fábrica azucarera n Kukra Hill, se terminó en 1966. La caña de azúcar fué introducida en el área dese el Pacífico y cultivada en los terrenos de la Hacienda Tierra Dorada. esta Hacienda perteneció originalmente a la United Fruit Company y fue administrada después por la Cukra development Company. En 1958, la hacienda pasó a manos de los Blue brothers, Hamm, Smith y Company Limited. Esta Compañía norteaméricana utilizó las tierras para la producción de bananos, nuez moscada y cacao, legando a sembrar, en 1958, una extensión de 2,400 acres, Sin embargo, en 1959, la plantación de bananos fué afectada por la Plaga de Panamá. después de este fracaso, la hacienda pasó a manos del Banco Nacional de Nicaragua y se hizo un intento por reactivar el negocio de las frutas por medio de la introducción de nuevas variedades que podrían resistir la plaga de Panamá, fué un fracaso, debido a la ineficiente administración.

Luis Somoza, interesado en la Hacienda, decidió hacerse cargo de la empresa. en vez de sembrar otra vez bananos introdujo caña de azúcar. A pesar que las condiciones ecológicas eran desfavorables para este cultivo, el establecimiento del ingenio atrajo un gran número de trabajadores de todo el país. un nuevo camino fué abierto para el transporte de pasajeros y productos. interesado en lo que pasaba en Kukra Hill, y dad la crisis en los sectores bananeros y madereros. santiago siguió la iniciativa de su amigo para buscar otro empleo y decidió ir a Kukra Hill, incorporándose a la fuerza de trabajo en ésta área.

Ëso fué en los tiempos de Somoza..porque la primera vez que llegaron a Nicaragua, a Kukra Hill, y sembraron cepas de bananos fue la Neil Blue Brothers. Porque el Banco se apropió antes y luego se la otorgó a la Neil Blue Company. La Neil Blue se fué y somoza se adeñuó de la hacienda. eran dos homres jóvenes de los Estados Unidos. el primer americano que se hacía cargo, aunque el gerente, capataces y mandadores eran gente nicaraguense. La compañía ofrecía de todo, casas para los hombres, una cocina, un lugar amplio donde dormir. Habían unos 600 ó 700 hombres trabajando en ese lugar, todo tipo de gente, creole, indios, miskitos. Tenían su propio campo de aviación y un hospital.

Bananos, bananos por todos lados, nuez moscada y caco. Yo trabajé para esa compañía por año y medio. Pero, dspués, cuando los bananos empezaron a florecer y reproducirse apareció una quema, una enfermedad llamada Sigatoka, quemando todo, también los sostenedores. Entonces, el Banco de Nicaragua se hizo responsable del lugar comprando a los Neil Blue.

El Banco comenzó cultivando una fruta llamada mangostien, una fruta parecida al mango, pero más pequeña. sembraron mangostien y levantaron los soportes de nuevo, pero no properaron. el Banco nunca hizo nada bien en ese lugar. Cuando Somoza asumió el poder y el dinero asignó tractores y removió todos esos árboles al decidirse por sembrar cña de azúcar. En la temporada del azúcar trabajé cinco meses. eso era pagado por tarea, una tarea eran dos toneladas. El salario era de 8.40 córdobas por una tarea y la comida gratis. y desde entonces, no renovaron nada, sólo con esa caña (la instalación del ingenio empezó en 1961. No fué sino hasta antes de 1966     que la primera cosecha de caña de azúcar fué realizada). Entonces Somoza estuvo por años y años, hasta que los sandinistas vinieron y se encargaron del lugar (en 1979).

El Litoral Pacífico y el mal tiempo

De 1960 a 1968, Santiago no trabajó en ninguna compañía. Es decir, se mantuvo haciendo todo tipo de pequeños trabajos, como un vago o vagabundo, como él lo llamó. durante estos años vivió la mayor parte del tiempo en Bluefields.

Al dejar la Neil Blue Company, me fuí a trabajar de chiclero en Karawala, río Grande, sangrando árboles de chicle (de un árbol que proporciona el material base para la goma de mascar), Sólo trabajé para un árabe llamado Moises Dipp, aquí en Bluefields. Trabajé con él casi por un año.

Entonces, de Karawala me fuí al Pacífico, un lugar en Chinandega. A mi nunca me gustó trabajar de chiclero, esa es la razón por qué deje ese trabajo y me fuí a Chinandega. Me fuí a trabajar el banano otra vez a la Standard Fruit Company. Yo tenía muchos amigos allí, pero ahora todos han muerto. fuí a Chinandega en 1969. trabajé cuatro años y medio antes de regresar a la Costa. para entonces, yo iba de arriba a abajo. En ese tiempo se staba poniendo más dificil, como sabe. Los sandinistas todo eso y aquello..Cuando las compañías comenzaon a irse, nadie queria trabajar en las compañías, porque había mucho pleito en ese tiempo de los sandinistas. Y tenía temor, así que regresé a la Costa otra vez. Me quedé aquí cuando los sandinistas ganaron, eso fué en 1979. Si, en 1979  regresé a Bluefields.

Esta fué una de las veces que inistí en preguntar a Santiago cómo había decidido ir a Chinandega. Una vez más fué por medio de un amigo que escuchó sobre las oportunidades de trabajo en la Standard Fruit Company, la cual había volcado su atención a la región del Pacífico para cultivar ël oro verde". durante la década de 1970, la Standard era la única compañía bananera que operaba en país, controlando todas las exportaciones.

Por cuatro años y medio crotando bananos,en todo tipo de trabajo. Cortando bananos y acomodandolos para ser transportados a la batería (planta empacadora), cortando hojas, eso que ellos llaman saneamiento.

Cuando e corta la fruta, ellos te pagan por la fruta. En ese tiempo se acostumbraba pagar 25 centavos por fruta, y cuando se trabajaba en saneamiento pagaban por acre. en ese tiempo, elos pagaban .. no stoy seguro 4.25 ó 4.55 córdobas por acre. Un hombre, un buen rabajador acostumbrado a este trabajo podía hacer tres o cuatro acres por día. Eso dependía de su capacidad. y cuando las frutas comienzan a crecer hay un tipo de trabajo llamado apoyo-reembolso.

Cuando la fruta crece inclinada deben poner una rama donde apoyar el árbol y una bolsa plástica para proteger la fruta. en las tres grandes haciendas bananeras llamadas Cardón, San Antonio, y Ulare trabajé cuatro años y medio.

Trabajé con tres gerentes, todos eran gente nicaraguenses, pero el verdadero jefe era un joven norteaméricano cuyo nombre he olvidado. Luego llegó un nuevo gerente, Eddy Moreira, y las cosas cambiaron. El nunca estuvo de acuerdo conmigo; puso a su hermano a cargo del lugar y decidí irme. la misma semana fuí con otros amigos a este lugar llamado..una gran hacienda, llamada Punta Ñata. Queda en la Costa del Pacífico, llamada también Manisa. Un lado queda frente a Potosí, y una carretera frente al Pacífico. allí trabajé por cinco meses durante la estación seca, cortando algodón. Luego lo dejé y fuí a Costa Rica.

Las memorias de santiago sobre su vida en la región del pacífico son todvía claras. el calor de Chinandega era una molestia constante y la principal causa de fiebre y el resfrío que contrajo durante los primeros tres meses de estadía en el área (según un doctor de la localidad era debido al cambio de clima, del Atl'ntico a la región del Pacífico.

El recuerda las nubes de lluvia que a menudo pasaban sobre las plantaciones bananeras. aunque todos creían que eran nubes de agua, sin embargo resultaban ser de arena. este era el fenómeno conocido como tolvaneras, el cual era producto de la erosión ocasionada por la deforestación en el área.

Salí y me fuí a Costa Rica

En 1975, Santiago se fué a Costa Rica, regresando a Nicaragua sólo diez días antes del derrocamiento de somoza por los sandinistas el 19 de Julio de 1979.

Trabajé con un hombre llamado Nano Lorillez, ellos le llamaban Nano, su verdadero nombre era Fernando. el tenía una gran Hacienda de ganado. este hombre me hizo un buen contrato y durante ese tiempo un buen salario era 50 ó 60 colones por día.

Fuí a san carlos (sobre el río San Juan) y de allí a Los Chiles, donde encontré un amigo que dijo ëste lugar es barato, vamos a san carlos hacia ese lugar llamado..San Carlos, en Costa Rica, el lugar que llaman Ciudad Quezada. Encontré un hotel y estuve como seis días. el amigo que había venido conmigo se fué al próximo lugar y me dejó sólo.

Estuve en una Hacienda. esta era una gran Hacienda, con unos 60 hombres y 16 casas, enormes potreros (tierra para pastar el ganado), el dueño tenía 13 a haciendas. un gran hombre, san Fernando, La Tortuga, El Toro, tortuguero, todo tipo de hacienda (en la Costa Atlántica). ese hombre era millonario, tenía también un aserrio. estuve en ese lugar cuatro años y medio (de 1975 hasta 1979). Luego regresé a Nicaragua.

De Regreso en Nicaragua

Cuando regresé comencé trabajando con un pequeño contrato en Laguna de Perlas; obtuve permiso de un amigo creole, el síndico (la oficina local del puesto militar) de Tasbapounie, Laguna de Perlas, y fuí a un lugar llamado Laguna Ibo. corté 120 árboles de "Santa María"y Cedro Macho, cuando iba a Laguna de Perlas acarreando los árboles, los sandinistas me atraparon y nunca me permitieron llevar los árboles a Bluefields. ellos dijeron: "No puede llevar esos árboles". Así que arrastré los árboles hasta allí, para luego ver que hacer. Hice unos diez viajes allí ( hacia  Laguna de Perlas). Para entonces los árboles estaban sumergidos en el agua. al mismo tiempo, un hombre de Laguna de Perlas, que me ayudaría en la venta de la madera en Managua, y a llenar todos los papeles comerciales, murió de una enfermedad. Perdí todo porque nadie pudo ayudarme. era con dinero propio, el dinero que traje de Costa Rica.

Entonces me dije,""que puedo hacer?" Me fuí a un lugar llamado Malopi,una pequeña finca y vivir allí. Conoces Malopí? El gran Malopí, luego esta el crique Malopí y un lugar llamado San José. alli es donde tuve la pequeña finca. tenía que buscar algo para vivir.
"
Una vez más tuve que interumpir y preguntar a Santiago cómo era posible hacer estos cambios.

Ësa pequeña finca era propiedad de Pedro Gutierrez. Me dijo "vas a trabajarla porque yo estoy muy viejo para estar en el monte". El es amigo mio, de Bluefields. Vive aquí desde hace mucho tiempo. Ya está viejo, más viejo que Yo, El vive en santa Rosa (uno de los barrios de Bluefields). Luego dejé la finca para venir a Bluefields. eso fué en 1982. A mi nunca megustó. ante tdodo, porque no era mía, era de alguien. además, porque más tarde podría perder y tener problemas, así que para evitar problemas era mejor dejarla y buscar otra cosa que hacer. Vine a Bluefields y compré una casa en ese tiempo comencé a trabajar en la empresa CORFOP-COMABLUSA (Corporación Forestal del Pueblo - Compañía Maderera de Bluefields S.A.)

Bluefields: trabajando para la CORFOP-COMABLUSA

"Bien los sandinistas llegaron a este lugar y la empresa comenzó a funcionar (COMABLUSA). Cuando pasó el Huracan Joan, en Octubre de 1988, me despidieron y dejé la empresa (su aserrío y otras maquinarias en Bluefields fueron seriamente dañadas. Ahora en 1990 llegó el nuevo gerente y quiere que trabaje con ellos, el Capitán Zepeda. Durante todo este tiempo, el contador Jorge Berger. Yo le conozco desde hace mucho tiempo. desde que trabajé por primera vez en COMABLUSA, él era contador de la empresa. ellos me conocen desde hace tiempo

"Bien los sandinistas llegaron a este lugar y la empresa comenzó a funcionar (COMABLUSA). Cuando pasó el Huracan Joan, en Octubre de 1988, me despidieron y dejé la empresa (su aserrío y otras maquinarias en Bluefields fueron seriamente dañadas. Ahora en 1990 llegó el nuevo gerente y quiere que trabaje con ellos, el Capitán Zepeda. Durante todo este tiempo, el contador Jorge Berger. Yo le conozco desde hace mucho tiempo. desde que trabajé por primera vez en COMABLUSA, él era contador de la empresa. ellos me conocen desde hace tiempo. Desde que trabajé en COABLUSA, él era el contador de la empresa. Ellos me conocen desde hace mucho tiempo, así que cuando les solicito trabajo, ellos me contratan.

Todavia en el mismo lugar. En ese tiempo cortamos todo tipo de árboles: Santa Maria, Cedro Macho, Aceituno, Gavilán, Laurel, Pensubá, Zapote, Ojoche Colorado. Había mucha madera.

Aunque no habló mucho sobre ello, durante los años que trabajó para COMABLUSA, santiago tuvo que enfrentarse en dos ocasiones con grupo de "contras", Afortunadamente, el sobrevivió a esos encuentros.

Después del Huracán Joan: un pequeño negocio para continuar mi vida.

El Huracán Joan afectó Yolanda, a Santiago y sus hijos, tanto como cualquier persona del área, aunque tuvieron suerte que su casa no fuera totalmente arrasada. Sin embargo, santiago no tenía trabajo. Y las perspectivas para reintegrarse en las actividades de COMABLUSA a corto plazo eran inciertas, por el enorme daño causado tanto a la montaña como a la infraestructura de la empresa.

El Huracán Joan levó a la ruina todos los negocios. A veces se encuentra trabajo y a veces no, porque los negocios se han reducido, el dinero está escaso y las cosas se han encarecido (más caras). Vea una libra de carne ahora cuesta un millon y medio (en ese tiempo US$1.00 = C$900,000.00 córdobas); compra dos libras de carne, que son tres millones de córdobas! Bueno, con el salario no se ajusta, porque nosotros no sabemos cuánto estamos devengando de salario. Porque la empresa no ha comenzado a trabajar todavía, el aserrío está cerrado y ellos no saben que hacer.

Unos meses después del huracán, Santiago, junto a su amigo  Alberto - también un contratista maderero -, trataron de conseguir un contrato privado con COMABLUSA, para extraer árboles valiosos que habían sido derribados por el huracán Joan. Ellos querían traer los árboles a Bluefields y venderlos a la empresa. sin embargo, el plan no pudo realizarse porque podían comprar las provisiones en la Empresa Nacional de Productos básicos (ENABAS), Su solicitud para comprar comida directamente de la empresa fué rechazada, con el argumento de que ENABAS sólo proveía bienes a COMABLUSA (también estatal). a pesar de este fracaso, Santiago no permaneció desocupado. Junto con Yolanda, él comenzó un negocio tal como muchos otros lograron hacerlo en los meses posteriores al huracán.

"Yo nunca trabajé en La Pavas (el área trabajada por la Compañía después de Joan, hasta Junio de 1989). Después del huracán trabajo en mi casa, atendiendo un pequeño negocio para pasar mi vida; buscando algunas cosas y vendiéndolas en Corn Island: plátanos, quequiste, arroz, papas, repollos. Las llevamos con esa Compañía llamada PROMARBLUE ( Compañía de Productos Marítimos de Blueffields S.A.), de Corn Island. Ellos tienen sus propios barcos. Nosotros vendemos cosas en la calle. La gente viene y se llevan las cosas; a veces les damos las cosas al crédito, por diez días o una semana. es entregamos las cosas y luego recogemos el dinero. Hasta entonces regresamos de nuevo a Bluefields.

A veces, lo que hacemos es ir a Kukra Hill. En Kukra Hill compramos bananos y plátanos directamente de los campesinos, azúcar del ingenio (el ingenio azucarero "Camilo Ortega"), También compramos arroz a los campesinos en Big Lagoon, La Palma (Africana) - todos son poblados por campesinos. estoy tres o cuatro días en Kukra, para tener todas las cosas listas, luego vengo a Bluefields y llevo las cosas al muelle de la Companía para trasladarlas a Corn Island.

Todo esto lo hago con mi propio esfuerzo, porque no son grandes cantidades. Talvez 20 sacos de quequiste, 1000 plátanos, tres o cuatro sacos de azúcar, dos o tres sacos de arroz. (Sin embargo) puedo hacer algún dinero porque tengo que vivir, porque ya sabe cómo es la vida.

Trabajando por Contrato

Ahora (en 1990) estoy buscando trabajo de nuevo en la Compañía COMABLUSA, voy de regreso a la empresa porque me gusta trabajar en el monte. Desde que era joven he trabajado en el monte. Ya (COMABLUSA) me mandó un mensaje diciendo que ellos quieren trabajar conmigo. Veremos si podemos hacer un trato. Eso depende de ellos, porque deben de garantizarlo. Nosotros tenemos que pensar en eso también. Todavía estamos esperando resolver eso. Si el precio es muy bajo, no podremos hacerlo. Porque el salario de los hombres trabajando en el monte es alto; y si el precio de la madera es muy bajo, no lo podremos hacer.

Al final, santiago obtuvo un nuevo contrato con COMABLUSA, cortando árboles en el área del río Naris (un contrato por un millón de pies tablares). Allí trabajó por tres meses, durante el verano de 1990, como contratista acargo de 24 hombres. el trabajo incluía todas las tareas tradicionales de recolectar madera, haciendo carriles (senderos), cortando árboles, preparando los troncos para ser transportados con tractores y haciendo caminos para acarrear los troncos hacia el río. El y sus hombres terminaron el trabajo el 1 de mayo de 1990.

Cada 15 día, Santiago debía viajar a Bluefields para recoger la planilla de pago e sus trabajadores y comprar provisiones. durante una de esas cortas visitas, me dijo haber escuchado que COMABLUSA podría continuar operando porque el gobierno sueco había invertido grandes cantidades de dinero en su modernización, inversión que no quería perder. Conforme a lo dicho por Santiago, sólo una pequeña parte de la madera, había sido acarreada, algunos troncos hacia el Rama, y otros al asentamiento sam Brown, sobre el río Kama. La compañía le dijo que el resto podría ser transportado durante el verano de 1991.

Al terminar este trabajo, Santiago tuvo que enfrentar, una vez más la problemática financiera y la organización caótica de COMABLUSA; el tuvo que esperar más de seis meses para recibir el pago por su tiempo y trabajo. Afortunadamente, sus trabajadores recibieron sus salarios a tiempo.

"No, no, no: no podemos hacer nada"

Cuando le pregunté  a santiago si había pensado en que otras compañías podrían llegar a la costa, su respuesta resultó ser un analisis interesante de la crisi económica, en la cual, sus experiencias y reflexiones son resuumidas en su percepción de la situación.

"Nunca he escuchado nada sobre otras compañías, si va a llegar otra compañía o no. Sí, de algunos pequeños negocios, No, no, no: no podemos hacer nada ! Como está la situación en Nicaragua, aquí en la Costa, con este aserrio..necesitamos una compañía. Necsitamos una buena compañía, porque ésta Costa realmente está arruinada. Ahora se pueden encontrar cienes de personas, de esa forma  se puede apreciar el desempleo, buscando trabajo por todas partes. Diariamente, mucha gente me pregunta: "Santiago, cuando vas a comenzar"? y yo les digo: "no puedo decirles. aún no sé cuando voy a comenzar".

En junio de 1990 participó en un estudio evaluativo por los daños ocasionados por Joan. Por 18 días formó parte de un equipo de ecológistas que viajaron a los ríos Ñaris, Kama y Kukra. El salario recibido por este trabajo era bastante alto comparado con los salarios locales. espera tener la oportunidad de trabajar el próximo año de la continuación del estudio. "Les dije que está bien, si tengo la oprtunidad puedo ir con ellos. Ellos me conocen (riendose).

Aparte de esto, era la nueva política y la incierta situación económica en el país la que le implicaba riesgos al hacer negocios con cualquiera ya fuera una compañía o empresarios privados. En las palabras de Santiago, En estos días nadie sabe nada. Ellos dicen esto y algunos dicen eso, pero todos están sordos ahora. Yo solamente les escucho y espero.

En Octubre de 1990, Santiago todavía no teía trabajo. La situación con COMABLUSA no había mejorado. Nadie parecía saber cómo iba a operar la Compañía. sin capital o ayuda del nuevo gobierno, el futuro de la compañía parecía sombrío, parecía que no habría planta de producción ni trabajo para su personal.

Una vez más santiago y Yolanda decidieron comenzar un pequeño negocio. Vendieron una de ls sierras eléctricas que habían comprado con el dinero que santiago había ahorrado a principios de año (US$ 500.00). Con esta pequeña suma de dinero compraron dos vacas en el área del río Wawashan y las vendieron en Bluefields al crédito. Desafortunadamente, esta transacción les trajo algunos problemas, porque recibierón el dinero más tarde de lo esperado.

Lo estimado de este tipo de operaciones es muy pequeño, de acuerdo a Santiago, "No es mayor cosa". Como un ejemplo, me dijo que si compraba algo por 100 millones de córdobas en el monte, se puede vender por unos 110 millones en Bluefields. restando los costos de transporte, la ganancia es de unos 6 millones de córdobas. "No sé cómo vivo en estos días, pero me las ingenio haciendo esto y aquello. Pero la gente me conoce, así que si tienen algún trabajo me buscan."

Durante su viaje a Wawashan, santiago tuvo la oportunidad de detectar árboles valioso (en este caso coaba) los cuales marcó por si llegaba a un posible contrato en el futuro. tabién estableció contacto con un conocido empresario local, quién había mostrado interés en hacer negocios con él. Sin embargo, el dnero era de nuevo un problema y, por esa razón, el contrato no legó a concretarse.

Hablando de esos asuntos, santiago fué claro al afirmar que, a pesar de los problemas, preferirá trabajar con la compañía COMABLUSA. Trabajando con la compañía hay más seguridad, según él, porque ambas partes están realizando interesadas en el negocio y más queeso, se tiene un contrato.

La critica situación se mantuvo durante noviembre de 1990. No habia trabajo y la ciudad padecía de una escasez de comida deido a los problemas políticos que ocurrieron a fines de octubre, cuando un grupo de ex contras y Blufileños derechistas ocuparon las oficinas municipales y algunos de los edificios locales. En relación a COMABLUSA, todo tipo de rumores circulaban en la ciudad, unos aseguraban que la compañía podría cerrar y ser apropiada por alguien.

En Mayo de 1991, Santiago trabajó por corto tiempo para una compañía española que estaba interesada en extraer madera de la región. fueron al área de Wawashan por una semana, ara buscar troncos, seleccionar los árboles y marcarlos para una eventual extracción. Sin embargo, la compañía no mostró interés en continuar trabajando en el área.

En Junio de 1991, la familia vendió otra sierra, ahora por $600.00. De nuevo, el último pago resultó ser un problema pues el hombre que la compró sólo pudo pagar US$ 200.00.  Tuvieron que esperar varios meses por los US$400.00 restantes.

Un mes después, santiago debido a su experiencia, fué llamado para hacerse cargo en un proyecto financiado por la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (USAID). este proyecto era parte del programa para crear empleo, una medida correctiva a la nueva política de la UNO de reducir la bureocracia estatal. El proyecto sería levado a cabo en un período de dos años, poniendo fin, de manera temporal, a la incertidumbre que enfrentaban Santiago y su familia. Era comprensible que cuando el proyecto fue pospuesto por casi un mes. santiago dudara de nuevo en la llegada de mejores tiempos. Finalmente, en agosto, firmó un contrato con IRENA USAID (Instituto de Recursos Naturales y del Ambiente - Agencia del Desarrollo Internacional de los Estados Unidos). En negociaciones sobre su salario, no quedó totalmente satisfecho, pero la seguridad de un trabajo por dos años motivó su decisión.
 

 Tomado de la Revista Wani enero / marzo 1995.  No 16 pág  23 "Buscando trabajo"Historia Laboral del Litoral Atlántico por Ronnie Vernooy
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 NiKa Cyber Municipio