Por la no re-elección presidencial en Nicaragua.
ed@manfut.org Esta  pagina...en proceso y si puede ayudar con información bienvenidos.



 
 
 

Fruto Chamorro - José Ma. Estrada  - Francisco Castellón  - Nazario Escoto - Patricio Rivas  - Fermín Ferrer  -
William Walker  - Máximo Jerez y Tomás Martínez  - Tomás Martínez - Fernando Guzmán -Vicente Cuadra
-Pedro J. Chamorro  - Joaquín Zavala  - Adán Cárdenas  -  Evaristo Carazo  -Roberto Sacasa - José Santos Zelaya, 
José Madriz  - Juan José Estrada  - Adolfo Díaz  -Emiliano Chamorro  - Diego M. Chamorro  - Bartolomé Martínez  -
Carlos José Solórzano - Sebastián Uriza  -José María Moncada  -Juan Bautista Sacasa  -Carlos Brenes J. 
-Anastasio Somoza  G. - Leonardo Argüello  - Benjamín Lacayo Sacasa  -Víctor M. Román y Reyes  - Luis Somoza D,
Dr. Rene Schick Lorenzo Guerrero, Anastacio Somoza D, Francisco Urcuyo  Daniel Ortega S, Violeta Chamorro,
Arnoldo Aleman, Enrique Bolaños.

1854-1855 En Granada, el 4 de junio de 1854 se creó el Gobierno Provisorio Democrático, que fue presidido por Francisco Castellón. Había en Nicaragua dos gobiernos y dos presidentes.

Convenio Byron Cole - Francisco Castellón

Señor Byron Cole

                            León, octubre 11 de 1854

Muy señor mío: Me impuse de las condiciones bajo las cuales puidiera Ud. hacer venir doscientos hombres  para el servicio de las armas Las hé meditado, y habiendo Ud. expresado que admitian modificaciones, propongo las siguientes:

1ª - Los hombres habrán de alistarse, para todo el tiempo que dure la guerra, bajo el título de "Falange democrática". Ellos nombrarán los oficiales que deben mandarlos, bajo las órdenes del General en Jefe del Ejército democrático, á quien estarán enteramente subordinados; así como deben estar sujetos á todo lo de organización y á las leyes penales de la ordenanza vigente en los delitos ó faltas de disciplina.

2ª - Reconocerán, respetarán y obedecerán como Director ó Presidente de Nicaragua al que actualmente existe con el carácter de provisorio ó el que establezca en lo sucesivo, sea cual fuere la persona que ejerza este destino, con tal que no sea de la oligarquía granadina, contra la cual luchan los pueblos.

3ª - La Falange desembarcará dentro de cuarenta días, contados desde el 15 del corriente, en el puerto del Realejo ó en San Juan del Sur , según convenga, debiendo traer su correspondiente equipo de armas, ó sean cincuenta rifles y ciento cincuenta fusiles de bayoneta; todo á disposición del Gobierno y del General en Jefe según va ducho en los artículos procedentes.

4ª - El Gobierno asegura á los individuos que formen la falange, el rancho diario de todoposte y carne en cantidfad suficiente para el alimento, y al fin de la campaña se les pagará todo el sueldo que devenguen durante ella, á razón de dos pesos diarios al Comandante, que tendrá el título de Coronel, de doce reales cada Capitán, de un peso diario cada tenienete, y cuatro reales tambien diarios, cada sargento, cabo y soldado.

5ª - Cocluído el tiempo de alistamiento, cada voluntario que sobreviva, ó los legítimos sucesores de los que fallecieron en la campaña sin distinción de rango, habrán de recibir un premio de dos caballerias de tierra en varios puntos de los departamentos de Segovia y Matagalpa, á elección del Gobierno, quien deberá nombrar un comisionado ó Agrimensor, para medir dichos terrenos y dar posesion a ellos  los agraciados, quienes por su parte nombrarán un procurador ó abogado del país que los represente.

6ª - Si la Falange viniese cuando la campaña haya terminado, y el Gobierno de Honduras la necesitase, prestará sus servicios á aquel Estado, bajo las mismas condiciones, en concepto de ser amigo y aliado de Nicaragua; bien entendido, que no viniendo dentro de los cuarenta días gozará cada individuo una sola caballería de tierra de las dos, que expresa el artículo 3ª.

7ª - Todo individuo de la Falange, por el hecho de tomar armas para el servicio del Estado, se considerará como ciudadano del país, tendrá los mismos deberes y gozará de los mismos derechos y garantías de que gozan los nicaragüenses, renunciando los fueros de sus domicilio primitivo.

8ª - En este concepto, el señor Byron procurará que los hombres que aliste no tengan ninguna nota de infamia y sean de buena conducta é industriosos.

Tales son las modificaciones que me ha parecido bien proponer al señor Byron, y si ellas fuesen aceptadas, desearía se sirviera mandarme una copia integra de esta carta, poniendo al pie su aceptación para mi gobierno.

También desearía saber, si el señor Byron pudiera encargarse de traer un mortero, con dos ó trescientos bombas, á un precio regular y un ingeniero que lo maneje. Yo haría que se le pagase por el Tesoro Público, el valor del mortero y bombas, con un premio de un veinticinco porciento, y al ingeniero, doscientos pesos por dos ó tres meses. Si éste viniese con la Falange, dentro de los cuarenta días que fijo arriba, el sueldo comenzará á correrle desde el día de su salida de San Francisco; y si la guerra estuviese terminada, formaríamos un arreglo, para que se encargase de la instrucción de la artillería.

En fín, necesitamos pólvora, y yo compraría de cuenta del Estado, cien quintales á principal y costos, con un premio equitativo. Otro tanto digo respecto á una cantidad de plomo, que necesito igualmente.

Deseo lo pase Ud. bien, y que mande á su afectísimo s.s.q.s.m.

                                                                                        Francisco Castellón

Adoptadas de las bases contenidas en este documento, bajo la condición y en los términos que expresa el convenio, celebrado en esta misma fecha.
León, diciembre 28 de 1854.
                                        (L.S.) - Byron Cole
                                    Testigo: - G. Morton. . 

3 - Francisco Castellón (1854-1855)
Cn el apoyo del gobierno liberal de Honduras, las fuerzas liberales comandadas or Máximo Jeréz regresaron a Nicaragua y se fincaron en León, en mayo de 1854, y luego sitiaron Granada; ahí, conforme a la Constitución de 1838, y después de haber llevado a cabo elecciones suigéneris, decidieron organizar un gobierno provisional y nombrar como Supremo Director Provisorio del Estado a Francisco Castellón, quién tomó posesión de su cargo el 11 de junio del mismo año.
A partir de entonces, la guerra civil entre el pueblo liberal contra el gobierno conservador se convirtió en una guerra entre dos gobiernos igualmente ilegítimos y sin perspectiva histórica y que mutuamente se acusaban de facciosos y de fuera de la ley: el gobierno conservador -con sede en Granada  presidido por el Presidente provisional José María Estrada, cuyo ejército estaba comandado por Ponciano Corral, y el gobierno liberal -con sede en León- a cargo del Supremo Director provisorio Francisco Castellón, cuyo ejército al principio lo comandaba Máximo Jeréz y más tarde Trinidad Muñóz.
Con la participación de fuerzas militares hondureñas, apoyando a los liberales, la guerra recrudeció y empezó a preocupara los demás gobiernos centroamericanos, principalmente a los de El Salvador y de Guatemala respectivamente aliados a los gobiernos nicaragüenses de Francisco Castellón y de Fruto Chamorro-, que fracasaron en su esfuezo en favor de una mediación de paz; éste fracaso motivó al gobierno de Guatemala a hacer la primera propuesta de intervención militar centroamericana, que desde luego favorecería a los conservadores.
Aunque era la usanza de la época, en un desesperado intento por vencer rápidamente a las fuerzas conservadoras, Francisco Castellón cometió el gravísimo error histórico de contratar a mercenarios norteamericanos, el 28 de diciembre de 1854, con un contrato, además, exageradamente generoso para los mercenarios.
En efecto, dándoles el honorable y pomposo nombre de falange democrática, el contrato garantizaba a cada uno de sus miembros: 1) la ciudadanía nicaragüense; 2) doscaballerías de tierra (alrededor de 130 manzanas) en los departamentos del norte del país; 3) grados militares reconocidos por el Estado; y 4) autorización para enrolarse en actividades bélicas semejantes en Honduras, una vez terminada la campaña de Nicaragua.William Walker derrotó al gobierno conservador, tomó Granada. e inició el proceso de asaltar el gobierno de Nicaragua; la guerra, entonces, empezó a adquirir carácter nacional, es decir, centroamericano, pues, en esa época Centroamérica continuaba siendo la nación ideal para todos los estados del istmo.
La nuevas condiciones replantearon las contradicciones entre los partidos Conservador y Liberal, y forzaron su reorganización en función de la soberanía nacional; seguramente por esta razón, la historia nada dice acerca de Nazario Escoto ni de su efímero gobierno..

el 8 de Septiembre de 1855 murió tambien el Presidente del Gobierno Provisorio, Francisco Castellón. Le sucedió Nazario Escoto.

Diario Barricada, y recopilación de Aldo Díaz Lacayo 
 
 
 

Fruto Chamorro - José María Estrada  - Francisco Castellón  - Nazario Escoto - Patricio Rivas  - Fermín Ferrer  - William Walker  - Máximo Jerez y Tomás Martínez  - Tomás Martínez - Fernando Guzmán - Vicente Cuadra - Pedro Joaquín Chamorro  - Joaquín Zavala  - Adán Cárdenas  -  Evaristo Carazo  - Roberto Sacasa - José Santos Zelaya  - José Madriz  - Juan José Estrada  - Adolfo Díaz  - Emiliano Chamorro  - Diego Manuel Chamorro  - Bartolomé Martínez  - Carlos José Solórzano - Sebastián Uriza  - José María Moncada  - Juan Bautista Sacasa  - Carlos Brenes Jarquín   - Anastasio Somoza García  - Leonardo Argüello  - Benjamín Lacayo Sacasa  - Víctor Manuel Román y Reyes  - Luis Somoza Debayle, Dr. Rene Schick Lorenzo Guerrero, Anastacio Somoza Debayle, Daniel Ortega Saavedra, Violeta Chamorro, Arnoldo Aleman, Ing. Bolaños.