visite  Granada Colonial Nicaragua en cada lugar.. algo especial..


 Hospital San Juan de Dios Granada
TOUR AVENIDA ARELLANO

Los fantasmas del HOSPITAL

El edificio más fantasmagórica buscando en la ciudad de Granada, es sin duda, el viejo hospital católico San Juan de Dios.
Curiosamente, los guardias y los residentes dicen que el lugar no está encantada.

Ese es el problema con el correr de edad hacia abajo los edificios, a veces son sólo eso, viejo y destartalado, pero no perseguido en absoluto.

El antiguo hospital es uno de los grandes mitos de lo lugares que asustan en Granada.

OTROS LUGARES CON MITOS DE QUE ASUSTAN EN GRANADA:
Como la ciudad más antigua de América, Granada tiene más viejas casas espeluznante de lo que puede agitar una varita de una bruja, de modo que se puede esperar a tener más de su justa parte de las casas encantadas.

El fantasma de las fosas comunes

No hay duda de que las cosas se han cometido atrocidades en Granada.

En 1979, cuando la revolución sandinista estaba en marcha, miles de soldados de la Guardia Nacional fueron concentrados en el país, cerca de Porto Assese y asesinados.

Los cuerpos fueron arrojados sin miramientos fosas comunes sin marcar.

En un sitio cerca de un kilómetro de la vuelta Diamante-off, en una tumba llamada "de Panamá," hay una roca.

Los locales hablan de una anciana que se sienta en la roca implorando a los transeúntes que "Llévame al cementerio".

Testigos presenciales de las fosas comunes de decir que el sitio fue el campo de muerte para los seguidores de Somoza, sus esposas y niños de hasta 15 años de edad . Cuidado con caminar de noche por la oscuridad y sinuoso camino Diamante.



El  fantasma del prestamista
 

Una cuadra al sur de la iglesia Xalteva es una casa colonial restaurado en Xalteva Park.

El ex residente de la casa era Enrique Urbina, conocido localmente como "quequisque."

Pasó en una usura y vendiendo piezas de automóviles haciendo negocios desde su casa.

Hace unos dos años fue brutalmente asesinado por un gángster local. Todas las historias de fantasmas que lo macabro, y fiel a la forma, los informes aseguran que quequisque fue casi decapitado por el salvaje ataque.

Desde entonces, la casa está vacía y los vecinos dicen que escuchan los sonidos de los niños llorando y objetos arrastrados por el suelo.

En 2001 una familia canadiense que compró la casa. Poco después, los trabajadores dijeron haber escuchado ruido extraño. Un pintor llamado Helder Fariña dijo ver el fantasma de quequisque, ya que entró en el cuarto de baño recientemente renovado. Su memoria de la figura sólida, tridimensional coincide exactamente con la descripción dada por los vecinos de Urbina antes de morir Enrique.

Me habian contratado para supervisar la renovación de la casa y extrañamente, Spencer, mi Schnauzer, no sería de buen grado entrar en el ala oeste de la casa. Estábamos perplejos, pero como las historias de la inquietante de esa casa que el fantasma se hizo evidente: Spencer era un "probador de fantasma." Se quedaba en la sombra del umbral, y de nuevo aparece, porque no le gustaba que entraran en la casa. 



 
 

Un presidente muerto
En la calle Libertad es el pronto-a-ser-abierto Hotel Sevilla. El propietario Rafael Estrada me guió por el lugar una oscura y tormentosa noche.
Señaló lugares donde los huesos de edad había sido encontrado y me dijo de escuchar sonidos extraños en la noche.
La casa fue el hogar de José María Estrada, de Nicaragua, primer presidente elegido democráticamente.
Estrada fue asesinado después de sólo un año y medio en el cargo.
El paradero de su cuerpo son desconocidos.
En el momento en que se consideró que los miembros de la oposición habían retirado sus restos de modo que no podía ser inmortalizada por sus seguidores.
Son los sonidos extraños y los sucesos en el espíritu que sale en el Hotel Sevilla fuerzas de destruir los males políticos de Nicaragua?
Los antiguos residentes de esta casa fueron expulsados por las apariciones de una mujer en cuclillas años atras tambien un hombre con un sombrero negro.
Esto lo admite incluso el cuidador de la casa, dice que el fantasma se le ha acercado pagandole una visita nocturna no deseada para nadie.

OTROS FANTASMAS DE GRANADA: LINK


 
 

Hospital San Juan de Dios.

La intención de construir un hospital para la Ciudad de Granada, se remonta a 1626. cuando el Obispo F. Benito Baltodano después de haber obtenido tres mil escudos le la corona. para fundar un Colegio de Jesuitas. destinó tales recursos para la construcción de la Iglesia de Guadalupe y el Hospital San Juan de Dios.

El Hospital fue construido en la zona central de la Ciudad, en el costado suroeste de la Plaza Mayor. con su fachada orientada hacia la Calle Real Xalteva. El que en esa primera etapa, era de pequeñas dimensiones y estaban ausentes las mínimas condiciones de higiene, ventilación y aislamiento.

En 1850, decidieron vender parte del Hospital con el objetivo de abrir una calle. En los costados de la misma, se edificaron viviendas cuyo propietario fue Don Cayetano Ibarguen. además de prolongar una pared hasta el extremo sur de la esquina.

En 1854. se podía apreciar la Capilla y el Hospital en la inmediación suroeste de la Plaza Mayor y la misma construcción servia de límite de la Ciudad, ya que la misma, terminaba a una cuadra de la Plaza Mayor.

El Hospital fue incendiado en 1856 y se dispuso construir una edificación en otro sector de la Ciudad.

Se vendieron los terrenos y con los fondos obtenidos se compró la casa ubicada a una cuadra de la esquina suroeste de la Plaza Mayor. en la calle que conducía al Barrio Cuiscuna.

En el año 1880, las instalaciones del Hospital ya no satisfacían las demandas de la población. por lo que se decidió trasladarlo a un sitio niás adecuado fuera de la Ciudad.

Se le encargó al ingeniero Teodoro Hoocke el diseño de la construcción. 

El terreno escogido por la Junta de Beneficencia se ubicaba en las inmediaciones del Barrio La Otra Banda, de favorable ventilación y aislado de la Ciudad.

La construcción del nuevo hospital se inició en 1886, bajo la dirección del maestro de obras Don Carlos Ferrey, quien se basó en los planos elaborados por el ingeniero Hoocke.

Los trabajos continuaron hasta 1905. año en que fue inaugurado.
 
 
 
 

En 1626 Fray Benito Baltodano construyó el primer hospital de la ciudad, ubicado en el costado Sur-Oeste de la Plaza Mayor, con su fachada principal hacia la calle Real. Con el incendio de 1856, el edificio fue totalmente quemado y se dispuso edificar uno nuevo en otro sector de la ciudad. 

El lugar escogido se ubicaba al Sur de la plaza principal, en las inmediaciones del Barrio de Cuiscoma. El hospital ya no satisfacía la demanda de la población, por lo que se proyectó trasladado a otro sitio. 

Al mismo tiempo, se le encargó la elaboración de los planos al ingeniero Theodoro Hooke. 

El terreno que se consideró mas apropiado pertenecia a Elena Arellano, situado en el barrio de la Otra Banda, en un sitio alto y ventilado de la ciudad. 

Los trabajos se iniciaron en 1880, bajo la dirección de Carlos Ferrey, quien falleció cuando habla un alto grado de avance de la obra, siendo substituido por sus hijos. 

El acto de inauguración del Hospital se realizó el 31 de diciembre de 1905. 

En 1998 su funciones hospitalarias son trasladadas a un nuevo edifico, quedando aquel sin uso.

De estilo neoclásico, está definido por una monumental fachada en correspondencia a su carácter funcional. 

Tres volúmenes salientes se distinguen claramente, presentando un basamento que transcurre horizontalmente en toda la fachada y prepara las incrustaciones de dos pares de pilastras con capiteles corintios. 

Estas pilastras enmarcan una tipica puerta de arco de medio punto con modillón. Una franja horizontal a manera de cornisa recorre el entablamento formado por salientes volumétricos que a su vez sirve de base a un frontón que presenta un óculo estilizado. 

Los volúmenes intermedios están definidos en amplio cuerpo, donde se suceden ventanas con frontones curvos individuales y salientes a manera de antepechos, complementados con modillones. 

Cada una de las ventanas se corresponde con un óvulo, que siguen la trayectoria del cornisamento y el particular elemento horizontal denticulado. Una cubierta de zinc cubre estos cuerpos intermedios de la fachada. El volumen principal lo definen les cuerpos. El primero de ellos presenta un voladizo que prepara el acceso al vestibulo general. Cuatro pilastras. con sus correspondientes capiteles corintios, definen la abertura principal compuesta por una puerta con arco de medio punto. Lateralmente se ubican ventanas con los óvulos presentes en los volúmenes intermedios de la fachada. El siguiente cuerpo, compuesto por cinco ventanas de arcos rebajados y figuras circulares complementarias, sirve de remate al volumen principal con un frontón que a su vez es dividido por un elemento ornamental rematado por un frontón nuevo y partido.

La distribución espacial presenta un trazado colonial y patios centrales con corredores porticados de antecedentes coloniales.

Alrededor de los patios se distribuyen pequeños ambientes que albergaban las diferentes funciones del hospital.

 

El Hospital de Granada mostró una de las fachadas más integrales de la estilística neoclásica. La monumentalidad del edificio se vio reflejada en tres principales volúmenes, situados en los extremos y al centro de la composición. La fachada mostraba un basamento que transcurría horizontalmente y preparaba las incrustaciones de pares de pilastras que eran rematadas por capiteles corintios; cada par de estas pilastras, enmarcaba una típica puerta de medio punto con modillón. Una franja horizontal a manera de cornisa recorre el entablamento formado por salientes volumétricas que a su vez, servían de base a un frontón que presentaba un óculo estilizado.

El volumen principal del hospital lo componían tres cuerpos. El primero de ellos presentaba un voladizo que acondicionaba el acceso al vestíbulo general. Cuatro pilastras con sus correspondientes capiteles corintios, definían la abertura principal compuesta por un vano rematado con arco de medio punto. Lateralmente. se ubicaban ventanas con los óculos presentes en los volúmenes intermedios de la fachada. El siguiente cuerpo, lo definían cinco ventanas de arcos rebajados y figuras circulares complementarias. Concluía la fachada del edificio, en un frontón partido en el que se insertaba un volumen, a su vez, rematado por un frontón partido y disminuido.

Carlos Ferrey Constructor Granadino de fines del Siglo XIX. Participo en varias obras entre ellas la Capilla de Animas y el Kiosko de la Música del Parque Colón.

La forma y expresión de la cubierta de la Estación del Ferrocarril, ue el principal signo de modernidad de la Ciudad de Granada. el Siglo XIX pal. definido por un amplio portal, coronado por un arco de medio punto.

La fachada occidental de la construcción. era simétrica y en ella se disponían seis puertas a cada uno de los lados del acceso principal. Cada uno de estos accesos secundarios estaba coronado por un pequeño frontón enmarcado por un arco de medio punto de rosca lisa y paños anchos que se intercalaba con un elemento figurativo de forma trapezoidal característico en toda la construcción.

La fachada era unificada por una prolongada comisa con molduras que relacionan las torres de los extremos del edificio.

Estas torres estaban definidas por tres cuerpos. El primero estaba enmarcado por dos pequeñas columnas. coronadas por frontones de los que partía una cornisa que servía de remate al edificio. El segundo cuerpo se separaba del tercero también por una cornisa moldurada. En el último cuerpo se encontraban arcos de medio punto. La parte superior se coronaba por dos alfices en cada esquina, separados por una barda de griles.

La fachada de grandes proporciones muestra la equilibrada combinación de arcos. balaustradas. cornisas y elementos figurativos trapezoidales en sus paños lisos.
Hospital San Juan de Dios.

La intención de construir un hospital para la Ciudad de Granada. se remonta a 1626. cuando el Obispo F. Benito Baltodano. después de haber obtenido tres mil escudos le la corona. para fundar un Colegio de Jeuitas. destinó tales recursos para la construe-ción de la Iglesia de Guadalupe y el Hospital San Juan de Dios.

El Hospital fue construido en la zona central de la Ciudad, en el costado suroeste de la Plaza Mayor, con su fachada orientada hacia la Calle Real Xalteva. El que en esa primera
etapa, era de pequeñas dimensiones y estaban ausentes las mínimas condiciones de higiene. ventilación y aislamiento.

En 1850. decidieron vender parte del hospital con el objetivo de abrir una calle. En los costados de la misma, se edificaron viviendas cuyo propietario fue Don Cayetano Ibarguen. además de prolongar una pared hasta el extremo sur de la esquina.

En 1854. se podía apreciar la Capilla y el Hospital en la inmediación suroeste de la Plaza Mayor v la misma construcción servía de límite de la Ciudad. ya que la misma. terminaba a una cuadra de la Plaza Mayor ó Plaza de la Independencia (actualmente)
.
El Hospital fue incendiado en 1856 y se dispuso construir una edificación en otro sector de la Ciudad.

Se vendieron los terrenos y con los fondos obtenidos se compró la casa ubicada a una cuadra de la esquina suroeste de la Plaza Mayor. en la calle que conducía al Barrio Cuiscoma.

En el año 1880. las instalaciones del 1 lospital ya no satisfacían las demandas de la población, por lo que se decidió trasladarlo a un sitio más adecuado fuera de la Ciudad.

Se le encargó al ingeniero Teodoro Hoocke el diseño de la construcción. El terreno escogido por la Junta de Beneficencia

se ubicaba en las inmediaciones del Barrio La Otra Banda. de favorable ventilación y El segundo cuerpo estaba coronado por salientes corridos a manera de dentículos y las medias columnas, se dividen en dos en su extremo superior, antes de ser coronadas por la cornisa.

El edificio estaba definido por dos torres en sus extremos norte y sur. de iguales dimensiones y estilo que las que enmarcan la entrada principal. Todas ellas, poseían tres cuerpos, el primero a la altura de las puertas, el segundo con una cornisa un poco más alta que la del cuerpo principal de la fachada y el tercero, formado por las pirámides truncadas de igual acabado y con elementos salientes, y sobre los cuales transcurre la cornisa del segundo cuerpo.

El antiguo Hospital San Juan de Dios, en el costado norte del Asilo de Ancianos La Providencia, es parte de la monumentalidad de la ciudad. Su construcción, actualmente en completo deterioro, data de 1886 a 1905. Uno de los principales promotores para la edificación de ese centro asistencial fue el señor Francisco Alvarez, entonces presidente de la Junta de Caridad, graduado de médico en el Medical College de Nueva York. 

Del antiguo Hospital San Juan de Dios, hace unos cuatro años el ahora Ministro de Defensa José Antonio Alvarado, se mostró interesado en que se convirtiera en museo o escuela de enfermería. Pero nada de eso ha ocurrido. Fue propiedad del MINSA, pero su posesión se la trasladaron a la secretaría del Ejecutivo de Granada, y hasta se pensó en convertir el edificio en sede de la Asamblea Nacional o de las delegaciones de Gobierno.
 
 

Ciudadano dice que trabajadores de la alcaldía, dejaron abiertos los sumideros del hospital viejo para echar basura
Enero 5, 2010 – 12:03 am - 
 

Granada, Nicaragua
Por: Marlene Urbina y Augusto Cermeño

Hasta nuestra mesa de redacción se presentó el lunes 28 de diciembre 2009, ciudadano Miguel Angel Chavarría Rodríguez, quien se queja trabajadores de la alcaldía municipal, ya que éstos presuntamente abrieron tres de los sumideros del hospital viejo, lo que ahora representa un peligro para la población.

La cuadrilla que dirigía el señor don Diego Talavera, según dice don Miguel, hace unos dos meses abrieron los sumideros donde echaron un material que dejaron en la calle, en el sector de La Amaliota, lo recogieron para limpiar la calle para la celebración de la purísima  y lo echaron en los sumideros.

Hasta la fecha, dice el quejoso, los sumideros están abiertos y el peligro es que caiga cualquier cristiano.

Sumideros, trampa mortal para niños que juegan en el lugar y para visitantes que desconocen las ruinas

Las ruinas del viejo edificio del Hospital San Juan de Dios, ahora hospital Amistad Japón Nicaragua, se han convertido en un lugar muy peligroso para los niños y visitantes que a diario entran a curiosear las ruinas donde nacieron la gran mayoría de los granadinos. Incluso, hasta los turistas llegan a ver un testimonio fiel de cómo en un país como Nicaragua se trata el patrimonio arquitectónico de la ciudad y del país.
 
 

Recordemos que el San Juan de Dios, el viejo edificio, fue declarado Patrimonio Nacional, lo que fue tomado por varias administraciones edilicias como sinónimo de depredación, destrucción y saqueo. Algo que jamás resolvió la policía nacional.

Recordamos que la comisionada de nombre Beatriz, entregó un informe pormenorizado sobre los resultados de investigación, incluyendo fotos de una hermosa casona construida en Diriómo con materiales sustraídos del viejo edificio del Hospital. Todo ese material esta en la policía, pero hasta ahora, ningún jefe policial ha dado continuidad a la investigación que termine por señalar y procesar a los presuntos culpables de la destrucción de esta joya de la arquitectura granadina llamado Hospital San Juan de Dios.

Visitamos el San Juan de Dios y vimos con mucha nostalgia ese lugar sagrado, ese sitio donde hombres y mujeres, médicos, enfermeras y enfermeros, salvaron tantas vidas y trajeron al mundo a muchos granadinos de varias generaciones que poblaron la Gran Sultana desde principios del siglo XX.

Estuvimos en sala de operaciones, en donde fue el privado, las salas públicas, maternidad, neonato, en fin en diferentes puntos donde se trabajaba arduamente por salvar vidas o traer vidas a este mundo. El lugar es inmenso, tan inmensos como nuestros recuerdos. Pero vienen personas sin escrúpulos acostumbradas a robar, a depredar lo ajeno, pasando sobre valores históricos, arquitectónicos y culturales de un edificio como el del San Juan de Dios.
 
 

Poca vigilancia

Regresando al tema del descuido con las fosas sépticas abiertas peligrosamente por presuntos trabajadores municipales, El vigilante municipal Juan Leiva, al ser abordado por LA VERDAD, nos manifestó que la vigilancia es poca, para cinco manzanas que se deben vigilar día y noche.
Como solo un vigilante es destacado al lugar, éste debe priorizar que cuidar y se centra en las áreas que la actual administración de Eulogio Mejía, esta reconstruyendo para meter oficinas edilicias en el viejo edificio del San Juan de Dios.

Leiva dijo que estuvieron trabajando una cuadrilla de la Alcaldía, los que “abrieron esos pozos, y parece que dieron orden, William Martínez, que echaran la basura dentro de los sumideros. Destaparon y los dejaron abiertos.

Leiva reconoce que “es peligroso” porque al lugar llega mucha gente, incluyendo turistas. Dijo que ellos, como vigilantes, velan por la seguridad de los visitantes, y advierten de los peligros. Aunque aceptó que con un solo vigilante no pueden cubrir todos los peligros que acechan a los visitantes.

Los que corren mayor riesgo son los niños que inocentemente llegan a jugar a las ruinas. Hay trampas por todos lados. Hay sumideros abiertos que están superficialmente tapados con ramas, por basura, que esta encima, pero el que ponga un pie sobre esas ramas puede irse a las profundidades de la fosa y encontrar una muerte segura.


 

10 de Agosto de 1999  El Nuevo Diario

Ya empezó a derrumbarse por el frontis

Se deteriora viejo hospital granadino
* Hasta un robusto chilamate crece en la azotea
* Historia de un coloso que nació con el siglo
 
 

—AUGUSTO CERMEÑO—
GRANADA
 
 

El viejo edificio del Hospital San Juan de Dios, uno de los más antiguos del país, y al mismo tiempo una joya arquitectónica, está derrumbándose desde el domingo recién pasado por la tarde en el sector del frontis, propiamente a la altura de la azotea, a la izquierda, donde se observa crecer muy robusto y saludable a un hermoso árbol de chilamate. 
El domingo por la tarde se desplomó una parte de la esquina izquierda del frontis y el gran peso de las piedras se pasó llevando parte de la sombrereta del porche del edificio, lo que estuvo a punto de provocar una tragedia. Pocos minutos antes del derrumbe, la señora del CPF de turno estuvo en ese lugar. La dama andaba dejando comida a su esposo, el señor Francisco Díaz. 

EL NUEVO DIARIO sostuvo contacto con Germán Aranda Montiel, CPF de turno la mañana de ayer, quien nos manifestó sobre el riesgo que corrió la señora Díaz. Además, informó que en el viejo edificio residen todavía unas monjitas josefinas que desde hace mucho tiempo participan en actividades propias del manejo del hospital y asuntos propios de la fe católica. En este edificio existe una capilla católica que ha estado a cargo de las Hermanas Josefinas. 

Según Germán, las monjitas están esperando el apoyo de amigos del gobierno que han prometido ayudarles con la reparación del techo en la parte donde ellas duermen, donde se filtra el agua cuando caen los torrenciales aguaceros. Las religiosas temen que por esas múltiples goteras tengan mayores problemas y riesgos en el futuro inmediato, según expresó Aranda. 

Esta antigua ciudad ha tenido cuatro centros hospitalarios "en el correr de su existencia, a saber: El Hospital San Pedro, fundado en el año 1599 por el noble filántropo español don Pedro de Acosta; el primer y ya desaparecido Hospital San Juan de Dios, fundado por el progresista Obispo de Nicaragua Fray Benito Baltodano, en los años 1623-1629, destruido durante el incendio de la ciudad por los bucaneros norteamericanos de Walker en 1856. 

El segundo hospital San Juan de Dios que prestó valiosos servicios hasta el año 1905, y el actual Hospital del mismo nombre del que les ofrecemos breve historia de su construcción", según la expresan en su Monografía de Granada los historiadores Julián N. Guerrero y doña Lola Soriano de Guerrero. 

Según Guerrero y Soriano, el segundo Hospital San Juan de Dios fue construido por la Junta de Caridad departamental de Granada. Se inició la construcción en 1873, "según consta del Acta Municipal del 13 de octubre de ese año, en que la municipalidad recibió invitación para presenciar los inicios de la obra, pues para la construcción, el municipio contribuiría con cincuenta pesos mensuales". 

El tercer Hospital quedó concluido el 6 de enero de 1876, "según consta en Acta Municipal, en la que se dice que la Junta de Caridad invitó al Municipio para la toma de posesión del Hospital por las Hermanas de la Caridad; suceso que tuvo lugar el 9 de enero de 1876. 

En cuanto al cuarto hospital, el ahora olvidado y cerrado Hospital San Juan de Dios, en un grueso folleto autobiográfico publicado en 1947 por el eminente médico granadino, doctor Juan José Martínez, en su página 25, el sabio galeno nos refiere valiosos detalles sobre la fundación del actual Hospital San Juan de Dios. 

Se lee en la página aludida: "En 1905, fui electo Presidente de la Junta de Beneficencia, siendo los otros miembros: Vice-Presidente, don Adolfo Benard; vocales: don esteban M. Vargas y don Evaristo Carazo Hurtado...". El acto de inauguración del San Juan de Dios se verificó solemnemente el 31 de diciembre de 1905. El doctor Martínez hizo entrega, como obsequio personal, de una Sala de Operaciones Aséptica que llevaría el nombre de su madre: "Esmeralda de Martínez". 

En el mismo folleto autobiográfico del doctor Martínez expresa: "Se arregló un cuarto para botica, una cocina y se arregló el cañón interior. Se le concedió permiso a doña Rosa V. de Bendaña para que con fondos que ella recaudó, mandara construir la capilla del Hospital. Se mandaron a hacer mesas de noche. Se recibió un buen regalo de catres de hierro, hecho por doña Teresa de Vaughan. También de don Adán Sáenz, un buen regalo de artículos enlozados para la cocina. Un regalo de instrumentos de cirugía del doctor German Arellano". Los planos para la construcción del San Juan de Dios fueron elaborados por el ingeniero Italiano Napoleón Ré. Aranda Montiel nos reveló que las paredes del sector derecho de la fachada del San Juan de Dios están bastante dañadas, con fracturas, por lo que se teme que un día de estos colapsen y el edificio sufra daños irreparables. 

De modo que un edificio con tanta historia, hecho producto del esfuerzo de la comunidad granadina, bajo la iniciativa de la Junta de Beneficencia, está a punto de colapsar. Consultamos al doctor Lombardo Talavera, director del SILAIS Granada, quien nos explicó que el edificio todavía está bajo el control de la administración del actual Hospital Amistad Japón Nicaragua. 

"Todavía no se nos ha hecho entrega física del edificio, pero eso no significa que no apoyemos ante cualquier emergencia", manifestó Talavera. Agregó que tiene conocimiento de que el Gobierno proyecta la restauración del San Juan de Dios para convertirlo en "Palacio de Gobierno", donde tenga sus oficinas el representante del Presidente Arnoldo Alemán, licenciado William Montealegre. 

Intentamos comunicarnos con Montealegre, pero no fue posible localizarlo en su casa. Hasta hoy el Secretario presidencial no tiene oficinas fijas. También intentamos comunicarnos con el doctor Fernando Reyes Barreto, director del hospital Japón Nicaragua, pero nadie respondió al teléfono.
 
 

Ciudad de Granada Municipios del Departamento de Granada    Eco Tour Granada      Personajes de Granada     Tour Casas Antiguas de Granada