Iglesia-Convento 
San Francisco



Iglesia de San Francisco
Es una de las iglesias más antiguas del continente americano. La antigua iglesia fue destruida por el incendio de Walker en 1856 y reedificada en 1967-1968.

En la actualidad el convento está siendo restaurado como centro cultural, cuenta con un auditorio, salas de exposición de artesanía, pinturas y en su conjunto es un lugar donde se dan citas las principales muestras culturales del municipio.
"Por la tarde, en compañía del comandante de la plaza,  salí a caballo de paseo por las calles y rotondas de la ciudad. Notamos que, a excepción de la Iglesia de San Francisco  y del Convento de San Francisco, eran poco los edificios dignos de consideración". 
A partir del incendio de la ciudad, por las huestes de William Walker en 1856, desapareciendo las antiguas casas coloniales alrededor de la plaza, así como el templo parroquial. 
La reconstrucción posterior del centro urbano, donde se combinan corredores coloniales con elegantes edificios de estilos neoclásico, le he dado su singular impronta urbanística a la actual ciudad de Granada.            E.G.Squier.


El convento de San Francisco: Fue fundado unos años después que el conquistador Francisco Hernández de Córdoba arribó al territorio de lo que hoy se conoce como Granada. 

Algunos historiadores han afirmado que Hernández de Córdoba, al fundar Granada en el año de 1524 levantó un templo dedicado a San Francisco, construido con pareces de madera y techo de paja. Todo parece indicar que el Templo de San Francisco ocupa el mismo lugar de su fundación. En la antigua Iglesia y Convento de San Francisco, vivió y predicó Fray Bartolomé de las Casas, el protector de los Indios. En 1536 predicó en dicha Iglesia contra la quinta expedición al Rió San Juan, comandada por el Capitán Diego Machuca de Suazo. 

La Iglesia y el Convento fueron incendiados en 1665, y en 1685 por invasores piratas por lo que el Templo tuvo que ser reconstruido en sólido estilo Románico-Español. 

Tanto la Iglesia y el Convento fueron completamente dañados en 1856, por los combates que se dieron en ellos durante la Guerra Nacional contra Willian Walker, así como por el incendio que éste ordenara ante de abandonar la ciudad. El templo de San Francisco fue reconstruido con una fachada diferente a la anterior después del incendio. En 1885 sufrió una reforma casi general en su estructura. 

Lo único que se conserva intacto de la época colonial, son: el atrio, gradas y los muros exteriores del Convento Franciscano al que pertenecían. De las imágenes que existen en la iglesia en la actualidad, cuatro se destacan por su calidad artísticas y antigüedad: la Virgen del Rosario, es la imagen más antigua de la ciudad (del siglo XVI), el Cristo Crucificado (llamado Señor del Rosario, siglo XVII) San Antonio (siglo XVIII), la Virgen Dolorosa, antiguamente perteneció a la Parroquia, la actual catedral



 Iglesia San Francisco, primera construcción colonial granadina
PEDRO J. VINDELL MATUS
 GRANADA.- Según la historia, el Templo San Francisco de esta ciudad fue uno de los primeros construidos en Nicaragua durante la época de la colonización española, a principios del siglo XVII. Era en aquellos tiempos una sólida construcción de piedra, consistente y con un fuerte estilo de interés arquitectónico, levantado sobre un terraplén de 12 pies de altura.

Grandes son los muros que hasta ahora sostienen el terraplén, alrededor de lo que fue el antiguo Convento de los Frailes Franciscanos, donde hace muchos años funcionó el Instituto Nacional de Oriente.

El templo es parte del Centro Cultural Antiguo Convento de San Francisco; en la actualidad,restaurado con ayuda financiera del Gobierno de Suecia, fue declarado Patrimonio Nacional en la década de los años 70, declaró la arquitecta Flor de María Rivera, responsable de la restauración total de todo el sitio histórico. El altar, muy moderno, neogótico, será retirado de la Iglesia para colocar algo que esté de acuerdo a las costumbres de los Franciscanos. 

La Capilla de La Virgen de Nuestra Señora del Rosario también fué completamente restaurada, al costado sur del templo. Jimmy Avilés Avilés, un intelectual que ha escrito tantas cosas sobre Granada, dijo que el atrio de la Iglesia en octubre era el centro de las actividades religiosas, con mucha afluencia de creyentes en la calle del frente.
El hermoso muro es el más antiguo, con su rondín de piedra para las vigilias, también será consolidado, dijo la arquitecta Rivera.

En el interior del antiguo Templo de Los Franciscanos, junto al altar mayor reposan los restos de Monseñor Octaviano Rivera Henríquez, "Prelado Doméstico de Su Santidad", dice en una leyenda con fecha de 1975.Imponente la balaustrada de madera, donde se instalaba el coro de la Iglesia, con su escalera de acceso.

Al costado norte, muy cerca del muro grande, un pequeño obelisco de mármol donde se lee: "Aquí descansan los restos mortales de la Sr. Juan Yribarren, que murió el 27 de noviembre de 1856". Detrás del templo se encuentra la estatuaria. Está flanqueado al norte por el antiguo convento, un hermoso patio con elevadas palmeras.

Es imponente su frontis, con las tres grandes escalinatas de piedra. Arriba se lee: "Este templo fue incendiado por el filibustero William Walker, en noviembre de 1856, fue reedificado con nueva forma en 1867-68". En 1989 se inició la restauración y a darle el valor histórico a todo el conjunto colonial, con el apoyo del Museo Histórico de Estocolmo, a través de ASDI.
Y es que San Francisco se destaca junto a la Iglesia de La Merced, entre las más antiguas, por sus exteriores, con una rara originalidad. La fachada de San Francisco es, dicen los que conocen del tema, "tan absurda que resulta atrayente".

Un amplio muro rectangular apaisado y rematado por un frontón muy bajo que lo cubre de extremo a extremo y sobre el mismo se desplanta un pórtico simulado de dos cuerpos y cinco calles e
intercolumnios y agregan los historiadores, que las columnas son de fuste en media-muestra, pero de orden indefinido próximo al toscano.

En todo este mes se reinicia la restauración de esta joya arquitectónica y estará concluida la obra, dijo la arquitecta Flor de María Rivera, en enero de este año.
Junto al antiguo Convento de San Francisco, con sus amplios corredores, en una de las paredes de adobe al costado oeste, en el texto en mármol se lee: "Aquí, antiguo Convento, residió Fray Bartolomé de las Casas, protector de los indios, 1536".

Fue fundado en 1529 bajo el nombre de Inmaculada Concepción, por Fray Toribio Benavente Molina. Para 1751 se evidencia una construcción de cal y canto. Con la expulsión de las órdenes religiosas por el presidente de la Federación Centroamericana, en 1830, se limitó a una funcióneducacional.Tanto el techo del convento como la del antiguo templo son de varas de caña de Castilla y madera, con tejas de barro.

Sobre el frontal del templo, indican los que han escrito sobre el mismo, que es una fachada que parece una doble balaustrada colosal con frente eclesiástico, pues sólo el escudo franciscano en el frontón habla de religión. Las campanas se encuentran en una sencilla espadaña (un campanario de una pared con huecos para los objetos metálicos), que se separa de la fachada (como se aprecia en la gráfica), muy a lo nicaragüense, con la altura de su cornisa. Es pues, el convento de San Francisco con el viejo templo, uno de los de mayor antigüedad de la ciudad, con su estilo barroco local. Es una especie de fortaleza y sus muros datan del siglo XVII.
 


 
Catedral de Granada 
El 27 de Noviembre de 1856, durante la Guerra Nacional, el General Hanningsen, antes de abandonar la Plaza de Granada, destruyó las torres de la parroquia hasta hacerlas desaparecer de sus cimientos con cargas de pólvora, por órdenes del Filibustero Walker, provocando el incendio total de la antigua parroquia miles de documentos historicos son consumidos por las llamas. En 1860 se iniciaron los trabajos de reconstrucción de la nueva Iglesia. Los planos los hizo un Arquitecto Italiano, y se utilizaron en su construcción piedras de la cantera de Posintepe, situada en las faldas del Volcán Mombacho. Se concluyó la obra en 1910.
Los arroyos de Granada
Los arroyos de Granada, son tan antiguos como la historia. Enormes barrancos de los que se cuentan historias y fueron refugio de muchachos de décadas pasadas, recuerda Francisco Mena Acevedo, un fotógrafo de esta ciudad conocido como, Paco Paco.
Parque Central de Granada
Donde originalmente existía la parroquia de la ciudad. En el centro del Parque esta localizada la Fuente Monumental, que data desde el acuerdo municipal del 30 de dicienbre de 1880, en el cual se aprueba un contrato entre Marco Antonio Lacayo y la alcaldia a cargo de Rito Baez, en comprar una fuente que estaba listada en el catalogo de la empresa de J.W. Fiske de Nueva York a un costo de 1,200 pesos. El artista Pedro Vargas rehabilitó las esculturas
Casa del Ayuntamiento
En el año de 1751, Fray Agustín Morel de Santa Cruz describe la casa del Ayuntamiento, que estaba ubicada en la Plaza mayor, y que fue reconstruida después del incendio de 1856.
Casas Coloniales de la Ciudad de Granada, Nicaragua
Los corredores o pasadizos se extienden por varios puntos de la Ciudad Señorial. La muy de don Manuel Sandino y doña Tomasa Ubao, que fue propiedad del padre de ella don José Ubao, que se casó con la hija de don Juan Argüello y la heredó la familia Sandino.
De 1885 a 1895, la ciudad mejoró notablemente en su aspecto arquitectónico por las reformas que en sus casas hicieron entonces algunos vecinos y los nuevos edificios que se construyeron
Cines del ayer granadino 
Hay quienes dicen que los cines comenzaron a funcionar en esta ciudad a finales del siglo XIX e inicios del siglo XX presentando películas mudas, es decir sin sonido, en las cuales los artistas a veces parecían eléctricos por los movimientos nerviosos que hacían aún en las escenas más románticas y ceremoniosas. 
antigua estacion del ferrocarril de granada
Es una construcción neoclásica de 1888, imperante en esa época en Europa. Pero la implementación de ese estilo en el antiguo edificio fue bajo el régimen de José Santos Zelaya, coincidiendo con muchas otras transformaciones arquitectónicas, aunque esa construcción, dicen los historiadores, se realizó cuando el gobierno del Dr. Adán Cárdenas (1883-1887).
Fuertecito de San Pablo
En 1780 el capitán general de la  Audiencia de Guatemala ordenó construir la pequeña fortaleza para defender Granada  del acoso de corsarios y piratas 
Los planos de la fortaleza fueron hechos en 1783 por el  ingeniero José María Alexandre.
Iglesia de Xalteva 
Construida en 1678, como fortaleza militar, luego capilla para los soldados. Este edificio tienen un estilo renacentista. En 1853 William Walker incendia la iglesia y destruye los archivos de natalicio de los indios de Xalteva,  En 1856 es reconstruida. En 1890 es parcialmente destruida por un terremoto. y en 1898 finaliza su reconstruccion. La iglesia Xalteva  es una obra del siglo XVII y reconstruida en su interior y fachada  después de las guerras civiles. El templo fue construido en homenaje a la virgen de La  Asunción
La plaza de Xalteva:
Se encuentra situada ante la iglesia de Xalteva, en tiempos de la colonia, era utilizada como mercado y  posteriormente fue ocupada para la realización de cabildos.
Los Muros de Xalteva:
Fueron levantados entre 1746 y 1761, existen dos versiones que explican la construcción de los mismos, la primera se refiere a que los españoles los levantaron para encausar las aguas de los recios inviernos y la otra versión afirma, que la rebeldía de los indios de Xalteva obligó a los españoles a mantenerse en guardia y levantar los muros para defenderse de las acometidas de los indígenas.En estos muros de Xalteva está colocada una placa que dice: "El General José Dolores Estrada, Héroe Nacional, peleó desde estos muros en 1854 contra los invasores de Máximo Jerez acuarteladas en la iglesia de Xalteva. Más tarde, el 14 de septiembre de 1856 libró la famosa Batalla de San Jacinto, donde murió Byron Cole, uno de los jefes militares filibusteros".s
El Obelisco
En 1920 la sociedad de justicia organizada dispuso levantar en la plazuela de los Leones un monumento consagratorio al primer centenario de la proclamación de la independencia de Centroamérica.
La Iglesia de Guadalupe 
 La Iglesia de Guadalupe: Fundada en 1624 - 1626 por Fray Benito de Baltodano. Luego que fue incendiada fue reconstruida con diferentes formas, lo que ha hecho que pierda un poco de su valor arqueológico. Se encuentra localizada sobre la calle La Calzada a poca distancia del Gran Lago. La Iglesia de Guadalupe tenía una posición estratégica en tiempo de la Colonia, ya que estaba a la entrada de la ciudad por la vía del gran Lago, por lo que se convirtió en la típica Iglesia Fortaleza, razón por la cual estuvo siempre expuesta a los saqueos y destrucciones de piratas y filibusteros. 
El convento de San Francisco:
Fue fundado unos años después que el conquistador Francisco Hernández de Córdoba arribó al territorio de lo que hoy se conoce como Granada. Algunos historiadores han afirmado que Hernández de Córdoba, al fundar Granada en el año de 1524 levantó un templo dedicado a San Francisco, construido con pareces de madera y techo de paja. Todo parece indicar que el Templo de San Francisco ocupa el mismo lugar de su fundación. En la antigua Iglesia y Convento de San Francisco, vivió y predicó Fray Bartolomé de las Casas, el protector de los Indios. En 1536 predicó en dicha Iglesia contra la quinta expedición al Rió San Juan, comandada por el Capitán Diego Machuca de Suazo. La Iglesia y el Convento fueron incendiados en 1665, y en 1685 por invasores piratas
El antiguo Hospital San Juan de Dios, 
en el costado norte del Asilo de Ancianos La Providencia, es parte de la monumentalidad de la ciudad. Su construcción, actualmente en completo deterioro, data de 1886 a 1905. Uno de los principales promotores para la edificación de ese centro asistencial fue el señor Francisco Alvarez, entonces presidente de la Junta de Caridad,
Fortaleza La  Pólvora
En 1748 se inició la construcción de esta fortaleza, y fue oficialmente concluido el 16 de Enero de 1749. Primeramente fue usada como almacén para guardar la pólvora. Más adelante fue utilizada como centro de acuartelamiento y cárcel de la ciudad de Granada, donde tuvieron lugar algunos episodios de luchas internas. El edificio de estilo medieval español tiene características de fortaleza por sus altos torreones, troneras y por sus gruesos muros de adobe. Durante la Dictadura de Somoza, fue cárcel y cuartel de la Guardia Nacional. Después con los sandinistas fue ocupado como comando de la Policía. En la actualidad es un museo
La parroquia de Diriomo es la única hecha en piedra en toda Nicaragua, 
Como la mayoría de las iglesias, los primeros templos   fueron construcciones hechas de madera y materiales que no aguantaban el paso del tiempo. La construcción de este  moderno templo duró más de un siglo, ya que la primera  piedra fue puesta en 1795, por el fraile franciscano, Fray  José Antonio de la Huerta y Casso, que fue uno de los  primeros Obispos de origen nicaragüense y se estrenó el  primero de Enero de 1900. 
Iglesia de La Merced
Fundada y edificada por primera vez en 1534. Pero en 1670 el Pirata Morgan la saquea e incendia, la fe de los granadinos se impuso y una vez mas se reconstruye en 1853. Despues es quemada por el filibustero William Walker en 1856, En 1862 el maestro Don Esteban Sandino finaliza su restauracion con adornos neoclasico, y en su fachada es una rica variedad de estilo barroco,  Una de sus principales atracciones es el retablo dorado del altar mayor. La torre de la iglesia fue construida en 1781 y en 1854 durante la guerra civil fue demolida hasta la mitad y restaurada en 1863. En sus terrenos se encuentran los restos de Enmanuel Mongalo.
La Cruz del Siglo
En el atrio de la Catedral de Granada, en la esquina noroeste, frente al  Parque Central o Parque Colón, de espaldas a la Calle de la Calzada y al costado sur de la  Plaza de la  Independencia, se levanta una cruz de piedra que fue edificada en el año de   1900 para  conmemorar el fin de siglo XIX y la llegada del siglo XX, conocida como La Cruz del Siglo.   En ese tiempo la Iglesia Católica comprendía una sola Diócesis con un solo Obispo para Nicaragua (hasta 1850 lo fue de Nicaragua y  Costa Rica), con sede en León. Poco antes de finalizar el siglo era Obispo de Nicaragua monseñor Francisco Ulloa y Larios, 
Puentes de la Ciudad de Granada
Los grandes puentes de esta ciudad, que permitieron cruzar los arroyos, sirvieron como una expansión y una integración al desarrollo urbanístico.Son antiguos puentes del siglo pasado y comienzos del XX algunos de ellos construidos en el período de los 30 años de gobierno conservador, obras verdaderamente históricas, parte integral de Granada. Los más antiguos son el de la Planta Eléctrica al final de la Calle Carazo, El Globo en la Calle Guzmán, el de Valeriano Torres y el de Papa Q, además el de Palmira.
El salón de los ídolos 
Según los arqueólogos las piezas datan de los años 800-1200 después de Cristo. Las estatuas fueron descubiertas en 1849. Entre las que cabe mencionar: El Ahorcado, Moctezuma, El Aguila y El Jaguar. Estos monolitos representan un alto valor histórico y cultural pre - hispánico, la principal pieza de valor es el Dios TLALOC, que es una estatua de piedra en cuclillas.La colección se conoce con el nombre de "Colección Squier - Zapatera", se encuentran ubicadas en una sala de exposición en el convento de San Francisco,
La Bodega del Muelle..(Existe un Proyecto de convertir esta edificación en un Museo-Taberna-Bar.
Esta se construyó el 5 de junio de 1871, tiene la forma de un galerón de madera que mide 26 mts. de largo por 5.15 mts. de ancho. Sirve como punto de embarque para las rutas Granada - Ometepe - San Carlos y Granada - Morrito - San Miguelito - San Carlos
La Plazuela  de  los Leones 
La Plazuela de los Leones, es una prolongación de la plaza mayor.  De esta plazuela se derivan 12 calles que son las principales arterias de la ciudad. 
Fue construida a principios del siglo XVIII, destruida por el incendio de 1856  y en 1974 fue declarada bajo protección del Patrimonio Nacional de la República. En la actualidad se realizan exposiciones, clases de danza, música y artes plásticas propias del municipio
La Basílica de Santa Ana
Es una reliquia nacional, Su Altar Mayor es decorado con un retablo tallado a mano y este data desde mediados de 1800.  Fue declarada Patrimonio Nacional a inicios de 1990 y está considerada como una joya de la arquitectura colonial, En ella reposan los restos de uno de los hijos más ilustres de Nandaime: el General José Dolores Estrada, Héroe, vencedor de los combates en San Jacinto quien reposa a la derecha del Altar Mayor junto a monseñor Ulloa y Larios, otro de los insignes de la ciudad.

23 DE MAYO DEL 2002 /  La Prensa   Pedro J. Vindell Matus   y Tatiana Rothschuh A.
              Turistas en una reliquia 

 
 

              Los turistas europeos y del área centroamericana son acogidos en la mayor
              reliquia histórica cultural que posee Granada: el antiguo Convento San Francisco,
              construido en 1529, cinco años después de ser fundada la ciudad por el
              conquistador Francisco Hernández de Córdoba. 

              Su nombre original fue Inmaculada Concepción y su fundador fue Fray Toribio
              Benavente Motilinia. 

              Para 1751, los muros que lo rodean fueron estructurados con lo que se conoce
              como calicanto, a raíz de la expulsión de las órdenes religiosas por el presidente de
              la Federación Centroamericana, Francisco Morazán en 1830, limitándose después
              a una función educacional. 

              Posteriormente, este conjunto sufrió dos reformas, una superficial en 1836 para
              alojar el célebre colegio de Granada, luego el Instituto Nacional de Oriente y Medio
              Día hasta 1975. 

              A partir de 1989 se inició su restauración con el apoyo del Museo de Historia de
              Estocolmo, a través de ASDI, recuperándose para integrar la sala de Arqueología
              en el antiguo Presbiterio de los monjes Franciscanos. 

              El Convento es conformado por cuatro salas, con arte monumental, vasijas de
              barro, entierros, fragmentos de objetos y restos de animales. Una sala de Imágenes
              de Granada (1890-1940) con 31 cuadros de fotografía de la ciudad en esa época. 

              La sala Asilia Guillén, con pintura primitivista, cuenta con 66 cuadros de
              Solentiname, lo mismo que 210 imágenes religiosas antiguas de los siglos 16, 17 y
              18, en exhibición permanente. 

              Allí se encuentra también la sala de la Estatuaria precolombina de la Isla de
              Zapatera del Gran Lago de Nicaragua, que según los arqueólogos data de los años
              800 a 1200. Se pueden admirar 28 piezas de ese lugar. 

              En la parte noreste del Convento está ubicada la Biblioteca Municipal “Manolo
              Cuadra”, con una amplia bibliografía. 

              Tras escalar las graderías, usted puede ver una placa ubicada frente a la entrada
              principal del Convento San Francisco que registra la época que fue incendiado por
              el filibustero William Walter en 1856 y su restauración en 1876. 

6 DE ABRIL DEL 2003 / EDICION No. 23053 / ACTUALIZADA 02:00 am PORTADA POLITICA ECONOMIA NACIONALES REGIONALES EDITORIAL DEPORTES SUCESOS EL MUNDO OPINION REVISTA SUPLEMENTOS OBITUARIOS CARTAS AL DIRECTOR CLASIFICADOS SUSCRÍBASE Escoja servidor más cercano: Nicaragua Estados Unidos Abolengo del ex-convento y templo de San Francisco Jorge Eduardo Arellano aghn@ibw.com.ni Un ejemplo de continuidad excepcional e institucional, iniciado en 1988, culminó oficialmente el domingo 30 de marzo: la restauración y puesta en valor del conjunto ex-convento e iglesia de San Francisco de Granada. Financiado por la persistente cooperación del gobierno de Suecia, este proyecto tuvo tres etapas dirigidas por la arquitecta Flor de María Rivera, experta conservacionista que lleva más de quince años viviendo en la ciudad, entregada a su disciplina. Y, por tanto, merece un explícito, imprescindible reconocimiento. Inició su labor atendiendo las zonas de mayor riesgo estructural, consolidando el claustro, el sector de la antigua cocina, el de la ventana antigüeña y sus alrededores, más el tramo sur-este de la muralla perimetral. En este punto descubrió el “Paso de ronda”: una calzada de piedra, construida en los años coloniales, para facilitar a los frailes el trabajo de centinelas o vigías. La tradición oral, al respecto, asegura que desde ese “paso” fue avistado en las vecinas aguas del Lago el cajón que había arribado, desde el Castillo de la Inmaculada Concepción, conteniendo la imagen de “la Conchita”, venerada por los granadinos como su patrona desde finales del siglo XVIII. Esta etapa inicial fue precedida de una sistemática evaluación arqueológica e historiográfica, y de una limpieza general del ex-convento, utilizado desde 1830 —cuando Morazán expulsó de Centroamérica las órdenes monásticas— para funciones educacionales. Allí tuvo su sede la Universidad de Granada en distintas épocas del siglo XIX y del XX, pero sobre todo el Colegio de Granada a partir de 1874, convertido luego en el Instituto Nacional de Oriente, centro que se trasladó a un sector del ex-colegio Centroamérica en 1974. Es decir, el inmueble fue destinado a la enseñanza durante casi siglo y medio. Al ser dicho uso muy intensivo, constituyó un factor de deterioro del edificio. Por eso Flor de María valoró que se destinase “a un uso cultural moderado”. En este sentido, ya cumple ese objetivo: como biblioteca municipal y embrión de museo histórico, salas de exposiciones (de pintura primitivista, piezas arqueológicas, etc) y colección de estatuaria prehispánica: La Squier-Bovallius-Zapatera. Además, ha servido como escenario de una Feria Internacional del Libro, de encuentros de diversas índoles, sin excluir ceremonias gubernamentales y del Primer Congreso Internacional de Literatura Centroamericana en 1993. Todas estas actividades ameritan concretarse en una Memoria. Si en la primera etapa se combatió a los insectos en las estructuras de madera, otorgándoles en seguida un mantenimiento adecuado de las mismas, y se controlaron las filtraciones permanentes de los techos, en la segunda se descubrieron fundaciones de muros —que obedecían a la morfología original del convento—, estructurales coloniales de valor histórico como desagües y la rampa trasera, por la cual accedían en carretas las provisiones con que se abastecían a los residentes del inmueble, ubicado en una privilegiada altura. Al mismo tiempo, se localizaron zonas de interés para el estudio de asentamientos prehispánicos (las excavaciones determinaron la presencia de abundante material cerámico correspondiente al período de 1200 a 1500) y coloniales (pues se hallaron cerámica mayólica, peruleras y fragmentos de bacines). Por otro lado, las prospecciones en sus dos patios —el primero, más extenso y airoso por sus palmeras reales y dentro de cuatro corredores— arrojaron restos óseos de humanos, producto de ocupaciones militares: la guerra civil de 1854, la Nacional Antifilibustera de 1855-57, la de 1910 y la de 1912. Pero es necesario y oportuno puntualizar las fechas claves del convento. Establecido en 1529 —un siglo antes que la iglesia, que se adosaría al mismo— lo fundó fray Toribio de Benavente, Motolinía —un santo franciscano español— pero, abandonado a los pocos años, fue ocupado por los dominicos. Entonces sus paredes eran de caña y el techo pajizo. En 1550, cuando se estableció la provincia franciscana de San Jorge, el convento fue reconstruido con los mismos materiales indígenas y habitado por algunos frailes, como lo confirma en 1856 fray Alonso Ponce, comisario de las provincias (franciscanas) de la Nueva España. En 1613, el carmelita descalzo Antonio Vázquez de Espinosa no encontró aún la iglesia, cuyos cimientos estaban sacados desde 1586 y los franciscanos “pensaban acabarla presto con el convento, porque hay por allí cal, teja y ladrillos, y los vecinos son gente devota y acuden a ella bien a la obra”. Por tanto, la iglesia debió construirse en la tercera o cuarta década del siglo XVII, coincidiendo con el florecimiento de Granada, entonces la principal ciudad de la provincia. Mantenido el convento en precaria y provisional construcción y sin iglesia durante el siglo XVI, a extramuros de la ciudad, su función consistía en controlar el acceso a la misma a través del Lago, en virtud de su concepción vinculada a la defensa militar de la ciudad, lo cual se hizo imperativo en los siglos XVII y XVIII. A mediados de esta centuria ya estaba consolidado, de acuerdo con sus techos de tejas, paredes de adobe y habitaciones en cuadro, aunque sin claustro, según el obispo Pedro Agustín Morel de Santa Cruz en 1751. Para entonces, los muros tenían más de un siglo de levantados, al igual que el “Paso de ronda”. Reformado en 1836, 1874, 1885, 1939 y 1950, el edificio siempre permaneció sin comunicación interior con la iglesia, pero formando un singular conjunto arquitectónico. Ahora el templo ya ha sido, en la tercera etapa del proyecto, restaurado: acción modelo que debe enorgullecer no sólo a los granadinos sino a todos los nicaragüenses que amamos y admiramos nuestros bienes patrimoniales. El autor es presidente de la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua.