www.manfut.org

  CEMENTERIO DE GRANADA

 La Capilla de Las Ánimas

   Un paseo por un lugar que alberga lo mejor de   la arquitectura de campos santos de todo  el país
               Emilio Zambrana
      Nada más entrar al cementerio de Granada, salta a la vista imponente la Capilla de  Las Ánimas, que fue trazada en 1871 por Teodoro Emilio Hocke, con inspiración  neoclásica a la manera de un templo griego, de acuerdo a datos suministrados por el  historiador José Joaquín Quadra Cardenal.

              La capilla fue realizada en piedra por el arquitecto granadino Carlos Ferrey Aragón. Tallada con pórtico de cuatro columnas jónicas y frontón triangular, todo el conjunto sobre la consabida escalinata.

              LA PIEDRA COMO MATERIAL DE CONSTRUCCIÓN

  el historiador Quadra Cardenal. Sobre Ferrey Aragón, el historiador  sostiene que dicho arquitecto nos debe importantes obras como la Catedral de esta ciudad, la Cruz en Homenaje a Cristo el Redentor y la capilla del Santísimo de la Iglesia La Merced.

              Según un estudio del arquitecto Fernando López Gutiérrez, así como las perillas de Granada hechas de piedra basáltica éstas tienen, según parece, un origen común y están emparentadas al resto de construcciones y obras del que se usó el material del  cerro Posintepe, al sur de la ciudad, “cantera histórica y otrora refugio seguro de la  familia granadina en tiempos difíciles”.

              Además —sostiene el arquitecto López— se usó con columnas, cornisas y, paredes de la Capilla de las Ánimas en el cementerio de esta ciudad, donde adquiere categoría y estilo que bien pudiera elevarla a condición de monumento nacional,  quizás por ser, aparte de su valor histórico, el único construido totalmente de piedra en el país. Esta piedra es de Posintepe —pequeño cerro ubicado al sur de la  ciudad— que se regó por toda Granada.

              LA INFLUENCIA NEOCLÁSICA

              La Capilla de Las Ánimas en el Cementerio de Granada es una suerte de réplica de la  Magdalena de París.

              El granadino se enorgullece de sus reliquias y monumentos históricos como el  Templo y Convento de San Francisco, Capilla de Las Ánimas del cementerio, la Iglesia de La Merced, los Muros de Xalteva, la Plaza de la Independencia, entre  otros.

              “Aldea señorial y antañona, Granada de Nicaragua es única en Centroamérica. Única por su arquitectura armónica, por su privilegiada topografía, por su historia cuatro  veces secular y por los tradicionales y distintivos rasgos de sus habitantes”, escribió el destacado intelectual Jorge Eduardo Arellano.

              Quadra Cardenal sostiene que la fundación de los cementerios se originó a partir de  un decreto en el período de 30 años de gobiernos conservadores. “Antes de esa época algunas personas eran sepultadas en las iglesias”, dice el historiador.

              Los mausoleos en los alrededores de la capilla, palmeras y árboles de mango sirven de acompañantes de las bóvedas o mausoleos que se encuentran en los alrededores de la Capilla de Las Ánimas.

              Entre los mausoleos se encuentran algunos cuyas arquitecturas o construcciones son complementarias a las de la capilla. Antes de llegar a la Capilla de Las Ánimas, encontramos una bóveda construida por el escultor Pedro Vargas, donde reposan los restos de la señora Ana Manuela Ferrari Argüello.

              Es una bóveda donde un Cristo yace dormido esculpido totalmente en piedra. En  uno de los lados se pueden leer los siguientes versos del poeta Silvio Navas Ferrari:
              “En este lecho/hay sueño tranquilo/y si descanso aquí /háblenme a que despierte”.

              Al lado izquierdo de la capilla también está un pequeño cementerio judío en cuyo portal se puede leer: “Cementerio israelita perteneciente a Teodoro Téfel”, y exactamente detrás de la Capilla de Las Ánimas fue construida una pileta que sirve de abrevadero para las aves que se posan en el campo santo. Consta de 13 tumbas   —número cabalístico— y en ellas están sepultadas Mauricio Salomon, Ana de Wolff y Reinaldo Jacobo Téfel, entre otros.

              Don Enrique Guzmán —escribió el historiador Eduardo Pérez-Valle— quien acababa de regresar del exilio dijo de la Capilla de Las Ánimas: “Será sin disputa el edificio  más bonito de Granada”.






7 de Marzo de 2004 |  El Nuevo Diario

    Exhuman restos de primer Presidente de Nicaragua
 
Mausoleo esperó 40 años por Don Fruto Chamorro
* Primero fue sepultado en La Merced durante la guerra nacional y luego trasladado adonde sería enterrada su esposa
* Mausoleo de mármol italiano ha estado vacío desde que lo construyeron hace 40 años
* Forman comité para actos solemnes de la histórica exhumación

 
—AUGUSTO CERMEÑO—
GRANADA.-- 
 

  
  Observan las labores de exhumación, José Joaquín Quadra Cardenal, Ernesto Horacio Chamorro Martínez, Jimmi Jarquín Avilés (descendiente de doña Mercedes Rivas) y Ernesto Chamorro Benard.   

Los restos del primer presidente de la República de Nicaragua, don Fruto Chamorro, fueron exhumados junto con los de su esposa, doña Merceditas Avilés, para ser trasladados al mausoleo que desde hace 40 años se construyó y que nunca fue “habitado”. 
Don Fruto sólo tuvo hijas: Mercedes Jacinta, Josefa, Carlota, Adela y Carmen. Esto explica el porqué son las hermanas Emilia y Adela Zavala, conocidas como las Zavalitas, las que llevan adelante el proyecto del mausoleo hecho totalmente de mármol italiano. Eso fue hace más de 40 años. 

El mausoleo se construyó y los restos no se pasaron. Aunque, según nos relató don José Joaquín Quadra Cardenal, la Juventud Conservadora hizo el intento (1957), pero no hubo el aporte económico necesario. 

Agrega JJQ que en años posteriores hizo el intento, hace unos 20 años, el joven Martín Chamorro Chamorro, hijo de don Alberto Chamorro Benard, pero el proyecto se vio frustrado por la fatalidad, ya que Martín falleció, por un ataque cardíaco, en Inglaterra. Martín ya tenía hasta la cajita de madera preciosa lista para depositar los restos del primer presidente de Nicaragua y su esposa. 
 

Huesos de don Fruto 

estuvieron en La Merced 
 

José Joaquín nos reveló, además, que las circunstancias que llevan a los huesos de don Fruto, enterrados en la misma bóveda de doña Mercedita, su esposa, tienen como antecedente el hecho de que, al morir, a la una de la mañana del 12 de marzo de 1855, no había cementerio en Granada y los restos del primer presidente fueron enterrados en la Iglesia de La Merced. 

Al morir doña Mercedita, el 12 de mayo de 1890, los restos de don Fruto fueron exhumados por primera vez, en la Merced, y depositados en el mismo ataúd de su esposa. 

En el mismo sitio fue desenterrada una placa con el nombre del presidente Fruto Chamorro, estableciendo su fecha de nacimiento el 20 de octubre de 1804, “en Guatemala probablemente...”, escribe en su libro biográfico sobre Fruto Chamorro, don Pedro Joaquín Chamorro Zelaya. 

Sobre la fecha de nacimiento de don Fruto hay algunas dudas. En el Diario Íntimo de don Enrique Guzmán (28 de enero 1891) se dice que “Fruto Chamorro nació el 30 de octubre de 1805”, basado en datos que le suministrara don Anselmo H. Rivas. 

Chamorro Zelaya dice en su libro que don Fruto “fue hijo ilegítimo de don Pedro José Chamorro Argüello y Josefa Pérez”. Las circunstancias en que nace don Fruto se dan cuando su padre, don Pedro José, “había llegado a Guatemala a completar sus estudios. Permaneció allá entre 1803 y 1807, año en que consta se recibió de bachiller...”. 

Don Pedro falleció, dejando en la cláusula 10 de su testamento plasmada su voluntad de que se continúe, después de muerto, el apoyo económico a Fruto Pérez, “niño que se haya estudiando en Guatemala”. 

No continuó su carrera como maestro porque poco tiempo después fue llamado por su madrastra, doña Josefa Alfaro viuda de Chamorro. Poco antes de morir, don Pedro habría recomendado a su esposa que “llamara a Fruto, le entregara la administración de sus bienes y le confiara la formación de los hijos...”, se lee en el libro de Chamorro Zelaya. 
 

De Fruto Pérez 

a Fruto Chamorro 
 

A la llegada de Fruto Pérez a Nicaragua, “a principios del año 1827, quizás en enero”, su madrastra, doña Josefa, le pidió que llevara el apellido Chamorro. Fruto resistía a la honrosa oferta “por amor y respeto a su madre natural, la señora Josefa Pérez, dando así, muestras de que deseaba servir sin el estímulo del interés personal y que no se avergonzaba de su madre ni de su origen humilde. Mas la viuda de su padre ordenó, y él hubo de someterse”. 

Fruto de inmediato se hizo cargo de la educación de sus hermanos: Rosendo, Carmen, Dionisio, Mercedes, Pedro Joaquín y Fernando, éste último convertido después en un célebre y heroico general, gran estratega de la batalla de El Jocote y principal ancestro de la familia Chamorro Benard y Chamorro Chamorro. 

En 1836 don Fruto fue electo diputado para la Asamblea Ordinaria, logrando entre otras cosas la creación de la Junta Promotora de Instrucción Pública y de la Universidad Oriental. Puso buenos oficios para que la universidad comprara su imprenta, siendo la primera que llega a Granada en 1841. 
 

La Constitución de 1854   
  Familiares y testigos de la exhumación de los restos de don Fruto Chamorro y su esposa, doña Mercedes Avilés, apostados a los lados de la escultura de mármol italiano construida hace mas de 40 años.   
 

Don Fruto, acompañado del diputado y Presbítero Pedro Solís “metió en cintura al poder militar”, subraya Chamorro Zelaya. El poder militar estaba representado por Bernardo Méndez, alias “El Pavo”, comandante de las Armas, puesto que había logrado “como consecuencia del asesinato del Jefe de Estado, coronel José Zepeda, el 25 de enero de 1837”. “El Pavo” era conocido como un hombre vulgar y criminal. 

Según don Emilio Álvarez Montalván en su “Recorrido Histórico de las principales figuras de la familia Chamorro”, don Fruto “fue presidente de la Dieta Centroamericana, Director Supremo del Estado y el primer presidente de Nicaragua. También fue Prefecto (1845) del Departamento Oriental, con un sueldo de 41.50 pesos al mes. El 13 de octubre de ese mismo año fue nombrado ministro de Hacienda por el Director Supremo José León Sandoval (proclamado el 4 de abril de 1845). 

Álvarez Montalván valora que “La Constitución que se dictó en 1854, creando la Presidencia de la República, se debió a las ideas de orden de don Fruto, quien fue el primer presidente de Nicaragua”. 

Escribe don Pedro Joaquín Chamorro Zelaya: “Por aquellas fechas era Managua un pueblecito miserable y despoblado, que merecía bien el modesto apelativo de villa. 
 

Comisión para realizar evento histórico 
 

José Joaquín nos revela que para realizar lo que comenzaron a las diez de la mañana del jueves en el Cementerio de Granada, con el apoyo de don Dionisio “Nicho” Montiel, se formó una comisión de personalidades, a instancias de don Ernesto Chamorro Benard, descendiente directo de don Fruto. 

Están en la misma comisión el ingeniero Mauricio Chamorro Chamorro, Ernesto Horacio Chamorro Martínez, José Joaquín, doctor Horacio Bermúdez, encargado de redactar el acta de exhumación y don René Morales Tamariz. 

En el sitio del mausoleo se ha colocado una placa con los nombres de los presidentes de Nicaragua que han sido enterrados en el Cementerio de Granada. Entre estos presidentes están Pedro Joaquín Chamorro Alfaro, Fernando Guzmán, Joaquín Zavala, Diego Manuel Chamorro y Lorenzo Guerrero Gutiérrez, entre otros. Además, está enterrado en dicho campo santo el ex presidente hondureño José Sierra.

 










Catedral de Granada 

Club Social de Granada

La Iglesia de Guadalupe 

Iglesia de
La Merced

Iglesia de Xalteva 

La plaza de Xalteva 

Casa Cabildo 

Fortaleza La  Pólvora 

El salón de
los ídolos 

La Plazuela  de  los Leones 

La bodega 

Muelle El Obelisco 

La Cruz del Siglo

Casas Coloniales
de Granada 

Iglesia -Convento y Museo de 
San Francisco

Historia de 
los puentes 
de Granada 

Parque Central; 
Fuente del amor

Cines
del ayer 

arroyos de Granada

Iglesia
San Juan 
de Dios (Antiguo Hospital)
 

Fuerte San Pablo

VISITE
El gran
crater
 Volcán Masaya.

 Conozca a 
los alcaldes

vicealcaldes  Granadinos
 
 

Conozca el Museo Ecologico 
de Carazo Chacocente

Visite la Basilica de Diriamba
 
 

Tour Río San Juan