TOUR
COLONIAL
NICARAGUA

Colecciones Nika-CyberMunicipio 



 
  La Basílica de Santa Ana,  de Nandaime

Morel de Santa Cruz brindó la siguiente descripción: "El pueblo de Nandaime se compone de indios y ladinos sujetos a las autoridades españolas que son : Juez, Alcalde, Alguacil mayor, dos regidores y un Fiscal".

En esta época Nandaime estaba poblada por unas 86 familias, con un total aproximado de 604 personas. Para el lingüista e ingeniero Alfonso valle, el vocablo Nandaime  es de origen Chorotega, compuesta por las voces "Nanda", que significa "Arroyo" y del sufijo "Ime", que significa abundancia. Lo que traducido de manera literal significa "Lugar lleno de arroyos", Lo que coincide con la topografía y problemas de inundación que desde siempre ha sufrido la ciudad.

El 4 de noviembre de 1891, alcanza el estatus urbano de Villa de Nandaime.

En 1847, el presbitero doctor Francisco Ulloa y Larios, fué nombrado cura párroco del entonces pequeño pueblo de Nandaime, en sustitución del cura José Antonio Lezcano. Ulloa, logró ganarse el respeto y cariño de los nandaimeños, de modo que es recordado ahora poniendo su nombre en escuelas y calles.

Como la población carecía de un templo católico, ya que el anterior fué destruido por el terremoto de 1822, el padre Ulloa comenzó la construcción de una pequeña iglesia, y acto seguido construyó la Iglesia de "El Calvario". Dichas obras se ejecutaron en un año, siendo inauguradas en 1848. Luego, el sacerdote pensó en la construcción de un templo más grande,, una iglesia parroquial dedicada a santa ana, patrona de Nandaime.

La nueva obra se inició en 1859, con una sólida construcción de "estilo barroco hispanoaméricano tardio". Las paredes son de piedra, traidas de las faldas del Mombacho, sobre carretas tiradas por bueyes. Las piedras más pequeñas fueron transportadas en zurones ( especie de sacos de cuero crudo), a lomo de mula.

En las caravanas de carretas  participaba Ulloa a la cabeza de los nativos del pueblo. La mezcla para las paredes fue hecha de cal, leche y huevos, además de otros componentes que le agregaban los albañiles. 

Trituraban con piedras las cascaras de huevo y revolvian el polvo con la argamasa.

Estas fotografías han sido posible por la participación activa de la Comunidad de Nandaime y de Miami que para engalanar el Templo Parroquial aprendieron UNION, Desde en un comienzo cada Casa en Nandaime aportaban con dós córdobas cada semana, algunos se cansaron de pagar y el ritmo de la recolecta no ameritaba los algunos comentarios que surgieron entorno a la obra,  contra el Consejo parroquial existíaron pués tremendas presiones, eran las demandas pueblerinas de comenzar haciendo más trabajo en la remodelación. 

Igual mérito tiene la Comunidad de Nicas en Miami, El Padre Mario Sandoval se ha movido en Miami y otras ciudades, Y han sido los inmigrantes ciudadanos nicas residiendo en la Ciudad de Miami, principalmente.

Esa solido respaldo comunal no es nuevo..en el pasado..
Por las inclementes lluvias, le faltaron los ladrillos para terminar los arcos, por lo que el padre Ulloa urgió la necesidad de hacerlos y pidió a cada familia ocho ladrillos de barro.

PINTOR: PEDRO VARGAS, CAPILLA DERECHA, 
 

La gente, sin experiencia de estas lides, logró la conclusión de la obra.
 


La Iglesia de Santa Ana luce un altar mayor tallado en madera, en el que se destacan sus clasicas columnas salomónicas. Esta joya escultórica en madera fué detallada por una familia de apellido Sandoval, descendientes de esclavos.
 


El templo de Santa Ana, patrona de Nandaime, fué terminado el 18 de Septiembre de 1872, por lo que su primer centenario fué celebrado en 1972. En esa ocasión, la Iglesia de Santa Ana fué elevada a la categoria de Monumento Histórico Nacional, mediante acuerdo legislativo 1735.

AQUI COMO AYUDAR A TERMINAR LAS OBRAS DE RESTAURACION DE ESTE TEMPLO PARROQUIAL

CUENTA BANCENTRO 420504713

CHEQUES SE PONEN DOS NOMBRES:
                              MARIO SANDOVAL Y MARIA TERESA MURILLO

TELEFONO DE LA PARROQUIA: 011-505-452-2265

PERSONAS EN EL CONSEJO PARROQUIAL:
Mayra Zavala, Yara Aamón, Betty González, Esther Zavala, Maria Teresa Murillo, Maria Dolores Talavera, Julia Sandino, Martha Avilés, Bayardo Ruiz, Adolfo Guevara.

CURA PARROCO: Monseñor Mario Sandoval Castrillo (1998 -     ) Monseñor desde Marzo del 2002.

El Municipio de Nandaime comprende 27 comarcas y no tiene montañas. Unicamente ofrece lomas como la de La Camarona y la Camaroncita, que lleva el nombre de los valles en cuya superficie elevan sus prominencias. El río Ochomogo le sirve de límite con el departamento de Rivas.  Nandaime tiene unicamente ríos pequeños poco caudalosos, algunos de corriente unicamente invernales. Existen también lagunas pequeñas que llevan nombres como Laguna Verde, Guabo, y Las Plazuelas.
Siendo Nandaime una extensión geográfica llana por excelencia, por su importancia histórica, se menciona entre sus fenomenos geográficos el Valle de Mata Grande, conocido desde los tiempos de la conquista con el nombre de: Llano de Cachimba Brava" debido a que en este sitio tuvo lugar la famosa batalla de Cacique Diriangén y las tropas españolas del capitán Gil González Dávila, que fueron obligadas a devolverse sobre el camino que habian traído hasta allí, con procedencia de la antigua Nicoya, la noche del 19 de abril de 1522.

 El Templo necesita terminarse, 

El Municipio de Nanadaime es unos de los Municipios con bastante riqueza cultural, sobre todo el proveniente de la era precolombina, su acervo cultural y el recurdo perenne de sus antepasados se mantienen 
 


 
 

Tomado de Johny Villatoro, El Mercurio,  Fotos Eduardo Manfut   Junio de 2002, 




 

  La Basílica de Santa Ana,  es una reliquia nacional, Su Altar Mayor es decorado con un retablo tallado a mano y este data desde mediados de 1800.  Fue declarada Patrimonio Nacional a inicios de 1990 y está considerada como una joya de la arquitectura colonial, En ella reposan los restos de uno de los hijos más ilustres de Nandaime: el General José Dolores Estrada, Héroe, vencedor de los combates en San Jacinto quien reposa a la derecha del Altar Mayor junto a monseñor Ulloa y Larios, otro de los insignes de la ciudad. 
 párroco de Nandaime, Padre Mario Sandoval. 
 
Catedral de Granada 
El 27 de Noviembre de 1856, durante la Guerra Nacional, el General Hanningsen, antes de abandonar la Plaza de Granada, destruyó las torres de la parroquia hasta hacerlas desaparecer de sus cimientos con cargas de pólvora, por órdenes del Filibustero Walker, provocando el incendio total de la antigua parroquia miles de documentos historicos son consumidos por las llamas. En 1860 se iniciaron los trabajos de reconstrucción de la nueva Iglesia. Los planos los hizo un Arquitecto Italiano, y se utilizaron en su construcción piedras de la cantera de Posintepe, situada en las faldas del Volcán Mombacho. Se concluyó la obra en 1910.
Los arroyos de Granada
Los arroyos de Granada, son tan antiguos como la historia. Enormes barrancos de los que se cuentan historias y fueron refugio de muchachos de décadas pasadas, recuerda Francisco Mena Acevedo, un fotógrafo de esta ciudad conocido como, Paco Paco.
Parque Central de Granada
Donde originalmente existía la parroquia de la ciudad. En el centro del Parque esta localizada la Fuente Monumental, que data desde el acuerdo municipal del 30 de dicienbre de 1880, en el cual se aprueba un contrato entre Marco Antonio Lacayo y la alcaldia a cargo de Rito Baez, en comprar una fuente que estaba listada en el catalogo de la empresa de J.W. Fiske de Nueva York a un costo de 1,200 pesos. El artista Pedro Vargas rehabilitó las esculturas
Casa del Ayuntamiento
En el año de 1751, Fray Agustín Morel de Santa Cruz describe la casa del Ayuntamiento, que estaba ubicada en la Plaza mayor, y que fue reconstruida después del incendio de 1856.
Casas Coloniales de la Ciudad de Granada, Nicaragua
Los corredores o pasadizos se extienden por varios puntos de la Ciudad Señorial. La muy de don Manuel Sandino y doña Tomasa Ubao, que fue propiedad del padre de ella don José Ubao, que se casó con la hija de don Juan Argüello y la heredó la familia Sandino.
De 1885 a 1895, la ciudad mejoró notablemente en su aspecto arquitectónico por las reformas que en sus casas hicieron entonces algunos vecinos y los nuevos edificios que se construyeron
Cines del ayer granadino 
Hay quienes dicen que los cines comenzaron a funcionar en esta ciudad a finales del siglo XIX e inicios del siglo XX presentando películas mudas, es decir sin sonido, en las cuales los artistas a veces parecían eléctricos por los movimientos nerviosos que hacían aún en las escenas más románticas y ceremoniosas. 
antigua estacion del ferrocarril de granada
Es una construcción neoclásica de 1888, imperante en esa época en Europa. Pero la implementación de ese estilo en el antiguo edificio fue bajo el régimen de José Santos Zelaya, coincidiendo con muchas otras transformaciones arquitectónicas, aunque esa construcción, dicen los historiadores, se realizó cuando el gobierno del Dr. Adán Cárdenas (1883-1887).
Fuertecito de San Pablo
En 1780 el capitán general de la  Audiencia de Guatemala ordenó construir la pequeña fortaleza para defender Granada  del acoso de corsarios y piratas 
Los planos de la fortaleza fueron hechos en 1783 por el  ingeniero José María Alexandre.
Iglesia de Xalteva 
Construida en 1678, como fortaleza militar, luego capilla para los soldados. Este edificio tienen un estilo renacentista. En 1853 William Walker incendia la iglesia y destruye los archivos de natalicio de los indios de Xalteva,  En 1856 es reconstruida. En 1890 es parcialmente destruida por un terremoto. y en 1898 finaliza su reconstruccion. La iglesia Xalteva  es una obra del siglo XVII y reconstruida en su interior y fachada  después de las guerras civiles. El templo fue construido en homenaje a la virgen de La  Asunción
La plaza de Xalteva:
Se encuentra situada ante la iglesia de Xalteva, en tiempos de la colonia, era utilizada como mercado y  posteriormente fue ocupada para la realización de cabildos.
Los Muros de Xalteva:
Fueron levantados entre 1746 y 1761, existen dos versiones que explican la construcción de los mismos, la primera se refiere a que los españoles los levantaron para encausar las aguas de los recios inviernos y la otra versión afirma, que la rebeldía de los indios de Xalteva obligó a los españoles a mantenerse en guardia y levantar los muros para defenderse de las acometidas de los indígenas.En estos muros de Xalteva está colocada una placa que dice: "El General José Dolores Estrada, Héroe Nacional, peleó desde estos muros en 1854 contra los invasores de Máximo Jerez acuarteladas en la iglesia de Xalteva. Más tarde, el 14 de septiembre de 1856 libró la famosa Batalla de San Jacinto, donde murió Byron Cole, uno de los jefes militares filibusteros".s
El Obelisco
En 1920 la sociedad de justicia organizada dispuso levantar en la plazuela de los Leones un monumento consagratorio al primer centenario de la proclamación de la independencia de Centroamérica.
La Iglesia de Guadalupe 
 La Iglesia de Guadalupe: Fundada en 1624 - 1626 por Fray Benito de Baltodano. Luego que fue incendiada fue reconstruida con diferentes formas, lo que ha hecho que pierda un poco de su valor arqueológico. Se encuentra localizada sobre la calle La Calzada a poca distancia del Gran Lago. La Iglesia de Guadalupe tenía una posición estratégica en tiempo de la Colonia, ya que estaba a la entrada de la ciudad por la vía del gran Lago, por lo que se convirtió en la típica Iglesia Fortaleza, razón por la cual estuvo siempre expuesta a los saqueos y destrucciones de piratas y filibusteros. 
El convento de San Francisco:
Fue fundado unos años después que el conquistador Francisco Hernández de Córdoba arribó al territorio de lo que hoy se conoce como Granada. Algunos historiadores han afirmado que Hernández de Córdoba, al fundar Granada en el año de 1524 levantó un templo dedicado a San Francisco, construido con pareces de madera y techo de paja. Todo parece indicar que el Templo de San Francisco ocupa el mismo lugar de su fundación. En la antigua Iglesia y Convento de San Francisco, vivió y predicó Fray Bartolomé de las Casas, el protector de los Indios. En 1536 predicó en dicha Iglesia contra la quinta expedición al Rió San Juan, comandada por el Capitán Diego Machuca de Suazo. La Iglesia y el Convento fueron incendiados en 1665, y en 1685 por invasores piratas
El antiguo Hospital San Juan de Dios, 
en el costado norte del Asilo de Ancianos La Providencia, es parte de la monumentalidad de la ciudad. Su construcción, actualmente en completo deterioro, data de 1886 a 1905. Uno de los principales promotores para la edificación de ese centro asistencial fue el señor Francisco Alvarez, entonces presidente de la Junta de Caridad,
Fortaleza La  Pólvora
En 1748 se inició la construcción de esta fortaleza, y fue oficialmente concluido el 16 de Enero de 1749. Primeramente fue usada como almacén para guardar la pólvora. Más adelante fue utilizada como centro de acuartelamiento y cárcel de la ciudad de Granada, donde tuvieron lugar algunos episodios de luchas internas. El edificio de estilo medieval español tiene características de fortaleza por sus altos torreones, troneras y por sus gruesos muros de adobe. Durante la Dictadura de Somoza, fue cárcel y cuartel de la Guardia Nacional. Después con los sandinistas fue ocupado como comando de la Policía. En la actualidad es un museo
La parroquia de Diriomo es la única hecha en piedra en toda Nicaragua, 
Como la mayoría de las iglesias, los primeros templos   fueron construcciones hechas de madera y materiales que no aguantaban el paso del tiempo. La construcción de este  moderno templo duró más de un siglo, ya que la primera  piedra fue puesta en 1795, por el fraile franciscano, Fray  José Antonio de la Huerta y Casso, que fue uno de los  primeros Obispos de origen nicaragüense y se estrenó el  primero de Enero de 1900. 
Iglesia de La Merced
Fundada y edificada por primera vez en 1534. Pero en 1670 el Pirata Morgan la saquea e incendia, la fe de los granadinos se impuso y una vez mas se reconstruye en 1853. Despues es quemada por el filibustero William Walker en 1856, En 1862 el maestro Don Esteban Sandino finaliza su restauracion con adornos neoclasico, y en su fachada es una rica variedad de estilo barroco,  Una de sus principales atracciones es el retablo dorado del altar mayor. La torre de la iglesia fue construida en 1781 y en 1854 durante la guerra civil fue demolida hasta la mitad y restaurada en 1863. En sus terrenos se encuentran los restos de Enmanuel Mongalo.
La Cruz del Siglo
En el atrio de la Catedral de Granada, en la esquina noroeste, frente al  Parque Central o Parque Colón, de espaldas a la Calle de la Calzada y al costado sur de la  Plaza de la  Independencia, se levanta una cruz de piedra que fue edificada en el año de   1900 para  conmemorar el fin de siglo XIX y la llegada del siglo XX, conocida como La Cruz del Siglo.   En ese tiempo la Iglesia Católica comprendía una sola Diócesis con un solo Obispo para Nicaragua (hasta 1850 lo fue de Nicaragua y  Costa Rica), con sede en León. Poco antes de finalizar el siglo era Obispo de Nicaragua monseñor Francisco Ulloa y Larios, 
Puentes de la Ciudad de Granada
Los grandes puentes de esta ciudad, que permitieron cruzar los arroyos, sirvieron como una expansión y una integración al desarrollo urbanístico.Son antiguos puentes del siglo pasado y comienzos del XX algunos de ellos construidos en el período de los 30 años de gobierno conservador, obras verdaderamente históricas, parte integral de Granada. Los más antiguos son el de la Planta Eléctrica al final de la Calle Carazo, El Globo en la Calle Guzmán, el de Valeriano Torres y el de Papa Q, además el de Palmira.
El salón de los ídolos 
Según los arqueólogos las piezas datan de los años 800-1200 después de Cristo. Las estatuas fueron descubiertas en 1849. Entre las que cabe mencionar: El Ahorcado, Moctezuma, El Aguila y El Jaguar. Estos monolitos representan un alto valor histórico y cultural pre - hispánico, la principal pieza de valor es el Dios TLALOC, que es una estatua de piedra en cuclillas.La colección se conoce con el nombre de "Colección Squier - Zapatera", se encuentran ubicadas en una sala de exposición en el convento de San Francisco,
La Bodega del Muelle..(Existe un Proyecto de convertir esta edificación en un Museo-Taberna-Bar.
Esta se construyó el 5 de junio de 1871, tiene la forma de un galerón de madera que mide 26 mts. de largo por 5.15 mts. de ancho. Sirve como punto de embarque para las rutas Granada - Ometepe - San Carlos y Granada - Morrito - San Miguelito - San Carlos
La Plazuela  de  los Leones 
La Plazuela de los Leones, es una prolongación de la plaza mayor.  De esta plazuela se derivan 12 calles que son las principales arterias de la ciudad. 
Fue construida a principios del siglo XVIII, destruida por el incendio de 1856  y en 1974 fue declarada bajo protección del Patrimonio Nacional de la República. En la actualidad se realizan exposiciones, clases de danza, música y artes plásticas propias del municipio
La Basílica de Santa Ana
Es una reliquia nacional, Su Altar Mayor es decorado con un retablo tallado a mano y este data desde mediados de 1800.  Fue declarada Patrimonio Nacional a inicios de 1990 y está considerada como una joya de la arquitectura colonial, En ella reposan los restos de uno de los hijos más ilustres de Nandaime: el General José Dolores Estrada, Héroe, vencedor de los combates en San Jacinto quien reposa a la derecha del Altar Mayor junto a monseñor Ulloa y Larios, otro de los insignes de la ciudad.

Este 26 de Julio

Barrera de toros cap. 3 mil 500.
Bienvenido a las fiestas de Santa Ana, Nandaime





, 6 DE AGOSTO 1999 | Mayela Rodríguez
 Nandaime  recibe los restos del Héroe
  General José Dolores Estrada


 En el lugar de la exhumación fue colocada una placa en la que  reza la siguiente leyenda: “Preciado Depósito de las Honorables  Cenizas del Héroe de San Jacinto, General José Dolores Estrada  Vado. 1792-1869”.

 18 DE JULIO 1999 | 
               René González Mejía

               La Noticia

                 Pocos hombres en Nicaragua han alcanzado una consagración tan nacional como el General José Dolores Estrada, vencedor de los filibusteros en San Jacinto y salvador de la independencia de Centro  América.

                   El General Estrada reunió todas las grandes virtudes que  constituyen al verdadero patriota y a un sincero republicano. Poseía un gran valor y serenidad para enfrentarse a cualquier peligro, mucha  subordinación a sus superiores y un temple de carácter que inspiraba  respeto y amor de sus subalternos.

                   Pero recordemos al Héroe: recordemos a José Dolores Estrada  al pie de la bandera, aquella mañanita brumosa del 14 de septiembre  de 1856. Ya están los soldados filibusteros sobre los nuestros; han  matado a los mejores oficiales; han tomado posiciones desde donde dirigen un fuego mortal y nutrido sobre los nicaragüenses; ya Andrés Castro ha derribado a un asaltante que estuvo a punto de tomar la trinchera. ¿Quién salva la situación? ¿De quién será la gloria de   redimir a Nicaragua?

                   La figura del anciano Coronel Estrada se destaca entre sus soldados. Está sereno en su puesto, viendo caer a los suyos y   pensando que así rodará él también en el limo de su propia sangre,   porque ha prometido morir en el puesto antes que retroceder un  palmo. Y como avezado a los trances difíciles y peligrosos, no pierde  la inspiración tan necesaria a los militares en los momentos más apurados. Con ademán enérgico ordena a sus valientes que salgan a   flanquear al enemigo, y ellos, acostumbrados a tan arriesgadas  empresas, caen como fieras sobre los filibusteros y los hacen morder  el polvo de la derrota.

                   Esta fue en síntesis la Batalla de San Jacinto: la lucha de  algunas horas por el dominio de la esquina de un corral de piedra.  Lucha heroica, lucha sangrienta, porque detrás de aquella esquina de un corral de piedra estaba San Jacinto, y detrás de San Jacinto estaba  la libertad de Nicaragua, y detrás de la libertad de Nicaragua estaba la de toda la América Central, acaso hasta la de México, porque Walker soñaba el imperio continental.

                   Año con año, cualquiera que sea el gobierno que está en el poder, se celebra el aniversario de la trascendental Batalla de San  Jacinto, la primera derrota, al decir de Reclus, de la causa esclavista.

                   El 12 de agosto de 1869, muere en Managua José Dolores Estrada, en su lecho de enfermo y sin bienes materiales de   consideración. Ese mismo día el Gobernador Militar de Granada da  aviso que “¡el leal y esclarecido patriota, el siempre invicto General  Estrada” había muerto, y pide además a sus soldados que rieguen “¡sobre su tumba lágrimas de reconocimiento que son los laureles que corresponden a un Héroe!”

                   En el templo parroquial de Santiago de Managua, dentro de la  base de la columna oriental del arco de la entrada a la capilla del Santísimo Sacramento, por Decreto del Congreso Nacional, se  depositaron sus honorables restos.

                   Más en el transcurso del tiempo se arruinó el viejo templo, por lo que se determinó derribarlo; sin descuidar la conservación del valioso  depósito que se guardaba en su recinto. Las autoridades locales procedieron a la exhumación de los despojos, los que puestos en una caja funeraria se confiaron a la custodia de Monseñor José Antonio Lezcano y Ortega.

                   El Arzobispo de Nicaragua los guardó celosamente en la Capilla del Arzobispado, y cada año, según relatan algunas crónicas, se exponían en capilla ardiente y se le hacían modestas exequias de aniversario.

                   Imprevista e ineludiblemente ocurrió un incendio en la casa del  Arzobispado, en donde estaban las respetables reliquias; las que según relató el mismo Monseñor Lezcano y Ortega   “providencialmente se salvaron de una completa destrucción”, las que  fueron recogidas pronto y afectuosamente.

                   Después de siete años bajo la celosa custodia del Arzobispo de Nicaragua, los restos de Estrada convertidos en polvo, el mísero resultado del proceso de la desintegración humana, fueron colocados  en la Cripta de la Catedral Metropolitana, directamente debajo del Altar  Mayor, en el nicho superior de la pared del costado noreste.

                   Tres descargas de fusilería anunciaron que las honorables cenizas del vencedor en San Jacinto, General José Dolores Estrada,  descendían por segunda vez y, presumiblemente para siempre, a su  último descanso.

                   Yo visité la antigua Catedral en diferentes ocasiones. Así también  bajé la Cripta apreciando y meditando ante los restos que descansaban en sus respectivas bóvedas: el Héroe Nacional José  Dolores Estrada, el recordado Arzobispo de Nicaragua Monseñor José Antonio Lezcano y Ortega, el Ex-Presidente de Nicaragua, doctor Juan Bautista Sacasa, Monseñor Alejandro González y Robleto, así como el   matrimonio Doña, enterrados con un crucifijo de oro que les regaló el propio Papa Pío X, durante un viaje que la pareja hizo a Roma.

                   Cuando el terremoto de 1972, familiares se llevaron los restos de  sus deudos, no así los del Héroe Nacional, quien murió célibe y sin  descendencia. El hombre se entregó tanto a la Patria y le tocó que  actuar en épocas de generales inquietudes, que no tuvo tiempo para  dedicarse a los problemas más íntimos del sentimiento humano.

                   Hace unos días visité con don José Joaquín Cuadra a la antigua  Catedral de Managua. Bajamos a la Cripta recibiendo una gran  lección. Qué fácil los nicaragüenses olvidamos los sacrificios de los hombres que se entregaron de lleno a servir a la Patria. De aquellas  bocas vacías escuchamos un grito de reclamo, un grito que no podemos dejar de escuchar.

                   Es hora de hacer justicia al Héroe Nacional. Soy de la opinión  que el lugar indicado para que finalmente descansen sus restos es la  hermosa e histórica Parroquia de Santa Ana, en Nandaime; lugar  donde descansan sus antepasados. No puede haber lugar más indicado ni monumento más majestuoso que dicho templo, decretado Monumento Nacional.

                   Así tendríamos a nuestro Héroe Cultural Rubén Darío en la  Catedral de León y a nuestro Héroe Nacional José Dolores Estrada, en la Parroquia de Santa Ana de Nandaime, en el departamento de   Granada.

                   De esa forma podremos nuevamente acercarnos a la tumba de  José Dolores Estrada y tributarle el homenaje cálido que se debe al  Héroe, demostración que refluirá en nosotros y en nuestros hijos con reflejos alentadores en el camino del patriotismo y de la virtud  ciudadana. En la que sería su nueva y definitiva tumba podremos prestarle el juramento de Aníbal, única base en que puede fundarse la libertad de un pueblo.



 , 12 DE AGOSTO 1999 |  La Noticia     Mayela Rodríguez
 
 

               El Héroe Vuelve a Casa
    Solemnidad sin Precedentes en traslado de los restos del General Estrada 
 
 

   A las ocho y treinta  minutos de la mañana  el sonido agudo de un  clarinete llenó el  espacio de la antigua  Catedral de Managua,  anunciando que los  restos del General José Dolores Estrada  habían sido  exhumados de su  bóveda, ubicada en la   cripta del templo.

          Minutos antes,  una comisión  encabezada por el Presidente de Nicaragua, Arnoldo Alemán, el jefe del Ejército, general Joaquín Cuadra y los jefes de los poderes de  Estado bajaron hasta la cripta para presenciar en calidad de testigos   de honor la exhumación del Héroe de San Jacinto, un día antes de que se cumpla el 130 Aniversario de su muerte.

                   El honor de sacar restos del General Estrada fue otorgado al historiador José Joaquín Cuadra Cardenal, quien encabezó las gestiones para que el Prócer descanse en su ciudad natal, Nandaime.

                   “Para mí en lo que llevo de vida, este es el acto más grandioso,  más satisfactorio y más solemne en que he participado, y también muy satisfactorio, porque hace años que vengo con la idea de llevar  los restos de José Dolores Estrada y principalmente a la parroquia de  Nandaime, que es un Monumento Nacional”, manifestó el historiador,  quien agradeció el aporte de la compañía Texaco para la obra.

                   El General Estrada murió en Managua el 12 de agosto de 1869 y sus restos fueron enterrados en la iglesia de Santiago. Posteriormente fue trasladado a la Capilla del Arzobispado, donde tampoco permanecieron mucho tiempo, porque de ahí pasaron a ocupar una bóveda en la antigua Catedral.

                   En el lugar de la exhumación fue colocada una placa en la que  reza la siguiente leyenda: “Preciado Depósito de las Honorables  Cenizas del Héroe de San Jacinto, General José Dolores Estrada  Vado. 1792-1869”.

                   Un redoble de tambores anunció a los asistentes, entre los que figuraron miembros del gabinete de Gobierno y representantes del cuerpo diplomático acreditado en el país, que los restos del Vencedor  de la Batalla de San Jacinto se acercaban.

                   Los restos fueron guardados en una pequeña urna de mármol,  cubierta con la bandera de Nicaragua y colocados dentro de una urna de cristal, cargada por cadetes de la Academia Militar José Dolores Estrada, quienes realizaron guardia de honor.

                   El solemne acto continuó con las palabras del cardenal Miguel Obando y Bravo, quien se refirió al General Estrada como un  “defensor de la Patria y de la fe”.

                   “Estamos haciendo oración y trasladando los restos de un  hombre que hubiera podido exclamar: es dulce y decoroso morir por  la Patria”, dijo el prelado.

                   El cardenal Obando se refirió a la importancia de la Batalla de San Jacinto en el combate contra las fuerzas filibusteras al mando de  William Walker y a los honores que el Héroe recibió por esta valiente acción, no sólo de las autoridades nicaragüenses, sino de los  gobiernos de Costa Rica y Guatemala.

                   “La victoria de San Jacinto lograda por la pericia, calma y prudentes disposiciones del entonces Coronel José Dolores Estrada fue una victoria sobre los filibusteros y tuvo gran significado en la Guerra Nacional por la posterior capitulación de William Walker”, dijo  el Cardenal.

                   El líder religioso recordó las palabras pronunciadas por el General José Dolores Estrada al asumir el mando de los soldados antes de la histórica Batalla de San Jacinto.

                   “Espero seréis fieles a la causa que vamos a sostener, ella es santa porque vamos a defender nuestra religión, nuestras  instituciones, el honor y el bienestar de nuestras familias”, dijo el  prelado, retomando la frase del General Estrada.

                   En representación del gabinete de Gobierno, el ministro de  Educación, Cultura y Deportes, José Antonio Alvarado, se dirigió a los  asistentes y dijo que el General José Dolores Estrada “No era un  hombre de ideas, pero sí de principios”.

                   “Nicaragua entera rinde un homenaje más al General de División  José Dolores Estrada. A lo largo y ancho del país muchas calles y plazas llevan su nombre en reconocimiento a su gesta histórica, decenas de escuelas llevan ese nombre glorioso, para que miles de  niños y jóvenes veneren su memoria e inspirados en su ejemplo libren batallas contra la ignorancia y la violencia”, expresó Alvarado.

                   Luego de las palabras de Alvarado, el cardenal Obando,  coronado con una casulla roja, inició el responso levantando un  incensario que perfumó los restos del Héroe, mientras los asistentes rezaban.

                   Al finalizar el responso, los cadetes de la Academia Militar  cargaron los restos del Prócer y atravesaron la Catedral sobre una alfombra roja que se extendía hasta los escalones del atrio del antiguo  templo, seguidos por un cortejo encabezado por el Presidente   Alemán.

                   Un camión militar, remozado para la ocasión, esperó los restos del Héroe de San Jacinto, que fueron escoltados por el Jefe de la  Fuerza Aérea, teniente coronel Jorge Miranda Jaime y por el Jefe de la  Fuerza Naval, capitán de fragata Juan Estrada.

                   Los restos del General Estrada pertenecerán en Capilla Ardiente  hasta la mañana de este jueves, cuando saldrán hacia Nandaime.
 
 

Sobreviven en la ciudad los recuerdos de la familia Estrada
 La Noticia
   Para el profesor Ernesto Zavala, de 57 años, el regreso de sus restos tiene un significado personal. Zavala nació en la casa donde   hace más de un siglo abrió sus ojos el General Estrada, en un humilde ranchito bajo un árbol de espino.

                   “Cuando yo era niño, me sentaba a estudiar bajo el palo de espino, me siento conocedor de la historia, porque viví más de 20  años en esa casa, donde mi familia recreaba las hazañas de nuestro  Héroe”, recuerda Zavala con orgullo.

                   El profesor dice que el regreso del General Estrada es motivo de orgullo nacional y para su ciudad natal es toda una fiesta. “Esta es una  de las mejores cosas que se han hecho, a mi juicio, para que los  restos del General reposen en su lugar de origen”, añadió Zavala,  quien es Director de una escuela rural de Nandaime.

                   Orlando Vargas Bravo, de 74 años, coincide con Zavala y dice que es una acción que debió tomarse hace mucho tiempo.

                   “Es un acontecimiento histórico, pues aunque el General es de  Nandaime, pertenece a toda la Nación, porque se trata de un héroe  que defendió la soberanía contra los invasores, de lo contrario  Nicaragua se hubiera convertido en colonia americana”, dijo Vargas.

                   Según Vargas, la principal herencia del General Estrada es su  valor, su humildad y su honradez.

                   “Murió en la pobreza, recuerdo a sus familiares doña Jacinta  Estrada y Nacha Estrada, ellas hacían melcochas, rosquetes y  sorpresas (caramelos de azúcar rellenos de nancites), por eso nos  vanagloriamos de tener a un Héroe que es un ejemplo de integridad y  lo esperamos como el agricultor espera el agua”, manifestó Vargas.

                   El encargado del Medio Ambiente, Educación y Cultura de la Alcaldía de Nandaime, Luis Francis Peña Briones, aseguró que desde  1997 se formó la Comisión Pro Traslado de los Restos del General   Estrada y empezó a trabajar con una gran limitante: desconocían el  lugar donde reposaba el Héroe.

                   “En ese entonces ellos tenían pistas, nada seguro. La comisión  estaba presidida por don José Joaquín Cuadra Cardenal, el general   Joaquín Cuadra Lacayo y también el diputado Noel Delgado, y poco a  poco se involucró el Ejército Nacional”, explica Peña.

                   Según Peña, la comisión entró en receso hace más de un año y no fue sino hace dos semanas que el Ejército les comunicó que los restos estaban localizados en la cripta de la antigua Catedral de  Managua.

                   “Para nosotros fue motivo de gran regocijo y desde que supimos la noticia nos estamos movilizando para conseguir fondos e invertirlos en un programa que involucre a todos los pobladores de Nandaime”, señaló el funcionario.

                   Peña dijo que la municipalidad nandaimeña no había sido notificada del patrocinio de la compañía petrolera Texaco en el  traslado y que presentaron un presupuesto mínimo de 84 mil  córdobas.

                   “Con eso queremos adornar las calles, pintar la Plaza José Dolores Estrada y realizar una campaña de divulgación casa por casa  y con perifoneo (publicidad a través de autoparlantes) para motivar a  la población”, manifestó Peña.

                   La municipalidad de Nandaime también ha solicitado el apoyo del Gobierno Central y otras instituciones, pero según Peña, iniciaron   desde este miércoles trabajos de arreglos en la ciudad, “al fiado”.

                   Nandaime, Capital por un día

                   Peña señaló que el Concejo de Nandaime estudia la posibilidad  de solicitar a la Asamblea Nacional que declaren a la ciudad como Capital por un día el próximo 13 de agosto, fecha en que se cumplen los 130 años del natalicio del General Estrada.
                     Las ceremonias se trasladarán a la Plaza José Dolores Estrada,  a su ciudad natal, el Héroe será   ingresará a la Basílica de Santa Ana,  donde reposará para orgullo de los nandaimeños.



DOMINGO, 8 DE AGOSTO 1999 |      Mayela Rodríguez                La Noticia

              Estrada forjador de nuestra nacionalidad
               Educadores describen enseñanza sobre el Héroe en varios niveles
 

   La herencia del  General José Dolores Estrada está presente  en los textos escolares de educación primaria y  secundaria que lo destacan como uno  de los forjadores de la nacionalidad nicaragüense.
  La directora  de Curriculum del Ministerio de  Educación, Cultura y Deportes (MECD), Eneida Oviedo, explicó que la gesta heroica del General Estrada está  incluida en curriculum de tercero y cuarto grado de primaria.

                       “Nosotros lo abordamos en las asignaturas de Estudios
               Sociales y de Moral Cívica y Urbanidad. A raíz de la reforma curricular
               en 1994 ya no tenemos dividida el área en historia y geografía y lo
               abordamos con la integración de los aspectos históricos y
               geográficos”, explicó la especialista.

                       Según Oviedo, el MECD profundiza la vida y obra del
               General Estrada desde el punto de vista moral, patriótico, cultural y
               cívico como Prócer y Héroe de Nicaragua.

                       “En secundaria lo vemos en la asignatura de historia de
               Nicaragua y en el área de formación cívica social a través del
               documento de Reglamentación de los Símbolos Nacionales de
               Nicaragua, que orienta a los maestros a trabajar sus lecciones
               alrededor de los próceres nacionales, la Batalla de San Jacinto y la
               Guerra Nacional que es la Semana de la Patria, durante septiembre”,
               indicó Oviedo.

                       La directora curricular dijo que prevalece el interés de
               profundizar las materias de historia y geografía de Nicaragua, porque
               los estudiantes reciben una sola vez estas materias durante el
               transcurso de su formación primaria.

                       La directora de Comisión de Curriculum, María Elsa Guillén,
               añadió que el MECD también sugiere a los docentes la realización de
               actividades relacionadas con la importancia de la Batalla de San
               Jacinto y la gesta del General José Dolores Estrada.

                       “En nuestros programas de estudios sociales de Nicaragua
               también tenemos actividades donde se le sugiere al docente que
               destaque la participación del General Estrada y de otros héroes de la
               Patria, por ejemplo se indica que los alumnos dramaticen la Batalla de
               San Jacinto”, explicó Guillén.

                       Estrada, forjador de la historia patria

                       Guillén manifestó que los alumnos de los centros escolares
               nicaragüenses estudian al General Estrada como uno de los
               forjadores de nuestra nacionalidad, que al asumir una actitud de
               defensa en la Hacienda San Jacinto, salvó la soberanía del país.

                       “Al evitar que llegaran los filibusteros y se tomaran la
               hacienda y llamar a un grupo de hombres y decirles de que el santo y
               seña en ese momento iba a ser el morir en defensa, en ese momento
               él demostró sus totales deseos de libertad para nuestra Patria”,
               señaló Guillén.

                       La educadora dijo que los hechos históricos son adaptados
               en los libros de textos para que los niños de tercero y cuarto grado
               puedan comprenderlos y asimilarlos.

                       El encargado de historia de la Dirección de Curriculum,
               José Antonio Mena, añadió que otro de los valores que se destaca al
               Héroe de San Jacinto como uno de los constructores de la
               nacionalidad nicaragüense.

                       “También como un hombre de origen humilde que se forjó a
               sí mismo. La proyección de su obra y pensamiento hasta la actualidad
               y sus perspectivas lo hacen el modelo, el arquetipo de la nacionalidad
               nicaragüense como lo fueron Sandino y Zeledón y otros patriotas que
               han dedicado su vida al servicio de la Nación”, apuntó Mena.
 

18 de Julio de 2001 | Managua, Nicaragua
 
 
 
 

$ Cambio
del Dólar  $
Compra:
C$ 13.4767
Venta:
C$ 13.4788
 
 
 
 
 

Generosas donaciones a Parroquia centenaria

Solemne "bajada" de Santa Ana en Nandaime
——
NANDAIME
 
 

Con gran fervor se realizó el pasado lunes 16 la "bajada" solemne de la venerada imagen de Nuestra Señora Santa Ana, actividad que marca el inicio del contenido religioso de las fiestas patronales dedicadas a "La Abuela de Cristo" en esta histórica ciudad del departamento de Granada.
En el marco de este evento, el diputado conservador Noel Delgado Cuadra entregó al comité de restauración del centenario templo parroquial, así como al cura párroco, Pbro. Mario Sandoval, una donación que gestionó en la Asamblea Nacional de veinte mil córdobas para darle nuevo impulso a los trabajos de conservación y embellecimiento que se llevan a cabo en la histórica estructura arquitectónica de estilo barroco hispanoamericano tardío, cuya construcción finalizó en 1872 el entonces cura párroco y posteriormente primer obispo de Nicaragua, Monseñor Francisco Ulloa y Larios.

Delegado Cuadra, nacido en Diriomo, criado en Nandaime y "madurado" en Jinotepe, se ha caracterizado por mantener un alto espíritu altruista y de cooperación con las obras religiosas y sociales de esta ciudad Cuna del General José Dolores Estrada, donde el diputado verde goza de gran estima y aprecio popular.

Otras donaciones que fueron recibidas con gran satisfacción provinieron del comité de fiestas patronales, encabezado por el alcalde licenciado Said Zavala Hannon.

El comité donó diez mil córdobas a la mayordomía de Santa Ana, para que sean invertidos en pólvora, música, comida y otros insumos para acentuar la alegría popular de los festejos, y otra cantidad también donó el comité a la mayordomía de la comarca de La Orilla, donde la venerada imagen realiza cada año una visita de dos días el 24 y 25 de julio.
 
 







MANAGUA CARAZO  LEON INDICE PRINCIPAL GRANADA TOUR COLONIAL