Jinotega fue elevado a poblado en 5 /4/ 1,851, a  Valle el 11 /2/ 1,883NICARAGUA

 

 
        LOS ABORIGENES   /  ERA  COLONIAL  /  PARROQUIA DE JINOTEGA  /  EL ANTIGUO PUEBLO DE JINOTEGA  /  Siglos 1800 - 1900   /
    /   SUCESOS HISTORICOS ACAECIDOS / WWW.MANFUT.ORG  /   EVOLUCION POLITICA  CREACION DEL DEPARTAMENTO
    BIENVENIDOS!!! a La Reserva de Bosawás, la mas grande de Centroamerica.      Alcaldes de Jinotega    

 

 

EL ANTIGUO PUEBLO DE JINOTEGA
Linguísticamente, varios investigadores, entre ellos Alfonso Valle, coinciden que el nombre de JINOTEGA, se deriva de las voces mejicanas de origen Nahua o Chorotega: "Xilotl" (contracción de Xinocuahuitl) significa jiñocuao, y "Tecatl", persona, gente, habitante; por lo que Jinotega, significa habitante de la región de los jiñocuaos. Sin embargo, el linguista salvadoreño profesor Fidias Jiménez -quien es de los pocos centroamericanos que habla correctamente el idioma Nahuatl, Nahua o Nahoa Mejicano-, aunque acepta la traducción antedicha, afirma que Jinotega significa "Ciudad Eterna o de los Hombres Eternos" porque según él, los aborígenes Nahuatlacas Mejicanos tenían al jiñocuao como árbol sagrado, de lo eterno y de la sabiduría.

Sobre el primitivo asentamiento de Jinotega, que algunos investigadores consideran fue el valle de Jocomico, no sabemos de ningún documento histórico que lo corrobore. Conocemos de una carta dirigida al Alcalde Municipal de Jinotega, fechada el 9 de noviembre de 1959, en la que se afirma que en el Real Archivo de Indias que existe en Valladolid, se encuentran los siguientes datos sobre Jinotega: que en el año 1561 llegó a Jinotega el frayle dominico Pedro José de Jesús de Olid. Que la posición geográfica que da a Jinotega, es en el actual valle de Jocomico. Que cinco leguas más al Norte estaba el señorío de Cufulcán y que la capital de este señorío estaba asentada en un hermoso valle rodeado de dos ríos y de cerros, que le recuerdan el valle de Guadarrama, en la cuenca Nor-Oriental. Que más adelante Fray Francisco Monroy dice: que al saber Cufulcán de la llegada de los españoles, con ejércitos traídos de Dantales y de Sasles, salió en son de guerra y batalla. Que los españoles salieron a su encuentro el 17 de julio y en las primerashoras del miércoles 19, se entabló en el valle "El Chagüite", un rudo combate. Que ante el poderío de las piezas de artillería y los disparos de arcabuz, el salvaje Cufulcán, con grandes pérdidas tuvo que replegarse al Oriente, atrincherándose en los pinares. Se agrega en la carta textualmente: "...hay otros sucesos, como el traslado de Jinotega al lugar que hoy ocupa; la degollación de las doncellas en 1782; y la llegada del primer Franciscano, el padre Manuel Zubirana (sepultado en Sto. Domingo)."
Hemos narrado lo anterior como una curiosidad, sin poder constatar su veracidad histórica. Si algún investigador pudiere verificar su autenticidad, tendríamos la certeza del asentamiento original de Jinotega, ya que nombres y distancias corresponden a la geografía actual de nuestro departamento: y el Señorío de Cufulcán está ubicado precisamente donde actualmente se asienta la ciudad de Jinotega.
Adelante encontraremos otros hitos, que reforzarán la leyenda o transición de que fue Jocomico el asentamiento original de nuestro pueblo, sobre todo, por la rivalidad entre el Jinotega ladino y su parcialidad india de Liginagüina, documentalmente comprobada.
 

Al describir la región de Jinotega durante la Colonia, dijimos que tenía únicamente treinta varones indios, de los que se sacó uno, para integrar el total de cincuenta que la Audiencia de Guatemala ordenó sacar de la Provincia de Nueva Segovia, para una entrada de conquista y pacificación de la Taguzgalpa, al mando de Alonso Cáceres de Guzmán, el año 1603.

Siglo y medio después, en 1752, el obispo Morel de Santa Cruz asigna a Jinotega 643 habitantes, entre indios y ladinos. Para el año 1803, según el Obispo García Peláez y el Padre Juarros, tenía 900 habitantes; pero el Boletín de Estadística de la República de Nicaragua en 1896, establece para Jinotega una población de 4 mil 325 habitantes. Esto demuestra que el incremento poblacional se dió hasta después de la Independencia.

Según los historiadores Ayón y Salvatierra, en 1752 el obispo Morel de Santa Cruz hace la siguiente descripción de Jinotega:
"Este pueblo que abunda en inconvenientes para establecer en él una residencia tranquila, tenía por asiento el rincón de una sabana montuosa y triste y combatida por los vientos fríos de la montaña, que estaba como a dos cuadras. Servía de iglesia una casa de pajas con tres divisiones en forma de naves lóbregas, estrechas y bastanteindecentes, como lo era también la sacristía y el único altar destinado a la celebración de la Misa y las solemnidades religiosas.
"Hacía como cuarenta años que al lado izquierdo de la iglesia se había comenzado a construir otra, cuyas murallas de cal y ladrillo, tenían a la sazón una vara de alto, extensas y bien delineadas. La falta de dinero y las frecuentes invasiones de zambos y mosquitos, que en cuatro incursiones al pueblo se habían llevado a sus moradores, impedían los trabajos del templo."