BIENVENIDO A  LA TIERRA DEL CASTILLO FRENTE AL RAUDAL DEL DIABLO"
El Castillo, Santa Cruz, Sábalo, San Antonio, Mauricio Gutiérrez, Laureano Mairena, Marlon Zelaya, Marcelo, Buena Vista, Gordiano, Guasimo, La Quesada, Las Colinas, Che Guevara, Boca de Escalara, Las Maravillas, Chanchon, Libertad Sandino, El Bosque, Laguna Blanca, La Ñoca, Sompopera, El Roble, Monico, Bartola, Rivera del Río San Juan, Río Cariño.

 

 Por: Ma. Dolores Albiac

Remansos, rápidos, ensenadas y remolinos en una inmensidad de agua y cielo, o escondidos en la frondosa vegetación tropical y la violencia de sus repentinas tormentas, reviven aquí una experiencia única: la del mundo sinncarreteras, ni caminos, por esas autopistas que fueron los ríos en la antiguedad.

Son los 20 Kms. que separan el Océano Pacífico del Lago de Nicaragua, el más grande de la América Central, un mar dulce con olas y tiburones. El Río parte el país en dos, creando un mundo en sí mismo, un eje acuaático por el que discurrieron las mayores grandezas y miserias de Nicaragua.
"Cruzamos el Gran Lago con muchas peripecias. Nuestro bergantín enfiló hacia la unión de dos ríos en lo que parecía el final de ésta Mar Dulce(..) el desaguadero del mar interior y la salida al caribe y a España.
Pronto los rápidos nos obligaron a saguir a pié. Las Selvas eran inpenetrables. Era dificil avanzar, el barro nos llegaba hasta las rodillas y los mosquitos de la malaria no nos dejaban descansar. No debíamos detenernos, habíamos venido de tan lejos a estas tierras tan ricas y dificiles de conquistar" Escribió en el 1539 Alonso Calero, enviado un año antes con 139 hombres de los que sólo sobrevivieron nueve.

Los más de cuatro siglos de historia transcurridos no han cambiado excesivamente el lugar. Tras muchos avatares, Estados Unidos decidió construir el canal por Panamá, lo que relegó esta zona fronteriza con Costa Rica y permitió conservar su privilegiado entorno natural - corredor ecológico -, escenario hoy, como entonces, de los matores trasiegos y sueños.

Como en tiempos de esos temerarios y temidos cruzados que fueron los conquistadores, hay que partir de Granada. La población a orillas de "esa Mar Dulce" que Luis Napoleón Bonaparte definió como la futura "Constantinopla del Nuevo Mundo", al ver el plano eventual de un canal.

Hasta hace 20 años se abrió una carretera de tierra, el Lago de Nicaragua constituía la única ruta al Río "interoceánico", desde esa ciudad que fué La Capital. Resquicios de su antiguo esplendor son aún visibles en sus casonas.

Su Puerto es el punto de partida de la única vía de comunicación existente, con innumerables islas. 250 pasajeros,   a bordo para pasar 12 horas de trayecto hasta el comienzo del Río San Juan,  Hace años éste era el reino de felicidad, en la utopía del sacerdote Ernesto Cardenal, dentro del paradisíaco archipiélago de Solentiname. Con su comunidad campesina, creó un nuevo evangelio tropical, que cobró vida en la pintura naive, único testigo - junto al albergue ecológico de la isla - que pervive.

Al final de esa mar, está la población de San Carlos, centro comercial y fronterizo. Es la población más próspera del Departamento de Río San Juan.

Los centenares de kilómetros de caudaloso comienzan en esa despejada población y el final, entre sinuosos meandros, envueltos en frondosa vegetación o imprevistos rápidos, parece todavía hoy infinito.

San Juan revive ese mundo de impenetrables zonas selváticas pobladas de indígenas hóstiles que atravesaban esas autopistas de la antiguedad que eran los ríos.

Toda la vida transcurre allí alrededor de su cauce; a el dan las casas - todas de madera o caña, en su cauce se comercia, por él se viaja, flotando en sus aguas se sueña. Sus aguas son el único medio de transporte y el reloj del tiempo. Lavan todo cuanta arrasan en la época lluviosa - ocho meses de 12 " y aseguran el pasto al ganado.


En 2 horas se recorre el primer tramo, una tercera parte del Río con una única población en medio, Boca de Sábalo. es la capital maderera de la zona, antes zona cauchera, aunque tiene también una enorme plantación de aceite de coco que dá a este lugar un ambiente colonial de Compañía de Indias. últimamente La Alcaldía atiende más en Boca de Sabalos que en el Propio poblado de El Castillo, ésto debido a que existe un camino de tierra desde San Carlos a Boca de Sábalo.
Sabe Usted cuantos Kms. existen entre la Fortaleza y la Portuaria de Granada ? envie un e-mail

Una estampa del bello paisaje que se  ofrece al viajero en la comunidad de Boca de Sábalo.
      En la Isla Medio Queso, las 15 familias que la habitan tienen la esperanza de que a   través del turismo sus vidas mejorarán, por eso desde ya están trabajando para convertir este alargado islote que parte en dos el curso del Río San Juan, en una  parada obligada de los turistas y viajeros en su ruta hacia San Carlos o las comunidades de río abajo.  Para eso, sin ayuda de ningún organismo ni institución cultural están  recolectando aves silvestres como tucanes, corchas, monos congos, lapas, güillas,   pizotes, loras, tortugas y hasta cuajipales, con el fin de crear un pequeño zoológico donde se puedan estudiar y observar estas especies.  En total son 80 personas, entre niños y adultos, quienes se beneficiarán de esta  iniciativa, donde además aprovecharán para ofrecer a los visitantes sus  tradicionales pescados fritos con yuca que diario venden a los viajeros cuando  pasan en los barcos.  La ventaja de esta población es que su isla está dentro del área de reserva biológica Los Guatusos, razón por la cual ya han recibido talleres de capacitación para la conservación y manejo de sus recursos naturales. Mauricio Salablanca, presidente de la comunidad, dijo que ellos tienen toda la voluntad de crear nuevas  opciones de turismo, pero que lo único que necesitan es un poco de ayuda para construir un pequeño muelle, y una plantita eléctrica para ofrecer una mejor atención y servicio al visitante

Antes del solitario y largo recorrido hacia San Juan del Norte, ya en el Caribe, el último pueblo es El Castillo. La localidad que el Obispo de Nicaragua definiera, a mitad del Siglo XVII, como "el infierno de Dante", es ahora una preciosa población en las que se mantienen costumbres muy conservadoras. la inmundicia de los albergues y fondas an aquel entonces que poblaban la localidad - separadas por nacionalidades, - es lo que espanto al Obispo.

No hay niños de barro y sus casas de madera relucen en vivos colores. Las empinadas y encementadas calles - andenes -  que a ratos se convierten en escaleras - las que llevan a un Hotel Refugio. Esta edificación, junto a un Centro Ecológico y La Fortaleza reconstruida, son obra de la Cooperación Española. Es el destino de un turismo rústico esencialmente europeo, y es la principal fuente de divisas.

Los torreones, pasadizos y foso de las construcciones, son testigos de la rica y densa historia de éste lugar. Que fué sitiado por los ingleses y norteaméricanos en una invasión en la que tuvieron que atravesar el cauce que rodea la loma, poblado de grandes pedruzcos entre los que se forman peligrosos rápidos.

Fué también parada obligada de la Compañía El Tránsito que en plena "Fiebre de Oro" transportaba hacia el Oeste de los Estados Unidos a norteaméricanos y europeos. Nada queda hoy de aquel trasiego que tanto enriqueció a Granada.

Seis empresas, de Hong Kong, Japón, Alemania, Bélgica, Gran Bretaña y Holanda, se disputan ahora formar un consorcio con el Estado de Nicaragua para hacer realidad el viejo proyecto de un canal interoceánico. será "un complemento a Panamá", sin bases militares, que costará $1,300 millones, lo que permitirá movilizar por el Río 400 contenedores, frente a los mil que puede transportar el barco más grande a través de Panamá - el tráfico de este Canal es aproximadamente de 25 diarios -.

Seguirán una ruta que ya perseguía, hace casi cinco siglos, Cristóbal Colón. Pasó muy cerca, en 1502, creyendo estar entre Malasia y Sumatra, "buscando la otra parte del equinoccial". Primero Fernando El católico y después Carlos I ordenaron siete expediciones fustradas para encontrar el secreto entre los océanos.. afin de acortar la Ruta a Catai, revelada en mapa por Moctezuma a Hernán Cortéz. esta era su descripció del Proyecto: " El que posea un paso entre los dos océanos podrá considerarse el dueño del mundo. Al caudaloso Rí se le denominó San Juan y se fundó una población, San Juan del Norte, en la barra que desemboca en el Atlántico. Mas tarde, en el paso terrestre más corto desde el Lago de Nicaragua al Océaco Pacífico, se fundó San Juan del Sur.

Docenas de Proyectos se sucedieron durante tres Siglos para resolver el gran desnivel con el Pacífico. El tráfico comercial por el Río era ya importante en el Siglo XVI, aunque sufrió varios paréntesis a causa de las incursiones inglesas. Una de ellas se hizo al mando del almirante Horace Nelson, quié definió la importancia del lugar como sitio estratégico para "partir en dos el dominio español en América".

 


 

El Castillo, historia de un renacer
Por: Alberto Romero Urbiztondo
Ex representante ACSUR LAS SEGOVIAS

La rehabilitación y puesta en valor del poblado de El Castillo en Río San Juan, es una interesante experiencia de intervención integral en un bien patrimonial y en el poblado que lo alberga, que merece la pena conocerse.

El poblado de El Castillo, que tuvo gran importancia durante la época de la colonización española como lugar estratégico de la defensa militar de Nicaragua y que posteriormente fue escala obligada de la ruta transoceánica entre Nueva York y California en el Siglo XIX, durante la Fiebre de Oro en Estados Unidos, se encontraba en una gran decadencia hace apenas unos diez años. Muchas eran las causas que motivarón esta situación. En primer lugar, msu desarticulación del resto del Municipio y del territorio nacional, al ser el único poblado existente en el sur del Río san Juan y distar 140 Km., del siguinete poblado de San Juan del Norte, en la desembocadura del Atlántico.
Este aislamiento lo había ido marginando del desarrollo productivo del propio municipio, que se articulaba en las cuencas de los Ríos Sábalo y Santa Cruz, unos 15 Km. aguas arriba, lo que motivó que la cabecera municipal se trasladara desde el poblado El castillo al nuevo asentamiento de Boca de sábalos. la guerra, también incursionó en este poblado que sufrió algunos ataques durante los años 1983 y 84.

Ante esta situación, al no ver un futuro ni económico ni administrativo en su poblado, sus habitantes fueron emigrando hacia las áreas de desarrollo del Río Sábalo y Santa Cruz en el propio municipio, o hacia la cercana Costa Rica, donde tenían fuertes vínculos transfronterizos, económicos y familiares.

Consciente de este problema, el Gobierno Regional de Río San Juan, empezó a buscar desde 1988, una estrategia que le diera a este poblado, una nueva misión en el departamento de Río San Juan, en aquel momento denominado, Zona Especial III.

Para reactivar el poblado El Castillo, era necesario definirle un papel a jugar, enmarcado en sus potenciales y articulado al ordenamiento territorial del Departamento.

Desde mediados de la década de los 80 y por iniciativa de la propia región. Se había iniciado un ordenamiento del territorio, que comenzó en las zonas ya humanizadas y que al final de esa década había incorporado las grandes áreas de bosque húmedo tropical y de humedales, conformado por el Sistema de Areas Protegidas por la Paz (SIAPAZ), de carácter binacional entre Nicaragua y Costa Rica a loa largo del Río San Juan.

Dentro de este sistema se definió al poblado El Castillo y su entorno, como Area Monumento Histórico de la Fortaleza de la Inmaculada Concepción,. Inmediatamente después hacia este, iniciaba la Gran Reserva Indio Maiz, de Bosque Humedo Tropical.

Al buscar una estrategia de desarrollo para el poblado de El Castillo, se retomó esta categoría de manejo que le asignaba el SIAPAZ y se tuvo en cuenta el lugar privilegiado que ocupaba, como puerta de entrada a la Gran Reserva Biológica Indio Maíz.

El otro elemento que se consideró, fueron las potencialidades que tenía el poblado de El Castillo, para reforzarlas y convertirlas en sus fortalezas. Claramente destacaban su bellísima ubicación paisajística en un recodo del Río San Juan frente a los raudales, a ello se unía su denso pasado histórico, que se materializaba en el Monumento de la Fortaleza de la Inmaculada Concepción, impresionante construcción militar de la época colonial. El poblado en sí mismo conserva un gran atractivo con sus calles tortuosas y empinadas y sus casas palafíticas sobre la orilla del Río. El propio Río san Juan, que abrazando al poblado es el eje de la vida de sus habitantes, donde la navegación por los rápidos, la pesca y las posibles actividades acuáticas a desarrollar se convertían en un gran atractivo para el visitante. El Río es también la única vía de acceso al poblado, base para su alimentación con sabrosos pescados y mariscos y espacio de recreación para niños y jóvenes.

Todas esta caracteristicas, marcaban el potencial para el turismo ecológico que tenía el poblado, pudiendo convertirse en una forma de ingreso complementario para sus habitantes. Sin embargo eran muchos los problemas que dificultaban éste posible desarrollo: Un pueblo con sus viviendas casi en ruinas, calles llenas de lodo y piedra, la Fortaleza en gran deterioro y abandono, falta de electricidad, escasez de agua potable, ninguna infraestructura turística, incomunicación y aislamiento y una población que se sentía olvidada y abandonada por el Gobierno.

Partiendo de éstos elementos, se planteó reactivar el poblado de El Castillo para que sus habitantes recuperaran una esperanza de futuro para su pueblo, viendo un camino para mejorar su calidad de vida y recuperar su identidad. el Proyecto estaba basado en las siguientes estrategias:

1.- Considerar el poblado y el monumento de la fortaleza como un conjunto histórico a rehabilitar y poner en valor conjuntamente y en forma armónica de tal manera que se integrara en la vida de sus habitantes y en sus estrategias de desarrollo.

2.- Mejorar la calidad de vida del poblado con obras de infraestructura en los ervicios básicos de agua potable, electricidad y vialidad, así como de rehabilitación de viviendas.

3.- Promover el turismo ecológico en pequeña escala, como una fuente complementaria de ingresos para la población local, dotóndola de instrumentos normativos tecnico-legales, de infraestructura hotelera básica, de recursos humanos capacitados y de fuentes de financiamiento para pequeñas inversiones.

4.- Dotar al poblado de El Castillo de una nueva misión a jugar en el ordenamiento territorial del sudeste de Nicaragua, apartir de la preservación y valoración de su ecosistema y el rescate de su identidad histórica.

El Proyecto inició en 1990 con financiamiento de los ONG españoles Solidaridad Internacional y ACSUR Las Segovias, con la elaboración participativa de un dianóstico urbanístico sobre el poblado de El Castillo y la propuesta de un Plan de Ordenamiento que daba las bases técnicas y legales para garantizar el desarrollo del poblado sea en función de mejorar la calidad de vida de sus habitantes y sus potencialidades para el ecoturismo, conserve el carácter peatonal de sus calles, rescate la tipología de vivienda y zonofíque el suelo urbano, para fomentar las nuevas construcciones e inversiones en infraestructura.

Paralelamente, se realizó en coordinación con la Dirección de Patrimonio Cultural del Instituto Nicaragüense de Cultura, el levantamiento del estado de la Fortaleza de la Inmaculada y la propuesta de rehabilitación y puesta en valor.

Estas dos tareas se realizaron de forma paralela y coordinada, con el objetivo de manejar un concepto de rehabilitación y puesta en valor de la Fortaleza y el poblado, que los integrara y complementara en sus funciones.

dado el alto grado de deterioro de las viviendas y edificios de uso público (escuela, alcaldía, centro de salud..) se realizó un detallado diagnóstico de su estado y de la tipología de vivienda. Confirmándose que el modelo de vivienda tradicional ya existente en el poblado era muy adecuado y funcional; casas sobre pilotes de madera que permiten el aislamiento de la humedad y una fácil construcción en la orilla del Río o en terrenos de fuerte pendiente, estructura, pisos y cerramiento de madera, todavía abundante en la zona y de fácil reparación y reposición, techos de fuerte pendiente para la lluvia y cubierta de lámina de zinc, ampliops corredores y detalles constructivos y ornamentales en madera que la embellecían, pero cuyo uso estaba empezando a perderse.

Se iniciarón las obras con la reonstrucción del Centro Escolar, Alcaldía y Puesto de Salud retomando criterios constructivos. Paralelamente se iniciaron las obras de construcción del Albergue Turistico que finalizó en 1992, realizándose un diseño en madera y mamposteria que aplicaba la tipología arquitectónica del poblado, recreándola en un edificio singular de mayores dimensiones.

Desde el inicio del proyecto en 1990, se creó un Banco de Materiales que vendía al crédito y a bajo costo materiales de construcción para la mejora de la vivienda, lo que permitió un lento proceso de reparación y mejoras de la vivienda de algunas familias.

De forma simultánea y con la asistencia técnica de la Dirección de Patrimonio Cultural, se empezarón las obras de rehabilitación y puesta en valor de la Fortaleza, consolidándo muros, reconstruyendo pisos, facilitando los accesos y habilitando espacios para museo, biblioteca, servicios y bodega. Para su realización, a los fondos aportados por Solidaridad Internacional, se unió con el financiamiento de la Sociedad Estatal del V Centenario. esto permitió la consolidación y preservación del bien patrimonial y su posibilidad de uso por la población local y los visitantes. El área perimetral que rodeaba el monumento, fue limpiada de maleza y se realizó el traslado de cuatro viviendas que se encontraban en el entorno. en la torre del Castellano se instaló un sencillo Museo de Sitio y una Biblioteca.
 


 
 
 

14 DE JULIO DEL 2002 / La Prensa  Orlando Valenzuela. Fotos de Orlando Valenzuela

Recorrer los viejos  muros y pasillos del Castillo de la Inmaculada Concepción, construido  en 1675 sobre la margen derecha del Río San  Juan, no sólo es un  placer por conocer una  reliquia histórica y un atractivo turístico, sino también un encuentro con una de las epopeyas  más gloriosas de toda América, en la que la Armada inglesa fue  derrotada por un puñado de hombres dirigidos por  la joven Rafaela Herrera, en un acto de  extraordinario heroísmo, que por descuido de los grandes historiadores apenas aparece como una anécdota más de la historia

               Hace mucho tiempo, en El Castillo existió un sistema de transporte por vagones de tren, del cual sólo quedan algunas ruedas al pie de la fortaleza.

 

Una de las cosas que más impresionan durante el viaje, es que a sólo media hora de   camino, al pasar por la isla Medio Queso, la lancha prácticamente es abordada por  una pequeña flotilla de pangas con motor fuera de borda, donde vienen de pie,  como modernas amazonas, jovencitas y señoras con delantales, quienes sólo  esperan que su bote se arrime a la lancha de pasajeros, que baja un poco la  velocidad, para ofrecer ricos pescados fritos con yuca envueltos en hojas de  chagüite, café caliente, refrescos, rosquillas, frutas, pescado en ristras, pipianes  tiernos, huevos de amor y otros rubros que ellos producen en su comunidad. El  abordaje es rápido, y el que no compró nada se queda sin comer hasta el muelle del  próximo poblado, donde casi siempre hay vendedores esperando la llegada de las  lanchas.    Hora y media después de salir de San Carlos, se llega a Boca de Sábalo, cabecera del   municipio de El Castillo, donde las lanchas hacen una parada “técnica”, tanto para  montar nuevos pasajeros como para bajarse a saborear una humeante taza de leche   con café en los comedores populares del muelle local. De Boca de Sábalo a El Castillo  sólo hay unos ocho kilómetros de distancia, que se recorren en menos de media  hora.  Durante el trayecto, es común que el barco se detenga en improvisados muelles de madera, donde muchos nicas bajan con sus mochilas al hombro y se internan en la  espesura de la jungla, todos con la misma intención: cruzar la frontera, evadir la guardia tica y buscar trabajo en el vecino país. 

El viaje es tranquilo y a la vez excitante, sobre todo para el que recorre la ruta por primera vez, ya que la quietud de sus profundas aguas contrasta con la exuberante vegetación llena de pájaros coloridos, patos “chanchos”, garzas blancas, monos congos, gavilanes, tucanes, golondrinas y otras aves, mientras en sus orillas se pueden apreciar iguanas verdes y tortugas que se asolean sobre un montículo o de  vez en cuando, el zambullido de un cuajipal asustado.
Mariposas colorean El Castillo
 Nuestra travesía comienza donde nace el Río San Juan, en San Carlos. Allí se toma  una de las lanchas que desde las cinco de la mañana empiezan a salir del muelle municipal rumbo a las comunidades que bordean este caudaloso río. A esta hora, el  muelle es como un mercado persa, donde el ir y venir de viajeros, la mayoría de ellos emigrantes ilegales en busca de Costa Rica, se confunden con vendedores de café con pan embadurnado de mantequilla, “coyotes” cambiando córdobas por colones, taxistas llevando clientes hasta el portón de entrada, buhoneros ofreciendo corta uñas, lámparas de mano, relojes, llaveros con la imagen de Sor María Romero y otros productos.   Para viajar, lo primero es comprar el boleto del bote, que cuesta 35 córdobas hasta El Castillo, de lo contrario se puede quedar. Las lanchas son de fibra de vidrio, están  techadas y provistas de “ventanas” de plástico transparente, que se bajan cada vez que en el trayecto le sorprende un chubasco.
Mariposario de El Castillo 

               En el mariposario de El Castillo, se pueden apreciar
               cientos de estos insectos de bellas alas y hasta darles
               de comer, como lo hace Damaris Oporta.

 
En la comunidad de El Castillo once mujeres campesinas se asociaron para construir un mariposario que, además de ser un centro de interés científico y  turístico, a la vez les genera ingresos económicos para ayudarse en su hogar.   Por el momento cuentan con un laboratorio donde cuidan las larvas y pupas de  unas quince especies nativas de mariposas, las que por su belleza son muy apreciadas y llaman la atención de turistas extranjeros y estudiantes de diversos colegios de primaria y secundaria, quienes visitan el local.  Aunque no ha estudiado biología, Damaris Oporta, una de las socias, dijo que han recibido talleres de capacitación sobre el tema, pero es en la práctica y el contacto diario con la naturaleza donde han aprendido todos los secretos de estos insectos de bellas alas.  En un área cubierta con tela especial, los visitantes pueden ver y hasta dar de comer a las mariposas adultas, muchas de las cuales son tan raras que difícilmente se pueden encontrar en otras partes del mundo.   Por eso las socias se han planteado el propósito de “criar” estas especies para su exportación a otros países, donde llegan a tener un alto precio

 
 

14 DE JULIO DEL 2002 /  La Prensa
  La carretera, el problema
   Muchas de las bellezas naturales de Río San Juan, así como el desarrollo  socioeconómico de toda la región, dependen en gran medida de las vías de comunicación, y en este caso la carretera es el mayor dolor de cabeza de todos sus  habitantes. En la actualidad ésta se encuentra en tan malas condiciones que de Managua a San Carlos muchos vehículos tardan hasta diez horas de viaje. Por eso,  tanto los hoteles y centros turísticos, como la población en general, están seguros que hasta que se construya la prometida carretera, Río San Juan saldrá de la postración en que se encuentra.  Sin embargo, no todo es gris, pues para el primero de septiembre se espera la  inauguración de un moderno barco Carry Craft de 57 pies que tendrá capacidad para 62 pasajeros, 50 en clase turística y 12 en primera clase con aire  acondicionado, el que hará el trayecto de Granada a San Carlos en sólo 4 horas y media, según explicó su propietario, Leonel Román, quien además indicó que este  barco es lo último en tecnología y seguridad, cuenta con asientos reclinables, música ambiental y televisión, así como servicios de bar y sanitarios
 
 





14 DE JULIO DEL 2002 /     La Prensa

  El atractivo de El Castillo
   Del muelle de El Castillo, todos los días  salen los barcos con rumbo a San Carlos y a las comunidades de río abajo.    En cualquier país del mundo donde haya un Castillo como el de La Inmaculada Concepción, el mismo es motivo de admiración y orgullo para sus vecinos, pero  en el caso de la fortaleza de El Castillo, estos sentimientos son más intensos  porque están mezclados con el heroísmo de sus defensores.   La fortaleza de El Castillo fue mandada a construir por la Corona española en 1672   y concluida en 1675, frente al raudal de Santa Cruz, que los indígenas llamaban  “Raudal del Diablo”. Fue bautizado con el nombre de “Castillo de la Pura y Limpia  Concepción”. Tiene figura cuadrilonga, y estaba dotado de cuatro baluartes, tres  cuarteles, capilla para oficiales y soldados y en su exterior se hallaban instalados  los servicios domésticos, talleres y hospital.  El motivo de su construcción era defender la ruta de entrada a la ciudad de   Granada y resto de Nicaragua, que ya había sido asaltada y saqueada por diversos   piratas ingleses y franceses. En uno de esos intentos invasionistas, fue que Rafaela   Herrera se cubrió de gloria al defender con éxito la fortaleza.    Desde entonces han pasado 327 años y la fortaleza sigue en pie como un mudo   testigo de aquellos agitados días. Hoy, el Castillo de la Inmaculada Concepción, declarado monumento nacional y patrimonio cultural de la nación, es uno de los  principales atractivos de Nicaragua, y es visitado por miles de turistas,  principalmente extranjeros, y estudiantes de todo el país, ya que en él funciona    una biblioteca municipal.    Por sólo doce córdobas los extranjeros, cinco los estudiantes universitarios y tres  los de secundaria, se puede hacer un tour por el interior de esta fortaleza colonial y recorrer los mismos pasillos que una vez pisó la heroína para llagar al caballete, donde estaban emplazados los cañones que dieron cuenta del pitara invasor. Sin  embargo, a pesar de la importancia histórica que tiene la fortaleza, es lamentable  que a la fecha sólo cuente con algunos objetos de la época, pues lo más   importante, como son sus cañones, fueron sacados desde hace años hacia San  Carlos y Granada, dejando al famoso fuerte sin su atractivo principal. Las  autoridades municipales esperan que el gobierno se preocupe por el patrimonio  cultural de la nación y haga que regresen estas reliquias históricas a su lugar de  origen.

 

 14 DE JULIO DEL 2002 /                Dormir en El Castillo

   En la comunidad de Medio Queso, sus habitantes  desarrollan opciones para atraer a los visitantes y turistas extranjeros. Teniendo como centinela la mole de piedra del Castillo La Inmaculada Concepción, el visitante puede dormir tranquilo en cualquiera de los hospedajes ubicados a lo largo de la calle principal, que corre paralela a la orilla del río.     El Hotel Albergue El Castillo es uno de los principales de la comunidad, tiene  capacidad para 30 personas y cuenta con servicios de bar y restaurante, donde se sirve el delicioso camarón de río, guapote, pollo, cerdo y res. El costo de la noche con desayuno incluido es US$ 15.00 para extranjeros y US$ 12.00 para
              nacionales.

              En el hospedaje Richarson, la noche vale 10 dólares y 100 córdobas,   respectivamente. Pero además, existen otros hospedajes populares como el  Manantial y el Aurora con precios que oscilan entre los 100 y 60 córdobas. Para comer, se puede disfrutar de un delicioso guapote frito con salsa de tomates y  tostones o un plato de la suculenta comida típica de la zona, el camarón de río, en   el Bar y Restaurante El Cofalito, a la orilla del muelle, o en cualquiera de los comedores populares que hay sobre la angosta calle principal.
 
 
 

    Menu Principal de El Castillo


 
Municipio El Castillo, San Juan, Nicaragua
CHAMBER OF COMMERCE OF EL CASTILLO
9 Bakeries
5 Carpenters shops
1 Mill
2 Beef shops
        25 Mom and Pa Markets
20 Bars, 6 just for tourists
 7 Restaurants
4 sport Shops
4 Hotels, 1 air conditioning.
  2 Gas Stations for boats.

 .

JURISDICCION 

COMARCAS MUNICIPIO DE
EL CASTILLO

El Castillo, 
Santa Cruz, 
Sábalo, 
San Antonio, 
Mauricio Gutiérrez, 
Laureano Mairena, 
Marlon Zelaya, 
Marcelo, 
Buena Vista, 
Gordiano, 
Guasimo, 
La Quesada, 
Las Colinas, 
Che Guevara, 
Boca de Escalara, 
Las Maravillas, 
Chanchon, 
Libertad Sandino, 
El Bosque,
Laguna Blanca,
La Ñoca,
Sompopera, 
El Roble, 
Monico, 
Bartola, 
Rivera del Río San Juan,
Río Cariño. 
 1,120 Productores
30% poseen títulos de propiedad 
20% no poseen títulos 
48% trabajan cooperativizados


De agricultores a administradores de bosques 

 . Menu Principal de El Castillo

De 1948 a 1951 y luego de 1968 a 1970, El municipio EL CASTILLO,   fue productor de bananos, el producto era vendido por las compañías norteamericanas en Puerto Limón - Costa Rica,  A raíz de la enfermedad "sigatoka", el cultivo decayó, sin embargo despues de esta gran explotacion bananera  no dejó la más mínima infraestructura económica
De los 5,000 y tanto ciudadanos en edad escolar solo 1,800 atienden las escuelas de este municipio, distancias y situaciones economicas ..  urge de un programa de educacion que incluya El Castillo y Boca de Sábalos



MUNICIPIO EL CASTILLO 
1,822 alumnos inscritos 
13 centros escolares 
47 maestros.

Preescolar : 
179 alumnos inscritos 
4 centros escolares, 
9 maestros.

Primaria :
1015 alumnos inscritos 
10 centros escolares
32 maestros.

Secundaria 
178 alumnos inscritos 
 1 centro de educación secundaria,
5 maestros.


PIZARRA DE TRANSPORTE PUBLICO DEL MUNICIPIO DE EL CASTILLO

AEREO C$ 98.00 RT Managua - San Carlos - Managua
Desde Managua, Puerto Cabezas, Blueffields via directa a  El Castillo ..via Linea La Costena y otras lineas,
2 veces por día.



ACUATICA
Lanchas Rapidas San Carlos- El Castillo C$ 40.00
Cada hora desde San Carlos, 
(beautiful journey)
4 horas.

Pangas tours to The Reserve El Indio Maiz and other destinations.
arrange prices directly with "Captain Bartola"
Salen dos veces por dia desde El Castillo a varias comunidades en las riberas del Rio San Juan, 
Rio Santa Cruz, y Poco Sol y la Reserva Indio Maiz en grupos de privados, pregunte en El Hotel por tours, 
cuesta estimado $15.00 dólares por persona en min grupo de 4.