Colecciones Nika-CyberMunicipio 
 
Catedral de León 
Ruinas de San Sebastián
Iglesia de La Recolección
Iglesia y Convento de San Francisco
Iglesia El Calvario
Iglesia San Juan Bautista
Ermita de San Pedro
Iglesia de San Felipe de Laborío
Colegio Tridentino de San Ramón
Iglesia de Zaragoza
Ruinas de la Ermita de Veracruz

TOUR
COLONIAL
NICARAGUA


   IGLESIA Y CONVENTO DE SAN FRANCISCO
 
  
 

Se encuentra ubicada en el Centro de la Ciudad de León, del Parque Central 2 cuadras al Oeste (al Poniente), sobre la Calle Real. es el primero y más antiguo Convento con su Iglesia de la Ciudad de León, fundado en 1639 por el rev. Fray Pedro de Zuñiga de la orden Franciscana, original de Puebla de Alcocer, hijo de la Santa Provincia de los Angeles de donde vino en Misión a Nicaragua, en áquellos días de las primeras empresas espirituales que habían de continuar la ruta espléndidamente abierta en nuestro suelo nicaraguense y conservarala hasta el presente, en piedras y relíquias, las huellas de áquellos tiempos de fé.

En la Iglesia se conservan dos altares de más puro plateresco español del tiempo en que fué construida la Iglesia, uno de ellos es el altar de la sangre de Cristo y el de San antonio de Padua, que conservan la siguiente inscripción:
" Se hizo este altar siendo mayordomo Prudencio Sequiera y Prioste J. Benegas, 1713. También se conservan retablos e imágenes muy bellamente tallados como es el Cristo de la Agonía.

Su altar es de bella forma, de madera labrada, dedicado a la Purísima Concepción, quizás con motivo de Bodas de Plata de la Declaración Dogmática, por que tiene en su parte más alta, esta inscripción "Obre VI MDCCCLXXXI"

En el interior se conservan sus antiguos pilares que en la Tribuna de sus pies se cinservan visiblemente hermosos ejemplares de zapatas labradas. Aunque la falta de monumentos fechados de este tipo no permite preciar la época a que pertenecen.

Dado a que en 1830 exoulsaron a las ordenes religiosas de Nicaragua, en el Convento se instalarón diferentes instituciones educativas y en su último período el muy conocido Instituto Azarias H. Pallais; posteriormente a su abandono es demolido en los años sesenta. Durante este mismo período la fachada de la Iglesia fué totalmente alterada, perdiendo su originalidad colonial, aunque todavía se conserva el costado sur.
 

Teatro Municipal “José de la Cruz Mena”

Colegio San Ramón

Hospital San Vicente

Estación del Ferrocarril

Puente de Guadalupe

Colegio y capilla de La Asunción 
 

  • Edificios de la UNAN

  •  

     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     

    Museo-Archivos de Rubén Darío

    Museo de Alfonso Cortés, 

    Centro de Arte San Francisco

    Museo de tradiciones, mitos y leyendas

    Galería de héroes y mártires
     

  • Museo insurreccional “Luis Manuel Toruño”.
  •  
    El convento de los frailes franciscanos erigido en 1639, funciona actualmente como hotel. 
     el monasterio se ubica contiguo al templo de San Francisco, otrora la capilla de los frailes seguidores del santo de Asís, en el ángulo suroeste que forman la calle Real y la 3ª avenida Oeste.  La estructura colonial fue rescatada en esta obra por la Fundación Ortiz  Gurdián, presidida por el licenciado Ramiro Ortiz Mayorga y el arquitecto  Fernando Montes Orozco.   “La Fundación Ortiz Gurdián rescató uno de los conjuntos arquitectónicos  coloniales más bellos de León, que lo constituyen el ex convento, el frontispicio de la Iglesia San Francisco y la Casa de Gobierno del jefe de  Estado Norberto Ramírez, de quien es descendiente Ortiz Mayorga”, expresó el cronista leonés, doctor Manuel Noguera Ramírez. 

    En el edificio de una planta y 32 habitaciones se rescatan los corredores libres hoy con los nombres Zaragoza, Marcoleta, Chinchunte y Avenida Debayle y un armonioso patio central.   El diseño fue reconstruido mediante apoyo de ciudadanos que aportaron fotos  históricas como el periodista Benjamín Cano y la familia Ruiz Zapata, entre otros.  “A la Iglesia se le recuperó su fachada original, a la torre se le incorporaron  elementos que se observan en las fotos del antiguo convento y la fachada sur que da al atrio se adecuó a su diseño en los posible, para lograr la armonía”, informó Montes.  El área física de la edificación es de 3,226 metros cuadrados y el costo de la obra superó el millón de dólares.   En el mismo hay un altar elaborado por José Félix Méndez y otros artesanos  leoneses, que recuperaron la arquitectura colonial religiosa de León.  Los aposentos que ocuparon los frailes para su descanso, tras su abandono sirvieron de posada y hospedaje público a la gente pobre, que se refugiaba allí.   El doctor Nicolás Buitrago Matus, autor del libro “León, la sombra de Pedrarias”, revela que en 1829 las órdenes religiosas de San Francisco, Recolectos y Hermanos de San Juan de Dios, fueron extinguidas por Decreto  Federal el 7 de septiembre de ese año.  - Un decreto Legislativo del cinco de marzo de 1930 declaró propiedad del Estado esos monasterios y destinó los conventos a objetos de enseñanza o beneficencia pública.   - En él funcionaron la Escuela Lancasterina, abierta en 1834 en 1881 el  Instituto Nacional de Occidente de grata recordación.
    Mercedes Peralta -  La Prensa 10/12/00

     25 DE MARZO DEL 2002 /  La Prensa

                  León celebra a San Benito de Palermo 
      Los fieles barriendo la iglesia, la  repartición de chicha negrita y el atuendo  de los promesantes: túnicas blancas y  cintas negras en cintura y brazos, cargando candelas negras, son algunas  particularidades de la celebración
                   Mercedes Peralta
        León, uno de los pueblos más tradicionalistas, celebra hoy, como todos los Lunes  Santo, a San Benito de Palermo. Miles de devotos desfilarán ante la imagen, en el  templo de San Francisco. 

                  La celebración, una de las más grandes manifestaciones de fe del pueblo católico en  la Semana Mayor, que atrae fieles de dentro y fuera del país, tiene muchas  particularidades. 

                  Los devotos van vestidos de largas túnicas blancas y cintas negras en la cintura y en  los brazos, llevan la cabeza cubierta con un pañuelo blanco, y llegan de rodillas hasta el altar del santo. Algunos van descalzos o con los ojos vendados en señal de  humillación y gratitud. 

                  En las calles aledañas al templo y en las casas los devotos o promesantes reparten  chicha negrita “en nombre de San Benito”. 

                  Vehículos llegados de diferentes puntos del país, con bidones de chicha o cacao, se instalan en las cercanías de la iglesia, para cumplir el ofrecimiento hecho al santo. 

                  EL ATUENDO "DE LA LUZ" 

                  Lo impresionante de la procesión son las multitudes que se mueven todo el día  visitando el templo de San Francisco y las personas que “desfilan de luz”, ante el  altar del santo o en la procesión, acompañados de una vela negra encendida. 

                  A estos promesantes se les llama “luces”, que indica que la vida del cristiano está  iluminada por la luz de Cristo. 

                  El culto a San Benito de Palermo está revestido de solemnidad y fe. Desde las 5:00 de la mañana centenares de fieles se aglomeran cada hora para escuchar con  devoción la misa, que se extiende hasta las 11:00 a.m. A las 5:00 p.m. sale la   procesión, que regresa a San Francisco casi a las 10:00 p.m.     De la Iglesia San Juan Bautista de Sutiaba, desde hace quince años, sale otra    procesión en honor al santo, que recorre el barrio indígena. 

                  GRATITUD ETERNA 

                  Las manifestaciones de fe en Dios y gratitud a San Benito de Palermo, a quien  consideran su intercesor por milagros recibidos en salud, economía, estudios,   negocios, empleos y asuntos familiares, son impresionantes. 

                  Los compromisos se “heredan”. Muchas madres enseñan a sus hijos a pagar favores  recibidos por sus ancestros. Eso influye en la devoción y transmisión de la   costumbre de “vestir de luz” y repartir chicha en “nombre de San Benito”. 

                  Luis Rojas (69), del barrio El Calvario, recuerda que desde niño lo llevaban a la   procesión “vestido de luz”. La costumbre se arraigó. Él hizo lo mismo con sus hijos y   éstos con sus descendientes. 

                  Mayra López, del barrio La Ermita, declaró: “toda mi vida voy a pagar mi promesa  de barrer la iglesia, y vestir de luz en todo el recorrido de la procesión, porque  estoy viva de puro milagro y eso se lo debo a San Benito”. 

                  Nuevas gracias para el resto del año serán solicitadas hoy Lunes Santo, al “negrito  milagroso”, que tiene un lugar destacado en el templo de San Francisco, a donde   todo el año llegan a postrarse sus fieles. 

                  BENITO FUE UN LEGO 

                  Benito nació en Sicilia, Italia, en el año 1526 y fue hijo de moros. Era un humilde
                  lego que vivió entre los Menores Observantes de Palermo. Vivió en humildad y amó
                  con todo su corazón a Dios, según reconoce la Iglesia. 

                  Su muerte ocurrió el 4 de abril de 1589. fue beatificado en 1712 por Su Santidad
                  Benedicto XIV. 

                  Fue declarado santo por el Papa Pío VII, después de reconocer muchos milagros. 

                  En León, la devoción al santo tiene como referente el año 1924, cuando se instituyó
                  la celebración eucarística ofrecida “al negrito”. Sin embargo, la devoción es más
                  antigua y no hay datos precisos de su origen.

     


     
     

    .

       s 
      LEON     INDICE PRINCIPAL     GRANADA