Colecciones manfut.org ++++++++ Bienvenidos.. Nicaragua en cada lugar... Algo Especial..++++++++ Indice de Managua Nicaragua

MUNICIPIOS DE MANAGUA 
MERCADOS DE MANAGUA NICARAGUA
   Managua, Capital    San Rafael del Sur     Mateare    El Crucero    San Francisco
   Ciudad Sandino    Villa del Carmen    Tipitapa    Ticuantepe
MERCADOS POPULARES DE MANAGUA


COLECCION DE NOTICIAS DE DIARIOS DE MANAGUA

 CIFRAS DE LOS MERCADOS

              Managua concentra un millón 400 mil habitantes.

              En la ciudad hay establecidos 8 mercados.

              En esos centros de comercio se estima expenden unos 35 mil comerciantes fijos e
              igual cantidad de eventuales que trabajan con un carretón o un canasto.

              Del total de la población capitalina, unos 350 mil se abastecen en los mercados.

              Se estima que alrededor de 80 mil personas visitan los 16 supermercados, que
              abastecen a un sector de la clase media

              Solamente al Mercado Oriental, asisten unas 25 mil personas diariamente.

              Se espera recaudar este año unos 26 millones de córdobas por pago de arriendo e
              impuestos de los mercados.


27 de Abril de 2005  |  El Nuevo Diario   Moisés González Silva

Lista primera etapa de “Mercado Oriental II”


 La primera parte del Mercado Oriental II ya está lista. Los comerciantes están haciendo sus instalaciones propias dentro, construyendo mezanines y poniendo estantes en los cubículos para la mercadería, comentó el arquitecto Alfredo Osorio Peters, su propietario.

“Seguimos con la construcción de la segunda etapa, en la cual todos los módulos están vendidos. Ahora estamos esperando que los hombres y mujeres de negocios se ajusten bien, para que cuando estén listos hagamos la inauguración, que será anunciada con anticipación”, señaló.

Todavía quedan 20 módulos vacantes de los más de 30 que se proyectaron para ese mercado, pero esos se venden rápidamente, asegura el arquitecto Osorio Peters.

La salas de teatro y la módulos de comidas rápidas se construirán en está segunda parte, las que también están todas vendidas.


 
 

29 DE AGOSTO DEL 2002 /   La Prensa /  Benjamín Blanco / Denuncian tráfico de tramos en el Mayoreo
Iván Avilés, gerente  general de Commema.
     El gerente general de la Corporación Municipal de los Mercados de Managua (Commema), Iván Avilés, denunció el acaparamiento de tramos en los mercados capitalinos de parte de familias identificadas con el Partido Liberal  Constitucionalista (PLC), lo cual fue calificado como una verdadera “huaquita” del delito de tráfico de influencias.    “Para muestra un botón. En el Mercado Mayoreo, una sola familia de apellido  Molinares, acapara un total de 15 tramos de abarrotes, los cuales pagan cuotas  ridículas de canon de arriendo por cada local. Esta familia es la que abastece a  todos los pequeños abarroteros del Mercado Oriental. Es decir, que es un negocio desleal de varios cientos de miles de dólares que no podemos seguir permitiendo”, señaló Avilés.   Según el gerente de Commema, cada tramo en el Mercado Mayoreo está valorado  entre 35 mil y 50 mil dólares. “Es decir que esta familia que acapara 15 tramos, sólo en patrimonio como bien inmueble tiene 450 mil dólares, poniendo cada  tramo en 30 mil dólares, más lo que le producen”, indicó Avilés.    “Esto estaría bien si fuera en el Centro Comercial Managua o en Metrocentro, que  una sola familia acapare todos los módulos porque es un negocio privado, pero estamos hablando de bienes municipales, son bienes del pueblo que no pueden  estar concentrados en una sola familia”, señaló el funcionario de la Comuna.   Avilés aseguró que otras familias que acaparan 28 tramos en el Mercado Mayoreo  son de apellidos Ballesteros, Jirón, Zamuria, Tünnermann y Carballo, y afirmó que  la mayoría de esos negocios están declarados ante la Alcaldía y la Dirección  General de Ingresos como tramos de bisuterías.   “Lo primero que vamos a hacer es quitarles los tramos que tengan testaferros y  estén siendo subarrendados, aunque los concejales liberales se me dejen venir  pues son protegidos de ellos, porque esos comerciantes financiaron campañas de  los actuales concejales”, apuntó Avilés.    Estos tramos que acaparan algunas familias fueron adjudicados, según Avilés, desde tiempos en que Arnoldo Alemán fungía como alcalde y luego esta práctica  continuó por el ex alcalde Roberto Cedeño.   Los contratos de arriendo de estos tramos serán cancelados la próxima semana y cada familia de las señaladas de acaparar estos locales se quedarán con uno o dos tramos solamente, aseguró Avilés.    “La compra y venta de tramos en los mercados capitalinos se ha convertido en los  últimos años en uno de los negocios de Bienes Inmuebles más lucrativos del país”,  asegura Iván Avilés, gerente general de la Corporación Municipal de los Mercados de Managua.    La gerencia de cada mercado cobra una tasa de arriendo mensual a cada  comerciante por usar el espacio físico, pero entre comerciantes existe “todo un tráfico de venta de tramos, donde cada local puede costar desde 5,000 hasta  50,000 dólares en dependencia del tamaño y la ubicación”, agregó.  En los tramos que actualmente son acaparados por algunas familias, se mueven  básicamente tres sectores comerciales: Ropa importada, electrodomésticos y abarrotes.


 2 DE ABRIL DEL 2002 / La Prensa  Benjamín Blanco   Auditan Corporación de Mercados de  Managua
  Director de Commema negó que se hayan  gastado dos millones de córdobas para  fumigar los mercados capitalinos el año  pasado
  Dos auditores delegados por la Dirección General de Auditoría Interna de la  Municipalidad visitaron ayer las oficinas de contabilidad de la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) para recabar toda la información  necesaria que explique un supuesto gasto de dos millones de córdobas utilizados en  la fumigación de los mercados capitalinos.   El director de Commema, Iván Avilés, dijo que no teme a los resultados de una auditoría ordenada por el alcalde de Managua Herty Lewites, porque la fumigación   de los mercados el año pasado se hizo por gestiones ante el Minsa, y lo que se gastó  fue apenas 2 mil 620 córdobas, utilizados para comprar una canasta de fin de año —valorada en 131 córdobas—a cada uno de los 20 trabajadores del Ministerio de  Salud (Minsa) que participaron en la fumigación.    “Es falso que se hayan gastado dos millones de córdobas, pues las tres veces que se  fumigaron los mercados el año pasado fue por gestiones ante el Minsa y no se gastó  más que en un obsequio por motivo de Navidad para los fumigadores”, aseguró Avilés.   Avilés reconoció que en septiembre del año pasado se hizo otro gasto de  aproximadamente 12 mil córdobas en concepto de compra de un raticida que se  utilizó en el Mercado de Mayoreo para acabar con una plaga de ratas que invadía este mercado.    Un total de 340 mil 500 metros cuadrados de los ocho mercados capitalinos fueron  los fumigados por trabajadores del Minsa el año pasado, y, según Avilés, si una  empresa fumigadora privada se hubiese contratado para este trabajo habría  significado un gasto de 2 millones 125 mil 500 córdobas.    “En primer lugar, un gasto de este tipo representa casi el 10 por ciento del   presupuesto de Commema para todo un año, y en segundo lugar, no estamos  facultados para realizar este tipo de contratación con una fumigadora, porque  tendríamos que haber hecho una licitación pública con la aprobación de los ocho  gerentes de cada uno de los mercados, y en tercer lugar no hay recursos para  desembolsar un gasto de este tipo”, explicó Avilés.   El director de Commema reiteró que tanto los químicos como la mano de obra   empleada en las tres fumigaciones realizadas en los mercados durante los meses de  junio, septiembre y diciembre fueron puestos por el Minsa como un aporte en   función del control higiénico sanitario en esos centros de expendio.

1 DE MARZO DEL 2002 / La Prensa Noel Hernandez/   Rafael Quinto, Urecotraco pide sacar a buseros de Tipitapa      Representantes de 28 cooperativas de transporte colectivo de Managua solicitaron  a las autoridades del Ministerio de Transporte de Managua (MTI) que prohíba la circulación de los buses de Tipitapa por las calles de la capital.    Los transportistas entregaron una carta al secretario general del Ministerio, Alejandro Caldera, después que el Tribunal de Apelaciones de Managua suspendió la  decisión del Instituto Regulador de Transporte Municipal de Managua (Irtramma) de trasladar la terminal de buses que vienen de Tipitapa hacia el Mercado de  Mayoreo.   Rafael Quinto, Presidente de la Unión Regional de Cooperativas del Transporte Colectivo (Urecotraco), solicitó a Caldera que el Ministerio retome la medida  impulsada por el Instituto para ordenar definitivamente el sector transporte.  Quinto señaló que los transportistas capitalinos hicieron un estudio rápido en el que   se determinó que éstos podrían poner a operar unas 200 unidades entre Tipitapa y  Managua.    Esta medida sería tomada, explicó, ante una eventual suspensión del servicio por parte de los buseros de Tipitapa, al rechazar una decisión emitida por el MTI.     Por su parte, Caldera expresó que el Ministerio no tomará una decisión hasta que   termine un proceso de consulta que realiza con el resto de sectores que son  afectados por el cambio de terminal.

27 DE FEBRERO DEL 2002 / La Prensa  Moisés Martínez y   María Antonia López Alcalde Lewites inconforme con  decisión de Apelaciones


     El alcalde de Managua, Herty Lewites, reaccionó inconforme ante la decisión del   Tribunal de Apelaciones de Managua al suspender la decisión del Instituto   Regulador del Transporte Municipal de Managua (Irtramma) que decretaba a los  buses de Tipitapa que su terminal será el Mercado de Mayoreo.   “La apelación que hicieran los de Tipitapa obliga a regresar al anarquismo y eso no le conviene al país. La intención es que la Alcaldía se confronte a parar el ingreso de  todos esos buses, que ya se estaban ordenando para mejorar la circulación de  Managua, y se da un fallo tan inoportuno”, apuntó Lewites.   Sin embargo, el edil anunció que acatarán el fallo del órgano judicial, pero que este  asunto lo dilucidarán de ahora en adelante las autoridades del Ministerio de  Transporte e Infraestructura.     “Nosotros vamos a acatar el fallo del juez, somos respetuosos. Podríamos tomarnos  el derecho de continuar aplicando la medida, pero consultando con los abogados,  será el MTI el que debe determinar las terminales, dónde van a ir, ya que nosotros  trabajamos con las urbanas”, apuntó.    Antes de implementarse el plan de ordenamiento del transporte colectivo en   Managua, impulsado por el Irtramma, las terminales para el transporte proveniente  de Tipitapa eran en los mercados Roberto Huembes y Oriental.   Por su parte, el director del Irtramma, Juan José Úbeda, informó que ya presentó  una solicitud ante la Corte Suprema de Justicia para que se pronuncie sobre esta decisión del Tribunal de Apelaciones, ya que ésta es “de lo más confusa”.    “Fue de lo más confusa... este recurso interpuesto por la cooperativa no debió ser   aceptado por el tribunal ya que no se agotó la vía administrativa”, afirmó.   Asimismo, apuntó que pese a la decisión adoptada por el órgano judicial se   mantendrán las medidas de ordenamiento del transporte urbano colectivo.    “Si un busero no acata la resolución, primero se hace un llamado de atención, luego  se les notifica y si esto sigue, bien puede desembocar en una sanción”, finalizó  Úbeda, En general, todos los buses interurbanos tienen prohibido “rutear” dentro de  Managua. Durante una primera etapa del plan de ordenamiento, los buses que  entran por el corredor norte procedentes de Tipitapa hacia el Mercado Oriental y Central, tendrán que terminar sus recorridos en el Mercado del Mayoreo.

.

4 DE FEBRERO DEL 2002 / Nuevos galerones para el Oriental   La alcaldía de Managua ha informado la construcción de galerones en algunos mercados de Managua, así como un rediseño del sistema eléctrico.    María Antonia López     En los próximos días se abrirá nuevamente la licitación para la construcción de galerones para los productos cárnicos y posteriormente para el de las comidas   preparadas en el Mercado Oriental, informó Iván Avilés, director de la  Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema).   Además con Unión Fenosa, se está trabajando en un rediseño del sistema eléctrico  del mercado, previendo que cada establecimiento tenga su propio medidor.

              Otros por el contrario han cambiado su concepto original, como Mercado de  Mayoreo, el cual surge tras un financiamiento de la Agencia Internacional para el  Desarrollo de Estados Unidos, en la década de los sesenta, como parte de un    proyecto regional, cuya finalidad era el acopio de la producción hortícola y de  frutas.  No obstante, el mercado fue bajando el nivel de acopio, y se fue abriendo a la venta minorista.



              El Mercado Israel Lewites se ha caracterizado por la venta de frutas, verduras y  pescados, de donde se dice que los precios son altos, debido a que su  abastecimiento procede del mismo Mercado Oriental.    En tanto, el Mercado de San Judas, era poco visitado porque los precios eran muy  altos, pero a partir de que a ese centro se le invirtieron dos millones de córdobas en obras la afluencia de ciudadanos aumentó lo que permitió bajar el costo de los  productos.
 

              MAS SEGURIDAD

              Las asociaciones de comerciantes, están planificando la contratación de vigilantes  privados cuya paga será asumida por los vendedores, a fin de evitar pérdidas por  inseguridad y clientes nerviosos.

4 DE FEBRERO DEL 2002 /  El Nuevo Diario   María Antonia López M.    Planean construir cuatro mercados  más  Oriental concentra mayor atención de Commema  La alta concentración de habitantes en la ciudad capital, está obligando a la    Administración de Mercados a agilizar los planes de construcción de unos cuatro   nuevos centros comerciales populares, afirmó Iván Avilés, director de la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema).     “Commema planea la construcción de al menos cuatro mercados, aunque las   normas internacionales del comercio, indican la existencia de un mercado    municipal por cada 100 mil habitantes, necesitaríamos 14 y actualmente sólo hay  ocho”, apuntó.  n ese sentido, dijo que la planeación pasa por construir los mercados en el sector  de Residencial Las Mercedes, Las Brisas, Santa Ana y Villa Venezuela.   La intención de este proyecto es descongestionar el resto de centros, y que los productos estén más cerca del consumidor final, brindando un mejor servicio.    “Estamos trabajando aceleradamente en esa idea, aunque no hay fecha prevista   para dar inicio a las obras de construcción de los mercados, pero se prevé que al  final del trimestre el proyecto se presente al Concejo, para su aprobación, porque  aún falta hacer estudios de campo, de demanda y consumo entre otros aspectos”,   explicó.


             Sin embargo, en la ciudad predomina la actividad comercial ejercida en el   Mercado Oriental, el cual ocupa 84 manzanas, sitio desde donde se abastecen muchas personas de los departamentos “sobre todo de granos básicos, donde hay presencia de compradores salvadoreños, por otro lado, allí se obtienen mejores precios de compra”, dijo Avilés.    Se pretende que el mercado se convierta en una nueva alternativa de compra y  por ello ya se ha platicado con los comerciantes, para convertir la calle principal en una avenida peatonal que no existe en el país.    De este proyecto, cuyos planos ya han sido diseñados, se espera que en febrero   pueda licitarse públicamente la obra.

              Asimismo, en este mercado donde solamente había 16 operarios de limpieza,  ahora hay 46 con tres turnos, pasando de ocho carretones recolectores a 32 y de  85 toneladas de basura ahora se recogen 165 toneladas.    En tanto, el sistema de drenaje pluvial ha sido limpiado en un 50 por ciento,   inversión que se calcula en 8,000 dólares. El verano que entra se estará haciendo  trabajo similar en el resto del mercado. .



31 DE DICIEMBRE DEL 2001 /  La Prensa   Mercados capitalinos crecen desordenados   Actualmente existen ocho mercados, los cuales han crecido “sin control” Hasta el momento esos centros albergan  alrededor de 18 mil comerciantes El comercio informal se ha convertido en la principal  fuente de ingreso para decenas de personas que lo  ven como un medio de subsistencia.  Juan Carlos Bow   En los últimos diez años los mercados capitalinos han crecido de forma  desordenada, debido al aumento de personas que han visto al comercio informal como su medio de subsistencia tras el permanente estado de desempleo que ha   persistido en la década.   Análisis de economistas independientes ubican el nivel de desempleo abierto por el  orden del 40 por ciento del total de la Población Económicamente Activa (PEA).   En la actualidad Managua cuenta con ocho mercados, cinco grandes y tres  “mercaditos”, llamados así por su pequeña extensión en relación con los demás.   Los principales mercados capitalinos son: el Mercado Oriental, Mayoreo, Central  (antes “Carlos Roberto Huembes”), San Miguel (antes “Iván Montenegro”) y el Bóer  (antes “Israel Lewites”).    Entre los llamados “mercaditos” se encuentran el Candelaria, ubicado en las  inmediaciones del Cementerio Occidental; el Periférico, instalado frente al  Cementerio Oriental y el “Oscar Perezcassar”, o mercado de “San Judas”, ubicado en  ese barrio.  Iván Avilés, director general de la Corporación Municipal de Mercados de Managua   (Commema), dijo que en los últimos diez años la mayoría de los “grandes” mercados  han venido creciendo sin “ningún tipo de control”.     “Se puede decir que en los últimos años no ha habido ninguna administración en los  mercados, lo que se ve por el desorden que existe en éstos”, comentó.  Añadió que “no había control de la cantidad de comerciantes y de cuánto pagaban  éstos; situación que debe cambiar para mejoría de los comerciantes y los  consumidores”.    Los mercados de la capital actualmente albergan alrededor de 18 mil comerciantes,  siendo el Mercado Oriental el de mayor cantidad de éstos con nueve mil, seguido   por el Central con 2,467 y el Bóer con 1,400.  Después está el Mercado San Miguel con 1,300 comerciantes, seguido por el  Mayoreo con 861, luego el de San Judas con 110, el Candelaria con 84 y el Periférico  con 75 comerciantes.



               Mercados capitalinos

              Los “nuevos” mercados capitalinos nacieron a inicios de los años 80. Entre  noviembre y diciembre de 1980 se fundaron el “Carlos Roberto Huembes”, “Iván  Montenegro”, San Judas” y el mercado de Ciudad Sandino.   Pablo Emilio Barreto, conocedor de la historia de los mercados, expresó que a  partir de 1973, en Managua inicia una expansión de la ciudad, aunque para ese  tiempo solamente existía, principalmente, el Mercado Oriental.  Avilés aseguró que luego del terremoto de 1972, y al desaparecer varios mercados,   se vio un crecimiento acelerado del Mercado Oriental, el cual en los años 80 se trató de descongestionar.    “Y es a partir de la fundación de esos centros de comercio que se pudo  descongestionar el Oriental, pero después vino un crecimiento sin control de casi  todos los mercados”, anotó.   Con el terremoto que sacudió a Managua el 23 diciembre de 1972, desaparecieron  tres mercados que albergaban a la mayoría de los mercaderes de la capital y zonas aledañas.  Antes del terremoto en Managua existían, principalmente, tres mercados: Bóer, San  Miguel y Central.   El principal mercado capitalino era el Bóer, el cual fue construido en 1955 y se ubicaba al este del Estadio Nacional de Béisbol.  Mientras que el mercado San Miguel era uno de los más viejos, pues ya existía para  el terremoto que en 1931 azotó Managua.   Al desaparecer esos mercados, el Mercado Oriental pasó a ser el más importante.  Hasta ese tiempo sólo consistía de un galerón donde vendían comerciantes de la  zona de las Sierritas de Managua



2 DE ENERO DEL 2002 /    Extranjeros invierten en el Mercado Oriental    Un edificio de tres pisos como éste,  pretende empezar a ser el nuevo  rostro del Mercado Oriental. María Antonia López M.  Recientemente un sector del Mercado Oriental ha cambiado de fisonomía. Lejos  de la cantidad de “champas” plásticas o tramos maltrechos en media calle, los extranjeros, algunos cuya descendencia ya es netamente nicaragüense, confían en que el mercado puede cambiar su rostro, por ello, decidieron hacer inversiones  de miles de “pesos” porque el sitio lo amerita.   La verdad, es que no se trata de cualquier extranjero, sino de personas oriundas  del Medio Oriente, expertos mercaderes en su tierra y que sin temor alguno se lanzan a aventurar en otros países, donde tienen la certeza de que siempre les irá   bien.  Almutasem Khatib, es uno de ellos, hijo de árabes, se ha convertido en el gerente de Textiles Saddam, enclavada en la Calle Principal de Ciudad Jardín, donde se construyera un edificio de tres pisos cuya inversión se calcula en 400 mil dólares.  Khatib explicó que la intención es alentar a otras personas a realizar inversiones similares para ayudar a levantar la economía del país.    De igual manera, confían en que con este tipo de edificios, la Alcaldía de Managua se anime a realizar los planes que tenía previstos para la calle principal donde están ubicados, la cual supuestamente será convertida en peatonal, ya que los  otros gobiernos municipales no han hecho nada.  “Ya el alcalde Herty Lewites vino y se reunió con los comerciantes, pero no han   hecho nada del proyecto que anunciaron, lo único que ha mejorado es que hay menos basura”, dijo el joven comerciante.  Agregó que no son los únicos que han invertido en sus tiendas, con el fin de darle  una cara nueva al mercado y salir de la rutina.  Aunque señaló que los árabes se caracterizan por vender telas, esta vez ellos en el  almacén decidieron diversificar el producto; por tal motivo, el segundo piso lo  utilizan para venta de muebles y maletas, mientras el tercero para ropa de bebé.  Según Khatib, aún no recuperan la inversión que hicieron en el edificio, pero creen que poco a poco lo harán porque durante las elecciones las ventas se habían bajado.  En tanto, Iyad Shihab, otro comerciante de origen árabe, consideró que los  extranjeros son quienes invierten en el mercado porque han salido fuera del país y conocen otros sitios donde se hace algo similar.  Según Shihab, el Mercado Oriental es uno de los puntos de comercio más fuerte de Nicaragua y por ello decidieron invertir.  “Debemos hacerlos más modernos para que no solamente venga gente pobre a comprar, estamos fuera del mercado y eso permite que lleguen en vehículos y  estacionen a la orilla”.  Por otra, parte, comprar dentro de esos establecimientos brinda más seguridad a  la clientela, puesto que los dueños contratan servicio de vigilancia.
 

9 de Agosto de 2001 |   Peatonal moderno para el Oriental * Primera será de Esso Ciudad Jardín a Casa de los Encajes * Segunda, del Jardín del Calzado hasta «Gancho de Caminos» * Tercera, desde la Casa de los Encajes hasta el Calvario —KARLA CASTILLO—    la primera etapa de la calle peatonal del mercado Oriental, proyecto anunciado por el licenciado Iván Avilés,  gerente general de la Corporación de Mercados Municipales.   Esta primera etapa comprenderá el trecho que pertenece a Ciudad Jardín, de la gasolinera Esso -ubicada donde fue el cine-, hasta el  sector de la Casa de los Encajes. Se logrará impidiendo el tráfico   de vehículos, incluyendo los de los abastecedores. (¿Van a llevar la  mercadería a tuto?)    Una segunda etapa, que se realizaría el próximo año, con fondos  de COMMEMA, abarcaría la misma calle, con la esquina de lo que se conoció como «el Jardín del Calzado», hasta el Gancho de Caminos, y posteriormente, pero siempre en el 2,002, se haría la  calle peatonal del sector de la Casa de los Encajes hasta la iglesia  El Calvario.  Esta idea, ya madurada en planos que reflejan su viabilidad, es una  urgencia para COMMEMA, en base a los centenares de problemas  que a diario se presentan en el monstruoso mercado Oriental,  según conocedores, el mayor de Centroamérica, que, como   mercado persa, extiende sus tentáculos a lo largo de 80 manzanas    y amenaza con expandirse más.  Avilés señala que la calle peatonal tendrá una apariencia turística,  muy atractiva, con jardineras, bancas, iluminación y áreas verdes.    Contará con vigilancia a toda hora, para seguridad de los clientes y de los comerciantes.    ¿Cómo se realizará el abastecimiento de los negocios, si no se  permite el ingreso de vehículos a dicha calle?, se preguntarán los comerciantes. Pues bien, ese problema está solucionado con la   apertura de la calle para vehículos sólo en horas de la madrugada, cuando no haya compradores.

                Recalca que COMMEMA hará un consenso entre los vendedores,
                para que todos abandonen las aceras y se replieguen a sus
                negocios que continúan teniendo. Se unificará un diseño para que
                todos presenten un aspecto uniforme, ya que, como se sabe, ese
                sector del Oriental está casi estrictamente dedicado a la venta de
                ropa, telas y artículos de plástico.

                MICROEMPRESA PARA LA BASURA

                El problema de la basura, quizás el que más agobia al Oriental,
                después de la delincuencia, ya se está solucionando con la
                creación de microempresas recolectoras, que atenderán
                estrictamente a los mercados y se encargarán de seleccionar y
                reciclar los desechos sólidos.

                El gerente de COMMEMA a la vez señaló que los compradores del
                Oriental no deberán tener temor, porque se está reforzando la
                vigilancia del centro de compras, en aras de darles seguridad.

                Pero quizás el lío que más preocupa a COMMEMA es la
                demarcación del mercado Oriental, que en los últimos once años
                ha sufrido un crecimiento vertiginoso y ya absorbió los barrios
                aledaños -Ciudad Jardín, Los Angeles, 19 de Julio, Santo
                Domingo, etc.-. Así es como, si bien el mercado se extiende como
                ciudadela, la mayoría de los comerciantes que lo conforman no
                pagan impuestos, porque legalmente están ubicados en barrios.

                La Corporación de Mercados introducirá próximamente a la
                Asamblea una petición, para que se definan los límites del mercado
                Oriental y así, se solucionarían tanto la recolección de basura, el
                pago de impuestos, la vigilancia y los planes futuros de inversión.
4 DE FEBRERO DEL 2002 /  La Prensa  María Antonia López M.   Actividad comercial de la capital está desordenada
 Managua tiene la capacidad de absorber mayor  actividad comercial, sin embargo, debe sufrir un  proceso de modernización con inversiones extranjeras  y de ordenamiento, opina el Presidente de la Caconic. La actividad comercial de la capital debe ordenarse en el futuro a fin de que la  expansión moderna tenga los resultados deseados ante la inminente llegada de  nuevas inversiones en centros de compras, indicó Marco A. Mayorga, presidente   de la Cámara de Comercio de Nicaragua (Caconic).   Mayorga afirmó, que la capital recién está tomando forma, al estructurarse una serie de avenidas y calles en dirección este-oeste, identificadas como las  principales vías para el establecimiento del comercio.

              “Managua debería planificarse, encontramos ahí una debilidad, porque el país se está organizando para que la capital se convierta en un centro económico, haciendo de éste lugar el destino y origen de casi toda la actividad del resto de   departamentos”.     Para Mayorga, este fenómeno representa un problema, porque la capital ha   sustituido la actividad comercial de otras ciudades como Matagalpa, sitio desde     donde se abastecían una serie de municipios del norte del país, lo que a su juicio   dificulta los procesos de descentralización.     “Tal situación probablemente, se presenta porque el comercio formal se ha  radicado casi sólo en Managua y probablemente en los departamentos puede ser   solamente del 20 por ciento”, afirmó Mayorga.   Aseguró que ése es un impedimento para que las casas comerciales no instalen sus  negocios en los departamentos.

              Para Mayorga, de continuar la situación tal como está, en Managua prevalecerán   las áreas que no ayudan al desarrollo ordenado de la ciudad, a la seguridad de la población, al mejoramiento de la salud ambiental y la recolección de impuestos   municipales para la realización de infraestructura necesaria.   “La única opción de Managua, es que el desarrollo de las ciudades sea ordenada, y  eso comienza en la forma de hacer comercio” añadió.    Según Mayorga, la ciudad todavía está en capacidad de absorber mayor actividad   comercial, sin embargo, debe sufrir un proceso de modernización con inversiones  extranjeras que cambiarán la forma y la costumbre de realizar las compras.     Espero que ese cambio, a lograrse, con tiendas por departamentos, no afecte a los   comerciantes ya establecidos, por el contrario, les ayude a transformarse y  modernizarse.     “Esos cambios son exigidos por la población, quienes desean comprar todo en un   solo lugar, que haya más seguridad”, reiteró



Mercado Oriental, árbol de problemas ambientales
 AUGUSTO FLORES FONSECA *Al escuchar las palabras Mercado Oriental, surgen una serie de reacciones en torno al mismo, que van desde la posibilidad de adquirir una diversidad de artículos en un precio bastante favorable,
contemplar la dificultad de acceso al mismo, contemplar la posibilidad de tener un accidente al transitar por la complicada telaraña de calles y andenes que lo conforman, hasta tomar medidas preventivas para no ser víctimas de un asalto; sin embargo y a pesar de todo le mencionado lo visitamos.
Otras personas sin embargo asocian el Mercado Oriental con malos olores, suciedad extrema,
acumulación de basura, calor, sudor, etc. y prefieren sacrificar unos cuantos córdobas que someterse a "semejantes incomodidades". Estas personas generalmente no lo visitan, pero independientemente de
la condición económica de ellas y de su status social es una posibilidad que nunca descartan ya sea por necesidad, interés o simple curiosidad, lo que no descarta que de una u otra forma reciban beneficios del mismo. Entonces, sería ingenuo obviar la importancia que tiene el Mercado Oriental para la gran mayoría de la
población de Managua y de un buen número de compradores y comerciantes de los departamentos.
El mercado está ahí y es útil, cumple una función social y económica. Pero por otro lado, sería irresponsable no tomar en cuenta al Mercado Oriental como fuente generadora de una considerable cantidad de impactos ambientales negativos, impactos que de una u
otra forma desembocan en problemas sanitarios, de higiene, de seguridad, sociales, económicos, etc.

Es necesario señalar que en el Mercado Oriental se produce aproximadamente una cantidad de 81 toneladas de basura por día, lo que representa prácticamente el 30% de la producción de basura total
del casco urbano de Managua. Si a esto sumamos la falta de infraestructura adecuada para servicios higiénicos, la falta de un sistema de drenaje de aguas eficiente y un servicio de recolección de basura
proporcionado; no es fácil afirmar que el problema ambiental de contaminación por basura y excretas en el Mercado Oriental tiene una magnitud sin precedentes y probablemente es el tronco en torno al cual se ramifican otro tipo de problemas ambientales.

Otro tipo de problema que se percibe en el Mercado Oriental es el Stress Ambiental, cualquier
persona desde vendedores hasta compradores es víctima de este tipo de stress, por supuesto en
diferente magnitud. El ruido de los vehículos y sus bocinas, el ruido de la gente como vendedores de agua u ofertadores de productos, la presión de los acarreadores por contar con el espacio para pasar,
el mal olor, el difícil tránsito, la irregularidad de las calles y andenes, el calor, el temor a los ladrones, etc. son fuentes generadoras de stress ambiental. Esta situación provoca en las personas situaciones
de desesperación, nerviosismo, inseguridad, agresividad; que en dependencia de las mismas surgen repercusiones desagradables.

Hemos señalado dos formas de contaminación ambiental, sin embargo estaremos de acuerdo en que existen muchas más. Si desde el punto de vista social estamos conscientes que la desaparición del Mercado Oriental es una solución no viable, entonces es necesario disponer de acciones y medidas
ambientales de mitigación, para disminuir los problemas que existen.

Una medida de mitigación que desembocaría en la solución no sólo a los problemas planteados sino que a muchos más podría ser la apertura al tráfico vehicular a las principales arterias del mercado.
Bravo por la administración del mercado ya que llevando a cabo un recorrido por el mismo, percibí los trabajos de remodelación y mejora del botadero, lo que se constituye en un grano de arena
remediador de la problemática planteada.

Para finalizar es necesario destacar que las acciones ambientales de mitigación que se pudiesen implementar no son únicamente responsabilidad de determinado sector o entidad, las mismas tienen que ser implementadas y apoyadas por todos los beneficiarios de los servicios que obtenemos del
mercado; autoridades municipales, vendedores, transportistas, compradores, etc. Las acciones en conjunto dan como resultado beneficios en conjunto.

* El autor es ambientalista



31 DE DICIEMBRE DEL 2001 / La Prensa   Delincuencia y basura, mayores problemas   Solamente en el Mercado  Oriental mensualmente se recogen 6,291 metros   cúbicos de basura  Mantener limpios los mercados capitalinos es una  lucha titánica que enfrentan las autoridades de   Commema. Juan Carlos Bow  En la actualidad los mayores problemas que tienen los mercados capitalinos son la  cantidad de basura que se encuentra en ellos y los delincuentes que circulan por sus  pasillos.  Uno de los mercados que tiene más problemas con esos aspectos es el Oriental,  donde mensualmente se recogen 1,561 toneladas de basura, según dijo Emiliano Martínez López, Gerente de ese centro de compra y venta.   Indicó que cada mes en el Oriental se recogen 6,291 metros cúbicos de basura, es  decir, 216 metros cúbicos de basura diarios.    Añadió que al Mercado Oriental llegan diariamente alrededor de 30 mil personas, lo  que contribuye a la gran cantidad de basura que se acumula en ese centro.   Comentó que también es un aspecto cultural, pues tanto comerciantes como  compradores botan la basura en la calle, “sin tener cuido alguno”.   Agregó que otro aspecto que contribuye a que haya esa cantidad de basura son los   barrios aledaños al Oriental, que en los últimos años han sido absorbidos por el  mercado; esos barrios son Ciudad Jardín, Los Ángeles, 19 de Julio y Santo Domingo.  Iván Avilés, Director General de la Corporación Municipal de Mercados de Managua  (Commema), dijo que este problema de la basura se da en todos los mercados, “pero  en unos más que en otros”, lo que depende de la extensión del mercado y de la  cantidad de comerciantes.   “El problema de la basura se da en todos los mercados. Lo único que hay que hacer es tratar de educar a los comerciantes para que no boten los desperdicios o productos malos en la calle, sino que busquen bolsas, canastos o sacos para depositarlos”, manifestó Avilés.   Al igual que el problema de la basura, la actividad delictiva en los mercados es mayor en el Mercado Oriental, donde ya se han identificado los puntos más  peligrosos para los comerciantes y usuarios de este centro de expendios.   Martínez aseguró que los puntos más “calientes o rojos” de la actividad delictiva en el Oriental, son el sector de La Casa de los Encajes, El Bolsón (antes El Jardín del Calzado), por el lado del Cine México, el Callejón de la Muerte, las áreas aledañas a la  Iglesia El Calvario y El Chiquero.


31 DE DICIEMBRE DEL 2001 / La Prensa  Comerciantes pasan de mayoristas a detallistas  Productos que se comercializan en el Mercado de Mayoreo se han diversificado en los  últimos años En los últimos años, los productos que se  comercializan en los distintos mercados se han venido  diversificando.   Juan Carlos Bow  El principal objetivo por el que se fundó el Mercado de Mayoreo era el de crear un centro de expendios en donde todos los comerciantes se fueran a abastecer, es  decir, instalar un centro de comercio de mayoristas.   Pero en los últimos diez años, este objetivo vino desvaneciéndose, pues en la  actualidad el Mayoreo es un mercado de “detallistas”, según dijo Francisco Padilla   Brenes, gerente del mismo.  Añadió que de los 861 comerciantes que están en el Mayoreo, alrededor de 20 son  los único que venden al “por mayor”.   Comentó que entre 1980 y 1987 el Mayoreo fue, fundamentalmente, un mercado mayorista, pero “luego que se abrieron las puertas para el libre mercado”, ese centro se vino haciendo “detallista”.   Indicó que al inicio en ese mercado vendían principalmente productos perecederos  (frutas y verduras), además de mariscos al por mayor, pero ahora los productos se  han diversificado, pues “hoy encontrás desde una bisutería hasta alguna pieza de  ropa”.   Al igual que en el Mayoreo, pero esta vez en un mercado ubicado al otro extremo de  Managua, los productos que se comercializan en el Mercado Bóer se han venido  diversificando.   En el Mercado Bóer (antes “Israel Lewites”), actualmente hay 1,400 comerciantes  que ofrecen variedad de productos, mientras que en sus inicios, de manera  informal, se vendían, sobre todo, frutas y verduras.   Idalia Mendoza, Gerente de este mercado, indicó que en la década de los 90 ese  centro vio un incremento en la cantidad de comerciantes, lo que provocó la diversificación de las mercaderías.  Añadió que ese crecimiento acelerado hizo que varias áreas ajenas al mercado  comenzaran a desaparecer y pasaran a ser parte de ese centro.  Dijo que debido a esto se ha venido buscando cómo mejorar las condiciones de los comerciantes, aunque éstos también han ido mejorando la infraestructura de los  módulos o tramos en que están instalados.


31 DE DICIEMBRE DEL 2001 /    Mercaditos con capacidad para más  comerciantes   La Prensa  Juan Carlos Bow
  Pintan y reparan sistema eléctrico de pequeños mercados de la capital  Los “mercaditos”, llamados así por su pequeña  extensión, no trabajan a capacidad puesto que  todavía tienen cabida para albergar a más comerciantes.
  Los llamados “mercaditos” de Managua actualmente tienen capacidad para albergar  más comerciantes, además de los que tienen hasta el momento.   Entre los “mercaditos” se encuentran el Candelaria, ubicado en las inmediaciones  del Cementerio Occidental; el Periférico, instalado frente al Cementerio Oriental; y el “Oscar Perezcassar”, o Mercado de San Judas, ubicado en ese barrio.   Miriam Catín Reyes, gerente del mercado de San Judas, dijo que cuando ese centro  de ventas comenzó a funcionar tenían 40 comerciantes, pero que actualmente alberga a 110.   Añadió que cuando se fundó ese “mercadito” tenía 85 módulos o tramos, pero que actualmente tiene una capacidad de 180 tramos para comerciantes.    Comentó que durante este año 2001 se realizó una reparación total de las  instalaciones del mercado, con el objetivo de atraer más comerciantes.  Miguel Ángel Pérez, encargado de cartera y cobro del mercado Periférico, señaló  que actualmente en ese “mercadito” hay instalados 75 comerciantes.   Añadió que ese “mercadito” cuenta con 182 módulos o tramos, de los cuales existen  64 que están desocupados.  El Mercado Periférico fue fundado en 1973, pero entre 1982 y 1993 se cerró. Fue hasta en la segunda mitad de los años 90 que volvió a funcionar, según Pérez.   En el caso del Mercado Candelaria, éste actualmente alberga 84 comerciantes, de  los cuales 69 son fijos y 15 eventuales, según dijo Miningela López Cruz, administradora del mercado.   Agregó que con el objetivo de atraer más comerciantes y mejorar las condiciones de los actuales, en enero próximo iniciarán la reparación de techos, canales y  bajantes, inversión que se hará con fondos propios de la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema).



 31 DE DICIEMBRE DEL 2001 / La Prensa  Son hijos del Oriental   El Oriental vino creciendo conforme aumentó la población en Managua  Emiliano Martínez. Juan Carlos Bow   Algunos de los mercados que fueron construidos y fundados luego de 1979, nacieron por la necesidad de descongestionar el Mercado Oriental, es por ese  motivo que los primeros comerciantes de esos centros pasaron primero por el   Oriental.    Entre los mercados fundados luego de 1979, se encuentran: el Mercado Mayoreo, San Miguel (antes “Iván Montenegro”), Bóer (antes “Israel Lewites”), y los de Ciudad Sandino y San Judas.   Los primeros comerciantes de esos mercados provinieron principalmente del Mercado Oriental, que desde 1972 inició un crecimiento acelerado, pero de manera desordenada.   El Mercado de Mayoreo fue inaugurado en 1980, inició con 200 comerciantes los  cuales provenían del Mercado Oriental; mientras en el Mercado Bóer, que comenzó  oficialmente en octubre de 1979, se instalaron 30 comerciantes que venían del  Oriental.   En el caso del Mercado San Miguel, que fue fundado en 1982, comenzó con  alrededor de 120 comerciantes, los cuales en su mayoría provenían del Oriental.  Emiliano Martínez López, Gerente General del Oriental, manifestó que ese mercado  inició una etapa de crecimiento desordenado, luego del terremoto de 1972 que  sacudió la ciudad capital.  Indicó que ese crecimiento “desordenado” se agudizó en los años 80, debido a la emigración de personas del campo a la capital.  El inicio del Mercado Oriental se remonta a los años 1945 y 1946, cuando se construyó el primer galerón que servía como centro de ventas para comerciantes   de las Sierritas de Managua.   En la actualidad, el Mercado Oriental tiene 86 manzanas de extensión y abarca  alrededor de 9,000 comerciantes, mientras en sus inicios abarcaba cerca de 11  manzanas, según Martínez.   Añadió que actualmente hay 5,500 comerciantes ambulantes, los cuales venden  desde agua helada y chicles hasta ciertas bisuterías.

              PLAN DE ORGANIZACIÓN

              Iván Avilés, Director General de la Corporación Municipal de Mercados de Managua  (Commema), indicó que a partir de enero próximo desarrollarán un plan de  organización de todos los mercados capitalinos.   Dijo que donde más problema se ha dado por el crecimiento desordenado es en los  mercados Oriental y Central (antes “Carlos Roberto Huembes”), sitios donde se  desarrollará más intensamente el plan de organización.    Añadió que las administraciones anteriores utilizaron el concepto reordenamiento,   el cual es muy limitado, pues simplemente se refería a cambiar de lugar a los comerciantes, mientras que con la organización se buscarán mejores sitios para los comerciantes y los consumidores.   Comentó que ese “plan de organización” se ejecutará con fondos propios de la   Alcaldía de Managua y no con préstamos de otras instituciones gubernamentales o  no gubernamentales/

21 DE NOVIEMBRE DEL 2001 /   Construirán 17 supermercados     Martha Danelia Corea  / La Prensa/   A partir del próximo año Nicaragua estrenará al menos 17 nuevos supermercados  en diferentes puntos del país, aseguraron representantes de las cuatro cadenas  que operan aquí.     Representantes de las cadenas Palí y La Unión, de capital extranjero, y de La  Colonia y La Fe, de capital nacional, afirmaron que las inversiones serán de  “varios millones de dólares”, las que generarán cientos de empleos directos.    Leytón Cano, gerente de mercadeo de La Colonia, aseguró que esta cadena tiene  un plan de expansión para los próximos 18 meses, y que tienen planeado  construir dos locales nuevos en Managua. Actualmente cuentan con cinco en la   capital, donde emplean a 475 trabajadores, manejan 600 proveedores y un  surtido de 18 mil artículos.   Por su parte, Erick Murillo, gerente de Palí, consideró que actualmente tienen  espacio para comenzar a crecer.   “El próximo año desarrollaremos más (supermercados) en los departamentos.  Tenemos planes de apertura de un mínimo de cinco supermercados más”, afirmó  Murillo.   Esta cadena posee 16 puntos de ventas, 10 en Managua y 6 en los departamentos, donde emplean a 375 personas, manejan un surtido de 3 mil productos de 130 proveedores.     Carlos Reynaldo Lacayo, propietario de supermercados La Fe, declaró que   mediante una sociedad que establecerán con una multinacional tienen previsto la  apertura de 10 supermercados más.     “Somos muy creyentes del ‘joint venture’ (sociedad) y tenemos cuatro años, mi   hermano César y yo, de andarle buscando un novio a La Fe, y creo que ese novio, Dios mediante, puede ser un europeo o un americano, sí hemos hablado con  diferentes cadenas. Pensamos que la cadena nuestra tiene potencial de desarrollar  en el área de supermercados en Nicaragua y Centroamérica... hoy por hoy, no  existen muchas cadenas de supermercados”, agregó Lacayo
 

21 DE NOVIEMBRE DEL 2001 /  La Prensa/ Martha Danelia Corea /  “Los súper” con más clientes    Representantes de    cadenas establecidas en   Nicaragua aseguran que  hay una especie de  inmigración de la clientela del mercado   informal al formal   Productos alimenticios   es lo que más compran  los consumidores,  seguido del aseo  personal y limpieza del  hogar  Los comestibles son los productos más demandados en los supermercados.   Las diferentes cadenas de supermercados establecidas en Nicaragua, reportan  incremento en el número de clientes que los visitan, lo cual miden por la cantidad de ticket de compras emitidos en caja, situación que les ha permitido un  crecimiento en el mercado nicaragüense.    Julio Castillo, gerente general de la cadena de supermercados La Unión, estima que el crecimiento de esta cadena alcanza el 15 por ciento con relación al año pasado.  “Hay que recordar que Nicaragua es un país joven en lo que es la industria de   supermercados, hay mucho que hacer todavía”, expresa Castillo.    Erick Murillo, gerente general de la cadena Palí, compañía que reporta un  crecimiento en el número de clientes y en las ventas promedio de hasta el 15 por ciento con relación al año anterior; estimó que los hábitos en la población están  cambiando.  “Desde que se están poniendo supermercados en todo el país ha cambiado el hábito de consumo. Cambió, uno, por precio, los clientes andan buscando precios; dos,   comodidad; tres, seguridad; cuatro, higiene y calidad”, detalla Murillo.    Palí y La Unión eran ciento por ciento capital costarricense, a través de la  Corporación de Supermercados Unidos; no obstante, hace más de dos semanas que  esta corporación pasó a formar parte de la alianza compuesta por el grupo La  Fragua-Paiz de Guatemala y Royal Ahold de Holanda, conformándose así la Central American Retail Holding Corporation cuya junta directiva quedó constituida por los  miembros de cada una de las tres firmas con igualdad de derechos.   La competencia generada con la entrada de cadenas extranjeras le crea a la  población nuevas oportunidades, considera Leytón Cano, gerente general de  mercadeo de supermercados La Colonia, de capital nicaragüense, empresa que   reporta incrementos del 11 por ciento en sus ventas y 8 por ciento en su clientela.    “Esas nuevas oportunidades que generalmente son de precios más bajos, mejores  servicios; ha ido trasladando fuertemente a sectores de los mercados informales a  los mercados formales porque nosotros, a pesar que se han instalado muchos  negocios de supermercados, no hemos dejado de vender, estamos vendiendo  mucho más que antes”:   “Entonces, ¿a dónde están esos clientes que están tomando las otras empresas?, son  clientes nuevos que no compraban en supermercados y que ahora hay una  inmigración de esa población hacia esos centros o nosotros, por qué, hay precios   iguales que en los mercados informales, digamos mercado oriental, con mejores  condiciones, la seguridad, más higiene, mejor parqueo, entonces hay un fuerte   traslado y seguirá trasladando gente”, agrega Cano.   Precisamente, el incremento en las ventas es otro factor que reportan las cadenas de supermercados.    “La capacidad de comprar en los mercados ha ido aumentando, y ahí es donde te  decía yo que el cliente se viene dando cuenta que realmente comprar en un mercado o en un supermercado la diferencia en precios es muy pequeña. Realmente  aquí tenés precios accesibles, servicios complementarios como bancos, tortillerías,   panaderías, aire acondicionado, que el mercado no te lo da, sobre todo, lo que es la  seguridad”, declara Julio Castillo de La Unión.    Para Murillo de la cadena Palí, la competencia es muy sana, hace competitivo al  mercado, crea mejor oferta para el consumidor. “Entre más competencia tengamos,   tenemos que ser más eficiente todos”, agregó.  Carlos Reynaldo Lacayo, propietario de supermercados La Fe, declara que “más   bien en el supermercado entraron en un proceso de consolidación”. “Crecimos mucho, el crecimiento que no es ordenado te trae problemas posteriores y lo que   hemos hecho en los últimos tres años consolidar La Fe porque el negocio de   supermercado es un negocio de poco margen y tiene que haber mucho volumen, es   un negocio financiero, entonces, uno tiene que manejar con mucha eficiencia los  inventarios”, agregó Lacayo.     En la Unión, dice su gerente, compran a diario un promedio de 5,500 personas en   los cuatro supermercados que posee esta cadena. Eso es ticket de compras que  hemos venido midiendo durante los últimos nueve años que tenemos de estar en el  mercado y es a donde sale el crecimiento; además, ese mismo cliente que te ha  visitado nueve años, si antes te compraba un peso y ahora te compra dos pesos,   entonces ahí es donde vos tenés el crecimiento en venta”, sostiene.   Aunque considera que es difícil predecir qué porcentaje de participación tienen en el mercado nicaragüense, estima que actualmente pueden manejar entre un 35-40   por ciento aproximadamente del mercado nicaragüense.   Leytón Cano de La Colonia, calcula que en esta cadena compran un promedio de  280,000 clientes mensuales entre los cinco establecimiento que poseen, lo que  miden por el número de ticket emitidos en caja.   “Podemos manejar un 40 por del mercado, el resto es (concentrado en) todos los   demás supermercados”, afirma Cano.  Mientras que en Palí, afirma su gerente, compran un promedio de 38,000 clientes  por puntos de ventas. Sin especificar cuánto Erick afirma que manejan un buen  porcentaje de la población que compra en supermercados. “Nosotros estamos en muy buena ventaja por la cantidad de puntos de ventas. Si se saca la relación de   38,000 clientes por 16 (supermercados), estamos hablando más del medio millón”,   agrega Murillo.   En La Fe, su propietario estima que compran un promedio de 3,000 clientes diarios   entre los establecimientos, por lo que consideran que manejan entre un 15 y 22 por   ciento de la venta de supermercados en Nicaragua.    Según estimaciones de los representantes de las distintas cadenas de  supermercados, lo que más compran los consumidores son productos alimenticios.  “En todo el año lo que más demandan los clientes de la Unión son los productos   alimenticios, del departamento frescos que son verduras, carne, embutidos, aves y   mariscos; cereales, jugos galletas; seguidos de los productos de limpieza y aseo  personal, por lo general shampoo, desodorante, crema no la reponés semanalmente   ni quincenalmente sino una vez al mes; ya después caés en departamentos más de  lujo que son tienda, ropas, adornos, cristalerías, donde el cliente se toma un poco  más de tiempo para comprar”, indica Julio Castillo de La Unión.    Leytón Cano, gerente general de Mercadeo de La Colonia, detalla que “los grupos de   productos que más consumen nuestros clientes están con un 36 por ciento los   abarrotes en general, tenemos un grupo que le llamamos exento de impuesto que es   el de granos básicos, eso representan el 22 por ciento de nuestras ventas; otro   rubro muy importante es verdura, representan un 8 por ciento; carne, incluyendo   pollo, un 15 por ciento; sumando en total el 81 por ciento de las ventas es abarrote,  granos básicos, carne y verduras. El 19 por ciento restante se divide en productos   como cosméticos, ropa, libros, etcétera, es decir, artículos suntuarios”.   En Palí, dice su gerente general Erick Murillo, los abarrotes generan el 90 por ciento  de las ventas porque “es lo que el consumidor anda buscando. Nosotros no tenemos desarrollado enormemente los departamento de hogares. El consumidor que va a  Palí no anda buscando, digamos vaso, que llamamos un complemento en compra,  prácticamente lo que más compran nuestros clientes es abarrotes y productos frescos, carnes y verduras”.
 

 21 DE NOVIEMBRE DEL 2001 /  La Prensa/  Gerardo Bravo/   Ferreteros culpan a aduanas por  precios más caros    Los precios de las herramientas están ligados    directamente a los aranceles que deben pagar en dependencia del país de origen de la importación. Las herramientas que venden las ferreterías que existen en el país son importadas  de todas partes del mundo, pero principalmente de los Estados Unidos, México, Brasil y otras son traídas de China Continental, Taiwan y Alemania.    Entre más largo se compre la herramienta los fletes son un poco más caros y se ve reflejado en el precio de una herramienta. “Los precios de las herramientas de   China o Taiwan son tan bajos que a la hora de introducir todo lo que se paga los  precios siguen siendo bastante bajos”, aseguró el presidente de la Asociación de Ferreteros de Nicaragua (Afenic), Roberto Morales.   Señaló que la calidad que ofrece Taiwan o China no es la misma que ofrecen las  herramientas de México o de los Estados Unidos, también las garantías en algunas  varían de los tres meses a un año, las asiáticas no tienen garantía.    Dijo que los ferreteros que importan herramientas de países asiáticos enfrentan    problemas en la aduana, “por ejemplo yo importo de China, por decir un martillo  y lo consigo a 0.50 centavos de dólar por la cantidad que estoy comprando, ése es   un precio súper barato, el problema se da a la hora que llega al país donde no me  creen que compré a ese precio”.   Señaló que aún presentando su factura de compra no le creen que la herramienta   que él compró tenga ese valor y afirma que les dice que ese precio que refleja la factura es el que consiguió e indicó que la respuesta de los funcionarios de la  aduana le dicen que él esta subvaluando la mercadería.    “El problema es que los ferreteros compran a veces cantidades tan grandes de   herramientas que eso abarata los precios del producto, lo que pasa es que los  funcionarios de la aduana tienen un documento que se llama “DVA” donde se  refleja que el martillo de una libra su precio de introducción es de 1.50 ó 2  dólares, contra los 0.50 centavos que yo conseguí, yo tengo que pagar esa  diferencia y eso no debe ser así”.    El precio que tiene registrado en la aduana el importador tiene que asumir la  diferencia, por ejemplo un ferretero importó más barato una herramienta y el  ferretero tiene que pagar sobre el precio que tienen en la aduana.    “Incluso hemos tenido problemas con aduana que nos hemos visto obligados a    llamar a los fabricantes de la herramienta y les decimos que por favor manden una  carta donde se refleje el precio acordado por la cantidad que estamos importando     y aún así no lo aceptan en aduana, entonces tenemos que pagar como nos dice la   aduana y no sobre el costo real que nos está costando a nosotros”, expresó  Morales.   Además, señaló que eso encarece el producto, porque la idea de los ferreteros es  comprar barato para ofertar una herramienta con un precio más bajo, pero si la aduana encarece el producto al final el que paga ese encarecimiento es el público  en general.   “Los ferreteros que dicen que tienen problemas con aduana no se han personado a dicha institución para ver primero cuál es el problema y así poderle dar solución”,  expresó una funcionaria de aduana que prefirió el anonimato.   Agregó que lo ideal es que los afectados se aboquen a la instancia correspondiente, que en este caso es la Dirección Técnica de la Dirección General   de Aduanas y ahí van a revisar caso por caso una vez con la información completa  y documentos en mano puedan dar su veredicto y resolverlos en base a la ley.   El problema de la aduana con los ferreteros no es nuevo, lo vienen enfrentado  desde hace varios años, aseguró el presidente del gremio, Roberto Morales.   “Recuerdo que estando de presidente de Afenic, Edgard Lugo, él fue hablar con el  señor Marcos Aurelio Sánchez, (ex director de Aduanas hasta 1999) por un   problema de una importación de unos artículos y la respuesta que les dio este señor fue que los ferreteros estábamos subvaluando la mercadería y no les   creyeron y eso que llegaron con factura en mano y ni así”, afirmó Morales.   Indicó que hasta el momento no se ha hecho nada a pesar que él ha querido volver  a aduana y hablar con el director para solucionar el problema que enfrentan los   ferreteros al momento de importar herramientas.    “En otros países se paga sobre lo que dice la factura, mientras que aquí se paga  sobre lo que dice el DVA y creo que eso atenta contra el libre comercio”,  concluyó/

 22 DE NOVIEMBRE DEL 2001 /     Paro por Operación “Alacrán”  Asociaciones de  mercados se pronuncian  contra Operativo  “Alacrán” dentro de los  centros de compras    Policía niega operativos   en los mercados   Tres asociaciones de comerciantes de los mercados   del país rechazaron bajo amenazas de paro, la  posibilidad de que la Policía y la Dirección General de  Aduanas realicen dentro de sus centros de compra el  Plan Alacrán anticontrabando.  Noel Hernández Ramos  La Prensa/  Representantes de tres asociaciones de mercados del país amenazaron con paralizar  el comercio durante esta Navidad si la Dirección de Investigaciones Económicas  (DIE) de la Policía Nacional y la Dirección General de Aduanas (DGA) deciden llevar el operativo en contra del contrabando, denominado “Alacrán”, dentro de los  centros de compra.   “No nos importa paralizar el comercio en general en Nicaragua cuando vemos que  una medida injusta afectará a una gran cantidad de personas por la zozobra que  causaría”, aseguró Ronald Reyes, presidente de la Asociación de Comerciantes   Unidos del Mercado Oriental (Acumon).  Los comerciantes representados en Acumon, la Asociación General de Comerciantes y la Asociación de Comerciantes de Nicaragua, manifestaron no estar  en contra del operativo “Alacrán”, sino de la manera como ha sido efectuado por la  DIE, al momento de ingresar en las bodegas y capturar furgones a los cuales no se  les ha comprobado delito.  “Nosotros no somos contrabandistas y no tenemos nada que temer, pero los  operativos que realiza la Policía son operativos donde llegan con una gran cantidad  de efectivos y un despliegue tremendo de agentes que causan zozobra y malestar en  el comercio”, expresó.   En tanto, Rina Rocha, Vicepresidenta de la Asociación General de Comerciantes,   explicó que tanto la Policía como la DGA debieron realizar el plan en otro período que no fuera éste, precisamente cuando están tratando de recuperar las pérdidas de  los dos últimos años.  Por su parte, el comisionado Marlo Montano, de la Policía Nacional, dijo que esa  institución no tiene interés en investigar a los pequeños y medianos comerciantes  de los mercados, por lo que negó cualquier operativo en estos centros se compras.    Emilio Selva Tapia, Director General de Aduanas, manifestó que de la zona de Colón,   Panamá, es de donde proviene el 70 por ciento de la mercadería de contrabando,  pero también llega procedente de Miami.   Añadió que en una semana de operativos del “Plan Alacrán” solamente han  intervenido siete contenedores, en cinco de ellos encontraron anomalías, y de mil  500 bodegas registradas sólo en tres detectaron ilegalidades.   Sin embargo, el vocero de la Policía, comisionado Marlon Montano, informó que la   DIE sólo ha investigado junto con la DGA nueve furgones y 22 bodegas fiscales, pero  hasta el momento el único contrabando localizado ha sido más de cien bultos en   puntos ciegos de la frontera del Guasaule.    Selva Tapia indicó que la Aduana tiene una oficina y líneas disponibles para  escuchar las posiciones de los comerciantes.  “Me extraña que comerciantes que tal vez han sido lastimados durante el plan digan  que van a hacer un paro en esta temporada, porque perderían una oportunidad de  resarcirse”, explicó Selva.   Aunque añadió que el “Plan Alacrán” no contempla, necesariamente, realizar operativos sólo en el Mercado Oriental, ya que “no sólo allí existe contrabando, por  el contrario (allí) hay personas honorables que pagan sus impuestos. El que no la  debe no la teme”, insistió el director de la DGA.
 
 

                Actualmente, China Taiwan se ubica como el destino líder de la inversión en maquilas, con un monto estimado en 167 millones de dólares, según estimaciones de la Corporación de Zonas Francas.   El parque industrial taiwanés instalado en el país está ubicado en Managua, Los  Brasiles y Sébaco. En el año 2001 las exportaciones de zonas francas se calculan en  300 millones de dólares.  La planta que está construyéndose en Los Brasiles se ubicará como la obra  industrial más moderna del país, con una inversión estimada en 60 millones de  dólares.    Estadísticas oficiales señalan que en el período 1990-1999 la inversión extranjera directa de Taiwan representó el seis por ciento del total obtenido, monto que se  calcula en unos 900 millones de dólares.    La cooperación de Taiwan con Nicaragua data de los años 1950, la que fue suspendida con el triunfo de la revolución sandinista, cuyo gobierno decidió la  ruptura de relaciones diplomáticas para iniciarlas con la China Continental.    Las áreas en que más destaca la cooperación taiwanesa desde hace 50 años se ubica  en la asistencia técnica agropecuaria y en los intercambios permanentes en las áreas de cultura y deportes.   Se estima que la cooperación anual agropecuaria a cargo de la misión técnica china  ha invertido unos 80,000 dólares anuales en la última década.

4 DE FEBRERO DEL 2002 /  La Prensa  María Antonia López M.

Managua sede del parque industrial
  Nuevas empresas deben cuidar medio ambiente
  Industrias de procesamiento lácteo como Parmalat; de embotellamiento como Coca Cola; de calzado como  Rolter; Cervecería Victoria, Eskimo, Delmor, Gemina, algunos laboratorios farmacéuticos como Rarpe, Ramos e industrias papeleras y de plástico, se ubican  en la capital.
   La mayor parte de la industria nacional se ubica en Managua. Situación que inició   unos 30 años atrás, cuando se estableció el desarrollo de la capital.    En Managua se concentran parte de las industrias más grandes del país, aunque las  mismas ya no son precisamente de capital nacional, tal es el caso de Coca Cola,  Parmalt, también se sitúa la fábrica Rolter, Incesa Estándar, Cervecería Victoria,  Eskimo, Delmor, Gemina algunos laboratorios farmacéuticos como Rarpe, Ramos e  industrias papeleras y de plástico en menor proporción, y la zona Franca Las  Mercedes, administrada por el Estado de Nicaragua, aunque hay otras en  proyección, pero de carácter privado. Managua durante los años 70 contaba con  industrias de telares, que fueron desarticuladas en los años 80 y no se han vuelto a  reactivar.    Gabriel Pasos, presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), indicó  que el gremio considera que el país debería tener un desarrollo más equilibrado del  rubro “porque la concentración de cierta forma incrementa los costos de   producción, en cuanto a la movilización de personal, abastecimiento de materia  prima y otros”.   Para el dirigente gremial, el gobierno debe formular una política industrial que dé  oportunidades a todo el país, porque es la forma más eficiente del desarrollo.
 

              MANAGUA ES EL DEPARTAMENTO CON MAS INDUSTRIAS

              En el país, alrededor del 60 por ciento de las industrias más grandes se han    establecido en Managua, lo cual aporta un porcentaje similar en empleos con  respecto al resto del país.     Recomendó que lo ideal para Managua, sería la creación de parques industriales,   aunque éstos no tengan que ver directamente con zonas francas, sino aquellas que  tengan condiciones para tratamiento de aguas, de desechos sólidos que den servicio    al personal, donde haya bancos, pequeños centros comerciales, transporte público.     “Aunque algo se ha hecho falta que el gobierno aporte más incentivos para que las    nuevas inversiones industriales se instalen fuera de Managua y entre más lejos  mejor” expresó Pasos.

              Managua, tiene la particularidad de concentrar una buena parte de industrias en la   llamada Carretera Norte, según Pasos, las mismas se establecieron porque los   desechos eran lanzados al Lago de Managua, situación que fue revertida hace  algunos años y ahora todas las empresas que operan en el sector han realizado  operaciones para reconvertir sus procesos en el manejo de líquidos contaminantes.     Por otro lado, consideró que el nivel de industrialización de Managua, es  relativamente pequeño en comparación con el resto de Centroamérica, lo cual   indica que hay una gran capacidad para el establecimiento de nuevas empresas.    En cuanto a la diversificación de productos industriales, tiene mayor presencia la  fabricación de bebidas y alimentos, aunque hay algún nivel de producción  metalmecánico y plástico.
 

              POCAS ESTADISTICAS

              El Cadin carece de estadísticas de cuántas industrias existen en la capital. No obstante, se sabe que el sector industrial nacional para el año 2002 generó 11,835  millones de córdobas, en producción de lácteos, embutidos, molinería, confites,  alimentos y bebidas, productos elaborados con alcohol, maltas y cervezas, textiles,   tenerías y calzados entre otros, según datos del Cadin
 

5 DE FEBRERO DEL 2002 /  La Prensa   María Antonia López M.  Panaderías y carpinterías dan la cara  por las Pymes de Managua   Las carpinterías mantienen gran presencia en el sector  de las pequeñas y medianas empresas establecidas en  Managua.   La pequeña y mediana industria en Managua,   se caracterizan mayoritariamente en  el establecimiento de talleres dedicados a la elaboración de muebles y la  fabricación de pan.   Leonardo Centeno, ex director del Instituto Nicaragüense de la Pequeña y Mediana  Empresa (Inpyme), explicó que Managua concentra alrededor de 838 talleres que   se dedican al aserrado, la fabricación de partes y muebles a pesar de que no es   productor de madera, pero sí es el mayor receptor de esta materia prima.    En cuanto al sector de cuero-calzado, en la capital solamente se ubican una tenería  grande y dos pequeñas, el resto de empresas de este tipo se localizan en León y  Granada.   Aunque en Managua se ha establecido la mayor fábrica productora de calzado,   Rolter, la cual ya está subempleando a pequeñas empresas que realizan  operaciones necesarias con los parámetros de calidad exigidos en esa empresa,  indicó Centeno.    Por otro lado, el sector artesanal, ha encontrado en Managua un buen punto de   venta, las plazas ubicadas en el Mercado Roberto Huembes, o en galerías y hasta  exposiciones itinerantes, han permitido la expansión y promoción del producto  que se elabora en el interior del país.    “La tradición es que el managüense es un consumidor de artesanía, porque no hay  transmisión de conocimientos de generación en generación como sucede con  otros poblados”, indicó.  Otra de las actividades que se identifican fuertemente en Managua, son los talleres   de panificación, aunque no es totalmente nativa, se considera que la mayor parte    de las panaderías en el país están establecidas en la capital debido a la gran   población que cubre el municipio.     Similar situación experimenta la producción del sector textil vestuario. Aunque se  pretende establecer una relación con las zonas francas para que demanden servicios de las Pymes.
 
 

19 DE DICIEMBRE DEL 2002 /
              Especial
              El lado oscuro del Mercado Oriental
 

                Por la noche el Mercado Oriental no duerme, a pesar de su
                oscuridad. Cantinas, bares y casas de cita forman el otro rostro de
                este centro comercial. Artículos robados, droga, pega, servicios
                sexuales y niños de la calle, entre otros, forman parte de la intensa
                actividad nocturna.
 
 

              Carlos Martínez Morán
              carlos.martínez@laprensa.com.ni

              Una vez que el sol se oculta y la actividad comercial del día finaliza en el Mercado
              Oriental, el movimiento sigue. Existen diferentes puntos concurridos
              exclusivamente por delincuentes y por personas que han hecho de este lugar su
              único refugio, o como ellos lo llaman “su hogar”.

              Al caer la noche, aproximadamente unos 20 mil comerciantes guardan su
              mercadería y en grupos abandonan ligeramente el lugar.

              Todos saben que no es recomendable quedarse más tiempo en sus tramos porque se
              expondrían al peligro. A esa hora tampoco habría compradores dispuestos a
              aventurarse por las calles.

              Los tramos, que durante el día ofrecen una amplia variedad de productos, al entrar
              la noche quedan vacíos y se asemejan a una interminable fila de esqueletos
              deformes. Las calles se vuelven más amplias y permiten ver la cantidad de basura
              amontonada durante el día.

              La iluminación del Mercado Oriental es precaria, y hay lugares donde la oscuridad
              es tan intensa que no es favorable ni para los delincuentes.
 

              REFUGIO DE ABANDONADOS

              Cansados de deambular durante todo el día, niños huelepega ocupan ciertos
              rincones. Con sus cuerpos arremolinados tratan de transmitirse calor unos a otros,
              mientras “descansan” sobre pedazos de cartón o periódicos viejos.

              Durante el día buscan cómo sobrevivir en el Oriental, pero al llegar la noche,
              agobiados por el cansancio y la inhalación de pega, se sumergen en un profundo
              letargo. En ocasiones sufren de horribles pesadillas, lanzan gritos despavoridos,
              crujen los dientes o acercan a su nariz de manera inconsciente algún frasco con
              residuos de pega.

              “Algunos han sido abusados sexualmente, agredidos por gente que frecuenta este
              lugar por las n0oches, pero nadie denuncia los casos”, manifestó el teniente Víctor
              Urtecho, jefe de sector del Distrito Cuatro de Policía.

              Señaló que tienen contabilizados más de 130 de estos muchachos. “Su mundo es el
              mercado. Se alimentan de lo que logran conseguir, ya sea robado o regalado. Es
              gente desamparada que su única ocupación durante el día es la inhalación de pega y
              en la noche se acomodan en cualquier sucio rincón”, relató.
 

              CANTINAS Y EXPENDIOS DE DROGA

              Ajenos al drama de estos niños, y casi sobre ellos, están las cantinas, los expendios
              de droga y casas de prostitución que ofrecen servicios toda la noche.

              Según los datos policiales, existen 85 puestos de venta de licor, unos 15 expendios
              de droga y el famoso “Callejón de la Muerte”, el prostíbulo más grande y de mayor
              riesgo en el Distrito Cuatro de Managua.

              Estos sitios son frecuentados sobre todo por delincuentes y consumidores de droga,
              lo que representa un mayor peligro.

19 DE DICIEMBRE DEL 2002 /
              En las márgenes del Oriental
 
 

               Todas las noches estos niños comparten con los
               adultos la insalubridad y el hacinamiento en “La
               Casita” del Mercado Oriental.
 
 

              Carlos Martínez Morán
              carlos.martínez@laprensa.com.ni

              En el sector del Calvario, como pocos sitios del Oriental, existen algunas
              luminarias que durante la noche atraen a un sinnúmero de personas de los lugares
              cercanos e incluso de otros barrios de Managua.

              A estos lugares viene gente, no precisamente a divertirse, sino a planificar alguna
              actividad ilícita. “Por eso, al llegar la noche, la presencia de nosotros es constante
              en estos sitios”, manifestó el teniente Víctor Urtecho, jefe de sector del Distrito
              Cuatro de Policía.

              Explicó que para la vigilancia policial en los márgenes del Oriental se emplean
              patrullas motorizadas que combinan con el trabajo preventivo de los agentes que
              se movilizan a pie sobre los lugares considerados peligrosos

              “Recorremos las márgenes del Oriental, donde sabemos que se concentra mucha
              gente con la finalidad de controlar a aquéllos que han tenido roces con la justicia”,
              aseguró

              Urtecho dijo que sólo la presencia de los uniformados en los lugares de alto riesgo
              es muy importante para la prevención del delito, porque el antisocial que planifica
              realizar algún asalto la piensa bien al detectar al policía.

              Pero no sólo personas peligrosas frecuentan durante la noche esos sitios del
              Oriental, sino también gente sana y trabajadora que llega a divertirse un poco.

19 DE DICIEMBRE DEL 2002 /                Especial
              “La Casita”, entre la basura y los
              insectos
 
 
 

                                                          “La Casita” es un
                                                          lugar peligroso donde
                                                          trasnochan niños,
                                                          mujeres y hombres
                                                          perseguidos por la
                                                          justicia o con
                                                          problemas de
                                                          alcoholismo y
                                                          drogadicción

               Esta persona está atrapada en este callejón, no
               encuentra la salida debido a su estado de ebriedad.
 
 

              Carlos Martínez Morán
              carlos.martinez@laprensa.com.ni

              “La Casita”. Su nombre parece tomado de algún cuento de hadas, pero en realidad
              no es más que las ruinas de un edificio que quedó producto del terremoto de 1972,
              ubicado junto a un enorme basurero al Noroeste del Mercado Oriental.

              Por las noches se convierte en uno de los lugares más oscuros y peligrosos de este
              centro de compras. Pero a pesar de todo, un sinnúmero de personas de todas las
              edades llega a refugiarse sin importar el terrible hedor, la gran cantidad de insectos
              y la insalubridad que produce el enorme cúmulo de basura.

              Gente con problemas de drogadicción, niños desnutridos con padres inhaladores de
              pega, jóvenes vagabundos y perseguidos por la justicia, incluyendo personas con
              problemas mentales, comparten hacinados la oscuridad y las miserias que
              envuelven este lugar.

              Agresividad, locura, resentimiento, ansiedad, entre otras, son las manifestaciones
              que éstos expresaron a un equipo de LA PRENSA, que recientemente realizó una
              visita nocturna en ese y otros lugares del Oriental.

              Custodiados por un grupo de policías del Distrito Cuatro, entramos al lugar y como
              bienvenida recibimos toda clase de improperios. Nadie quería dirigir la palabra al
              grupo de “intrusos” visitantes, pero poco a poco algunos fueron expresando sus
              sentimientos, sus reproches y sus deseos. En sus momentos de lucidez coincidieron
              en que deseaban cambiar de vida, tener un lugar de trabajo y un sitio donde vivir,
              lejos de toda aquella inmundicia.

              Pero repentinamente en la conversación cambiaba su personalidad, quizás por
              efectos de la pega u otro alucinógeno y se volvían violentos, agresivos o entraban
              en crisis de risa y de llantos. Es un drama conmovedor.

              “Este lugar es frecuentado por muchos delincuentes para repartirse los objetos
              robados en los asaltos”, expresó el teniente Víctor Urtecho, a cargo del grupo de
              policías que nos acompañaba.
 

              MURIENDO POR DESNUTRICIÓN

              Agregó que durante la noche en “La Casita” se refugian alrededor de 30 personas y
              muchas de ellas están ligadas a actividades delincuenciales.

              Pero los niños, algunos con meses de nacidos, forman la parte más conmovedora de
              esta triste historia. Ellos no hablan, pero pese a su corta edad en sus ojos había una
              expresión de tristeza y sufrimiento. En la expresión de sus rostros estaban sus almas
              pidiendo compasión y ayuda.

              Ellos son llevados por padres que sufren problemas de drogadicción o de
              alcoholismo. Algunos hasta les enseñan a inhalar pega o los dejan durante el día
              bajo el cuido de otros niños.

              “Sería bueno que algún organismo se interesara por estas criaturas y los llevara a un
              lugar donde no tengan que soportar esta inmundicia. Ellos son los más indefensos y
              más afectados en este drama”, reflexionó conmovido el oficial de Policía.

              Antes del terremoto, “La Casita”, era un hermoso edificio de varios pisos, donde
              funcionaba una sucursal bancaria y algunas tiendas comerciales, ahora es uno de los
              lugares más inhóspitos y peligros del Mercado Oriental, donde se cometen toda
              clase de abusos y delitos, pero aún así, el único “hogar” de muchos indigentes

19 DE DICIEMBRE DEL 2002 /                Especial
              Desafiando el peligro
 
 
 

                                                          A pesar de la falta de
                                                          medios de trabajo
                                                          tienen la
                                                          responsabilidad de
                                                         resguardar millones
                                                          de córdobas en
                                                          mercadería

               En la noche los pleitos son normales. Algunas mujeres y
               hombres se agreden estimulados por alguna sustancia.
 
 

              Carlos Martínez Morán
              carlos.martínez@laprensa.com.ni

              De noche el equipo de vigilantes del Mercado Oriental debe cerrar filas frente al
              acecho delincuencial. Varones y mujeres se despliegan silenciosamente por todo el
              mercado, atentos a cualquier situación sospechosa.

              Estas personas se hacen cargo de proteger todos los bienes guardados en canastos,
              cajones de madera o en bodegas. Armados con garrotes —y unos pocos con armas
              de fuego— vigilan atentamente, entre penumbras, cualquier movimiento
              sospechoso.

              Cualquier persona que transite después de entrada la noche, es considerada un
              sospechoso o un ladrón. “Porque no hay razón para andar en este lugar a esas
              horas”, manifestó un joven que junto a un familiar cuidaban varios tramos en un
              costado de los galerones.

              “El trabajo de vigilancia en el Oriental es bien peligroso porque en los márgenes se
              reúne mucha gente mala que no dudaría en saquear cualquiera de estos tramos”,
              explicó.

              La Policía contabiliza alrededor de 150 personas dedicadas al cuido de los bienes en
              el Mercado Oriental, pero la mayoría realiza este trabajo mal equipadas, en
              comparación a los riesgos que ahí existen y los peligros que acechan a cada
              momento.

              Pero un método eficaz de defensa que ponen en práctica frente a las desventajas, es
              la solidaridad entre ellos. Cada vigilante que observa algo anormal corre la voz de
              alerta hacia el resto.

              “Lo importante es estar siempre despierto, atento a cualquier ruido, a cualquier
              anormalidad. Todos los que trabajamos aquí estamos conscientes de que el
              Mercado Oriental es muy peligroso, porque carece de luz y en algunos lugares la
              iluminación es inadecuada”, señaló otro vigilante que prefirió omitir su nombre.

              “Cuando descubrimos a un ladrón todos salimos a enfrentarlo e informamos de
              inmediato a la Policía para que envíen patrullas”, dijo otro joven, mientras
              empuñaba en sus manos un pedazo de madera que dijo haber empleado en contra
              de un sujeto osado.

              Cada cierto tiempo, estas personas recorren el área, cerciorándose de que todos los
              bienes a su cargo se encuentren seguros. Afirmaron que aunque la mayoría tiene
              como única arma un trozo de madera, no dudarían en defender con todo el ardor
              del mundo “su área asignada”.

Index de Managua            MANFUT.ORG