Colecciones manfut.org ++++++++ Bienvenidos.. Nicaragua en cada lugar... Algo Especial..++++++++ Indice de Managua Nicaragua

MUNICIPIOS DE MANAGUA
Villa del Carmen, Managua, Nicaragua

Managua, CapitalSan Rafael del SurMateareEl CruceroSan Francisco

Ciudad SandinoVilla del CarmenTipitapaTicuantepe
45,000 Habitantes -15% Urbana -  Extensión territorial : 581 km² Densidad: 27.4 hab/km²


Estero Soledad en el Océano Pacífico.
Un rincon encantador de Managua         RESORT- RESTAURANT


En el subsuelo de la Villa Carlos Fonseca existen varias  minas de cal que dan trabajo a decenas de pobladores.
 Orlando Valenzuela
    Con una bella costa de 27 kilómetros sobre el litoral del Pacífico, tierras planas  circundadas por innumerables ríos que riegan extensos cultivos de caña de azúcar,   maíz, frijol, sorgo, trigo y ajonjolí, la población de Villa Carlos Fonseca vive una paradoja, pues a pesar de la riqueza de sus tierras, este municipio es uno de los más  pobres del departamento de Managua, ya que sus habitantes están sumidos en el  mayor desempleo de su historia.

              La razón de esto es que la mayoría de la población, que trabajaba en el Ingenio   Montelimar y otras haciendas productoras de caña de la zona, paulatinamente han perdido sus empleos ante la crisis que enfrenta esta industria, la que se vino a   agravar con la intervención de la empresa por parte de un banco comercial, por lo que muchos han emigrado a Costa Rica o se han dedicado a vender cal, cemento,   arena en camiones o han encontrado trabajo como vigilantes en varias empresas de  la capital.

              Hasta hace algunos años, gran parte de la población trabajaba en la reparación de  cercos, riego, siembra y corte de caña en las haciendas Santa Rita, San José,   Waterloo, San Diego, Madroñal, Azacualpa, Apante y Montelimar. Pero a raíz del  retraso en los pagos, huelga, toma del plantel y el reciente problema con el banco, la  incertidumbre se apoderó de muchos.

              Por eso, todos los días, desde tempranas horas de la mañana, decenas de pobladores  toman cualquier vehículo que sale hacia la capital para llegar temprano a los  trabajos o para ir a ganarse la vida en los mercados vendiendo bisuterías o  limpiando jardines.

              A esta situación se agrega el desabastecimiento de medicinas en el centro de salud  local, por eso el alcalde Julio Méndez comenta preocupado: “Aquí vienen más  enfermos que al centro de salud a pedir para comprar pastillas, porque allí los médicos sólo les dan las recetas”.


Sin embargo, no todo es gris en el horizonte de este municipio, que aunque  oficialmente se llama Villa Carlos Fonseca, nombre que se le puso a partir del  triunfo de la revolución sandinista en 1979, la verdad es que sus pobladores le siguen llamando por su nombre original: Villa El Carmen.


En vista de que los nuevos pobladores traían consigo una imagen de la Virgen del  Carmen cuando los dueños de la hacienda les autorizaron los terrenos, construyeron una iglesia para esta imagen religiosa, que desde el 15 de septiembre  de 1907, según decreto legislativo, le cambió al caserío el título de pueblo por el de  Villa El Carmen, en honor a la patrona Virgen del Carmen. 

              Villa Carlos Fonseca o El Carmen, está ubicada a 42 kilómetros de Managua, sobre la carretera de acceso a Montelimar, viajando por la carretera vieja a León. Tiene una  población aproximada de 40,000 habitantes, y aunque ya va a cumplir un siglo de  haber sido elevada a categoría de “Villa”, aún carece de muchos beneficios que  supone la modernidad.

              Entre estas limitaciones se puede mencionar que en toda “La Villa” apenas existen  dos teléfonos, pues las otras unidades que hay funcionan por satélite o microondas. Tampoco existen salas de cine, restaurantes ni hoteles donde quedarse a dormir.

Para los jóvenes, además de no existir opciones de recreación, a excepción de la   Pista Club “Yalily”, donde de vez en cuando se realizan fiestas, su mayor  preocupación es encontrar trabajo para seguir estudiando.

              Por eso no es extraño que Arelys Carolina Vallecillo Artola, reina de las fiestas  patronales de la Virgen del Carmen, opine que si fuera alcaldesa su principal tarea  sería buscar opciones para proporcionar empleo a tantos jóvenes que andan por las  calles sin nada que hacer.


 Para enfrentar su futuro, Arelys, que estudia administración de empresas en una de  las universidades de la capital, recuerda que cuando la eligieron reina de las fiestas   patronales en julio del año pasado, ella envió un mensaje optimista a los muchachos   de “La Villa”: “Les dije que se alejaran de las drogas, del alcohol, las malas  compañías y que se propusieran metas para triunfar en la vida, como yo me las he  propuesto para mi propia vida”.

              Arelys tiene 20 años, y el año pasado fue electa reina entre doce candidatas,  durante las carreras de cinta que se realizan en las fiestas patronales que se celebran   en julio. Para más detalles, Arelys tiene el privilegio de haber sido electa durante dos años consecutivos reina de las fiestas patronales, ya que muchos jinetes, a la  hora de imponer las cintas que logran durante las carreras, se dejan llevar por su   jovial sonrisa.

              Con el mismo deseo de progresar en la vida, don Humberto José Pérez Aguilar, de la   comunidad El Blandón, es uno de los 30 productores beneficiados por el proyecto  de riego por goteo que financia Prosesur, FIDA, BID y la Alcaldía local. La inversión   total asciende a 181 mil dólares, y los beneficiarios sólo tienen que poner su tierra y   su mano de obra para echarlo a andar.

              El proyecto consiste en la entrega de equipos de bombeo de agua, capacitación técnica, y asesoría para que los productores administren y logren mejores cosechas   durante todo el año y sean autosostenibles, como es el caso de don Humberto, que en su parcelita de media manzana tiene sembrado pipián, pepino, mango, maíz,  aguacate, mandarina y pimienta.

              Don Humberto se mostró feliz por los resultados que ya ha obtenido, pues hasta el momento ha sacado más de doscientas docenas de pipián y aún falta seguir  arrancándoles más. “Creo que vamos a tener un buen futuro, espero sacar tres o  más cosechas en el año”, dijo con optimismo.

              Mientras don Humberto espera mejores rendimiento en su huerta, en la comunidad  El Diamante varios trabajadores llenan de leña el horno de la calera California, de  donde en cada jornada se sacan unas cuatro mil latas de cal, mineral de mucha    utilidad en la industria de la construcción y la preparación de fertilizantes y  concentrados para aves de corral, según opinión de algunos.

              Aunque nadie quiso dar su nombre, uno de ellos explicó que en el sector existen   varias caleras, y la materia prima la obtienen de una mina cercana de Inmine. El   trabajo es duro, pues además de picar entre 18 y 20 camionadas de piedra, los operarios tienen que cargarla al horno, le pegan fuego, y durante las 24 horas de  tres días y tres noches seguidas le meten leña hasta que la piedra mineral quede bien  “cocida”. Varios de ellos lamentaron que mientras el producto cada día se vende   más caro, ellos siguen ganando los mismos 30 córdobas al diarios.

              A pesar que esta actividad brinda empleo a varios jefes de familia, es lamentable el  efecto que provoca en el medio ambiente, ya que sólo uno de los hornos consume    unas siete camionadas de leña de guásimo o ternero, la que por lo general proviene   de los cerros aledaños.

              Por estar cerca de la capital y los avances de la ciencia, se piensa que en “la Villa”   nadie cree en historias de espantos ni de ceguas, pero don Augusto Magno Castro  está convencido de que aún hoy existen personas que se hacen monas para salir a   robar gallinas.

              “Hace como quince días, a la familia de Antenor Carrión, una mona pasó cerca de   ellos en la noche, pero como tuvieron miedo no se levantaron, entonces la mona se  les llevó siete gallinas, lo extraño es que en toda esta zona ya no existen monos”, aseguró don Augusto.

              Don Augusto tiene 70 años, de los cuales pasó más de treinta como guarda-líneas de teléfonos, tiempo que le permitió vivir muchas experiencias. Recuerda que cuando  tenía doce años fue sacristán de la iglesia, cuando los curas oficiaban la misa en  latín, pero después se “descompuso” y se salió.

              La casa de don Augusto en nada se parece a la de algunos alcaldes que han tenido  algunas ciudades y pueblos de Nicaragua en los últimos años, pues aunque él fue  alcalde de 1972 a 1979, sigue viviendo con la misma humildad y en la misma   pobreza de antes.

Por eso, su esperanza es que a los jubilados como él se les ajuste la   pensión de acuerdo con el costo de la vida, pues con los 550 córdobas al mes que le  dan, apenas le ajusta para algunos gastos caseros.

Aún no se tienen datos exactos sobre las dificultades existentes en el Municipio, pero según un antropólogo de la localidad dice: que el Municipio fue utilizado como corredor entre occidente y el sur por diferentes civilizaciones como los Niquiranos, Nagrandanos, y Dirianes que se establecían por temporadas en el Municipio.

Por la posición geográfica y excelente condiciones topográficas del Municipio, fue el
asiento de diferentes civilizaciones, entre los que se destacan Niquiranos y Nagrandanos, por lo general estas se asentaron en los terrenos llanos o planos próximos a las vegas de los ríos donde realizaban sus diferentes actividades como caza y la pesca.

La historia más reciente del Municipio indica que los primeros pobladores del municipio habitaban en la hacienda El Apante , Ingenio Azucarero  propiedad de don Pablo Hurtado con extensos cañaverales, los dueños de esta hacienda dispusieron donar 400 manzanas de tierra para que sus trabajadores no tuvieran que viajar, naciendo de esta manera lo que hoy es la Cabecera Municipal VILLA CARLOS FONSECA

Los nuevos pobladores traían consigo la imagen de una Virgen con el nombre " VIRGEN DEL CARMEN". Luego que los dueños de la hacienda autorizaran los terrenos, los campesinos construyeron una Iglesia que acogiera la imagen que traían consigo.

Por ley del 15 de Septiembre de 1907, emitida por la Asamblea Constituyente se le confirió al pueblo de El Carmen el título de villa. El hombre oficial del Municipio fue cambiado en 1979, con el Gobierno
sandinista, a VILLA CARLOS FONSECA AMADOR, a aunque popularmente se
Ie conozca por nombre origen Villa El Carmen.
 

 En diferentes comunidades del municipio se celebran fiestas patronales en honor a diferentes imágenes. Las celebraciones incluyen topes de toros, elección de Reinas, desfiles hipicos y misas. El Municipio celebra sus fiestas patronales en honor a su patrona la Virgen del Carmen a partir del 16 de julio hasta fin de mes.


HISTORIA DESDE 1907
Primeros fundadores: Entre los primeros fundadores del municipio tenemos las familias Méndez, Canales, Cano, Toniño, Medrano y Rugamas. Primeros pobladores: La comunidad empezó a extenderse con la llegada de otras familia entre ellas tenemos la familia Lainez, Castro, Guerrero y Hernandez. Algunas de estas familias obtuvieron poder político ayudando al mejoramiento de la comunidad.

La señora Guillermina Hernandez ocupó el cargo de alcaldesa en ese periodo, viendo las necesidades que hubiera un médico. La población la apoyó para construir un centro de salud que resolviera el problema del casco urbano y las comunidades rurales, los enfermos que ameritaban tratamiento especializados tenían que ser sacado hasta Managua en carretas, donde dilataban hasta una semana para llegar al hospital, debido al mal estado de los caminos.
 

En 1907 la población del municipio era de 20 habitantes que residían en ranchos de zacates
 

Nombre del municipio se llamó villa el Carmen debido a que unos trabajadores del ingenio azucarero el apante se encontraron por esta fecha una imagen de la virgen del Carmen en un potrero, estos sé la llevaron donde su patrón, el cual se la entregó a los trabajadores para que la llevaran consigo al pueblo, y es allí el origen de villa el Carmen, mas erigió una capilla a su nombre.

Desde 1907 que existían 20 personas y una sola comunidad hasta 1999 el municipio ha crecido a tal grado que hoy existen 48 comunidades y una población total de 32,500 habitantes.

Los primeros pobladores solo conocieron dos fuerzas políticas liberales y conservadores teniendo mayor dominio los liberales. En la actualidad existen muchos partidos políticos.

La principal actividad económica es el maíz, trigo y escoba esto era antes y en el presente este municipio no genera fuentes de empleo, porque las autoridades municipales no se han preocupado, a pesar de esto, la comunidad sigue adelante, teniendo que buscar empleo en otros departamentos.

Desde el punto de vista cultural se ha avanzado mucho, existen profesionales en el municipio, y está al tanto de los avances tecnológicos incluyendo la informática.
 

Desde que el municipio comenzó ha poblarse se ha venido celebrando las festividades religiosas en honor a nuestra señora del Carmen, en esta creencia se celebraban misa los tres día de fiesta con mucho entusiasmo. Hoy en la actualidad el presidente de las festividades celebra hasta tres fines de semanas de fiestas, decayendo un poco la tradición cultural.

Antes el aspecto social no había muchos Servicios, en la actualidad contamos con una serie de Servicios sociales como son: Agua potable, teléfono, colegio, luz eléctrica y centro de salud.

 ESCUELA DE VILLA CARLOS FONSECA.

ANTECEDENTES.

A partir de 1958 se inicia el trabajo educativo en una casita alta de tabla, teja y sin piso donde tenía dos aulas multigrado con un director y dos docentes.

Profesor José León Hernández Director.
Profesora Olga Corea 1 o y 2o grado
Profesor Guillermo Rivas 3o y 4o grado.

La población estudiantil inicial fue de 135 alumnos, ha venido creciendo necesitándose un local edecuado y amplió, en 1963 se inicia una escuela donde hoy es el Centro de salud, luego se construyo la Escuela vieja de cuatro aulas, siendo el Director el Prof Gustavo Camón Zamora, de quien hoy se honra llevando el nombre el Instituto.

En 1970 se dá clase hasta sexto grado de primaria siendo los maestros.

Prof Gustavo Carrión Zamora
Prof Olga Corea.
Prof Carlos Caballero
Prof Julio César Acevedo
Prof Avelardo Gutiérrez
Prof: Ever López.
Prof Adela García
Prof Esperanza García.
Prof Olga Blandón.

PRIMEROS FUNDADORES
Diego Méndez
Hernestina Méndez
Thomas 0bando
Petrona López
Amanda López
Ruperto Canales
Francisco Canales
Juan María Salazar
Pablo Cano
Alcadía Cano
Moisés Canales
Ana Claudia Canales
Amalia Canales
Juana Silva
Narcisa Obando
Francisca Obando
Gil Aguilar
David Castro
Daniel Castro
Leopoldo Hernández
Josefa Lainez

Atendiéndose en dos turnos matutino y vespertino.

La Secundaria se gestionó por los profesores Gustavo Camión Zamora, Profesora Adela García y Oscar Velázquez, lo que significaba incremento de personal, en 1977, se inicia la secundaria I año con la siguiente Matricula.

I año ....26 alumnos.

El Director era el Prof Miguel Hernández, obteniendo el 99 % de Rendimiento académico.

En 1978, se solicita a la Ministro de Educación Licda. Maria Elena Solorzano de Porras , el ciclo básico completo el que fue aprobado, el centro se llamaba Rene Shick.,

En 1980, se le cambia el nombre por Instituto Ernesto Che Guevara y a la Primaria Escuela Carlos Fonseca Amador.

En 1991 se cambia el nombre por Prof Gustavo Camión Zamora (Tanto a la Primaria como a la Secundaria).

PRIMEROS PROFESORES

• Leonardo Abarca
• Emelina De Mendieta
• Justa De Abarca
• José León Hernández
• Gustavo Carrión
*Adela Garcia
• Inés Mojica
• José Abelardo Garcia.
*Erlinda Caballero
• Maria Pérez

PRIMEROS ALUMNOS EGRESADOS DE PRIMARIA.
 
 
 
 
 
 

I.- Aida Salazar
2.- Sara Martínez
3.- Agustín Sánchez.
4.- Modesta Luna
5.- Gregoria Rugama
6.- Julio Rugama
7.- Lorenzo Luna
8.- César Mendoza.
 
 

PRIMEROS BACHILLERES.

1.- Ana Julia Castillo - Hoy Licenciada.
2.- Víctor M Gutiérrez G Hoy Licenciado
3.- María José Gutierrez. Hoy Maestra
4,- Mayra García Zeledón Hoy Maestra
5.- Mayra P Zamora F Hoy Licenciada
6.- María I Molina S. Hoy Maestra
7.- Danilo Obando
8.- Deyda Sánchez Difunta
9.- María Fidelia Osorio Hoy Maestra
10- Elvira Cruz Menedz. Hoy Maestra
11.- Juana Victoria Slgado. Hoy Maestra
12,- Ivania Navas C Hoy Maestra
13.- Hector Gutiérrez
14,- Hugo Romero L. Hoy Chofer.
 
 
 

- En el municipio Villa Carlos Fonseca, según la ley de división política, administrativa publicada en octubre de 1989, pertenece al departamento de Managua.

Se encuentra situada en el sector sur oeste del departamento; por su extensión territorial le corresponde al 4°.lugar entre los municipios del departamento y el 5°. en razón de su población.

Fecha de fundación. 15 de septiembre de 1907 ( Rango de Villa). Extensión Territorial:  581 km2.
En la comunidad de Villa el Carmen la población es aproximadamente de 3981 habitantes, según datos estadísticos del año 2001,la que representa el 12% de la población total, lo que significa que el 88% es población rural. De estos la población estudiantil es de 1368 estudiantes.
 

La estructura del sistema educativo de Villa el Carmen está definida por núcleo educativo rural autónomo (NERA).

Es un centro educativo imparte los niveles de preescolar, hasta quinto año de secundaria y atiende tres escuelas satélites que tienen como Director al mismo del Instituto profesor Gustavo Carrión Zamora y son escuelas donde se atienden las modalidades de preescolar comunal, primaria regular, primaria multigrado sujetas a la administración del NERA.

Así mismo, en el colegio prestan servicios maestros graduados en primaria, Licenciados y otros están profesionalizándose en la Universidad.- Estos maestros los contrata el colegio y paga el ministerio de educación, cultura y deportes.

En el municipio no se cuenta con ningún Instituto de Educación Técnica, ni universidad estatal o privada, por lo cual los estudiantes tienen que viajar hacia Managua a estudiar y superarse.

El Instituto cuenta con 39 docentes que atienden las diferentes modalidades de primaria regular y Educación secundaria,4 educadoras comunitarias,1 bibliotecario,2 agentes de seguridad,2 conserjes,1 secretaria y 4 miembros del consejo de dirección. Además cuenta con un consejo directivo donde están involucrados 4 padres de familias, 4 docentes y un estudiante.

HISTORIA. DEL CICLO BASICO.
El ciclo básico el carmen fue creado en el año de 1977 por gestiones personales del secretario ante las autoridades del ministerio de educación pública, fue autorizado verbalmente su funcionamiento por el Lic. Carlos Huelva Director de educación media y con el visto bueno de la Srita. Dra. María Helia Robles Sovalvarro ministro del Ramo.

Las matrículas se inician en el mes de febrero hasta amediado del mes de marzo del corriente año en el local de la escuela de primaria de la comunidad de Villa El Carmen, construido por el ministerio de educación publica en el programa FEMEN en el año 1976.

Las clases se iniciaron en el mismo local el 22 de marzo con un total de 26 alumnos del - primer año en el turno vespertino teniendo como director, secretario al Prof. de ingles. Ad. honorem, al Prof. Miguel Hernández Parring; Prof. (a) de matemática y ciencias a la Prof. Nubia - Martínez García estudiante de matemática de la UNAN y Prof. Ramona García García Prof. de Espa ñol y estudios sociales, tambien estudiante de la UNAN en la especialidad de español. El resultado del año escolar fue magnifico aprobando 25 alumnos y reprobando 1 (uno).

En el año 1978 nuevamente hice gestiones para que el ciclo básico funciones con la debida documentación haciendo la solicitud a la honorable Sra. ministro de educación pública Prof María Elena Solorzano de Porras. Atravez de las autoridades de la educación media Lic. Sergio Villagra Cerna, Lic. María Palma, Director y Sub Director obteniendo la aprobación y el funcionamiento del ciclo básico por acuerdo N°481 el 25 de abril del corriente año. Estudiantes de matemática de la UNAN, impartiendo clase de matemática en los I y II año, estudios socia les I y II año y ciencias naturaels en I año.

El Prof. Santos Wilfredo López Ramírez, - estudiantes de ciencias naturales y Biología de la UNAN, impartiendo las materias de español, - inglés, I y II año y el área de C.C.N.N. II año

Estos Profesores laboran en el turno vespertino con un total de 30 alumnos en el I año y 25 en el II año. La secretaria del presente año Srita. Lesbia Rosales Méndez, desempeña el cargo gratuitamente.

Han transcurrido los años en el tiempo perdido y por primera vez en 1984 han salido 14 alumnos Bachilleres.

Los datos a continuación se encuentran plasmado en un libro de registro que obsequio la directiva del cuarto grado de la escuela René Schick. El 11 de septiembre de 1973.

27 DE NOVIEMBRE, 1973.
Primer Grado " A ". Logran estudiar 41 - alumnos entre ellos
ANA JULIA CASTILLO, ANAIS GUERRERO BLANCO, y YENI ROSALES CASTILLO.

Prof. (a) Guía ESPERANZA GARCIA DE CALERO.
Primer Grado " B ". Logran estudiar 38 - alumnos entre ellos
MARIA ESTELA LOPEZ, ROSARIO OBANDO, XIOMARIA VALVERDE, INES GARCIA, AGUSTIN CASTRO, Prof. Guía OLGA COREA.

Segundo Grado; Logran estudiar 41 alumnos entre ellos
MAYRA. GARCIA ZELEDON, DALILA RUGAMA MOJICA, ABELINO GÜTIERREZ MOJICA.
ANTONIO AGUILAR SEQUEIRA.

Prof . Guía
ABELARDO GUT IERREZ HERNANDEZ.,

Tercer Grado; Logran estudiar 34 alumnos entre ellos
BRUNILDA. SEQUEIRA, ODALY SEQUEIRA, GUILLERMO FORNO, ARSENIO SEQUEIRA OBANDO.

Prof. (a) Guía
MARIA ADELA GARCIA DE SANCHEZ.
Cuarto Grado; Logran estudiar 31 alumnos entre ellos
SANDRA SILVA SÁNCHEZ, LESBIA MARIA SALAZAR MEDAL, MIREYA ROSALES.
ALBA SEQUEIRA LOPEZ.

Prof. (a) Guía OLGA COREA GUZMAN.
Quinto Grado; Logran estudiar 22 alumnos entre ellos
JUAN RAMON SALAZAR MEDAL, RENE CANALES MENDOZA, JUSTO ARAUZ VALLECILLO.
SONIA MELENDEZ CALERO.

Prof. Guía
GUSTAVO CARRION Z.

2 DE DICIEMBRE, 1973.

Sexto Grado; Logran matricular 24 alumnos entre ellos
CARMEN MEDRANO, ULISES RUGAMA MOJICA, MARIA AUDELI GARCIA, RAMON GARCIA RAMIREZ.
FRANCISCO NOEL SEQUEIRA, MARIA SALAZAR PEREZ.

" CICLO DE SECUNDARIA"

Se logra fundar del año 1977 a 1984.

Primer año; se logran matricular 31 alumnos entre ellos
JUAN MARIA CANALES, MAYRA GARCIA, ALBA HORTENCIA SEQUEIRA.
ROSA POVEDA RUIZ.

Segundo año; se logran matricular 25 alumnos entre ellos
MIREYA ROSALES MENDEZ, LESBIA MARIA SALAZAR, LUIS MANUEL PRADO.
GERARDO CARRION, ALCIDES SILVA NARVAEZ.

En el año de 1979, logran matricular en primer año 64 alumnos, en segundo año logran matricular 33 alumnos.

Tercer año básico ( 1979 ). Se logran matricular 31 alumnos entre ellos:

ADRIAN RODRIGUEZ GUTIERREZ, ANGEL CANALES LOPEZ, WALTER BLANCO BONES.
JORGE LUNA RIVERA, RENE ROCHA SILVA, CRISTOBAL ROJAS ARAUZ.
SERGIO RIOS LACAYO.

En el año de 1980, logran matricular en primer año 98 alumnos, en segundo año 24 alumnos en el tercer año del ciclo básico 15 alumnos.

Cuarto año; se logran matricular 11 alumnos entre ellos
ARTILIO LOPEZ DORA, ELIAS MOJICA, FELICITA LAINEZ DAVILA.
LINDEN MOJICA CHINCHILLA.

Quinto año; logran aprobar 14 alumnos :
ANA JULIA CASTILLO LOPEZ, VICTOR MANUEL GUTIERREZ, MARIA JOSE GUTIERREZ COREA.
MAYRA GARCIA ZELEDON, MAYRA PATRICIA ZAMORA, MARIA ISABEL MOLINA SAAVEDRA.
DANILO OBANDO CASTRO, DEYDA SANCHEZ VALLECILLO, MARIA FIDELIA OSORIO MOJICA.
ELVIRA CRUZ MENDEZ, JUANA VICTORIA SALGADO, IVANIA NAVAS CASTILLO.
HECTOR GUTIERREZ LARIOS, HUGO ROMERO LANDEZ.

DICIEMBRE, 1984.


21 DE ABRIL DEL 2002 /  La Prensa
            Villa Carlos Fonseca: Una villa que clama por trabajo

    La historia indica que los  primeros pobladores de este municipio habitaban en la hacienda El Apante,  ingenio azucarero de  extensos cañaverales,  propiedad de don Pablo  Hurtado, quien dispuso  donar 400 manzanas de  tierra para que sus  trabajadores no tuvieran que viajar, naciendo de  esta manera lo que hoy  es la cabecera municipal  de la actual Villa Carlos  Fonseca.

Lunes 12 de Abril de 2004 |  El Nuevo Diario

Villa El Carmen a la espera del progreso
El municipio de Villa El Carmen está situado a 42 kilómetros al sur de Managua, antes vivía de la agricultura, ahora la población subsiste, según la alcaldesa Sandra Silva, con el dinero que ganan los que trabajan fuera de la localidad, “porque la comuna es muy pobre y no tiene capacidad para generar empleo”
 

—Ismael López O.—
 
 
 

  Un amplio sector de los pobladores de Villa El Carmen se traslada diariamente a Managua para trabajar en puestos de vigilancias y domesticas. Moisés López / END

La mayoría de los pobladores de Villa El Carmen en la última década cambió el machete, la coba y el azadón, por linternas, pistolas y escopetas. Dejaron de trabajar en las haciendas de cañas de azúcar y buscaron empleos en las empresas de seguridad o vigilancia de Managua.
Muchos le son fieles a la tradición de cultivar la tierra y lo hacen desvelados en sus días libres. No obstante, el cultivo sólo les sirve para complementar un poco la dieta familiar, pues el motor que sostiene la economía municipal, es el salario que ganan trabajando fuera del municipio.

El Instituto Nicaragüense de Estadísticas y Censos (INEC), en su página WEB informa que en el municipio hay 35 mil 198 habitantes. De éstos, 88 de cada 100 habitan en el área rural.

A pesar de que últimamente se ha disminuido, la principal actividad comercial del municipio sigue siendo la agricultura. Se calcula que hay unos 400 productores entre grandes, medianos y pequeños.

Según Sandra Silva --quien hasta la semana pasada era la vicealcaldesa, pero que ante el fallecimiento del alcalde Julio Méndez asumió el cargo titular del municipio-- la mayoría de campesinos siembra para el consumo doméstico, y sólo una parte, se dedica a cultivar productos perecederos como el tomate, chiltoma.

La segunda actividad comercial del municipio es la ganadería. Estadísticas del Ministerio de Acción Social (MAS), divulgadas en 2001, señalan que en la localidad hay unas 50 mil cabezas de ganado; sin embargo muchos ganaderos se han dedicado a criar ovejas.

Como no existe un mercado municipal, en todas las comarcas del municipio hay pulperías y pequeños negocios de comiderías y de fábricas de escobas, de los cuales, una minoría de la población vive.
 

Vendedores de leña

Guillermina Hernández, quien fuera en dos ocasiones alcaldesa del municipio, aseguró que la población también vive del despale, porque muchos campesinos se dedican a vender leña y carbón.

La leña “la rajamos y la acarreamos hasta aquí, nos dan 12 pesos por cada manojo, si no (la vendemos) la cambiamos por comida”, dijo Germán Altamirano, quien habita en la comarca La Arenera, a ocho kilómetros aproximadamente del casco urbano del municipio.

Para Hernández, los viejos tiempos, cuando el municipio vivía de la ganadería, de la siembra de maíz, de sorgo, de ajonjolí, de frijoles, de caña de azúcar, no volverán porque la sequía lo impide; “últimamente casi ni llueve”, dice.

En el municipio hay haciendas como: El Apante, San José, Azacualpa, que pertenecen al Ingenio Montelimar en donde se siembra caña de azúcar.

Estas haciendas empleaban a gran parte de la población campesina en la época de zafra que duraba casi seis meses; ahora en cambio, las zafras duran tres meses y cada vez son menos los trabajadores empleados en las labores de corte de caña.

Esperanza = ovejas

Como en el municipio los campesinos se han dedicado a la crianza de ovejas, el Centro de Estudios para el Desarrollo (Cesade), planea inaugurar en julio próximo el primer matadero ovino de Nicaragua.

Allan Fajardo, Director Ejecutivo de Cesade, afirmó que se escogió a Villa El Carmen porque en los últimos años la crianza de ovejas se ha incrementado a tal punto que el municipio “se puede convertir en la capital de la crianza ovina de Nicaragua”.

Fajardo calcula que en el municipio existen unas 4 mil ovejas, distribuidas en 89 fincas. Dice que de no ser porque los criadores constantemente venden el número de ovejas, sería mayor.

También asegura que aún así “en estos momentos sólo Tisma, Masaya, supera a Villa El Carmen en cuanto a la crianza de ovejas”.

Agregó que el objetivo del matadero es incentivar a los campesinos para que incrementen sus hatos de ovejas. Otro de los propósitos es animar a nuevos campesinos que quieran dedicarse a esa actividad, para que así mejoren sus condiciones de vida.

El matadero pretende convertirse en un centro de acopio, a donde puedan llegar todos los criadores de ovejas del país a comercializar sus animales. Ya que según cálculos del Cesade, la crianza ovina se incrementará.
 

Una universidad para campesinos

Desde hace tres años funciona en el municipio la Universidad Campesina del Trópico Seco (Unicats), en donde estudian los hijos de los campesinos. Mercedes Porras, Directora de la casa de estudio, aseguró que capacitan a los alumnos en técnicas de cómo preservar suelos, cómo hacer abono orgánico.

“Son 60 estudiantes que provienen de unas 20 comunidades. Las asignaturas que les impartimos son: agricultura, organización y cooperativismo”, dijo Porras.

Agregó que los alumnos reciben clases 15 días al mes en la universidad, y los otros 15 días van a sus comunidades a producir para complementar práctica con teoría.

Un grupo de alumnos que forman parte del gobierno estudiantil de la Unicats, dijeron que pagan 50 córdobas por la mensualidad y agregaron que la casa de estudio pertenece al grupo Cesade.

Problemas Sociales

* Villa el Carmen atraviesa dificultades en lo relativo a salud. Sólo en siete comunidades de las 152, hay puestos de salud. Sin embargo, no en todos hay médicos ya que son cinco galenos para atender toda la localidad; es decir uno por 35 mil 198 habitantes.

* La doctora Yelba Hernández, Subdirectora del centro de salud municipal, dijo que en los centros atienden de lunes a jueves, de ocho de la mañana a una de la tarde. También por lo menos dos veces a la semana los doctores visitan las comunidades.

* El centro de salud municipal cuenta con una ambulancia para trasladar a los pacientes graves a los hospitales capitalinos.

Actividad que generan ingresos

* La alcaldesa Sandra Silva dice que la actividad que genera más ingreso, es el pago por bienes inmuebles y los principales contribuyentes del municipio son el Ingenio Montelimar y la fábrica de agua ardiente Induquinisa. * En el municipio están ubicados los balnearios de San Diego y San Martín, sin embargo, por el mal estado de los caminos la afluencia de turistas es mínima. * El presupuesto municipal para este año es de aproximadamente siete millones de córdobas, según Silva.
 
 
 

11 DE FEBRERO DEL 2002 /La Prensa                Olvidados a tan sólo 40 minutos de la  capital

 Hace 22 años el municipio Villa “Carlos  Fonseca” era uno de los más ricos en producción  pecuaria, hoy no quedan  ni las señas

 ¡Sólo hay dos líneas  telefónicas para 46,000 habitantes!

               Las condiciones en que se encuentran las escuelas  rurales de muchas comunidades de Villa “Carlos Fonseca” son deplorables y la Alcaldía sólo cuenta con  muy pocos recursos para ayudar a remediar la situación.

     Leslie Nicolás Lacayo
                El municipio de Villa “Carlos Fonseca”, del departamento de Managua, podría ser  registrado en el Libro de los Guinnes Records, pues a pesar de estar ubicado a tan sólo 40 minutos de la capital, sólo cuenta con dos líneas telefónicas, la de la Policía  Nacional y la que tiene la Alcaldía.
               Al respecto, el personal que se encarga de las relaciones públicas de la Empresa  Nicaragüense de Telecomunicaciones (Enitel) explicó que el día de hoy el ministro daría a conocer a este diario los pormenores y la situación en que se encuentran las  líneas telefónicas en Villa “Carlos Fonseca”.

              El municipio hace 22 años era uno de los más ricos en producción pecuaria, pues ahí la mayor parte de las haciendas, por no decir todas, pertenecían a la familia  Somoza.

              Hoy en día, los pocos pequeños productores que se dedican a la ganadería cuentan
              con sólo tres a cinco cabezas de ganado vacuno de doble propósito (leche y carne).
              Y aquellos que no tienen ganado se dedican a la actividad de elaboración de carbón
              o trabajan la piedra caliza para producir cal a granel.

              Estas son actividades paliativas, pues aproximadamente 4,000 campesinos
              trabajan temporalmente como obreros agrícolas en los cortes de caña, actividad
              que está suspendida por un litigio administrativo que enfrenta el ingenio de la zona.

              El nombre de la Villa fue cambiado en 1979 con la instauración mediante decreto
              del gobierno sandinista, pasando de Villa El Carmen a Villa “Carlos Fonseca”. Sin
              embargo, esto es motivo de discusión entre los pobladores, quienes después de 22
              años la gran mayoría no se acostumbra aún a dicho cambio.

              NO HAY COMO GANARSE LA VIDA

              Julio Méndez Casco, alcalde del municipio, dijo que “el municipio está olvidado y la
              gente aquí no tiene cómo ganarse la vida”.

              Casco, quien tiene un año de haber asumido la Alcaldía, cuenta que desde que está
              al frente ha hecho múltiples gestiones y en todo ese tiempo no ha recibido ni una
              sola respuesta.

              Por si fuera poco, la Alcaldía sólo cuenta con un vehículo “Jeep”, un camión y una
              moto, pues el resto de la flota vehicular que Casco recibió hace un año se conforma
              por un tractor que literalmente está desbaratado y dos camiones que tan sólo, a
              como él dice, “para chatarra sirven”.

              La confianza de este alcalde está puesta en que el nuevo gobierno escuche algunas
              de las solicitudes hechas a la Presidencia.

              Casco mencionó que uno de los mayores problemas que tiene el municipio es el
              deterioro de la carretera que conduce a Villa “Carlos Fonseca”. En la cual hay que ir
              haciendo “zigzags” a menudo, pues de lo contrario el vehículo puede caer en algún
              hoyo.

              “Ya envié una carta al ministro de Transporte e Infraestructura (MTI), Pedro
              Solórzano y me respondió diciéndome que no había presupuesto para eso”, agregó
              el edil.

              Al respecto, Margarita Gutiérrez, directora de Relaciones Públicas del MTI, explicó
              que este tramo de carretera no está incluido en el presupuesto de este año, “pero se
              están gestionando recursos con los organismos cooperantes como el Banco Mundial
              y el Banco Interamericano de Desarrollo para apoyar a las alcaldías”.

              URGE AYUDA

              A pesar de que existen algunos Organismos No Gubernamentales (ONG) que están
              prestando ayuda al municipio, ésta es insuficiente según expresó Julio Méndez
              Casco, alcalde de Villa “Carlos Fonseca”.

              “Estamos haciendo gestión con organismos como Prosesur, Centro de Estudios para la Acción y el Desarrollo (Cesade), Plan Internacional, que nos están ayudando con   algunos pequeños proyectos, pero aún nos falta más”, dijo Casco.

              En el caso del proyecto Prosesur, está cooperando con la instalación de proyectos   de microrriego a 20 productores de las comunidades de Apante, Samaria, El  Blandón, Santa Rita y Villa “Carlos Fonseca”.

              Asimismo Prosesur está desarrollando en el municipio la crianza de ovejas
              pelibuey.

11 DE FEBRERO DEL 2002 /  La Prensa
          Una arboleda para alegrar la vista

  Pretenden hacer  atractivo corredor hacia  famosas playas

               Miembros de la Asociación de Desarrollo Comunitario   el Carmen dan mantenimiento a uno de los viveros que  tienen para iniciar la reforestación en el mes de mayo.
                     Leslie Nicolás Lacayo
                  Con la intención de hacer más atractivo al municipio desde el punto de vista
              turístico, un decena de habitantes de Villa “Carlos Fonseca” crearon la Asociación
              de Desarrollo Comunitario El Carmen, para reforestar a ambos lados de la carretera
              con 30 especies de árboles diferentes.

              Jairo Chávez, vicepresidente de la asociación, explicó que no tienen financiamiento;
              pero el proyecto ya inició en enero de este año con el aporte de los mismos
              asociados.

              “Pretendemos crear una arboleda municipal del kilómetro 17 carretera vieja a León
              hasta el kilómetro 49 sobre la carretera Masachapa-Pochomil”, agregó.

              La siembra de las 30 especies de arbolitos pretenden iniciarla en el mes de mayo
              con la llegada del invierno. El proyecto tiene un costo de 310,000 córdobas.

              Dijo que hasta la fecha se han coordinado con diferentes organismos en función de
              conseguir financiamiento.

             A la Alcaldía le han solicitado el 10 por ciento del monto total del proyecto, pero
              todavía el Concejo no ha resuelto nada. A la Asamblea Nacional le solicitaron el 90
              por ciento. De igual manera han solicitado ayuda a organismos como el Centro de
              Estudios para la Acción y el Desarrollo (Cesade), pero tampoco han obtenido
              respuesta alguna.

              Chávez explicó que desde hace más de dos años que conformaron la asociación con
              el propósito de desarrollar proyectos para la comunidad, en aspectos de medio
              ambiente, aspectos sociales y productivos; pero hasta ahora están concretando su
              primer proyecto.

              La carretera que conduce a Villa “Carlos Fonseca” es un corredor turístico para
              dirigirse a playas como Masachapa, Pochomil, Montelimar. Por tal razón, esta
              asociación piensa reforestar muchas de las zonas que parecen “desiertos”. “De ahí
              nace la idea de reforestar” señaló Chávez.

              Asimismo, indicó que en el futuro trabajarán en conjunto con los productores de la
              zona para reforestar muchas de la áreas del municipio.

11 DE FEBRERO DEL 2002 /  La Prensa
          Managua, principal mercado del  carbón de “la Villa”

               Leslie Nicolás Lacayo


              Para los carboneros de Villa “Carlos Fonseca”, su mayor mercado es la capital.
              Ahora con el horno industrial que instalarán esta semana, piensan colocar un buen
              porcentaje de carbón en los mercados de esta ciudad, en donde llegan diariamente
              unos 100,000 sacos de carbón, los que son distribuidos en los diferentes
              mercados, según datos de Aprocarf.

              César Augusto Alfaro, secretario de la directiva de la Asociación de Productores de
              Carbón y Reposición Forestal (Aprocarf), explicó que existen algunos problemas
              con la comercialización en el municipio.

              Indicó que junto con la Alcaldía y la Policía coordinarán puestos de control en la
              carretera para que todos aquellos que no cuenten con un permiso del Instituto
              Nacional Forestal (Inafor), no puedan comercializar el producto.

              Sin embargo, hizo un llamado a la entidad para que de una forma más expedita
              realice los trámites que ellos necesitan realizar para que se les otorgue el permiso
              de comercialización de carbón.

              A esta petición reaccionó asombrado Walter Campos, delegado de Inafor para el
              departamento de Managua. “Me es extraño que hayan comentado esto, pues
              nosotros siempre les hemos apoyado y la relación ha sido de estrecha
              coordinación”.

              Campos aseguró que todo el tiempo han estado en contacto con la Alcaldía del
              municipio y con algunos proyectos que están trabajando en la zona, como es el
              caso del Proyecto Proleña que es financiado por la cooperación brasileña.

              Además dijo que el Inafor ha estado presente también a través de la Comisión
              Nacional de Energía.

              “Por tal razón nos extraña esta posición, pues su mismo presidente Arnoldo López
              ha sostenido una comunicación fluida con nuestra institución”, agregó Campos.

              Señaló que el Inafor les aprobará el proyecto en las próximas semanas y estará
              apoyando de forma “contundente” a esta asociación.

 11 DE FEBRERO DEL 2002 /  La Prensa
          El carbón está ayudando a salir de las  cenizas

               Guillermo Rodríguez Guido, de 35 años y quien desde  hace tres años está en el desempleo, fue captado en   plena faena, armando una parba o carbonera, para  luego iniciar el proceso de carbonización de la leña.

               Leslie Nicolás Lacayo
                La actividad de procesar o producir carbón natural es una de las que utilizan
              muchos habitantes de las distintas comunidades del municipio de Villa “Carlos
              Fonseca”, debido al abandono productivo de las tierras de estas zonas.

              Guillermo Rodríguez Guido, carbonero por necesidad, tal y como el mismo se
              describe, habita en la comunidad de Buenos Aires, a dos kilómetros de la cabecera
              municipal, y con esta actividad mantiene a su esposa y cinco hijos.

              “Yo hago carbón porque no tengo nada más en qué ocuparme. Aunque yo sé
              trabajar en carpintería y albañilería, pero aquí no hay trabajo para eso”, dijo el
              campesino de 35 años.

              Ya tiene tres años de estar en la producción de carbón, trabajando sin horario de
              entrada, ni salida. Para poder hacer su “parba” o carbonera, Rodríguez compra la
              leña que utiliza como materia prima, para luego sacar un flete de carbón que oscila
              entre los 40 y 50 sacos aproximadamente.

              Para producir el carbón, Rodríguez tarda por lo menos siete días, tiempo que pasa
              enfriándose la carbonera.

              Una vez que el carbón está afuera se almacena en sacos para tenerlos listos cuando
              los intermediarios de este producto lleguen en un camioncito a la zona a comprar a
              razón de 35 córdobas el saco, el cual venden después hasta en 60 córdobas en
              Managua.

              UTILIZARÁN HORNO INDUSTRIAL

              Un grupo de 80 pequeños productores que están en el desempleo en las 15
              comunidades de Villa “Carlos Fonseca”, municipio del departamento de Managua,
              se agruparon para formar la Asociación de Productores de Carbón y Reposición
              Forestal (Aprocarf).

              César Augusto Alfaro, secretario de la directiva de Aprocarf, explicó que la
              organización tiene 15 meses de estar conformada y la intención es normar la
              comercialización de carbón en el municipio, establecer viveros para la
              reforestación y utilizarán un horno industrial para mejorar la calidad del carbón.

              Aprocarf es apoyada por la Comisión Nacional de Energía (CNE), el Instituto
              Nacional Forestal (Inafor) y por el proyecto Proleña de la cooperación brasileña.
              Este último organismo será el que les done el horno “container” que utilizarán para
              mejorar la calidad del carbón.

              La construcción de este horno está prevista para esta semana, según la
              información que maneja la asociación.

              El horno estará ubicado a dos kilómetros de la comunidad de Samaria, en un
              predio que fue donado a los 80 socios por la Alcaldía de Villa “Carlos Fonseca”.
 

 11 DE FEBRERO DEL 2002 /  La Prensa
              Un negocio que “arde”
  La elaboración de cal en el municipio Villa “Carlos Fonseca” ha proliferado  en los últimos tiempos

               Los hornos tienen una altura de aproximadamente 15 metros y son  llenados en su totalidad de piedra caliza, la que a través de un proceso  de cocción se convierte después en cal. Los trabajadores alimentan el  horno con leña para mantener alta la  temperatura.

               Leslie Nicolás Lacayo
                  Están todas ubicadas a orilla de la carretera y son fácilmente identificables por la
              blancura de su materia prima. Son las minas de cal, las que están compuestas por
              caleras con grandes hornos que arden a altas temperaturas a las que se someten los
              trabajadores.

              Hay muchos que ya son expertos en este negocio, hay otros que por la dura
              situación económica que vive el municipio Villa “Carlos Fonseca”, han copiado la
              idea de los más viejos y se han dedicado también a producir cal.

              Uno de estos expertos y experimentados en el negocio es Fidencio Sánchez Cerda,
              un hombre de 73 años, de mucho hablar, estatura mediana, pero con una agilidad y
              fortaleza como la de un muchacho.

              Al ver al equipo de LA PRENSA frente a su calera ubicada en la comunidad
              “California”, rápidamente se acerca a saludar con una naturalidad como si de años
              conociera a los visitantes.

              Las caleras u hornos son la parte principal del procesamiento de la cal, se podría
              decir que estos grandes dragones de concreto y piedra forman parte de la segunda
              fase del proceso en general, luego de que la piedra caliza es sacada de las minas pasa
              a un proceso de cocción.

              CON 20 AÑOS DE EXPERIENCIA

              Don Fidencio amablemente accede a explicar sobre el trabajo que realiza en su
              horno. “No me importa decir cómo se hace esto. Fíjese usted que aquí han venido
              hasta turistas de esos cheles para ver cómo es que cocemos la piedra”.

              Lleva alrededor de 20 años trabajando en las minas de cal junto con su familia, en
              este negocio, considerado su único patrimonio.

              Cinco de sus ocho hijos le ayudan en la faena. Todos viven cerca de la mina pero la
              mayor parte del tiempo la pasan en el “campamento”, una especie de bajareque que
              tiene junto a los tres hornos.

              Sánchez se levanta a las cuatro de la mañana y cierra operaciones a las 2:00 pm.
              “Aunque cuando estamos horneando pasamos toda la noche despiertos
              trabajando”.

              Aunque en realidad son dos personas las que trabajan por las noches cuando están
              horneando la piedra, ellos son “los quemadores”, quienes reciben una paga de 300
              córdobas por dos días y una noche.

              Don Fidencio dice que la bolsa de cal la vende a 15 córdobas. En cada quemada
              gasta unos 14,000 córdobas y calcula que le queda de ganancia por cada quemada
              unos 4,000 córdobas, realizando dos al mes como promedio.

              UN DURO PROCESO

              La elaboración de cal inicia en las propias minas de piedra caliza, donde sacan la
              piedra con maquinaria y luego es trasladada a los hornos en donde es cocida a altas
              temperaturas.

              Una vez que los camiones depositan la piedra en la calera y la descargan, un solo
              hombre se encarga de triturar una sola camionada. Según Fidencio Sánchez, con 20
              años de experiencia en el “ramo”, cada hombre puede llegar a rajar dos camionadas
              de piedra normalmente y por ello le paga a 40 córdobas la camionada.

              Después se pasa a la preparación del horno, al cual le hacen un repello de lodo. Cada
              horno puede llegar a medir unos 15 metros de altura.

              Cuando el repello está listo siete hombres se colocan adentro del mismo para
              acomodar la piedra y dos hombres se ubican fuera del horno para ir pasando piedra
              por piedra a los que están en el interior.

              Las piedras se colocan en forma circular y van pasando de mano en mano hasta
              copar el horno. Luego cuando ya está colocada la piedra se introduce leña al horno
              por unas compuertas y se prende el fuego.

              Una vez que la piedra está horneada después de dos días y una noche de recibir
              fuego se saca, se amontona y se baña con agua para que ésta se desintegre y se
              convierta en cal.
 

11 DE FEBRERO DEL 2002 /  La Prensa

             “Aquellos tiempones…”

  Lugareño recuerda viejos tiempos donde  conseguir trabajo no era problema

                  Leslie Nicolás Lacayo
               Campesino nato, Ofilio Miranda Rodríguez creció en las haciendas ganaderas. Hoy, a
              sus 57 años, recuerda aquellos “tiempones” cuando conseguir trabajo no era
              problema en la otrora Villa El Carmen, hoy “Carlos Fonseca”.

              Pero las cosas han cambiado, Ofilio hoy en día sólo cuenta con una motosierra con
              la que se gana la vida cortando madera para poder sostener a su familia.

              Mide aproximadamente seis pies y su rostro marcado por el pasar de los años es
              prueba fehaciente del trabajo duro y constante que ha realizado.

              Como buen nicaragüense gusta mucho de la broma y en forma satírica relata la
              problemática que atraviesa su comunidad y las casi 1,000 personas que viven en
              Buenos Aires, comunidad perteneciente a Villa “Carlos Fonseca”.

              Miranda dejó el trabajo de peón en hacienda, como comúnmente se le conoce, en el
              año 1985 y como muchos obreros agrícolas de su comunidad, se dedicó a la
              elaboración y venta de carbón.

              “Era mi única opción, pues aquí todos los gobiernos han prometido y nunca han
              cumplido. Siempre dicen que nos van a ayudar y todo se queda en eso, en palabras.
              Vamos a ver qué pasa ahora con el gobierno de don Enrique”, indica.

              NO HAY EN QUE EMPLEARSE

              Actualmente su medio de trabajo es una motosierra “viejita pero resuelve, pues en
              esta comunidad literalmente no hay en qué emplearse”.

              Según Ofilio, el problema radica en que no existe ningún proyecto productivo en
              Buenos Aires y esto obliga a muchos a dedicarse a hacer carbón, o en otro caso, al
              corte de madera para la venta de la misma.

              “Y como si fuera poco no tenemos ni agua potable, ni energía eléctrica”, agregó.

              Esta comunidad está ubicada a tan sólo dos kilómetros de la carretera que se dirige
              al municipio de Villa “Carlos Fonseca” y a pesar de ello, estas personas no gozan de
              ningún servicio básico.

              La plática con Miranda la interrumpió una voz que salió desde el remedo de cocina
              de la humilde casa: “estamos fregados pues ya han pasado cuatro gobiernos y
              ninguno nos ayuda”. Se trata de su esposa, Eda Mendoza Mojica, que opina mientras
              prepara un poco de comida para que su hija menor la vaya a vender a un grupo de
              albañiles que están trabajando en la construcción de la nueva escuela de la
              comunidad.

              “Aquí hay que hacer de todo hijo, pues vos sabés que la cosa está mala y con esta
              poquita venta de comida nos defendemos”, añade con el rostro compungido.

              SIN LUZ

              Ofilio Miranda, de la comunidad de Buenos Aires, relató que desde el gobierno de
              doña Violeta Chamorro (1990-1996), se les prometió instalarles el servicio de
              energía eléctrica; sin embargo, aún no se ha hecho efectiva.

              “Hicieron el levantamiento topográfico, pero no se hizo nada. A pesar que se les dio
              copia de la solicitud a la Alcaldía, al (ese entonces) ministro de la Empresa
              Nicaragüense de Electricidad (Enel), Emilio Rappaccioli, y a la organización sueca
              que iba a financiar el proyecto de energía”, agregó.

              Sin embargo, sólo los suecos contestaron diciendo que los fondos ya se habían
              agotado.
 

11 DE FEBRERO DEL 2002 /  La Prensa

             Un oasis en lo reseco

               Leslie Nicolás Lacayo
 

              A pesar de la resequedad que reina en las tierras de Villa “Carlos Fonseca” cuando
              los cultivos son mantenidos a base de riego, los resultados son muy bondadosos.

              La finca de Víctor Urbina, ubicada en la comunidad Buenos Aires, está muy
              diversificada, pero sin duda alguna, el rey de las parcelas es el coco.

              Lamentablemente no se pudo hablar con Urbina, pues él no se encontraba en ese
              momento en la hacienda; sin embargo, Juan Berrios, encargado del cuido de la
              finca, mostró los cultivos que ahí se desarrollan.

              En tan sólo la entrada de la finca está el río que literalmente pasa a la par de toda la
              propiedad. A orillas del mismo un cordón de árboles de mangos dan mayor vigor a
              los afluentes del río que alimentan los cultivos de la finca.

              En la hacienda se podrán encontrar unas 30 especies de aguacates, así como
              árboles de zapote, naranja agria, plátanos y fundamentalmente cocos.

              Tanto los cocos como el resto de cultivos son alimentados por una gran pila que
              todo el tiempo está abasteciendo los siembros.

              Explicó que el secreto está en el riego, pues las tierras son tan buenas que “todo
              pega”. Este sembradío de cocos es utilizado para la venta del mismo en el mercado
              nacional para la elaboración de cajetas y sus derivados.
 
 

11 DE FEBRERO DEL 2002 /  La Prensa
          Zafra paralizada deja a 4,000 sin  empleo
                                     Única esperanza es la ganadería
 

              Leslie Nicolás Lacayo
 

              La paralización de la zafra en el Ingenio Montelimar, debido a un litigio
              administrativo, dejó en el desempleo a aproximadamente 4,000 obreros agrícolas
              que trabajan temporalmente en la actividad, indicó Mario Tijerino Zeledón, colono
              del ingenio (productor privado de caña) y propietario de la hacienda “Waterloo”.

              Tijerino, quien circunstancialmente llegó en 1986 a la comunidad de Buenos Aires,
              del municipio de Villa “Carlos Fonseca”, es un mediano productor quien por
              mucho tiempo se ha dedicado a la producción de caña de azúcar, pero cree que
              para este año posiblemente pierda su cosecha debido a que el ingenio está cerrado.
 

              La zafra azucarera en Nicaragua comienza a inicios del mes de diciembre y finaliza
              en los últimos días del mes de abril.

              La finca de Tijerino tiene 400 manzanas, de las cuales 110 manzanas están
              sembradas con caña de azúcar las que le producen unas 6,000 toneladas de
              producto en bruto, las que vende a razón de 13 dólares por tonelada. Y otra buena
              parte de la finca la dedica a la crianza de ganado de doble propósito (carne y
              leche).

              Haciendo historia, don Mario cuenta que estas tierras (las de Villa “Carlos
              Fonseca”) en su gran mayoría formaban parte de las propiedades de la familia
              Somoza, quienes daban empleo a la mayoría de la población de estas comunidades.
 

              “Es decir, que la población que vive aquí tiene una cultura de producción muy
              reducida, pues más bien lo que existe es una gran cantidad de personas que gustan
              de ser obreros agrícolas, gente que vende su mano de obra”.

              A esto le atribuye el hecho que gran cantidad de pobladores dependan ahora de la
              zafra azucarera. Lo que significa a su juicio de que si el ingenio sigue cerrado por
              razones que él dice desconocer, entonces muchas personas se verán afectadas.

              ESPERANZADOS EN GANADERÍA

              Para los productores de mediana capacidad económica como Tijerino, la salida a
              problemas como la suspensión de la zafra está en la crianza de ganado vacuno. Él al
              igual que otros medianos productores de la zona, piensan diversificar su
              producción.

              Tijerino, quien en las recién pasadas elecciones municipales participó como
              candidato a alcalde por el Frente Sandinista, es de la idea de que las tierras del
              municipio de Villa “Carlos Fonseca” “son buenas” para cualquier cultivo.

              “La única objeción es que hay que utilizar riego, lo que resulta muy caro para la
              gran mayoría de pequeños productores”.
 

La Prensa JUEVES 13  /07/  2000
Comuna no tiene dinero, dice financiero
              Alcaldía no paga a trabajadores
 JOSE LUIS PALACIOS G. - Corresponsal
 

              VILLA EL CARMEN.– Veinte trabajadores de esta Alcaldía atraviesan serias  dificultades económicas después que les han retrasado el salario de dos   quincenas, y hasta el momento no hay señales de pago, informaron los  afectados.

              Según los empleados, que no revelaron sus nombres por temor a represalias,  ellos son muy pobres, sobreviven de ese salario, y los pulperos no quieren  seguirles fiando la comida.

              “Es una falta de consideración de parte de la administración no pagar,   sabemos que hay reales, han estado haciendo gastos innecesarios como la reparación de una motocicleta que costó 6,000 córdobas”, agregó un  empleado.

              Otros gastos innecesarios son pagos de salario por 3,000 córdobas mensuales a la abogada Esbeth Guerrero de la Hoz por asesoría, lo mismo  que gastos de combustible y almuerzos y sólo llega a la Alcaldía dos días a la semana.

              “Somos padres y madres pobres que vivimos de un salario mísero y tenemos hijos a quienes darles de comer mientras que esperanza de pago no hay”,   coinciden los empleados de la Alcaldía, que tampoco revelaron a cuánto asciende la deuda municipal.

              Manifestaron que a los recaudadores de impuestos no les gusta trabajar, todos los días pasan fuera de sus oficinas paseando y haciendo gastos de combustible, a la Alcaldía se aparecen sin ningún centavo, dijeron los  denunciantes.

              Manuel Castellón, director financiero de la comuna, al ser consultado por LA PRENSA sobre la problemática que enfrentan los trabajadores dijo “quien quiera seguir trabajando aquí que lo haga y el que no, que se vaya”, no tenemos dinero para pagar y no sabemos más adelante, porque como veo esto se va a poner peor, nadie quiere pagar impuestos”, dijo.

Alcaldía restablece carretera
 JOSE LUIS PALACIOS G.
 
 
 

a Samaria y La Ceiba  Reparan carretera, calles y puentes en Villa El Carmen

VILLA EL CARMEN.- La Alcaldía de Villa el Carmen repara 15 kilómetros de la carretera que conduce hacia la comunidad Samaria, y ocho kilómetros de vía en la comunidad La Ceiba, por apoyo recibido del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) y la Asamblea Nacional por medio del diputado Roberto Moreira, afirmó don Manuel Cano, jefe de proyectos de la Comuna local. Según el funcionario de la Alcaldía, las vías de acceso a las diferentes comunidades de este municipio se encuentran en mal estado ocasionado por las recientes lluvias. Se tuvo que pedir ayuda urgente a la Asamblea Nacional y al MTI, ya que era muy difícil entrar a esas comunidades en vehículo y la Alcaldía no tiene recursos económicos para reparar las carreteras, porque es una de las más pobres de Nicaragua, agregó. La reparación se compone de nivelación, conformación con material selecto y alcantarillas, añadió. En Villa El Carmen, en la parte de arriba, se reparan 200 metros de calle, cunetas, bordillo, nivelación y conformación, explicó. También se construye un puente peatonal y vehicular que comunica de la Colonia Naciones Unidas conocida por los vecinos como El Pantanal- con Villa El Carmen. En la colonia MINVAH se están reparando 2,000 metros lineales de calle que lleva nivelación, conformación, cunetas y material selecto, finalizó Cano


   8 DE JULIO DEL 2000

         Las ventajas de los silos

              JOSE LUIS PALACIOS G./ La Prensa

              VILLA EL CARMEN.– Actualmente Nicaragua enfrenta una escasez de maíz lo que ha provocado importaciones permanentes y ha dejado en evidencia la  ausencia de una política de seguridad alimentaria que garantice reservas   alimenticias antes este tipo de eventualidades.

              Los problemas en las cosechas causaron un déficit en la oferta del maíz, a eso se suma el deterioro de los silos distribuidos a nivel nacional y que son propiedad de la Empresa Nacional de Alimentos Básicos (ENABAS), que en la  actualidad está en proceso de privatización.

              Sin embargo, en algunos poblados, los productores han obtenido beneficios mediante el resguardo de sus cosechas en silos privados o facilitados mediante créditos por organismos no gubernamentales.

  Es el caso de Villa El Carmen, municipio de Managua, en donde los silos metálicos se han convertido en la mejor alternativa de los pequeños y  medianos agricultores de esta zona, ya que garantizan mantener la calidad  de los granos básicos, informó Saúl Velázquez Cerda, técnico de Construcciones Importaciones y Servicios Agro Industriales. S.A.  (COIMAGRO).

 El silo es un recipiente de metal de diferentes tamaños que utilizan los agricultores para almacenar sus granos básicos que producen.    Hay silos de diferentes precios, según su capacidad o tamaño.   Por ejemplo, un silo con capacidad de 30 quintales cuesta 850 córdobas, y el más barato tiene un costo de 250 córdobas.

   El Programa de Desarrollo Rural de la Zona Seca del Pacífico Sur (PROSESUR) a través de COIMAGRO donó recientemente un total de 39 silos metálicos a igual número de familias campesinas con capacidad de 18 quintales cada uno.

    Los organismos conocidos como FUNDECAT y CESADE, también entregaron silos en carácter de crédito a muchos agricultores de esta zona.   Lorenzo Mendoza, productor de la comunidad “La California”, tiene dos recipientes en donde almacena maíz y trigo y dijo que es una gran cosa tener ese instrumento, porque esto facilita que el productor asegure su semilla y así poderlo vender en el mercado con mejor precio.