Colecciones Nika CyberMunicipio
GLOSARIO  DE LAS VIVIENDAS DE MANAGUA
El espacio geográfico se presenta, pues, como el soporte de unos sistemas de relaciones, determinándose unas a partir de los elementos del medio físico (arquitectura de los volúmenes rocosos, clima, vegetación), y las otras procedentes de las civilizaciones humanas que ordenan el espacio en función de la densidad de poblamiento, de la organización social y económica, del nivel de las técnicas, en una palabra, de todo el tejido histérico que las constituye.

La base cartográfica del VII Censo de Población y III de Vivienda realizado en 1995, divide el territorio Nacional en áreas delimitadas físicamente las cuales son denominadas segmentos. Cada segmento cuenta con un número de viviendas que oscila entre 50 y 80, aproximadamente. En dicho Censo se definieron un total de 7,035 segmentos urbanos en todo el país, de las cuales 2,922 se encuentran en Managua y 4113 en el resto del país.

VIVIENDA RESIDENCIAL AISLADA "A"
Son viviendas espaciosas con área construida mayor de 160 mts cuadrados, con todos sus servicios de infraestructura y en lotes mayores de 900 mts cuadrados.  En hectáreas pueden haber unas 10 de ellas. Estas viviendas son técnicamente bien construidas con excelentes acabados constructivos y arquitectónicos, en pocas palabras son de diseño exclusivo y constituyen el 1 %  del total de viviendas de Managua, agrupadas en 11 barrios al Sur de la ciudad y en los acceso a Managua por las carreteras: Sur, Vieja a León y a Masaya. Ejemplos: Altos de Santo Domingo, Las Colinas y Planetariun.

Regresa a la tabla de los Distritos de la Gran Managua
  65   43   21

El levantamiento de la información en campo se realiza a través de Brigadas, a las que se les asigna un determinado número de segmentos, los cuales son visitados casa por casa, investigando que tipo de construcción se realiza o se ha realizado en el trimestre que se investiga. Esta información pasa después por una revisión bien detallada. A fin de obtener sobre la construcción privada a nivel nacional, se utilizan factores de expansión. estos factores se calculan dividiendo el total de segmentos contenidos en el marco muestral se calcula restando al número total de segmentos del III Censo de Vivienda.

TIPOLOGIAS BASICAS PREDOMINANTES

CONCEPTO
1998
1999
TIPOLOGIA
  %
TIPOLOGIA 
   %
MUESTRA
Embaldosado, bloque de concreto, zinc

Ladrillo de cemento, bolque de concreto, zinc

Ladrillo de cemento, bloque de barro, zinc

Embaldosado, bloque de barro, zinc

26.9 %
 

26.4 %
 

11.4 %
 

6.4 %

Embaldosado, bloque de concreto, zinc

Ladrillo de cemento, bolque de concreto, zinc

49 %
 

35.5 %

CENSO
Ladrillo de Cerámica, pared mixta, plycern
minifalda

Ladrillo de cerámica, bloque de concreto, plycern

Ladrillo de Terrazo, bloque de concreto, plycern

27.8 %
 

24.9 %
 
 

23.9 %

Embaldosado, bloque de concreto, zinc

Ladrillo de cemento, bloque de concreto, zinc
 

Ladrillo de cemento, bloque de concreto, plycern

54.3 %
 

23.7 %
 
 

7.9 %






 


 
 
VIVIENDA RESIDENCIAL AISLADA "B"
Son viviendas espaciosas con  todos sus servicios de infraestructura y en lotes de 400  a  700 mts.  En hectáreas pueden haber unas 15 de ellas. Estas viviendas son de mampostería, con acabado arquitectónico de calidad y de excelentes condiciones urbanísticas. pero no tienen entera privacidad por encontrarse en zonas o cerca de zonas de gran actividad comercial y de servicios, constituyen el 1% del total de viviendas de Managua, localizadas en 18 barrios al Oeste y al Sur de la laguna de Tiscapa. Ejemplos: Las Palmas, El Carmen, Reparto San Juan y Reparto Serrano.

Regresa a la tabla de los Distritos
  65   43   21

La producción de bloques de concreto ha experimentado un crecimiento acelerado en los años 1997, 1998, y 1999. Con un 13%, 14.4 % y 81.7 % respectivamente.El predominio de bloques de concreto, ladrillos de cemento, láminas de zinc, y láminas de plycern es consistente con las construcciones de viviendas para la clase media de la cual está incursionando el sector privado a través de empresas urbanizadoras. Actualmente estan experimentando con explotar el mercado de interes social destinado a personas de medio bajos ingresos.
VIVIENDA  RESIDENCIAL EN SERIE. 
Son viviendas de diseño moderno, construidas de mampostería o concreto, en conjuntos homogéneos y en lotes de unos 200 mts cuadrados poseen todos los servicios de infraestructura, urbanísticamente excelentes y de buen estado físico. Están en 24 barrios, representando el 7% del total de viviendas de Managua y pueden caber 40 de ellas en una hectárea. Ejemplos: Altamira D'Este, Linda Vista y Bello Horizonte. 

Regresa a la tabla de los Distritos
  65   43   21

Se construyeron un total de 2,277 y 3,398 viviendas en 1998 y 1999, lo que representa un crecimiento de 49.2 %. Este crecimiento estuvo sustentado por las nuevas viviendas construidas en los departamentos, donde el crecimiento experimentado fué de 89.2 %. El cuarto trimestre de 1998, muestra el mayor número de construcciones en proceso en este año con un total de 2135 viviendas, presentándose el comportamiento tanto en Managua como en el resto de los departamentos. Dos factores son determinantes: La reconstrucción débido al daño del Huracan Mitch y el aguinaldo de Diciembre.
 

VIVIENDA TRADICIONAL
Son viviendas que sobrevivieron al terremoto de Managua de 1972 y que conservan el estilo de construcción de los años 50 y 60, de una sola planta, fachada continua vinculada a la acera, patio interno, cocina al fondo, etc. , en lotes de 250 mts cuadrados, organizada en una retícula octogonal de origen colonial.  Están ubicadas en 11 barrios contiguos al Centro Histórico de Managua y pueden caber 24 de ellas en una hectárea, son de bloques, madera, piedra, etc., y con todos sus servicios de infraestructura. ejemplos: Monseñor Lezcano, Campo Bruce y Santa Ana.

Regresa a la tabla de los Distritos
  65   43   21

  Para el año de 1971, Nicaragua contaba con un total de   302.549 viviendas, de las cuales el 49% estaban en el área  urbana. Para 1995 el censo urbano y rural de viviendas  muestra un crecimiento por encima del 100%, para un total  de 751.637. Para entonces el área urbana experimentó un  crecimiento de 279.056, invirtiéndose los valores  porcentuales, las ciudades con 51% y el campo con 49%.                  Los distintos sectores especializados en el tema, calculan el déficit de viviendas en Nicaragua entre las 600 y 400 mil   viviendas. Independientemente del dato preciso de nuestro  déficit habitacional, los sectores gubernamentales, no  gubernamentales, empresariales y de más, con excepción de  los políticos, muestran su preocupación por enfrentar el  creciente défict de viviendas (5% anual).
Lea articulo OFFSITE Bolsa económica
 
VIVIENDA POPULAR AISLADA
Son viviendas de diseño individual y heterogéneas, construidas por gestión del propietario con madera, mampostería, bloques (minifalda), losetas prefabricadas, etc. , en lotes de unos 250 mts2, pueden caber 25 y 30 de ellas en una hectárea, y poseen casi todos los servicios de infraestructura. Se encuentran en 63 barrios ubicados al Este y Oeste de la ciudad y constituyen el 
32 % del total de viviendas de Managua.
 9 DE NOVIEMBRE DEL 2001 /  La Prensa      Martha Danelia Corea        Construirán viviendas populares    Convenio entre BID y Confía beneficiará a mil familias    Dionisio Chamorro, de Fundación Colmena; Eduardo  Balcárcel, del BID; Klaus Geyer de Confía, mientras daban detalles sobre la ejecución del programa de  microfinanciamiento para la construcción de viviendas  populares.     Las personas de escasos recursos podrán tener su propia vivienda a través del  proyecto de microfinanciamiento de vivienda popular que será ejecutado gracias al convenio suscrito entre el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la  Corporación Nicaragüense Financiera S.A. (Confía) y la Fundación de Apoyo a la Vivienda Popular (Fundación Colmena).   Este convenio permitirá financiar la construcción de casas, a un mínimo de 500  familias de bajos ingresos, al contar con dos componentes, uno crediticio, que contempla establecer una línea de microcrédito para la vivienda popular; y otro de  cooperación técnica diseñado a fortalecer la capacidad operativa de Confía,  microfinanciera que otorgará el crédito, y de la Fundación Colmena, que será la  ejecutora del proyecto.   “Este proyecto cuenta con nuestro entusiasmo porque, como aquí se decía, aquí no se está regalando nada, aquí se está prestando a la gente para que pueda acceder a  sus viviendas y tenemos la certeza, el convencimiento —nos lo dice la experiencia—  de que la gente de bajos ingresos son buenos pagadores cuando reciben crédito   normal”, declaró Eduardo Balcárcel, representante en Nicaragua del BID.   A juicio de Balcárcel, en este tipo de proyecto “reunimos una amplia gama de  beneficios, actividad empresarial, objetivos de bajos ingresos y poner en funcionamiento mecanismo crediticios novedosos, mecanismo de construcción de   viviendas innovadores”.     El costo total del proyecto es de 1.1 millón de dólares, de los cuales 630,000 son   aportes del BID, 505,000 de Confía y 17,000 de Colmena.    Klaus Geyer, gerente general de Confía, consideró que en la fase inicial se puede   financiar aproximadamente hasta 1,000 familias.    Dionisio Chamorro, presidente de la Fundación Colmena, explicó que estas   viviendas pueden ser construidas en toda el área nicaragüense, no sólo en Managua,    y podrían existir tres tópicos de financiamiento.    “Uno, la vivienda aislada que para hacer tu casa comprar terrenos en Rivas,  Masaya, Juigalpa, donde sea; segundo, reparto ya preestablecidos que estamos    hablando de uno en Veracruz; tercero, promocionar con empresas privadas  construcción de viviendas para sus empleados mediante una deducción de   nómina”, detalló Chamorro.  Klaus Geyer, gerente general de Confía, explicó que existen tres modalidades para   acceder al financiamiento de la vivienda popular.  Si la persona tiene un pequeño lote y sólo quiere comprar la casa, ahí paga el costo   del precio de la casa que oscila entre 1,500-1,800 dólares aproximadamente para la  construcción más pequeña.   La familia que desee optar a ese financiamiento deberá contar con un ingreso   familiar mensual de entre 200 y 250 dólares o su equivalente en córdobas.    Otra opción incluye el terreno, la casa y una conexión con infraestructura, a precios   que oscilan entre 6,500-8,500 dólares, dependiendo del tamaño de la casa.   Las familias que prefieran esta opción, se estiman que deberían tener un ingreso   familiar mensual alrededor de 500-550 dólares.   El mecanismo de financiamiento es que los interesados se acercan a las sucursales  de Confía, llenan la solicitud, se analiza su capacidad de pago, depositan una prima   equivalente al 20 por ciento del valor de la vivienda.   De no contar con ese monto, se puede ahorrar el mismo durante un tiempo y se    desembolsa el resto del valor de la vivienda cuando completa el 20 por ciento de   ahorro de la prima
Regresa a la tabla de los Distritos
  65   43   21

VIVIENDA POPULAR EN SERIE "A"
Son viviendas de diseño y dimensiones estándares, de mampostería y concreto, en lotes de 120 y 200 mts2 y construidas por empresas constructoras, presentan buenas condiciones físicas y urbanas y tienen todos los servicios de infraestructura. Se encuentran en 31 barrios de la parte oriental de la ciudad, pueden caber 40 de ellas en una hectárea y constituyen el 11 % del total de viviendas de Managua. ejemplos: Don Bosco y Máximo Jérez. 

Regresa a la tabla de los Distritos
  65   43   21



 
 
 
 

VIVIENDA POPULAR EN SERIE "B"
Son viviendas de diseño sencillo en lotes de 80 y 120 mts2 concebidas como unidades mínimas o básicas para ser ampliadas por el propietario, son de madera o de madera y bloque (minifalda), construidas después del terremoto de 1972 y tienen todos los servicios básicos de infraestructura. Estas viviendas, están distribuidas en 7 urbanizaciones al este de la Ciudad; pueden caber casi 80 en una hectárea y constituyen el 6 % del total de viviendas de Managua. Ejemplos; Villa Venezuela y Villa Libertad.

Regresa a la tabla de los Distritos
  65   43   21


 URBANIZACIONES PROGRESIVAS
Surgen como programas habitacionales de los años 1980 , bajo dos variantes:
a) Como urbanizaciones planificadas para contrarrestar acciones ilegales.
b) Por legalización de asentamientos espontáneos, previo ordenamiento de los mismos.

Estas urbanizaciones, cumplen con requerimientos mínimos de urbanismo, tienen los servicios básicos de infraestructura, los lotes son de 100 a 120 mts cuadrados y sus calles son conformadas. están distribuidos en 113 barrios del sector central y de la periferia de la ciudad, constituyendo el 15% del total de viviendas de Managua. Ejemplo: William Díaz y Georgino Andrade.

 

Regresa a la tabla de los Distritos
  65   43   21


 ASENTAMIENTOS ESPONTANEOS.
Son aquellos que han surgido como producto de tomas espontaneas e ilegales de terrenos baldios a lo interno de la trama urbana, cuyas viviendas son de dimensiones mínimas (uno o dos ambientes), en pésimo estado físico y construidas precariamente de ripios y otros materiales como zinc, madera, plástico, cartón, etc. Estos asentamientos, carecen de normativas mínimas, están dispersos en 170 puntos del total de viviendas de Managua, en su mayoría poseen servicios básicos de infraestructura de forma ilegal, pero carecen de drenaje pluvial, alcantarillado sanitario y recolección de basura. 
 Un reflejo del déficit habitacional en   Nicaragua es la proliferación, en las  últimas dos décadas, de   asentamientos humanos espontáneos  en cada una de las principales  cabeceras departamentales.    En muchos casos hay invasores de   tierras que se lucran vendiendo lotes   hasta en 10,500 córdobas, quienes  tras la venta se asientan de nuevo en   el límite del asentamiento,  agrandando cada vez más la frontera urbana. El fenómeno impacta más en la  capital, donde se calcula existen unos  300 asentamientos, en los que   habitan más de 50 mil familias, según  los últimos datos preliminares   recabados por las delegaciones de  Distrito de la Alcaldía de Managua.

              En buena parte de los asentamientos hay ausencia de áreas verdes para la  construcción futura de centros de   salud, escuelas y parques para la    recreación de los pobladores.
 
 

 

  
EDIFICIOS EN RUINAS EN OCUPACION EN EL VIEJO CASCO URBANO DE MANAGUA.
 29 DE ENERO DEL 2002 /                Demolerán edificios en escombros     Cientos de familias viven en riesgos extremos en edificios que soportaron   la sacudida del terremoto de 1972 en  Managua.   Wilder Pérez R  Unas 27, de 80 edificaciones en escombros, podrían desaparecer del antiguo  centro de Managua, como producto de los últimos estudios realizados por el  Ministerio de Transporte e Infraestructura(MTI), lo que afectaría a cientos de  familias.  Clemente Balmaceda, director general de Vivienda y Urbanismo del MTI, confirmó que una de las primeras acciones de Pedro Solórzano, al ocupar el cargo  al frente de esa cartera, fue mandar a estudiar la posibilidad de derrumbar los  edificios no habitables de la zona central de Managua y reubicar a sus habitantes.   Estudios preliminares realizados por el MTI estiman que en cada edificio podría haber 100 familias habitando, lo que significaría que en la demolición de los dos primeros inmuebles, situados frente al Ministerio de Gobernación y que ya están  considerados como inhabitables, habría que reubicar a unas mil 600 personas.   En observaciones previas a los estudios que culminarán en el derrumbe, los  técnicos del MTI descubrieron que los mismos habitantes atentan contra sus vidas  al explotar las columnas de hierro y colapsar las paredes en el afán de sacar acero  dentro del concreto.   Además, según Balmaceda, “del conocido riesgo geológico de la zona central,   atravesada por las fallas de Tiscapa, Chico Pelón, el Estadio, los bancos, y   ramificaciones de otras mayores”.    Rosa Linda Pérez, habitante del sector desde hace 15 años, afirmó que ellos ya  recibieron el anuncio y dijo que “si nos aseguran ubicación en otro lado, no nos  importa si derrumban o no el edificio”.   Balmaceda aseguró que se estudia la posibilidad de trasladar a las personas a sitios  como Ciudad Sandino o la Carretera a Sabana Grande, donde recibirían un título  de propiedad y láminas de zinc para cubrir 21 metros cuadrados.  .
 



 
 

El mercado de la tierra

                   La falta de titulo de propiedad ha jugado un papel muy importante para limitar el desarrollo de un verdadero  mercado de tierra. Obviamente los ocupantes que no tienen titulo perfecto que garantice sus derechos de  propiedad no pueden realizar operaciones de compra venta registrada a través de actos públicos.   Además los mismos habitantes a menudo prefieren formas de transferencia no oficiales y informales para evitar problemas de impuestos y costos de inscripción. A causa de este fenómeno se han desarrollado formas de  transferencia basadas en escrituras privadas que no ofrecen la misma seguridad jurídica que los actos públicos.   Existe el peligro que en los próximos años los pequeños productores existentes en el área sean completamente substituidos en la propiedad de la tierra por grandes empresas. Especialmente sobre los ejes sobre la Carretera a Masaya, Carretera a León, y carretera Sur Los precios por hectárea, relativamente ya altos,  podrían convencer a los pequeños propietarios a deshacerse de sus tierras.   En general se espera afecte una considerable número de poblaciones. Productores en toda el área Jinotepe-Managua-Masaya-Granada-Tipitapa están viviendo una época de grandes dificultades económicas y se encuentran particularmente vulnerables a actividades especulativas que tiendan a comprar tierras a precios convenientes. Aunque el fenómeno no parezca tener dimensiones preocupantes en el estado actual, la situación  económica precaria de muchos núcleo familiares ofrecen las condiciones para originar episodios de concentración de tierras en las manos de grandes propietarios y especuladores.

 7 DE ABRIL DEL 2001 /  La Prensa  Bronca por títulos de propiedad   Disturbios entre   simpatizantes liberales y sandinistas dejaron al  desnudo la necesidad de la titulación urbana   Ortega denuncia plan de provocación de liberales,   y presidente Alemán dice que Lewites debe entregar títulos

               Escenas como ésta fueron múltiples en los
               alrededores de la Alcaldía; éste es uno de los
               momentos en que el ciudadano del centro (camisa a
               rayas) amenaza con un arma que luego fue
               decomisada por la Policía.
 
 

              Benjamín Blanco
              y Wilder Pérez
             Tras los violentos disturbios ocurridos ayer entre simpatizantes liberales y  partidarios del Frente Sandinista, quedó al descubierto el gigantesco problema que  tiene en sus manos el alcalde de Managua, Herty Lewites, quien utilizó como  “gancho” electoral la promesa de titulación urbana en unos 30 barrios de la capital.   “Yo voy a hacer hasta lo imposible por avanzar hasta donde pueda, día y noche vamos a trabajar por la tranquilidad tuya y mía porque si queremos estabilizar este  país será resolviendo el problema de la propiedad”, dijo ayer Lewites.  Desde que surgió la promesa electorera de Lewites de entregar títulos de propiedad,   la Intendenta de la Propiedad, Yamila Karim, señaló que “todo proceso de titulación   debe pasar por el cumplimiento de la Ley 309 y por la Oficina de Titulación Urbana”   (OTU) que dirige la misma Karim.   Recientemente, funcionarios de la Comuna admitieron que el proceso de titulación   era más complejo de lo que el nuevo alcalde suponía, incluso anunciaron que “para   mientras” llega el título de verdad, la Comuna empezará la entrega de los llamados  Certificados de Derecho a Título (CDT), documento que de antemano rechazaron muchos pobladores del barrio 18 de Mayo que durante la campaña recibieron los títulos ficticios de manos del propio Lewites.    “Quieren que corra sangre”   El alcalde se refirió a la participación del ex concejal Noel Vallejos, quien lideró ayer una protesta que dejó un saldo de seis personas detenidas y dos lesionadas.  “Este señor Vallejos está bajo una dirección de provocar y provocar, y más que   vamos a un año electoral, ellos (los liberales) quisieran que corriera sangre aquí para decir que el alcalde está en confrontación, pero nosotros vamos a evitar esto”,  sostuvo el edil.    Por su parte Daniel Ortega, candidato a la Presidencia por el Frente Sandinista,  denunció un supuesto plan del PLC, de provocar enfrentamientos como el ocurrido  ayer en la Alcaldía de Managua, para presuntamente perjudicar la imagen del FSLN ante las próximas elecciones.    “Ellos piensan que provocando enfrentamientos de esta naturaleza van a ganar las  elecciones, y creo que no se ganan elecciones a punta de silletazos ni de golpes ni de  confrontaciones, vamos a ganar las elecciones a punta de propuestas que traigan soluciones a este país”, comentó Ortega.  “La promesa (de Lewites) fue titular, no se dijo en cuánto tiempo” argumentó   Ortega, quien propuso darle un tiempo a la Alcaldía, de tres meses, para que eche a andar este proyecto.    También el presidente Arnoldo Alemán llamó a cumplir las promesas que hizo  Lewites en su campaña electoral de entregar títulos de propiedad a los pobladores  de los asentamientos de Managua.   “Cumplir, si se promete se tiene que cumplir, si prometieron títulos de propiedad,  que los entreguen”, declaró el mandatario, quien censuró los actos de violencia que  se dieron el día de ayer en la Comuna capitalina. (Con la colaboración de William   Briones y Nidia Ruiz).

              Titulación no es instantánea

              En Managua existen 271 asentamientos humanos, la mayoría de ellos conformados
              antes del 15 de julio de 1999. Estos son los aptos para ser legalizados.

              Se calcula que en ellos habitan unas 300,000 personas divididas en 46,000
              viviendas. Pero la titulación de cada casa no puede darse de la noche a la mañana.

              Según la Ley de Regulación, Ordenamiento y Titulación de Asentamientos Humanos
              Espontáneos, lo primero que debe hacer la Municipalidad es elaborar un plan
              urbanístico especial que ordene a los asentamientos.

              Esto debió estar listo seis meses después de entrar en vigencia la Ley 309, en julio
              de 1999, tras aprobarse un comité técnico presidido por el alcalde, la Procuraduría
              de Justicia, el MTI, Ineter, el Minsa, Enacal y Enel.

              Luego la Comuna debe presentar públicamente el calendario de los asentamientos a
              legalizar. Por su parte, los pobladores tienen que aglutinarse en asociaciones, para
              que sus representantes presenten ante la Alcaldía una solicitud de legalización del
              asentamiento.

              Una vez recibida la solicitud, la Comuna la envía a la Comisión de Revisión para
              estudiar el caso. Es hasta terminado este trámite, que el jefe de familia podrá
              presentar su solicitud de titulación a la dependencia que corresponda, para
              finalmente hacer las gestiones normales de legalización de propiedad. La titulación
              total de asentamientos en Managua costaría unos 400 millones de dólares.
 

14 DE FEBRERO DEL 2001 /  La Prensa  Noel Hernández Ramos   y Wilder Pérez R.

  Asentamientos claman por agua
 

                225 de los 345 asentamientos que hay en la capital no cuentan con   redes de distribución de agua
                La capacidad de respuesta a la problemática del desabastecimiento de agua  potable en 345 asentamientos de Managua, no tendrá un ritmo acelerado como quisieran los habitantes de los 80 mil hogares.  La suerte no beneficia por igual a todos los asentamientos como Healeah, donde la   urgencia por el vital líquido obligó a sus habitantes acudir ante las autoridades de  la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), y de la   Alcaldía de Managua para exigir una solución.    Ivania Angélica Godínez, habitante de ese asentamiento, manifestó que a diario   tienen que atravesar la pista suburbana para acarrear agua desde Las Lomas del  Memorial Sandino, que tampoco escapa al desabastecimiento.     “Tenemos que vivir muy limitados por la falta de agua, no podemos regar, lavar, ni  bañarnos, los vientos y polvasales son insoportables, hasta el agua que tomamos  es limitada”, expresó Godínez.    De acuerdo con Miguel Argüello, gerente de proyectos y mejoras de barrios en   desarrollo de Enacal, la empresa construirá el sistema de distribución de agua en   Healeah a un costo de 1.2 millones de dólares.     En cambio las autoridades de la Alcaldía afirman que el 95 por ciento de los asentamientos de la capital cuentan con los servicios básicos de agua y energía   eléctrica.    “El problema es que no están legales, ellos se conectan de manera ilegal. Sabemos    que hay agua potable, lo que no sabemos es cuántas personas están cubiertas por ese servicio, no podemos cuantificar el número de personas que tienen ese  servicio”, afirmó Edgardo Cuarezma, director general de Coordinación de Distritos  de la Alcaldía de Managua.      Por su parte, Argüello explicó que este año la empresa sólo podrá atender a 20   asentamientos del total que existen en la capital.    La mayoría de los asentamientos de Managua tienen agua potable de manera ilegal, pero no todos tienen el líquido durante las 24 horas del día, explicó.   “El problema más grande que tenemos es que fueron hechos de la noche a la  mañana y no tienen autorizaciones técnicas de factibilidad para introducir el  agua”, agregó.   “Para los asentamientos el abastecimiento de agua es bien difícil porque están   ubicados en zonas altas, no es que nosotros no queramos darles, es que en algunos  asentamientos no es factible llevar el agua”, expresó.     En tanto Rafael Somoza, gerente de mantenimiento de Enacal Managua, dijo que  los asentamientos representan el 20 por ciento del consumo de agua de la capital, cuyo consumo diario es de 100 millones de galones de agua actualmente.

              BID APOYARA

              - Enacal tiene programado con el Banco Interamericano de Desarrollo BID) la   introducción legal de agua potable en 45 asentamientos pero este año sólo se podrá ejecutar en 14 asentamientos, uno de los más grandes es el Anexo de Villa  Libertad.    - Por otra parte se tiene amarrada la legalización del servicio con otros 42  asentamientos, con el apoyo de la Unión Europea, pero este año se arrancará con cinco de éstos, a los que se le sumarán otros dos asentamientos financiados con  fondos propios de la empresa.   - Hasta la fecha Enacal ha logrado legalizar el servicio en 120 asentamientos de  Managua que cuentan con agua potable y algunos con alcantarillado sanitario.  - Para que un asentamiento sea legalizado, tiene que estar ubicado fuera de riesgos  naturales y esperar la coordinación de las diferentes instituciones.

23 DE OCTUBRE DEL 2001 / La Prensa     Estado cedió a intento de recuperar   Santa Feliciana   El Gobierno emprendió en 1999 una demanda judicial, solicitando la “anulación” de la  donación a los Artistas de la Danza, pero luego  perdió la oportunidad de  apelar, al recibir en donación 14 manzanas del Barrio “Edgard Munguía”  La mayor parte de los dueños de estos  establecimientos han comprado el terreno a la  Asociación de Artistas de la Danza. Roberto Fonseca L.  El Estado de Nicaragua, a través del Procurador Auxiliar Civil Nacional, intentó  “recuperar” la propiedad Santa Feliciana, “donada” a la Asociación de Artistas de la  Danza entre febrero y abril de 1990, sin embargo, falló. Una juez declaró “en todo su vigor y fuerza legal” dicha donación y el gobierno no apeló. Por tanto, ahora se considera “cosa juzgada”.    De acuerdo a investigaciones periodísticas, el 7 de julio del 2000, la Juez Quinto  Civil de Distrito, Ana Clemencia Corea Ocón, dictó sentencia en el juicio Asociación  Artistas de la Danza vs. Estado de Nicaragua, estableciendo tres puntos, entre ellos,   “declaró en todo su vigor y fuerza legal” la donación de la propiedad Santa  Feliciana, que el Estado le hizo a la Asociación durante el período de transición de   gobierno.    En segundo lugar, devolvió 14 manzanas al Estado, del sector conocido como Barrio   “Edgard Munguía”, para que la Presidencia de la República cumpliera con la entrega    de títulos a los habitantes de dicho asentamiento. A dicha sentencia, según el secretario del juzgado, no la ha apelado nadie; por tanto es sentencia firme, y ya no se puede apelar.    Esto fue corroborado por el licenciado Gerardo Rodríguez, miembro de la Sala Civil  Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua. “Si ya pasaron los tres días para apelar  y no se hizo, eso quedó consentido y se dice que pasó a cosa juzgada. Quiere decir que la sentencia es irrebatible, inamovible”, afirmó por la vía telefónica.   “Hay un término de tres días para apelar, si no lo hace, la sentencia queda firme. En el mismo juzgado, en el mismo expediente, ahí aparece. Nada mueve eso ya, nada”, insistió.     La batalla jurídica entre el Estado y la Asociación de Artistas de la Danza, según se pudo reconstruir, se remonta a inicios de 1998, cuando el Procurador Auxiliar Civil Nacional, licenciado Encarnación Castañeda, solicitó la “anulación de la inscripción   del asiento 16” de la finca Santa Feliciana, que corresponde precisamente a la  donación hecha a la Asociación de Artistas de la Danza.    Su planteamiento jurídico giró alrededor de que la “donación” correspondía  únicamente a 4,735.33 varas cuadradas, sin embargo, se registró la totalidad de la  propiedad que pertenecía a Anastasio Somoza y que fue confiscada en julio de 1979, sumando más de 134 manzanas. Por tanto, pidió que se anulara y volviera a manos   del Estado. Su interés era conseguir réditos políticos con la entrega de escrituras de  propiedad a sus habitantes, por parte del gobierno liberal.   “El Estado actuó de mala fe, demandándonos, quería que le donara (las catorce manzanas) por la vía de la fuerza”, comentó a LA PRENSA la licenciada Sayda Patricia Pérez Leytón, abogada de la Asociación de Artistas de la Danza.  “Lo que querían en definitiva era obtener la donación, para que (el presidente)  Alemán apareciera entregando 550 títulos en el Barrio “Edgard Munguía”. Nosotros  (la Asociación) nunca nos negamos, por el contrario, es gente de escasos recursos  por tanto un proyecto social”, añadió.   Así que acordaron donar las catorce manzanas al Estado y éste a su vez, aceptó la donación, ratificando implícitamente la propiedad de la Asociación de Artistas de la   Danza sobre la extensión restante de la finca Santa Feliciana.  Según los datos oficiales de la Intendencia de la Propiedad, registrados en la página web del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, las escrituras a los habitantes del  Barrio “Edgard Munguía” empezaron a otorgarse tímidamente en 1999 (sólo 27), aumentó a 398 en octubre 2000 (después de la querella) y; a junio 2001, sumaban 421 títulos urbanos elaborados y entregados en esa zona. De acuerdo a la sentencia de la juez Corea Ocón, el total de escrituras a elaborar y entregar ahí corresponde a  453 familias.    La Sala Civil Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua propinó otro revés   jurídico al Procurador Auxiliar Civil Nacional, Encarnación Castañeda, en su batalla  jurídica estéril por recuperar el dominio de Santa Feliciana por parte del Estado, ya  que en una resolución del 22 de junio del 2001, anuló todo lo actuado por él dado  que era al Procurador de la Propiedad a quien le competía solicitar la anulación.    “...No le queda más a esta Sala que revocar la sentencia apelada, declarándose nulo   todo lo actuado por el Procurador Auxiliar Civil Nacional, desde la demanda   inclusive, presentada a las dos y cincuenta minutos de la tarde del veinticinco de  marzo de mil novecientos noventa y nueve, sin que sea necesario entrar al   conocimiento de los agravios del apelante”, dice textualmente la citada resolución de Apelaciones.   Para la representante legal de la Asociación de Artistas de la Danza, licenciada   Sayda Patricia Pérez Leytón, fue una rotunda victoria jurídica. “Quisieron  atropellarnos, el Estado nos echó todo, pero los derrotamos. Fue un juicio bonito,  debería leerlo”, dijo orgullosa.

1 DE MAYO DEL 2001 /    La Prensa   Asentamiento “Concepción de María” será el primero   Benjamín Blanco  El alcalde de Managua, Herty Lewites, anunció ayer en conferencia de prensa que  mañana entregará las primeras 120 escrituras públicas a pobladores del asentamiento “Concepción de María”, del Distrito 6 de la capital, con el fin de hacer   realidad su promesa de campaña.    “Cuando digo escriturar es que ya tenés la escritura y la podés llevar al Registro con tu nombre y apellido y las medidas exactas de tu terreno... hemos tenido que  llevar grupos de topógrafos a medir exactamente los mojones donde queda tu   terreno y la especificación. Ya eso queda a tu nombre, vas al Registro y esa ya es propiedad tuya”, dijo Lewites.   Por su parte, Ernesto Castillo Guerrero, director legal de la Comuna señaló que “la escritura es un título de dominio que acredita al beneficiario, sobre el lote, el cual  puede vender, traspasar o hacer lo que quiera”, explicó.  En el mismo “Concepción de María”, la Alcaldía medirá 480 lotes más y después  pasarán a otro asentamiento.   “No es nada fácil, hay que medir lote por lote, averiguar quién es el dueño y desde  cuándo vive allí, es un trabajo bastante arduo, lo importante es que ya comenzamos”, señaló el alcalde.    Lewites aseguró que en este proceso de escrituración no están gastando ni un córdoba porque de esto se encarga un grupo de abogados de la Alcaldía. “Pero  cuando empecemos a masificar esto, vamos a tener que buscar a unos 30 ó 40  abogados sólo para que estén escriturando, y también grupos de topógrafos para  medir”, anunció el edil.  Lewites también expresó que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), concedió a la Alcaldía un préstamo por un plazo de 20 años, de los cuales más de 3   millones de dólares serán para la reorganización de un asentamiento modelo.   “Esto será para darle a un asentamiento todas las condiciones, como pavimentar   sus calles, hacer sus parques y reubicar las casas que estén en lugares no  apropiados, para que este sea el modelo para el resto de los 260 asentamientos que están en Managua”, indicó el edil.   Los asentamientos que irán siendo legalizados serán los que no tengan problemas con los dueños de propiedades. Según la Ley 309, referente al ordenamiento de  éstos, el gobierno, después de indemnizar a los antiguos dueños, tiene la plena obligación de trasladar esa propiedad a la Alcaldía para que ésta comience a escriturar.

11 DE ABRIL DEL 2001 /    Cauce socava viviendas   Asentamientos Villa Roma, Marvin Marín y barrios San Judas y El   Recreo entre los afectados   Wilder Pérez R.    Pobladores de los asentamientos Villa Roma, Marvin Marín y los Barrios San Judas y El Recreo que habitan a las orillas del cauce que los atraviesa de sur a   norte, podrían ser reubicados, afirmó Rodolfo Lugo, director de Limpieza Pública  del distrito tres de Managua.    Lugo dijo que hay preocupación por numerosas familias cuyas casas colindan con  el cauce, ya que el invierno está por llegar y la corriente es tan fuerte que excava  las propiedades de los habitantes.  “Se está viendo la posibilidad de sacar a esas personas porque muchas de ellas no   sólo viven cerca del cauce sino que los límites de sus solares están en línea con las paredes del cauce, en casos extremos hay gente que habita dentro de la cuenca”,  aseguró Lugo.  Los pobladores están temerosos de la llegada del invierno, porque año con año el patio de sus casas se hace más corto y se lleva consigo los alambres y postes que   marcan el límite de sus parcelas.   “No hayamos qué hacer, con el último invierno la corriente del cauce socavó el   terreno y gracias a Dios que lo hizo entre mi casa y la de mi vecina, pero tenemos  temor de que el hueco se haga más grande”, dijo Carla López, habitante del  extremo sur de San Judas.   Mientras ella teme quedar sin patio, María Flores de Villa Roma expresó que “yo  ya perdí profundidad en mi terreno y la alcaldía me permitió que lo extendiera a  lo ancho, pero cada vez el borde se acerca a mi vivienda y la casa vecina se   apoderó del frente de su calle porque ya se quedó totalmente sin patio”.    “Algunos de nosotros estamos dispuestos a cambiarnos de lugar aunque eso   signifique cambiar totalmente de vida”, añadió Flores.                Por lo pronto se piensa sacar 3,000 toneladas de basura del cauce para que los   daños que ocasione el invierno sean menores.

26 DE NOVIEMBRE DEL 2000 /  La Prensa    La costosa muerte de un  asentamiento     Mientras el ordenamiento llega, miles  de familias viven conectadas de   forma ilegal al servicio de energía   eléctrica, bajo del riesgo de que se  produzca un cortocircuito  provocando algún incendio o que alguien muera electrocutado.

              Autoridades de la Comuna han calculado que se necesitan unos 400 millones de  dólares para ordenar o convertir un asentamiento en una “urbanización  progresiva”, que es el nombre que recibe un lugar antes de convertirse en barrio.    “El proyecto no es tan fácil como parece. Debe pasar por un proceso legal, deben  hacerse los planos oficiales aprobados por Catastro y esto sólo cuando ya se haya   concluido el proceso de negociación con cada uno de los perjudicados, quienes   obviamente querrán que les paguen su propiedad a un precio de mercado”, señaló   Martha García, delegada del Distrito Seis de la Alcaldía.     Es por eso que ordenar un asentamiento “es un proceso lento y caro si queremos  hacerlo bien, y si queremos hacer un municipio más humano que culmine en la   entrega a los ciudadanos de sus títulos de propiedad”, comentó García.   Aún no se ha terminado de indemnizar a los dueños de propiedades afectados por  las leyes 85 y 86 promulgadas por el gobierno sandinista, cuando la nueva ley 309  promulgada en 1998 manda a indemnizar a los dueños de propiedades que hoy  están convertidas en asentamientos humanos espontáneos.   Para empezar a ordenar los asentamientos se está tomando como modelo el nuevo  reparto habitacional conocido como Nueva Vida, el cual surgió tras el paso del  huracán Mitch, con los miles de damnificados de las costas del Lago Xolotlán.   En Nueva Vida los pobladores ya cuentan con los servicios básicos de agua  potable y luz eléctrica, posee calles pavimentadas y ordenadas, un centro de   salud, una escuela, un parque, canchas deportivas, iglesias, y esto es lo que se  pretende hacer con todos los asentamientos de la capital.
 

 16 DE NOVIEMBRE DEL 2000 /   REPORTAJE ESPECIAL La Prensa
              Lo que dice la Ley 309
  La Ley de Regulación, Ordenamiento y Titulación de los Asentamientos Humanos Espontáneos, ordenó a la Alcaldía elaborar un Plan Urbanístico Especial para  demarcar y ordenar los asentamientos humanos. Se supone que este plan debió estar listo seis meses después de la promulgación de la Ley 309.   Para hacer el plan, la ley manda a crear un Comité Técnico presidido por el Alcalde,   la Procuraduría General de Justicia, el Ministerio de Transporte, el Instituto   Nicaragüense de Estudios Territoriales, el Minsa, Enacal, Enel.   Una vez logrado esto, la Alcaldía deberá publicar en los medios de comunicación el calendario para la legalización de los asentamientos, pero antes los pobladores de  cada asentamiento deberán constituirse en asociación, y sus representantes  deberán presentar ante la Alcaldía una solicitud de legalización del asentamiento.   Luego, la administración municipal constituirá una Comisión de Revisión que  revisará las solicitudes de legalización.    Sólo hasta que cada asentamiento obtenga una resolución de la Comisión de   Revisión, el jefe o la jefa de familia deberá presentar a la dependencia correspondiente su solicitud de titulación y podrá hacer las gestiones de manera   personal, por medio de representante legal o de organizaciones comunitarias.

 23 DE OCTUBRE DEL 2000 /   Se necesita un plan urbanístico para  legalizar  Ary Neil Pantoja  La Ley No. 309 de Regulación, Ordenamiento y Titulación de Asentamientos  Humanos Espontáneos. Esta ley fue creada para titular aquellos barrios  espontáneas surgidos antes del 31 de diciembre de 1998 y le corresponde a los  gobiernos municipales ejecutar ese proceso de titulación.   El artículo 2 de esta ley dice que “son asentamientos humanos espontáneos  aquellas agrupaciones de viviendas ubicadas dentro de las áreas urbanas de un  municipio determinado, en donde las familias que las habitan se posesionaron de   los terrenos...”

              Artículo 3: “La Administración Municipal deberá elaborar un Plan Urbanístico   Especial para la demarcación y ordenamiento de los Asentamientos Humanos  Espontáneos ubicados en su circunscripción en un plazo de 180 días contados a  partir de la promulgación de la presente ley”. Ese plazo se venció en enero del  2000.

              El artículo cuatro establece la creación de un Comité Técnico el que realizará el  Plan Urbanístico Especial de que habla el artículo tres. El artículo seis dice que  “este comité no tiene carácter resolutivo. El resultado de su trabajo lo remitirá, por   conducto del alcalde, a la Administración Municipal, la que en base en el mismo, de criterios técnicos urbanísticos, de riesgo ambiental y de factibilidad económica,  elaborará el Plan Especial de Ordenamiento”.

              “El Plan puede dar como resultado que el asentamiento es legalizable, debiendo ser  tratado urbanísticamente, que el asentamiento es legalizable y no admite  tratamiento urbanístico, sino simples mejoras a su condición actual, que el   asentamiento o parte de él está ubicado en un lugar de riesgo y es necesaria   reubicación total o parcial y que el asentamiento o parte de él esté ubicado en un   sitio destinado por el Plan Regulador del Municipio a otros usos urbanísticos y es  necesaria su reubicación total o parcial”

 26 DE NOVIEMBRE DEL 2000 /  La Prensa
               “Bisne” de lotes agranda la frontera   urbana
               Benjamín Blanco y Amalia Morales               Aunque no es un negocio que se anuncie a través de una barata, el “bisne” de lotes    en los asentamientos de Managua existe.  La diputada sandinista Mónica Baltodano ha denunciado que la problemática es real   y ha dicho que la legalización y el pronto ordenamiento de los precarios terminaría  con el negocio redondo, que para algunos han significado las invasiones de tierras.    El “bisne” de lotes en algunos asentamientos es un mal controlado, pero en la  mayoría no.     Francisco Urbina, quien se declara dueño de cinco manzanas sobre las cuales se   asienta el tugurio bautizado como “Milagro de Dios”, situado al sur de Villa  Venezuela, cuenta que con esa propiedad se han lucrado muchas otras personas,  menos él.   “Hay lotes que han pasado por tres y cuatro familias”, afirma Urbina. Con los años  los precios de los solares vienen variando. El valor de lotes de 225 varas cuadradas,  en “Milagro de Dios” oscila entre los cuatro, cinco mil y hasta 10 mil córdobas.  Juan Loáisiga lleva dos años y medio en ese asentamiento que se fundó hace cuatro   años. El asegura que nadie le regaló el solar donde vive con su familia. El terreno de  ocho varas de ancho por 20 de largo, donde ahora vive, lo compró en 1,500 pesos.    Y aunque Loáisiga no cuenta con ningún documento que demuestre que es suyo, asegura que de ahí nadie lo sacará. Nunca antes tuvo un espacio propio y ahora que  lo tiene no lo perderá, manifiesta. Loáisiga es de los que esperan la legalización  como agua de mayo.   Enrique Vásquez también. El cree que si en “Milagro de Dios” se legalizan los solares  a favor de cada familia con necesidad, podría salir favorecido. A su juicio eso   terminaría con el negocio de alquiler en que ahora incurren muchas personas, que  se han adueñado hasta de 17 solares y los alquilan a un monto que se mueve entre   los 150, 200 y hasta 300 córdobas mensuales.    En asentamientos como el “30 de Mayo”, el negocio de lotes está más controlado.   Lilliam Tinoco, líder comunal en este asentamiento, dice que ahí han procurado que   sólo agarren solares quienes de verdad no tienen casa y como consecuencia no venderán.  Pese a lo cuidadosos que han procurado ser con el negocio de lotes, Tinoco dice que  hubo algunos que sí aprovecharon la invasión para agarrar tierras y después   venderlas, pero ese mal ya se erradicó.    En particular la gente del “30 de Mayo” ha intentado evitar la problemática del   negocio de tierras, porque como ese precario asentamiento recién se constituyó en   este año, sus posibilidades de legalización son todavía vagas que las de los que se  constituyeron antes de 1998 que gozan del amparo de la Ley 309 de Asentamientos, ellos sabían que el argumento del “bisne” sería un punto a favor para el reclamante  de la propiedad, en este caso un señor de origen estadounidense.     El asentamiento “30 de Mayo” surgió en mayo de este año, en un área de 19   manzanas. Esa propiedad colinda al oeste con el Reparto Schick y La Fuente, y al  este con el asentamiento “Milagro de Dios”. Está habitado por 680 familias,  alrededor de 4,000 personas.   La mayoría de la gente que vive en ese asentamiento precario es originaria de  barrios aledaños como el Schick, Germán Pomares, La Fuente, entre otros. Una   minoría es de los departamentos.   El “30 de Mayo” es uno de los asentamientos, que pese a no estar amparados por la   Ley de Asentamientos, sus pobladores confían en que el alcalde electo de Managua,   Herty Lewites, se arregle con el dueño de la propiedad y los titule.   Alberto Castillo, poblador del “30 de Mayo” dice que la población de ese tugurio  está anuente a comprar los lotes que se afincaron, pero a precios que vayan de   acuerdo a la situación económica de sus pobladores.    Sin embargo, Castillo detalla que el propietario ha valorado en tres dólares la vara  cuadrada, lo que en 19 manzanas equivaldría a 570,000 dólares, precio que a juicio  de Castillo nunca podría pagar esa población.

26 DE NOVIEMBRE DEL 2000 /   A la espera de un “Milagro de Dios”    Pobladores del asentamiento Milagro de Dios esperan  que los terrenos les sean legalizados.   Lo que antes fueron tierras de cultivo de granos y hortalizas, hoy albergan uno de  los asentamientos humanos, cuya situación legal se decidirá en los tribunales  competentes, tras indemnizar a sus dueños  El nombre no es casual. Los pobladores del asentamiento “Milagro de Dios” esperan que el nombre del lugar donde viven les haga honor pronto y consigan que los terrenos se legalicen a su favor.     Eso les permitiría aspirar a convertirse en una urbanización progresiva como  Nueva Vida, en la cual ya se instalaron servicios básicos de agua potable y   electricidad. Además se creó escuela, centro de salud y un parque.   Por ahora la gente de “Milagro de Dios” no aspira a tanto. Para ellos es prioridad,  amanecer un día con la certeza de que el suelo sobre el que descansan les  pertenece.   Pero más que de justicia divina, la tercia que por esa propiedad de 50 manzanas  sostienen centenares de familias y los hermanos Urbina Pérez, depende más de la  justicia y la voluntad de los hombres.     Aunque en teoría la Ley 309 de Asentamientos ampara a los pobladores de  “Milagro de Dios”, los hermanos Urbina Pérez, ex socios de la cooperativa agrícola   que ahí funcionó en los ochenta, mantienen la batalla legal con el afán de lograr  una indemnización por parte de esa propiedad.  Francisco Urbina no está dispuesto a ceder sin retribución alguna, las cinco  manzanas que ganó como socio de la cooperativa agrícola Jorge Ulises Vílchez.  Esa cooperativa que cultivaba granos básicos y hortalizas operó en los ochenta y   se desintegró a principios de los noventa por falta de financiamiento, cuenta Urbina.     Cuando se disgregó los 10 socios que la constituían decidieron repartirse la   propiedad. A cada uno le correspondieron cinco manzanas. La operación fue  completamente legal. Urbina explica que el Gobierno de Violeta Barrios de  Chamorro les había extendido título de propiedad.    Recuerda que ninguno de los socios pensó en ocupar el terreno para cultivos por  dos razones elementales: no había financiamiento y lo poco que se sembraba lo   robaba el cerco de pequeños tugurios humanos que se venían formando alrededor  de la propiedad.   Entonces surgió la idea entre los ex socios de lotificar la propiedad y vender  solares a familias sin viviendas.    Urbina dice que se establecieron lotes de 225 varas cuadradas a un precio de  2,500 córdobas y se empezaron a ofertar. Muchos de esos terrenos empezaron a ser adquiridos por maestros, médicos y enfermeras quienes pagarían en abonos   suaves la propiedad.   Sin embargo, el negocio se cayó cuando la propiedad completa fue invadida de la  noche a la mañana por centenares de precaristas, que a la fecha persisten y  subsisten en Los Angeles, como se llamó el terreno antes de los ochenta y que    perteneció a un coronel de la Guardia Nacional. Su viuda aún lo reclama.    Pese a la orden de desalojo que se dictó en septiembre de 1996 la gente no salió.   Los precaristas contaron con el apoyo de organizaciones de Derechos Humanos y   se quedaron hasta hoy.   Urbina explica que entre él y sus dos hermanos tenían 15 manzanas, las que distribuyeron en por lo menos 500 lotes. De esa cantidad, Urbina calcula que sólo 100 fueron cancelados. Después, había unos 200 que estaban pagando en abonos  los solares, pero a raíz de la toma dejaron de hacerlo. Del resto nunca recibieron nada.  La ilegalidad impide la instalación de servicios básicos como agua y electricidad.    En “Milagro de Dios”, ambos servicios se obtienen de manera ilegal.    La Alcaldía de Managua estima que el ordenamiento de los asentamientos costaría  no menos de 400 millones de dólares.   El Banco Interamericano de Desarrollo, BID, aprobó un préstamo para la Comuna  de seis millones de dólares que deberá aprobar la Asamblea Nacional. De ese  dinero dos millones y medio se invertirá en el ordenamiento de tres asentamientos capitalinos  Dependiendo de los resultados de ese proyecto, el BID seguiría en disposición de   apoyar el ordenamiento y titulación de otros asentamientos, según detalló Edgard    Robleto, asesor de la Comuna.

 26 DE NOVIEMBRE DEL 2000 / La Prensa    Herty enfrentará espinoso paquete  de la propiedad  Para tener agua potable los  pobladores de los asentamientos  tienen que caminar varias cuadras o   bien comprarla. El barril de agua en   esos sitios cuesta entre 10 y 12  córdobas. Desde el punto de vista técnico, las nuevas autoridades van a recibir una buena base que les servirá para saber la cantidad de tierra que deberán adquirir para dar respuesta a las familias que habitan en viviendas que eventualmente deberán ser   reubicadas a otra zona, dijo a LA PRENSA la arquitecta Martha García, delegada   del Distrito Seis de la Comuna.    El Distrito VI de Managua es, junto al Distrito V, uno de los que más tienen  asentamientos espontáneos y donde está la mayor cantidad de ilegales.   Se les considera “ilegales” porque tras la toma de las tierras realizada por los  precaristas en años anteriores, apareció uno o más dueños reclamando las  manzanas de tierra.  Según el diagnóstico realizado hasta el momento en el Distrito Cinco, de los   sesenta asentamientos que hay, cuarenta podrán quedarse en el lugar donde están,   haciendo algunas reubicaciones mínimas de viviendas, en cambio 20  asentamientos necesitan de un banco de tierras donde deberán ser reubicadas  miles de familias.    Un ejemplo de un asentamiento ilegal es el denominado “Milagro de Dios”, ubicado   unos 1,500 metros al sur del Mercado Iván Montenegro, el cual está siendo  reclamado por la viuda de un coronel de la extinta guardia somocista y por un grupo de cinco personas que pertenecieron a una cooperativa agrícola que recibió   la propiedad en los primeros años de la Revolución Sandinista.  Agregó que hay también una gran cantidad de viviendas, negocios y hasta bancos ubicados en el derecho de vía de la prolongación de la pista que va de la rotonda   Larreynaga hacia el Mayoreo.   La mayoría de los que poseen estos lotes no cuentan con escrituras públicas de los  inmuebles, mucho menos con títulos de propiedad.
Colecciones Nika CyberMunicipio

Encuesta Trimestral de la Construccion Privada resultados encontrados para 1998 y 1999, Preliminar Banco Central de Nicaragua, Estudios Económicos.
Esta Página se encuentra en construcción