Colecciones manfut.org ++++++++ Bienvenidos.. Nicaragua en cada lugar... Algo Especial..++++++++ Indice de Masaya Nicaragua

MUNICIPIOS DE MASAYA 
HISTORIA DE MASAYA NICARAGUA



DIRECTORIO DE ARTESANOS .. ARTESANOS 1 ARTESANOS 2 ARTESANOS 3 ARTESANOS 4

Colecciones
MANFUT.ORG

Cronología de Masaya

FORTALEZA
EL COYOTEPE



San Jerónimo

 santo patron de Masaya y sus bailes folcloricos.
 

PARQUE NACIONAL DEL VOLCAN MASAYA!!!!
Just 10 miles south of  Managua       tan solo 17 Kms. al sur de Managua

Leyenda de
la Laguna de Masaya
El llanto de la serpiente

La leyenda de la anciana
de Nindirí

Monimbó, en la parte suroccidental de esta ciudad, se encuentra lo más puro del pueblo indígena

El Torovenado

La tradición de antaño es que los promesantes llevan a sus canes disfrazados de payasos, bailarinas, futbolistas, quinceañeras, etc., para pagar las promesas hechas a San Lázaro por haberles curado sus animalitos.

Conozca a los alcaldes y vicealcaldes por el Departamento de  Masaya
 
 

Basílica de Nuestra Señora de la Asunción

Lugares de interes en Masaya


Hotel Azcárate
se hospedó el poeta Rubén Darío, el general Zelaya 

Hamacas del Barrio de San Juan,
donde José Esteban Flores.


Area del Parque Central
Parroquia de la Asunción, reliquia de Arquitectura Barroca.

San Miguel y Monimbó
Por aqui salieron huyendo los filibusteros de William Walker para Granada, derrotados por los vecinos del citado barrio indígena.

 .Instituto de Masaya,

Vieja Corte de Apelaciones

Iglesia El Calvario
fue teatro de guerra, pues las fuerzas acantonadas ahí fueron duras con los liberales de Zeledón, con tropas en los alrededores de nuestra Iglesia de la Asunción. La insurrección de Monimbó 
—Por Ernesto Cardenal—

Los Coches de Masaya
1920-60 La Epoca de Oro.   En ese entonces habian unos 55 coches, hoy quedan solo unos 45 coches.
paciencia come yuca esta cargando

Los Coches se introducen en Masaya en 1868, durante la administración presidencial del general Fernando Guzmán, al celebrar contrato con los señores Pedro Ruiz Tejada, vecino de Masaya, y don Julio Callejas, de Chinandega, quienes establecieron los coches o diligencias entre Corinto, Granada, Masaya y Diriamba.
 
-Museo del Periodismo de Masaya Francisco Valenzuela. 

 
Año 1830 primera imprenta

10/5/1875 Fundacion del primer periódico instructivo La Tertulia  Primeros editores: Jerónimo Pérez, Rafael Blandino y Hernán Cortés. La Sociedad Literaria La Tertulia tuvo como directivos a Jerónimo Pérez,
    Lizandro Plata, Pro. L. Antonio Zurita, J. Gregorio Bolaños, Rafael Blandino y Camilo Jarquín V.
 

La cabecera del Municipio de Masaya fue elevada a la categoría de ciudad, mediante ley legislativa del 2 de septiembre de 1839, bajo la administración del jefe de Estado interino, don Joaquín de Cosío, originario de El Viejo.  Los masayas defendieron la soberanía de nuestro sagrado suelo, en octubre de 1912, en El Coyotepe y La Barranca, en la lucha contra la intervención americana En estos estratégicos cerros, los masayas igual que los espartanos con Leónidas, en El Paso de Las Termópilas, impedían que el convoy del ferrocarril, cargado de marinos yanquis y soldados con pertrechos de guerra pasaran para entrar a Masaya, centro de la heroica resistencia, cosa que al fin lograron, al faltar las municiones

Octubre  es el mes de Masaya
Bienvenido a
MASAYA
Fundación : 1,819
Su Majestad, el Rey Fernando VII, por Cédula Real del 24 de marzo de 1819, otorgó al laborioso pueblo de Masaya, el título de Villa Fiel de San Fernando de Masaya. Le pusieron los fundadores españoles, San Fernando de Masaya, en honor al Rey Fernando El Católico, y Masaya, por  su nombre original.

Los masayas igual que los espartanos con Leónidas, en El Paso de Las Termópilas, impedían que el convoy del ferrocarril, cargado de marinos yanquis...

          Masaya (1811 ­ 1999)
.



1811 y 1812 
Primer levantamiento que fue sofocado por los españoles cuando un grupo considerable de masayas hicieron protestas contra dichas autoridades, en lo que antes se llamaba "Placita de Santiago", donde hoy es la Cruz Roja. Protestas surgidas por el maltrato de los españoles a los pobladores..


12 de marzo de 1819
Masaya es erigida en Villa con el nombre de San Fernando y era Rey de España, don Fernando 

1839 
Por Decreto de Estado, firmado por don Joaquín Cosío, despachado en León el día 2 de septiembre, se elevaron a la categoría de ciudades, la villa de San Fernando de Masaya, la villa de Santa Ana de Chinandega y; la de Villa, el pueblo de El Viejo.


1856
Noviembre de 1856: Tropas filibusteras de William Walker derrotadas y huyen de la ciudad de Masaya. No está de más decir las dos derrotas que sufrieron losfilibusteros en 1856, en la forma más vergonzosa que la historia ha considerado, pues era jefe de las tropas filibusteras el coronel austríaco von Natzmer, de prestigio militar.


8 de diciembre de 1844 
se establece provisionalmente en Masaya el Gobierno de Nicaragua.


13 de abril de 1845 
se inaugura en Masaya el Gobierno de Nicaragua que presidió don José
León Sandoval.


En 1863 
se estableció en esta ciudad una media universidad, donde fue el mercado viejo, hoy
Mercado de Artesanías. Fueron profesores el Dr. Rosalío Cortés, don Rafael Zurita y don
Mariano Bolaños.


10 de mayo de 1875 
Aparece el periódico "La Tertulia", bajo la dirección de don Jerónimo
Pérez, historiador meritorio. 


10 de marzo de 1883 
se funda el Departamento de Masaya.


el Hospital San Antonio, que fue
fundado por el Dr. José Pérez Suárez, en 1902.




En 1912, 
4 de octubre de 1912: Batalla final en El Coyotepe y La Barranca contra marines yanquis. Conservadores toman la ciudad En la guerra desatada por intereses partidarios, tenemos cuatro puntos de referencia inolvidables: El Coyotepe y La Barranca, donde soldados nicaragüenses pelearon contra soldados norteamericanos y en el Coyotepe se cubrió de gloria el Coronel Isidoro Díaz Flores, que por su valentía en la defensa de El Coyotepe, le reconoció heroísmo en la defensa de dicha fortaleza el jefe vencedor de la soldadesca de la bandera de las barras y las estrellas.


15/5/27
fundación del Colegio Salesiano


10 de marzo de 1929 
la profesora Conchita Alegría y doña Celina Sotomayor crearon la Casa del Niño.


El día 22 de junio de 1939, 
la Junta Municipal de Masaya integrada por don César Velásquez Alemán, don Fernando
Abaunza, don Ramón Porta y don Pánfilo Vivas. comenzó y ordenó los preparativos de
programación de la Celebración del Centenario de elevación de Ciudad a Masaya. La celebracion incluia la develizacion del busto de Alejandro Vega Matus y la inauguracion del Parque Centenario


En la década del 60, 
Un grupo de intelectuales hicieron de un restaurante conocido una Peña Literaria inigualable y quizás sin mucha exageración la mejor Peña Literaria de Nicaragua, este restaurante se ubicó en las vecindades de la Estación del Ferrocarril y ahí se discutían de 4 de la tarde a las 9 de la noche, temas de Filosofía, Psicología, Literatura y el pan diario de la Política Nacional. Y todo esto entre sorbos deliciosos de riquísimos vinos y apetitosas bocas. Este grupo se hizo llamar y así lo llamamos por mucho tiempo "La legión de los hombres sin alma".


Celebracion del 150 aniversario, en 1989, 
Presidido por Dr. Sergio Ramírez Mercado, miembro
de la Junta de Gobierno Sandinista. Se otorgaron diplomas
a ciudadanos distinguidos en reconocimiento a sus méritos

 dentro del campo de sus actividades.
  Martes 21 de Septiembre de 1999 |  El Nuevo Diario

             Cien personalidades masayenses

             —FRANCISCO GUTIÉRREZ BARRETO—
   Mi departamento, Masaya, es el más pequeño del conglomerado que conforman nuestra nación. Su gente es trabajadora,  industriosa, amigable y pareja. Además de básico en nuestro  folclore es también artístico y tiene entre sus hijos una extensa representación del ser nicaragüense, de ilustres personalidades  que en muchos casos son también del país. Es mi patria chica  dentro de mi grande, allí nací, en la llamada "Ciudad de las  flores" por la Baronesa de Wilson sorprendida por sus hermosos  jardines y Rubén Darío cuando admirado por sus bellas mujeres  así también la llamó. Me siento orgulloso del gentilicio y éste es mi homenaje a tan bravo y límpido pedazo de nuestra Nicaragua.
             Para presentarles mi propuesta de ilustres ciudadanos, he  tenido el cuidado en dárselas por orden alfabético y nunca por escala alguna de importancia, pues todos son estelares. No se trata de un inventario de celebridades ni de complacencias,  criterios enemigos del ético ejercicio periodístico y de la seriedad que pretendo. A como dije, es un tributo, un presente sin visos polémicos, apartado de influencias políticas o afectivas, a la tierra que me vio nacer y su gente. A continuación los grandes masayenses o masayas de este siglo que nos despide,  según mi criterio. Agradezco a quienes entrevisté en mis   investigaciones y a aquellos con quienes compartí mis resultados. 

MÚSICOS COMPOSITORES:
Alberto Gutiérrez  Laguna, 
Alejandro Vega Matus, 
Carlos Ramírez Velázquez, 
Fernando Luna, 
Gilberto Siles, 
Gilberto Vega Miranda, 
Hernaldo  Zúniga Gutiérrez, 
Lisandro Ramírez Velázquez, 
Ramiro Vega  Jiménez, 
Venancio Calvo Díaz. 

MÚSICOS FOLCLORISTAS
             INTÉRPRETES DE MARIMBA: 
Carlos Palacios Ruiz, 
Elías  Palacios Ruiz,
Encarnación "Canchín" Putoy (autor de "El garañón"), 
Genaro Pavón, 
Juan José Galán, 
Lelo "El Ñato"  Téllez, 
Manuel Palacios (padre de los Palacios Ruiz), 
Manuel Palacios Ruiz, 
Tacho Palacios Ruiz (inventor de las marimbas de machete), 
Trinidad Dávila. 

MÚSICOS INTÉRPRETES: 
Aarón  Tuckler Noguera (piano), 
Adalid Calderón (saxofón), 
Andrés Sánchez Vega (guitarra),
Armando Quinto (violín), 
Arturo José  Medel (piano),
Augusto Cermeño (clarinete), 
Fernando Arias  (clarinete),
Jaime Isaac Calderón (trompeta), 
Rolando Taleno (batería), 
Rómulo Acevedo (trombón). 

ESCRITORES: 
Alejandro  Bermúdez Alegría, 
Alejandro Dávila Bolaños, 
Anselmo Fletes  Bolaños (Gil Blas), 
Dolores García Robleto, 
Ernesto Mejía Sánchez, 
Gustavo Alemán Bolaños, 
Hildebrando A. Castellón, 
Julio Valle-Castillo, 
Manuel Zurita, 
Mario Cajina Vega. 

POETAS: 
Alfonso Brenes Bermúdez (Víctor de la Traba), 
Anselmo Sequeira Caldera 
(sinónimos: As Caldera Sotelo, Elmo Queiro, Lacto Lumen Lid, Na Ni Nuk, Nauk Nu y otros), 
Alberto Ortiz, 
Arturo Duarte Carrión, 
Encarnación Alberto y Serrano, 
Eudoro  Solís, Fanor Téllez,
Napoleón Escobar: 
de este poeta y  rompiendo protocolo quiero transcribirles su "Epitafio a Rubén  Darío" dice así, 
"De marqués tu puño terso/ 
sostuvo tu rostro triste,/ 
y a tu numen que subsiste/ 
lo sostiene el universo",

Rodolfo Caldera Bellorini, 
Santos Cermeño. 

EDUCADORES: 
Carlos Sánchez Rayo, 
Carlos Vega Bolaños, 
Cristóbal Rugama, 
Doña Concepción Alegría Montenegro, 
Filadelfo García Osorno, 
Fernando Rojas Zúniga (Tiquitiqui), 
Guillermo Gutiérrez Franco  (Teacher Williams),
Iván Escobar Fornos, 
J. Augusto Flores Z.,
 Rigoberto Escobar. 

PERIODISTAS: 
Agustín Fuentes, 
Alejandro  "Alex Caldera" Caldera Escobar, 
Chepe Chico (José Francisco) Borgen, 
Francisco Zamora Padilla, 
Gonzalo Rivas Novoa (Ge  Erre Ene), 
Juan Ramón Avilés, 
Manuel Coronel Matus, 
Rafael  Rojas y Jarquín, 
Rolando "RAS" Avendaño Sandino, 
Pedro Rafael Gutiérrez. 

DEPORTES: 
Agustín Castro (beis-filder), 
Alberto "Guaracha" Castellón (beis-cacher-manager),
Alfonso "El serpentinero" Noguera Solórzano (beis-picher), 
Arturo "Chuyo" Velázquez (beis-manager-basket), 
Cristóbal "Chifer" Pineda  (maratonista), 
Gonzalo Siria (natación), 
José Domingo "Mingo" Bolaños Geyer (futbol-hipismo), 
Nicolás Bolaños Geyer (beis-picher-filder-manager), 
Norman Cardoze Ramírez (beis-sior), 
Nubia Vega (Basket). 

POLÍTICOS: 
Enrique Bolaños, Presidente electo de Nicaragua 2001
Agusto C.  Sandino (Héroe patrio-General nacionalista), 
Alejandro Abaunza  Espinosa (Alcalde-Ministro de Fomento-Candidato presidencial), 
Carlos Brenes Jarquín (Presidente), 
Cornelio  Hüeck Salomon (Alcalde-Presidente del Congreso), 
Enrique Bolaños Geyer (Vice-presidente, actual), 
Hernaldo Zúniga Padilla (Ministro de Gobernación de Emiliano
             Chamorro-Diputado-Presidente de la Corte Suprema), 
Humberto  Alvarado Vázquez (Diputado-Candidato presidencial), José María Moncada (Presidente-General liberal), 
Manuel Maldonado  (Ministro de Educación de Zelaya), 
Sergio Ramírez Mercado  (Vice-presidente). 

ESPECIALISTAS: 
Alberto Bendaña Arancibia (Historiador-bibliotecario), 
Alcides Gutiérrez Barreto (Folclorista), 
Alejandro Bolaños Geyer (Historiador de la Guerra Nacional), 
Alejandro Serrano Caldera (Filósofo), 
Andrés Vega Bolaños (Historiador, "Colección Somoza"), 
Enrique Peña Hernández (Filólogo), 
Ernesto Ortega (Pintor), 
Policarpo Alemán  Mayorga (Escenógrafo-decorador),
Isidoro Díaz (Héroe militar  defensor de "La Barranca"), 
Sucre Frech (Narrador deportivo).

don Julio Valle-Castillo. 
Academia Nicaragüense de la Lengua, 
del poeta y escritor, auténtico masaya, El tema de su discurso fue sobre «Las Humanidades en la poesía nicaragüense», estudio profundo y erudito, que mereció las palmas y felicitaciones de la nutrida concurrencia y la respuesta, también muy documentada, del Sr Lic. don Francisco Arellano Oviedo. 
Valle-Castillo nació apenas en 1952, lo que quiere decir, que aún no llega a los 50 años. Siempre ha encarnado lo joven, lo nuevo, en nuestro panorama cultural; ya se le conocía como poeta e investigador a finales de los 60 y comienzo de los 70. Después lo hemos visto de ensayista, crítico de arte, con monografías espléndidas sobre el gran pintor Rodrigo Peñalba o La Catedral de León; catedrático y conferenciante que ha sido invitado por universidades europeas y norteamericanas para identificar los manuscritos de Rubén Darío, encontrados en Harvard o para abordar temas de la cultura continental. La Universidad Americana de Managua, la UCA y la UNAN lo tienen como asesor y profesor invitado, respectivamente. Sus prólogos, presentaciones y estudios son incontables. De modo que todo esto sustenta y justifica que haya sido electo e incorporado como individuo de la Academia Nicaragüense de la Lengua. 

  doctor Manuel Maldonado, quien se realizó en Masaya, fundando casa y hogar con la señorita Carlota Bermúdez, y residiendo en la ciudad hasta su muerte. Maldonado, orador, político, parlamentario, diplomático, poeta, amigo de Rubén Darío, fue uno de los fundadores de la Academia. 

 doctor Andrés Vega Bolaños, nacido y muerto en Masaya. Jurisconsulto, historiador e investigador, autor de aquellos, hasta hoy no superados, XVII de los Documentos para la Historia de Nicaragua, la llamada Colección Somoza. obra que hizo siendo diplomático en España. 

 doctor Ernesto Mejía Sánchez, poeta, prosista sabio y sutil, fino, erudito, quien hizo de México su segunda patria y de la Universidad Nacional Autónoma de México, su cátedra permanente. Bien podríamos decir, que Mejía Sánchez además de maestro, supo ser padre para Valle-Castillo, quien, bajo su tutela intelectual, cursó su carrera en México. Mejía Sánchez dejó al morir en 1985, más de cien obras publicadas. 

 doctor Enrique Peña Hernández, abogado, magistrado, uno de los primeros estudiosos del folclore nacional y sobre todo filolólogo, es decir, amigo, hijo, conocedor de la ascendencia y descendencia de los vocablos. Su columna lexicográfica ha sido una verdadera cátedra para cultos y profanos, una escuela, una enseñanza a domicilio. 

  Mario Cajina-Vega, poeta, periodista, narrador, prosista versátil, muerto en plenitud. 

 Ricardo Llopesa, residente en España desde hace muchos años; 

la doctora Nydia Palacios Vivas, profesora y declamadora, actriz de teatro, que alcanzó el doctorado en una universidad norteamericana; 

el doctor Iván Escobar Fornos, abogado, un togado del derecho, autor de muchas obras de consulta. 

Martes 19 de Junio de 2001 |  El Nuevo Diario
Ocho masayas académicos de la lengua 
—Armando Arce Paiz—
 
 

             Entre estos CIEN envidiables personajes hay muchos que son  multifacéticos dificultándome sus clasificaciones. Usé como criterio el paso a la historia y en lo que creo son o fueron mejores  entre sus diversos dones, espero haber acertado y si ellos o sus descendientes no acuerdan, pido de antemano disculpas. Sé de muchos otros que merecen un puesto entre este honor, desafortunadamente fueron sólo un centenar, sin embargo, nada es absoluto en la vida y me gustaría conocer sus razones,  dejándomelas saber en el 
Apartado No. 775 de Managua o  Apartado 50818, Caracas 1050-A, Venezuela.

¡Qué orgullo es ser masaya, nica, y bailar marimba! 

             Autor del libro ¡Qué le pasa a Lupita!..No sé.


        16 de Octubre de 1999 |  El Nuevo Diario

             Hechos olvidados en "Adiós muchachos"

             —Hernaldo Zúñiga M.—
              Octubre de 1999 

             Por segunda vez finalicé de leer el libro "Adiós Muchachos" del doctor Sergio Ramírez Mercado. Me gustó mucho. No obstante  noté en su texto el vacío de dos referencias muy importantes que,  francamente, no atino a qué atribuirlo. Son dos hechos históricos  vinculados directamente con la ciudad de Masaya, que por su  trascendencia son considerados como la génesis de la  insurrección general del pueblo nicaragüense contra la dictadura  liberal de los Somoza. Uno de tales hechos fue el intento de la  toma del Cuartel de la Guardia Nacional de la ciudad de Masaya el diez y siete de octubre de mil novecientos setenta y siete por un grupo armado de jóvenes nicaragüenses cuya acción conmovió profundamente no sólo a la ciudad de Masaya, sino a   todo el país. Hecho este que tuvo consecuencias que impactaron por mucho tiempo la vida normal de la ciudadanía masayense  desde la captura de los atacantes, su encarcelamiento y  posterior enjuiciamiento en cuyo proceso formamos parte un  grupo de abogados de la localidad que nos dedicamos por   tiempo completo a su defensa en forma tal que se logró la  absolución a pesar de los onerosos obstáculos que inútilmente  se impusieron, siendo aquellos apoyados todo el tiempo del proceso por todo el pueblo de Masaya. Basta anotar para dar  una idea, que durante el día, la noche y la madrugada que duró el  jurado, miles y miles de personas se congregaron en los patios,  calles y parques aledaños al salón en donde se verificaba el   jurado, permaneciendo firmes hasta su culminación que para júbilo de todos favoreció a la causa de los enjuiciados. 

             Los otros acontecimientos, de suyo tan relevante o más que el anterior, fueron los de la insurrección del Barrio de Monimbó que en forma espontánea explotó y como un reguero de pólvora se proyectó y extendió a otras ciudades del país, comunicándoles su vigor, su valor y su determinación en una forma que provocó la  insurrección nacional. Tales hechos tienen su saga pero histórica y real. Habiéndose organizado el Movimiento Político "UNION  DE LIBERACION" (UDEL) liderado por los doctores Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, Presidente y cofundador de  "ACCION NACIONAL CONSERVADORA" y Ramiro Sacasa  Guerrero, Presidente y confundador del "Partido Liberal  Constitucionalista" (PLC), conjuntamente otros partidos políticos  y organizaciones sindicales, su Consejo Nacional determinó que en vista de su mejor organización departamental, la inauguración  de UDEL se llevara a efecto en Masaya. Efectivamente así fue, constituyendo un rotundo éxito por su numerosa como entusiasta participación ciudadana como lo atestiguan las crónicas y gráficas públicas en los diferentes medios de comunicación. 

             Posteriormente UDEL continuó con las actividades propias de  su naturaleza política en todo el territorio nacional. Con motivo   del cruel asesinato del doctor Chamorro Cardenal, UDEL de  Masaya hizo oficiar una misa de nueve días en el templo de San  Sebastián, la que en vista de su nutrida asistencia determinó que sus dirigentes organizaran al final una manifestación que se  volcó y engrosó en su recorrido por varias calles de la ciudad en  la que se coreaban gritos de protesta contra el régimen liberal   de los Somoza y contra el asesinato de Pedro Joaquín. Estas  actividades se repitieron al calco en tres ocasiones más en diferentes templos. A partir de la tercera misa y manifestación, organizadas por UDEL, llevada a cabo al mes de dicho  asesinato, oficiada en San Sebastián, y la cual fue disuelta por los BECAT y las bombas lacrimógenas de la G.N., de las que fueron víctimas incluso niños de Monimbó, lo que exaltó a sus  habitantes; se notó que por la noche se llevaron a efecto en  dicho barrio movimientos y mitines de protesta alrededor de fogatas, lo cual se fue recrudeciendo en intensidad.
             Posteriormente a la última misa y manifestación llevada a cabo el 21 de febrero de 1978 en el templo de San Jerónimo, organizada siempre por UDEL, en memoria del General  Sandino, se notó que después del discurso de clausura  pronunciado al anochecer, se desprendió un considerable grupo que tomó la calle del Colegio Santa Teresita y se alejó rumbo arriba. 

             Por la noche las actividades de protesta se recrudecieron en forma muy amplia en las que tomaron cuerpo las bombas de   contacto, las fogatas, los intercambios de disparos contra la G.N.  y demás actos violentos hasta tomar los niveles nacionales y sus  consecuencias que todos conocemos muy bien. Confieso que UDEl perdió el liderato de tales acontecimientos participando, si, con el aporte de armas personales, materiales para las bombas  de contacto, avituallamiento varios y asumiendo el cien por  ciento en la defensa judicial y policial de cuantas personas era capturada por la Guardia Nacional. 

             Estos hechos generados heroica y espontáneamente por el Barrio de Monimbó son harto conocidos por todo Nicaragua. 

  28 de Septiembre de 1999 | El Nuevo Diario

             Diez notables artesanos masayenses de
             este siglo

             —Francisco Gutiérrez Barreto*—
 

             Mi pedazo de patria es históricamente artesanal y con estos diez distinguidos artistas completo mi propuesta de tan destacados  paisanos. Para ofrecérselos tuve de nuevo que viajar, consultar, entrevistar, etc., y otra vez, son de criterio propio, que por  supuesto no es determinante y menos absoluto. Los invito con   sentido positivo a disfrutar mi exhaustiva investigación, que  tampoco es presentada en orden de importancia. A continuación  los más reconocidos: 

             IMAGINERO: 
José María Reyes Raudez, 
nació en Masaya el 15  de febrero, 1922, y falleció en la misma ciudad el 25 de mayo de  1984. Fue autodidacta, jamás tuvo estudio alguno relacionado  con su profesión de imaginero, sin embargo, fue profesor de cerámica entre otras enseñanzas. Chema, a como lo llamamos aquellos que lo conocimos, experimentó combinaciones de  materiales para usarlos como materias primas en tantas y bellas imágenes sacras nacidas de sus manos y que testimonian su arte en varias iglesias fernandinas, que además, son piezas   requeridas por ávidos coleccionistas del arte nacional. Trabajó  en madera, yeso, mármol, cementos, etc. Un ejemplo es la  Venus que en el ápice del quiosco, en el parque central,  certeramente muestra su atractiva desnudez. Fue el primero en fabricar máscaras de cedazo usadas en bailes de Marimbas y  Negritas en nuestra Masaya. Casó con Doña Emilia Astacio Barboza y tuvo dos hijas, ambas artistas enseñadas por él, una especialista en figuras de dulces decorativas y la otra en muñecas de delicado gusto. 

             HAMAQUERO: Así se llama al hacedores de hamacas, tan
             buscadas por turistas nacionales y extranjeros por sus diseños,
             hermosuras, y confort. Son artículos de exportación y aquellas
             fabricadas en manila por los Suazos de prestigio, aunque hoy
             día hay otros más de igual renombre. Félix Suazo, que nació a
             principios de este siglo en Monimbó es quien inicia una dinastía
             de varias generaciones. Desarrolla su arte cuando se traslada al
             barrio San Juan, a orillas de la laguna de Masaya y casa con
             Doña María Pérez, para dejar establecido su negocio pionero en
             el mismo vecindario, usando cabuya y pita, entonces. Ramiro, su
             nieto, un señor sexagésimo es el líder actual que al esposar a
             Doña Juanita Pérez tiene dos hijos, ingenieros, que están en el
             mismo negocio, incluyendo el de exportación tecnificada. Las
             hamacas de Nicaragua son las de Masaya y ¡nada más! 

             EBANISTA: Es aquel que hace y crea arte en maderas finas. Un
             digno y recordado representante de esta manualidad fue Luis
             Avellán que nace y muere en Masaya a los 70 años de edad, en
             1973. Aprendió de su padre Juan Avellán, desde seleccionar y
             preparar maderas cociéndolas, hasta a punto de herramientas
             cortantes crear filigranas. Luis exigente consigo mismo en tallar
             e incrustar nos dejó grandes piezas de originalidad al crear sus
             propios diseños, Fue especialista en el ajuste. Nunca sus
             muebles que esparcidos por el país emiten sonidos extraños
             como crujir. Tuve oportunidad de admirar en casa de Luisa, su
             hija, un ropero de tres cuerpos con evidente diseño Decco, así
             como otro fácilmente desarmable, una mesa de noche de noble
             talla y cama en caoba negra y ojoche en incrustaciones de
             altísimas facturas. Por desgracia ninguno de sus nueve hijos del
             matrimonio con Doña Umbelina Paniagua Luna, siguió su
             ejemplo. 

             CERAMISTA: Gregorio Bracamonte Nicoya, hoy de 50 años es
             natural de San Juan de Oriente, aprendió de sus padres Pedro
             Joaquín Bracamonte Nicaragua y Telma Amador Nicoya, el arte
             de trabajar la piedra cuando niño, elaborando «piedras de
             moler» que consisten en dos piezas: «mano» (barra ovalada) y
             «piedra» (rectangular, ondulada, y sobre tres patas), e ídolos.
             También de ellos tomó habilidades para trabajar el barro que
             amasado con arenilla se presta a ser moldeado cuando ollas,
             maceteros, cazuelas y otros elementos, necesitan ser hechos.
             Hoy día produce figuras decorativas como floreros, platos,
             jarrones, etc., policromados y con técnicas de «bajo relieve».
             Algunas piezas se hornean ya pintadas otras después
             dependiendo del objetivo. Para pintarlas se usan diferentes
             óxidos como el de cobalto si se pretende el azul o tierras
             especiales como de engobe que da tonalidades cremas. Las
             obras de Bracamonte son excepcionales y lástima que ninguno
             de sus hijos tenga el mismo interés aunque sí habilidades. 

             CONFITERO: Salomé, Esmerelda, Sabina, y María Gutiérrez
             Barquero, nacieron en el siglo pasado en Masatepe. Fueron
             hijas de Toño Gutiérrez y María Barquero Gutiérrez, fabricantes
             manuales de dulces. María Gutiérrez Barquero casó con Félix
             Gutiérrez, tuvieron 6 hijos de los cuales dos, Gloria y Vilma
             Gutiérrez Gutiérrez viven en la Avenida Central de la ciudad, en
             la misma casa de sus antepasados, y son confiteras, como ellos.
             Por desgracia padecen de sorderas como consecuencia de
             tanto cruce entre la misma familia, lo cual no las exime, en sus
             terceras edades, en ser maestras dulceras y brindarnos
             exquisitos manjares en una cantidad variada de gustos y
             diseños, como aquellos de pequeños animales. La masa usada
             para elaborar a mano sus figuras se hace con leche, arroz, y
             azúcar. Sus cajetas de toronja, coco, arroz, etc., gozan de
             reputación nacional e internacional. 

             SOPERO: La famosa «sopa de mondongo» de Nicaragua es
             aquella de Doña Néstor en Masatepe. Muchos la hemos
             saboreado y otro tanto oído de su gusto exquisito. Tiene arte en
             la preparación, en sus ingredientes como el culantro, cebolla,
             achiote que da color, ajo, verduras, el «recado» que antes era de
             maíz (payán de maíz), hoy de harina, y carne de barriga de res
             despellejada, lavada con agua, naranja agria y pinol, para
             después de unas 6 horas a fuego manso, poderla tomar en tazón
             de barro, a como antes. ¡Qué delicia mi visita a Doña Néstor!
             ¡Qué atención y ritual! Me cuenta que ella, Isabel, y Berta son
             hijas de Juana Néstor Arias (la original Doña Néstor) esposa de
             Natividad Tapia, que nació en el siglo pasado y aprendió el arte
             culinario de su amiga que por tradición saben se llamó Clara
             Sánchez. De su madre aprendieron para deleitarnos
             glotonamente en un ambiente típico nicaragüense, que son sus
             restaurantes. 

             TALABARTERO: En 1905 nace en Masaya Carlos Sosa
             Caparro, quien se dedica a las labores del campo hasta los 18
             años cuando su tío, Fernando Sosa Sánchez, talabartero de
             profesión lo lleva a su taller en calidad de aprendiz. Para 1945
             se independiza y especializa en manufactura de albardas,
             monturas, y similares, enseñando a sus dos hijos, Filemón y
             Eduardo Sosa Mercado, el arte aprendido. Ambos con el
             fallecimiento de don Carlos, se establecen en forma
             independiente fundando Eduardo su fabrica artesanal «La
             Montura», en 1973, y que hoy es un negocio efectivo con
             productos exportados a Italia, España, Honduras, Costa Rica,
             entre otros. Conocidos hipistas como J. Domingo Bolaños,
             Barney Chamorro, Dionisio Cuadra, Humberto Sandino, entre
             tantos, son orgullosos propietarios de finos trabajos hechos por
             Eduardo y 7 nietos de don Carlos. 

             TEJEDOR: Son muchos los productos que nuestros artesanos
             tejedores hacen en el departamento de Masaya y otro tanto las
             materias primas usadas. Unos fabrican canastos, abanicos,
             sombreros en palma, otros usan bambú, bejuco, cañizo, mimbre,
             y tule como Reyes Calero de Masatepe que hace petates y su
             hermana que con el mismo tule cuando pintado, «borda» de
             manera magistral. Nos ocuparemos de Cristóbal Ortiz
             Velázquez, conocido en Masatepe como «Marimbero» que hoy
             con 97 años, parece un personaje de Hollywood, como un brujo
             indio de cabellos largos en un «western». Es el menor de cuatro
             hermanos que por ser su padre fabricante de marimbas
             recibieron el histórico mote que persiste entre ellos. 

             Cristóbal es artista en la manufactura de muebles de mimbre,
             hoy retirado, muestra con orgullo diploma de Medalla de Oro,
             que recibiera en 1937 en la «Gran Exposición Comercial de
             Masaya», como premio a su labor. Me comenta que antes
             usaban bejuco silvestre del cerro Santiago, llamado «copel»,
             que nace entre la piedra quemada, y después de devanado
             quedaba preparado. Hoy emplean otro producto silvestre que
             viene de nuestra costa caribeña conocido como «bejuco de la
             mujer», que es más dócil, pero nada como los viejos tiempos
             termina diciendo este personaje de alegre carácter, maestría
             singular, y líder de los marimberos fabricantes de finos muebles. 

             BORDADOR: Don Laureano Castillo y Tomasita Díaz, formaron
             una familia ejemplar en Masaya, de esas que se recuerdan con
             nostalgia y plena de grandes valores. Tuvieron dos hijas, Ercilia
             Isabel «Chabelita» y Olguita. La menor ya falleció y Chabelita,
             hoy octogenaria fue maestra del arte de bordar a mano que
             posiblemente aprendió cuando niña en el colegio de Doña
             Conchita Alegría y después enseñó sin miramientos a otras,
             entre ellas, a Doña Ermidita Castillo, su digna sucesora y prima.
             Sus puntos en cruceta, lleno, raso, y otros, plasmados en
             poplines, estopillas de lino, bogotanas y otras telas, se hicieron
             notar en elegantes vestidos que portaron en primeras
             comuniones, quinceaños, bodas y bailes, guapas damitas y
             amigas masayenses de varias generaciones. Hizo pañuelos,
             ropas de cama y otras prendas, además, como tejedora a dos
             agujas fabricó suéteres de alto gusto, tanto en diseño como
             motivos decorativos. Hoy retirada goza de afecto y
             reconocimiento generalizado en nuestra ciudad natal.
             CORDELERO: Por excelencia lo fue Esteban Flores que casado
             con Lázara Mena, ambos del barrio San Juan de Masaya, en
             1940, instalaron fábrica artesanal de mecates que llamaron
             «Cordelería Santa Lázara», que llegara a producir y exportar
             mecates de cabuya en diámetros gigantescos usados por
             barcos del mundo. La materia prima, cabuya seca (henequén o
             pita), esta pareja astuta y relacionada, la traían de Boaco.
             Después de afinarla peinándola con peines de dientes con
             clavos comenzaba el proceso de trenzar las fibras usando
             grandes ruedas que al ser giradas lo hacían. Para grandes
             diámetros, mecates eran usados como fibras y de acuerdo a
             especificaciones propias. Famosas fueron las alforjas, forros de
             tijeras para dormir, jáquimas, hamacas, tapices de cabuya que
             ellos hicieron. Don Esteban de familia cordelera era también
             sastre de profesión. Sus herederos no continuaron. 

             Artesanalmente se elaboran muchos productos más, como
             grabados en jícaras de Nandasmo, juguetes de madera, jaleas
             alimenticias como aquellas que en las estaciones del ferrocarril
             se ofrecían, papel picado, máscaras en madera y papel,
             muñecas de trapo, juegos pirotécnicos, piñatas, productos de
             cuero como zapatos, carteras, etc., y el departamento entero
             está implicado en esto de hacer arte con las manos. Sus
             nombres no cabrían en este Diario.¡Cómo recuerdo mi caballito
             de madera, cuando niño, con crines amarillas de cabuya! ¡Made
             in Masachuset! 

             * Septiembre 24, 1999. Autor del libro ¡Qué le pasa a Lupita!..No
             sé. 



 

                        Lunes 5 de Marzo de 2001 |  El Nuevo Diario
             Historias y personajes de "Las Siete Esquinas"
             Un barrio legendario de Masaya

             —EDWIN SOMARRIBA—
  El famoso barrio Las Siete Esquinas de esta ciudad, fundado  en los albores de la colonización española, sirvió como  punto estratégico-militar por la existencia de un   cauce natural que  servía de trinchera en  casos de ataques. 

             Este lugar estuvo  rodeado de abundantes árboles gigantes de todas las especies  que daban un toque de paraje al famoso barrio Las Siete Esquinas que se comunica con el camino viejo al pueblo del Cacique Nacatime de Nindirí, así como con el populoso Monimbó, que era la puerta de salida hacia Niquinohomo, cuna del General Sandino, y resto de Los Pueblos Blancos. 

             Por Las Siete Esquinas tenían que pasar inevitablemente las famosas diligencias, carruajes halados con cuatro o seis corceles de pura sangre andaluza, que eran conducidos por expertos cocheros que se desplazaban desde el antiguo León Viejo, fundado en junio de 1524 por el conquistador Francisco Hernández de Córdoba, hasta pasar por Monimbó, Niquinohomo y llegar a la  antigua ciudad de Diriamba. 

             Las Crónicas de Oviedo describen con detalles estos paisajes que  fueron transformados por la erosión y la construcción de casas al  extremo de que el viejo cauce llegó a ser después un camino  seguro para las diligencias. 

             Desde las calles de Las Siete Esquinas se puede emprender la  marcha para donde uno quiera entre los cuatro puntos cardinales de la ciudad. Al oeste, para la majestuosa laguna o sus imponentes  volcanes activos y humeantes. O bien, para la orilla del malecón y el  estadio Roberto Clemente, en cuyas cercanías está el barrio San  Juan con sus talleres de hamacas coloridas. 

             Por el este, a una cuadra de distancia, está una casona antigua,  propiedad de Juan Román (Taca Taca), y más adelante la casa de  la familia Bendaña. Cerca de aquí estuvo el Teatro González y a unos doscientos metros nace de forma mágica el también barrio El Pochotillo, donde existió un puesto de agua al que llegaban a abastecerse los carretoneros con sus pipas para después distribuir el vital líquido de casa en casa por toda la ciudad. 

             Al Sur del barrio Las Siete Esquinas, existió un hotel de primera  clase llamado Ascara, donde se hospedó el genio de las letras  castellanas, el universal don Rubén Darío, que llegó en tren desde   León, según la referencia de don Donald Zepeda Iglesias, director   del baile Los Diablitos y folklorista desde hace cincuenta años. En  una de las esquinas se colocó con su "vaho" famoso la señora Luz Cuadra, que llega desde las siete de la mañana, pero a las once ya  no tiene nada para vender. 

             Zepeda Iglesias, de ascendencia española y autóctono del barrio  Las Siete Esquinas, dijo que su papá, don José Abraham Zepeda  Robelo, le contó la historia de Rubén Darío en el hotel Ascara y que  fue un gran acontecimiento la llegada del panida al barrio. 

             Como a unos cincuenta metros de distancia al sur del hotel Ascara,  todavía existe la casona antigua donde vivió el famoso don Melico Maldonado, que combatió en la Segunda Guerra Mundial bajo  bandera norteamericana y que después retornó a su barrio querido de Las Siete Esquinas, donde mensualmente le llegaba una pensión en dólares desde Estados Unidos. 

             Don Melico Maldonado se convirtió después en un gran personaje popular, porque todos los diciembres se vestía como Santa Claus y era contratado por las casas comerciales de Managua. 

             Al sur del barrio Las Siete Esquinas, estuvo la famosa Agencia Azucarera San Antonio, en una esquina donde trabajaba  arduamente como estibador de sacos el famoso Emiliano Santa  Cruz. Por este mismo lugar existe aún el famoso Chino Coto, que  perdió la mano cuando la metió en el molino por sacar un poquito  de masa de maíz. 

             Y al norte del barrio, a tres cuadras de distancia, está el templo de San Jerónimo que se empezó a construir en 1928 y finalizó en 1951. El Santo Patrono, cada ocho de octubre, durante su  procesión de "octava", pasa bendiciendo al barrio Las Siete  Esquinas. 

   EXISTIÓ UN ROBIN HOOD EN LAS SIETE ESQUINAS 

             El doctor en matemáticas Oscar Jiménez, ex catedrático de la Universidad de León y de otras Universidades, nacido en el famoso barrio, recordó que las familias más antiguas y fundadoras de Las Sietes Esquinas, fueron la señora madre de don Alfredo Corina Morales, don Raúl Morales, que procreó varios hijos y a uno de  ellos lo bautizó con su mismo nombre, y el ingeniero Raúl Morales hijo, que fue delegado de Gobernación en el gobierno doña Violeta,  e imparte clases de matemáticas. 

             Existen otras familias fundadoras entre estas figuran con mucho  brillo doña Leoncia Arauz. Doña Moritoy, las niñas López, la Chabela Rodríguez y la numerosa familia que se asemeja a varios batallones, los talentosos Zepeda, que han sido folkloristas, poetas, escritores, fabricantes de máscaras y restauradores de imágenes,  pintores, quienes viven actualmente en la esquina oeste del lugar. 

             También se encuentran los descendientes de la familia de don  Carmen Mejía, fuerte agricultor y ganadero de aquellos tiempos,  doña Filomena Ortega, Nicolás Arrieta, papá de doña Emilita  Arrieta, doña María del Carmen Zepeda y Emperatriz López. 

             Entre las cosas extrañas y como contraste de la vida, también  residió en este lugar don Juan "Serepa", un hombre que nunca usó zapatos, y era un auténtico campesino, pero poseía una inteligencia  incomparable acompañado de una retentiva especial, que aprendió a leer y todo lo almacenaba en el alambique de su cerebro para luego brindar conferencias fundamentales y bien explicadas sobre  temas diversos, y fue un gran maestro del doctor en Matemáticas Oscar Jiménez. 

             EL FAMOSO NACHO PATÓN. 

             Este barrio tuvo a un personaje que se convirtió con el famoso Robin Hood de los pobres de Masaya. Era el famoso Ignacio  Caldera, conocido popularmente como "Nacho Patón", porque era alto, piernas largas y pies extralargos. 

             Desde muy chico, Nacho inició lo que él denominó un trabajo de  recuperación de las riquezas obtenidas por la burguesía de Masaya a través de lo ilícito y que le pertenecían al pueblo  desposeído y explotado en las plantaciones de café, algodón y  otros quehaceres. Pues Nacho Patón, se metía en las residencias  de los potentados y adinerados de la ciudad, robaba las cosas de  valor y se las regalaba a la gente pobre. 

             Una vez, después de robar oro y diamantes en una casona de rico, Nacho fue perseguido por la guardia pero alcanzó montarse en un  tren que partía. La guardia también lo hizo pero no pudo hallarlo en  ninguno de los carros. Cuando se dieron cuenta que Nacho iba en  el techo del tren, éste se lanzó a un pequeño cerro entre San Carlos  y el camino viejo a Nindirí y se perdió con los diamantes y el oro. 

   HOMBRES QUE COMBATIERON CON EL GENERAL ZELEDÓN. 

             Aquí también vivió Alfredo Morales Dávila o "El Chilote", que para vivir fabricaba hermosas, fuertes y elegantes sandalias de cuero con zuelas de llantas de camión. También fue un gran apostador, y poseía, como dice la opinión pública "Los Siete Vicios del  Garrote", que jugando a la ruleta y ejerciendo control sobre ella siempre ganaba grandes cantidades de dinero. 

             En las famosas Siete Esquinas, la muchachada de entonces  acostumbraba a jugar poker y desmoche y en cada una de las  esquinas se podía ver grupos de ocho o diez personas, mientras   otros jugaban dados y otros hand-ball. 

             De los mejores atletas se seleccionó a los más destacados, y don Antonio (Toño) Moritoy, que era joyero, relojero y gran altruista, fundó el famoso equipo de béisbol El Zafiro, que ganó muchos campeonatos en ligas locales y de aquí salieron más de algunos a  jugar en el San Fernando y otros equipos de Managua. 

             Don Toño Moritoy en una ocasión, por encargo de Anastasio Somoza García, elaboró una corona de oro y diamantes para la  única hija del tirano que se llamaba Lilliam. 

             Otros personajes importantes fueron don Domingo Arancibia (El  Chompipe), también gran artista de la joyería, don "Nacho Mico"  que combatió en la fortaleza del legendario Coyotepe en la Guerra  de 1912 con el General Zeledón, y otro combatiente fue el General Gregorio Zeledón, padre de don Lino Zeledón y de doña Zoila  Zeledón. 

             EL CLARIVIDENTE QUE ERA BUSCADO POR TODA
             NICARAGUA 

             Don Porfirio Valencia, nació dotado de un gran poder mental, la clarividencia, pues siempre acertaba en las predicciones cuando la gente lo buscaba. También era un gran mediun, que se podía comunicar con los espíritus según él. Leía las manos de las mujeres  y hombres de todos el país, y también jugaba las cartas mágicas del Tarot. Fue muy famoso. 

             Otra especialidad de don Porfirio era la de jugar la ouija que la  colocaba en una mesa de puro mármol y la gente que lo consultaba siempre salía satisfecha de las averiguaciones que planteaban y  también se mostraban un poco aterrados porque en el cuarto de   Valencia ocurrían fenómenos sobrenaturales. Pero la gente  siempre decía: "Vamos donde El Brujo de Las Siete Esquinas". 

             La muchachada de entonces visitaba mucho en grupos la casa de  doña Ignacia Ortega, una señora gorda de 300 libras, morena y que criaba con esmero y mucho cuido a su mascota preferida, un sapo gigante que, al ver a los chicos, se inflaba como que iba a reventar y de su cuero brotaba la leche de sapo. 

             La partera más famosa de Masaya era doña Silvestra "Mecha" a la que jamás se le murió un bebé y mucho menos una parturienta. 

             Otros viejos vecinos fueron don Pablo Zúniga, Elías Marín,  Francisco Siles, doña Francisca (La Pancha), Lucrecia López, Aurora López, que fue cocinera exclusiva de Cornelio Hüeck, doña  Filomena Ortega, "Chico Filomeno", que era especialista en poner  apodos, Alejandro Aranda (El Mono), y un pelotero conocido como   "Sangar". 

             Don Miguel Cárdenas, el maestro Chico López, Luis Granera,   dueño de una panadería, Don Angel Reyes, José "Zopilote", doña   Tula Cortés de Bolaños, don Manuel Maldonado, un gran poeta,  Margarita Zurita, Agapito Jiménez, dueño de varias carretas  haladas por yuntas de bueyes y que como transportista de la  época, trasladó las piedras y arena para construir la Parroquia de   Nuestra Señora de la Asunción y la fortaleza de El Coyotepe. 

             La Moncha Guido dueña de un bar donde los muchachos llegaban  a bailar con las muchachas, doña Dominga Díaz, nacatamalera, y  existió también un restaurante conocido como El 15 Rojo. Vivía  también don Pablo Ramírez, miembro del baile de Los Diablitos y que tenía una venta de sopa de mondongo y vaho, mientras doña  Chabelita Rodríguez, preparaba comida típica. 

             Don Raúl Zepeda, que tiene unas manos mágicas, convierte cualquier papel en bellísimas máscaras que usan los bailarines de  diferentes grupos folclóricos y tiene más de medio siglo de  dedicarse a esta noble labor. Don Horacio Pérez maestro de la  danza de fantasía. Don Adán Cárdenas, Adolfo Cárdenas, Nicolás   Arrieta, Rosendo Corrales, Luisa Cuadra, doña Olga Cuadra, Julio  González, Nicolás "Pitero", su esposa doña Carmen Noguera, son  otros de los antiguos vecinos de Las Siete Esquinas. 

 .



 

MANFUT.ORG

internet: Eduardo Manfut P  Mayo 2000 revisada Octubre 2008 y la última en del Mayo 2009