Colecciones manfut.org ++++++++ Bienvenidos.. Nicaragua en cada lugar... Algo Especial..++++++++ Indice de Masaya Nicaragua

MUNICIPIOS DE MASAYA 
MASAYA NICARAGUA



DIRECTORIO DE ARTESANOS .. ARTESANOS 1 ARTESANOS 2 ARTESANOS 3 ARTESANOS 4
Map Walking tour   Página 2 Historia urbana de Masaya  FORTALEZA DE EL COYOTEPE  Historia del Ferrocarril FCCN Ferrocarril en Masaya
COMUNIDAD INDIGENA DE MONIMBO, MASAYA.

ALCALDE DE VARA    breve historia de Monimbó    Costumbres de Monimbó      MASAYA     VOLCAN MASAYA
DIRECTORIO DE ARTESANOS DE MONIMBO  1 2 3 4
SAN JERONIMO

La ruta creada por los españoles, establecía a Bruselas como la llave de acceso desde Panamá y Granada era el enlace entre esta y León Viejo. Por lo que Masaya se convierte desde ese momento, junto con Nindirí, en una estación de descanso en la ruta obligatoria entre Granada y León viejo.28
Bermúdez, Alejandro. «La Vivienda urbana en el Departamento de Masaya". Seminario 1976, UNAN. Pág. 5
 

Su buen clima, paisaje y suelo fértil la hacían importante, ya que muchos gobernadores pasaban vacaciones y fijaron su residencia en el pueblo de Masaya.
 

En confirmación al prestigio histórico del pueblo, el 24 de marzo de 1819 el rey español Fernando VII le confirió el título de "Villa Fiel de San Fernando de Masaya". Posteriormente, el 2 de Septiembre de 1839 es elevada a la categoría de ciudad destacándose así como una de las ciudades más importantes de
Nicaragua
.
6 DE JULIO DEL 2003 /  La Prensa  Ulises Huete Loredo
 Masaya, terremoto, reliquias
 Masaya cumple hoy tres años de haber sido fuertemente sacudida, primero en el día, por el sismo de intensidad destructiva 5.6 de la Escala Richter con epicentro en el Valle de la Laguna de Apoyo, y después, al atardecer del día siguiente, 7 de julio del 2000, por otro terremoto nacido bajo sus propias entrañas de 4.7 E-4, menos destructor providencialmente por estar las fallas del subsuelo a cinco kilómetros de profundidad.  La ciudad folclórica acostumbrada por ancestro al continuo y enérgico movimiento de trabajo ejemplar y actividades diversas, diurnas y nocturnas, soportó y asimiló las embestidas y los enjambres de diferentes magnitudes, para darse de inmediato a la vida normal y alegre, y a los inicios de reconstrucción.

Los daños fueron por toda la ciudad sin excepción alguna. En donde menos consecuencia hubo, se vio a lo menos deslizamiento de tejas, descascaramiento de repellos o fisuras en paredes y muros de concreto. Por la diseminación de esos daños se deduce que las fallas entran a la ciudad por las serranías de Monimbó, de donde se ramifican por toda la ciudad, en formas lineales, quebradas, curvas y zigzagueantes. De Monimbó a San Juan, a las 7 Esquinas, Parque Central, San Jerónimo, Coyotepe, San Sebastián, La Reforma, Estación, Carretera, Pancasán, San Miguel, El Calvario y partes orientales. Los fernandinos con la dura experiencia saben hoy que las fallas y la reconstrucción van con el optimismo que en el futuro los sismos no les quitarán el sueño, mucho menos el trabajo y la alegría.

Conversando con el estimable amigo y coterráneo, el historiador don Raúl Sánchez Velásquez, recordábamos datos históricos de edificios, calles y monumentos afectados o no por el evento, de los que expongo brevemente algunos, con aporte del historiador. El Parque Central por ejemplo, fue construido a finales del siglo XIX en la parte sur de la Basílica de Nuestra Señora de la Asunción o Iglesia parroquial. Extenso, frondoso y barroco, era engalanado por cada alcalde. Su nombre fue puesto en el Gobierno de Zelaya en homenaje al ilustre médico masayés doctor Julio César, ciudadano presidenciable que fallece en Managua por accidente de su berlina. En 1932 don Alejandro Abaunza Espinoza pone arcos metálicos ornamentales en los muros de las entradas.

El antiguo Mercado y Mesón, hoy de Artesanías y Verbenas, con fines de semana que comienzan los jueves, fue construido de 1888 a 1891 por dos arquitectos europeos quienes lo administran algún tiempo por convenio del Gobierno; al finalizar lo delega a la Nicaragua Sugar State, entidad del Estado, para 30 años. Poco después, a comienzos de la tercera década, el alcalde, doctor Aarón Tuckler —afamado médico y cirujano— logra por gestiones directas ante don Adolfo Benard, principal accionista, que sea donado a la Corporación Municipal y condonada su deuda. La magistral obra gótica, atracción novedosa y comercial del Pacífico se convierte en fuente de riquezas bien administradas, factor principal en el desarrollo de la Ciudad de las Flores. Para construirlo, se demolió un antiguo edificio en donde se impartían clases de Media Universidad. Salió ileso del sismo.

El Hospital San Antonio, hoy Silais, de estilo colonial, fue construido a iniciativa del doctor José Pérez Suárez, de finales del siglo XIX a 1908, dando servicios parciales bajo la dirección del doctor Pérez Suárez, desde 1915 servicios generales bajo la administración de las Hermanas Josefinas que ingresan al país para los hospitales existentes. En este mismo recodo de la ciudad se encuentran el Estadio Roberto Clemente y El Malecón de la Laguna, sin daños importantes. El Malecón, primer mirador del país construido por el doctor Tuckler en la tercera década, fue y sigue siendo de gran atractivo por la solidez, amplitud y extraordinario panorama. Los miradores que posteriormente se hicieron en el Palacio Presidencial de Tiscapa, fueron de inferior calidad. El Malecón de Masaya fue extendido por alcaldes subsiguientes. Sufrió algunas fisuras sin consecuencias.

La Calle de La Reforma que pasa por el costado oeste del Mercado, fue duramente conmovida, igual que algunos edificios. En 1936 fue la primera obra de pavimentación en tiempo récord y gran calidad, bajo la Presidencia provisional del Dr. Carlos Brenes Jarquín. Su residencia de vistosos vidrios estaba a media cuadra del mercado. La obra llegó hasta la Estación del Pacífico de Nicaragua, famosa por la elegancia y encuentro de los tres de Occidente, Granada y Carazo. La calle de El Calvario duramente estremecida, fue en épocas pasadas calle de real amargura, ancha, arenosa y quemante. En ella las penitencias de Semana Santa eran vivientes. La Calle Real de Monimbó o de San Sebastián, ruta de una falla, trae a la memoria el elegante bulevar que en 1946 construyó en su centro el alcalde don Carlos Abaunza Espinoza, con pedestales y bustos de preclaros ciudadanos que a la postre tuvieron que ser trasladados a colegios y parques evitando su deterioro.

El Obelisco del Centenario, costado norte de la Parroquia, erigido en 1939, en conmemoración del primer centenario de la ciudad, fue donado por la comunidad china y árabe. Memorable fecha en que asistimos entre muchos estudiantes, los del tercer grado del Colegio Superior de Varones, dirigido por don Cristóbal Rugama. El Obelisco se fracturó en su tercio superior.

Hoy Masaya sigue su reconstrucción y progreso en forma ascendente, a pesar de la crisis nacional y la desocupación. Allí, todo ciudadano es un trabajador y todo sitio un lugar de industrias, tiendas, comercios, atenciones turísticas, cual una capital.

El autor es médico.


MASAYA CUNA DEL FOLKLORE:

Esta ciudad es considerada la cuna del folklore desde el 9 de Octubre de 1989 por el decreto de la ley 61, que la declaró Patrimonio Cultural de la Nación,30 en consideración a los siguientes criterios:
 

Considerando los siguientes criterios:
Que la ciudad de Masaya ha sido depositaria de las tradiciones que contribuyen al fortalecimiento y promoción de la identidad cultural nacional.
• Que la actividad creativa de los pobladores de la ciudad de Masaya ha significado una permanente búsqueda para el enriquecimiento de las artesanías y la conservación de su folklore.

EDIFICIOS IMPORTANTES:
 


 
 

RELIGIOSOS:
La arquitectura religiosa tiene un significado muy importante para las ciudades, por ser la primera edificación en ser construida y porque junto con la plaza se convierte en el punto generador de la ciudad. Además es el elemento por medio del cual se establece el símbolo de dominación colonial y posesión del territorio.
Como método para resaltar o destacar su dominio, las edificaciones religiosas poseen una proporción mayor dentro de todo el conjunto urbano de manera tal que se apreciara desde cualquier punto de la ciudad.

Masaya, como todas las ciudades, posee una Iglesia Mayor o centro religioso primario (Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción) y seis centros religiosos de segundo orden (San Jerónimo, San Miguel, San Juan, Magdalena, el Calvario y san Sebastián):
 

Parroquia Nuestra Señora de la Asunción
 

Ahora bajo trabajos de renovación
Fachada barroca, restos renacentistas   Cabecera plana barroca, capilla seudogótica, capiteles con palmas (corintios). Tres naves (una central) y dos laterales). Campanario, capilla con cúpula lateral, sacristía, casa cural, atrio y parque.

Este Templo registra el paso del tiempo en sus variaciones de estilo y materiales.

San Jerónimo
Ecléctica con tendencia al Neoclásico
Tres naves longitudinales, una transversal. Torre campanario, cúpula, atrio y plaza.
Es el tercer templo que se construye en el mismo sitio.
 

San Juan

Colonial Español sacristía, altar mayor, nichos de vidrio, atrio.
Es el más conservado de los templos de esa época tanto en su construcción como en su estilo.

   San Sebastián
 

Neoclásico Tres naves, paredes de adobe y de tejados, San sebastián ya existía en el año 1700. Fué incendiada por William Walker. La Actual iglesia de San Sebastián fué reconstruida entre 1926 y 1928 y donada a los padres Salecianos por el Pbro. Robleto.

 San Miguel
 

 Estructura interior y exterior antiguos de estilo colonial. Tres naves, tres altares, Su estructura es nueva, pero en su interior cuenta con imágenes de valor.

 El Calvario
Estilo colonial, fachada remodelada, arquería central a comienzos del siglo XX. Tres naves, altar mayor, sacristía. Solamente las columnas y las paredes son originales.

 "Restauración del Patrimonio Arquitectónico de la Ciudad de Masaya." Visita apostólica, topográfica, histórica y estadística de todos los pueblos de Nicaragua y Costa Rica." "Inventario del Patrimonio turístico del Departamento de Masaya. Monografía de Masaya. Colección Estudiantil, No. 5."

Los primeros templos eran muy pobres y de construcciones inestables, hechos de madera, paredes de barro y techos de palma o de paja; esto impidió que algunos siguieran en pie en nuestros días.

Posteriormente, al establecerse definitivamente la colonización, estas edificaciones se sustituyeron por otras más estables (duraderas).

CIVILES:

La importancia de la ciudad como centro político y comercial originó la construcción de edificaciones importantes de carácter público que dieran solución a las exigencias de la población y el desarrollo, como el Mesón Central y la Estación del Ferrocarril, fortaleciendo así su posición como centro de importancia en la región.

 Mercado Municipal
 Neogótico. Muros de Externos de piedra y planta rectangular. Externos: tramos cerrados continuos. Internos tramos continuos en corredor: (tiangues). Fué construido sobre un antiguo tiangue indígena. Fué diseñado por el Arq. Pimentel. Inaugurado en 1891. En 1966 fué destruido por un incendio. Entre 1990 y 1996 fué restaurado y reconstruido.

 Estación del Ferrocarril
 Industrial. Área abierta de espera, bodega, boletería y área de carga.
Inaugurado el 5 de abril de 1895. Fué reconstruido en 1932.
 


 
 

Club Social, Colonial.  Fundado en 1875
 


 
 

Hospital San Antonio  Neoclásico. Una de las  primeras construcciones de concreto. Construido en 1908
 hasta 1911
F.I.: "Restauración del Patrimonio Arquitectónico de la Ciudad de asaya. nven ario e a nmonio uns ico e Departamento de Masaya. Monografía de Masaya. Colección Estudiantil, No. 5." "Monografía Palacio de la Cultura Masaya." "Restauración y reciclaje de la Estación del Ferrocarril."

MILITAR:

El único monumento de importancia militar en la actualidad es la Fortaleza del Coyotepe, construida a principios del S XX, la cual tiene reminiscencias medievales, como las almenas y torreones de concreto armado.

Esta fortaleza cobró importancia al ser escenario de la batalla del General Benjamín Zeledón contra los invasores estadounidenses en 1912.

La instalación fue decretada Monumento Nacional el 15 de Noviembre de1967 por el decreto 1398. Actualmente este sitio histórico fue donado a la Asociación de Boys Scouts de Nicaragua y se utiliza como Campamento Escuela.

F.I.: 'Restauración del Patrimonio Arquitectónico de la Ciudad de Masaya."
 

RESIDENCIAL:
Desde antes de la colonia existían poblados indígenas en la zona, distribuidos de manera dispersa cuya vivienda era el "Rancho"  construido con diversos materiales adaptados al clima y al sistema de vida de sus moradores.

F.I.: Oviedo y Valdez, Fernando Gonzalo. Nicaragua en los Cronistas de Indias. Colección Banco de América.

RANCHO INDIGENA
Las primeras instalaciones realizadas por los españoles tuvieron como principal característica la improvisación, ya que en esta época en las construcciones españolas se usaron los mismos materiales que los nativos utilizaban para la construcción de sus ranchos: Madera, caña, tierra, paja y bejuco, así como arcilla y talpuja, aplicando los sistemas constructivos traídos de España.

Posteriormente, en la época colonial propiamente dicha (1611-1821) se utilizan materiales más perdurables llegando a alcanzar grados elevados de estética y técnicas constructivas utilizando como principal material el adobe  en la construcción de casas residenciales sobresaliendo los estilos coloniales y neoclásicos.

"Rancho de Monimbó: están cubiertas sus paredes con caña de Castilla, o en su defecto, palma, el techo es de zacate
iaragua, los horcones son de juachipilín, las soleras de acetuno, tirantes y tijeras de laurel y la cumbrera de madroño. Su ura era, por lo general terminada en punta , pero de forma rectangular o cuadrada. Material heterogéneo conformado por materia fina y piedra pómez, de color amarillento o blanquecino.
`asa de barro, mezclada con paja o zacate, moldeada en forma de ladrillos y secada al aire.
 


 
 
 
 

Colonial
 Ménsula, puertas con arcos rebajados, columnas  labradas, artesonado,  corredores exteriores en plazas,
Sala recámara, dormitorio, cocina, corredor interno, una planta.
Neoclásico

Fachadas muy detalladas con elementos clásicos. Ordenes Planos, balaustradas, áticos. Camafeos falsos, dinteles y cornisas. Zaguán, sala, dormitorio, corredores internos, cocina, comedor, patio central.
El tipo colonila y el neoclásico se construían con plantas en forma de L, C, EL, con patio central, divisiones internas y grandes comparadas con los actuales.

2.2.6. EFECTOS DEL TERREMOTO:
Por razones económicas y sociopolíticas se han deteriorado varias de las edificaciones con carácter patrimonial ya que estas no tuvieron el mantenimiento necesario que el sistema constructivo requería, esto influyó para que el terremoto causara mayores daños y destrucción a la ciudad.
 


 
 
 

CASA DE TAQUEZAL SEMIDERRUIDA DEBIDO AL

EFECTOS DEL TERREMOTO
Entre las edificaciones que sufrieron graves daños están las. Parroquias de la Asunción y San Jerónimo y varias casas de importancia histórica patrimonial que Constituyen el rostro de la ciudad.

Según datos de la Alcaldía, 221 viviendas fueron destruidas y 780 viviendas sufrieron graves daños.

La forma en que las autoridades y sus habitantes han afrontado esta situación no ha sido la más conveniente, pues en lugar de restaurarlas han decidido sustituir estas viviendas por otras modernas sin preservar el estilo original, botando así, siglos de historia.

DELIMITACION DEL AREA DE ESTUDIO: AVENIDA SAN JERONIMO:

El área de estudio comprende toda la Avenida San Jerónimo, desde la Parroquia de la Asunción hasta la Parroquia de San Jerónimo, sin incluir los conjuntos formados por ambas Parroquias con la Plaza y la Iglesia.

SAN JERONIMO PARROQUIA ASUNCION

La Avenida está conformada por un total de sesenta y dos edificaciones, las
cuales están distribuidas en ocho cuadras; muchas de estas edificaciones poseen valor histórico, entre las que se encuentran la casa del General Isidoro Díaz, el primer Club Social y la casa de la familia Hüeck, ocupada actualmente por la Alcaldía.

Esta Avenida ha sido desde la consolidación de la ciudad de gran importancia para Masaya, por ser una de las cuatro arterias principales junto con las avenidas El Progreso, Zelaya y Real de Monimbó, que parten de la plaza central y que constituye el punto de origen de la ciudad.
FA.: "Restauración del Patrimonio Arquitectónico de la Ciudad de Masaya
 

internet: Eduardo Manfut P  Mayo 2000 revisada Octubre 2008 y la última en del Mayo 2009