COMUNIDAD INDIGENA DE MONIMBO, MASAYA.

ALCALDE DE VARA    breve historia de Monimbó    Costumbres de Monimbó      MASAYA     VOLCAN MASAYA
DIRECTORIO DE ARTESANOS DE MONIMBO  1 2 3 4
Costumbres de Monimbó

Se entiende por costumbre al conjunto de elementos que caracterizan la conducta de una persona o grupo social según los usos impuestos por las generaciones anteriores.
1. Fiestas
Los indios no realizan muchas fiestas, pero en general las que realizan son sencillas y honestas. El centro de todas las fiestas indígenas es la "Cama de Cristo", ya que sienten gran respeto por la cruz por ser el símbolo de nuestra redención. Las cruces veneradas son: la de San Sebastián, la de nuestro Amo Sacramentado, la de San Juan Bautista, San Pedro, Santa Ana, la de la Virgen de Asunción y San Gregorio.

Estas cruces están hechas de guachipilín y su dueño es el que las manda a plantar, están pintadas de color verde o celeste, en sus brazos tienen escrito el nombre del santo al que se le dedica y la fecha de su celebración. Los herederos del dueño deben reponerla cuando se dañe.

Cuando se acerca la fecha de su celebración se nombra un mayordomo y una patrona. El mayordomo nombra a las personas que deben llevar la música y la pólvora, también nombra al titante y al maestro de ceremonia; la patrona junto con cinco compañeras se encarga de enflorar la cruz, además prepara: mancarronas, tamales, nacatamales, ciliano, chilate, chicha bruja y el guaro; antes preparaban la carne adovada. Quince días antes de la celebración el titante llega a la casa de la patrona e inician los preparativos.

En la víspera del día de la celebración de la cruz, como a las ocho de la noche, disparan cohetes y morteros, se reparte la comida entre invitados y devotos, y se deleitan con la música de la marimba.

Cuando nace un niño no realizan fiestas, sin embargo, los familiares y amigos cercanos visitan la casa de la india para ver como salió del parto.
a. Agüisotes
Masaya es una ciudad que a pesar de ser muy pequeña se caracteriza por poseer gran cantidad de leyendas, cuentos, mitos e historias que se han ido transmitiendo de generación en generación y se han convertido en motivo de representaciones folklóricas en esta ciudad, tales como los agüisotes, que es el nombre bajo el cual se han reunido historias populares como: la cegua, el padre sin cabeza, la carreta nagua, entre otras.

Según Moisés Rodríguez Zelaya; monimboseño de pura cepa, cofrade del gran torovenado del pueblo y uno de los fundadores de la procesión de los agüisotes; el término Agüisote significa: "espanto, mito, leyenda, brujería y creencia"

También se puede llamar Agüisote a la creencia de algunas personas supersticiosas, por ejemplo: "si alguien moría en una esquina, moría otro en otra esquina; si canta un pájaro güis es que llega una visita; si pica la palma de la mano es que llega dinero; si se quiebra un espejo trae mala suerte; si una mariposa negra entra a la casa es que alguien va a morir".

No se puede determinar como surgieron estos cuentos, pero algunos piensan que podría tratarse de personas que se aprovechaban de la ingenuidad de los habitantes del pueblo para encubrir con estas leyendas sus robos.

Actualmente la procesión de los agüisotes recorre las calles de Masaya a las doce de la noche con el objetivo de aumentar la alegría del Gran Torovenado del Pueblo e imitar todas las creencias y brujerías de los antepasados.
b. Torovenado
El torovenado tiene su origen en España, donde se le llamó fiesta de los locos o endiablados, se realizaba durante las fiestas populares en Castilla a partir del año 1761.

El primer torovenado en Nicaragua fue traído por los españoles y se realizó en la ciudad de Masaya en el año de 1857, teniendo como responsable a Don Evaristo Gaitán Leal, debido a que un año antes, el filibustero William Walker incendió el viejo Monimbó, esa fiesta torovenadil se realizó en la parte Sur de Masaya, posteriormente los sobrevivientes al incendio comenzaron a poblar nuevamente Monimbó y esta fiesta comenzó a realizarse en esta comunidad indígena.

Según el Sr. Donald Zepeda en la "Revista Folklórica Nicaragüense Tata Chombo" existen varias hipótesis acerca del origen de la palabra Torovenado:

Unos creen que la palabra Torovenado viene de que unos se disfrazaban de toro y otros de venado y los admiradores decían: "Viene el venado, allá viene el toro'; fusionaron esas palabras y formaron Torovenado.

Otros afirman que la palabra se originó de las diferentes vestimentas del momento: "pasame aquello, esto me pongo". es decir varias cosas para podes imitar algo, o bien al alcance del que quiera participar.

La tercera versión es la que opinan algunos folklóricos al afirmar que la palabra Toro significa dominio, imposición y fuerza del conquistador; y Venado es el indio sumiso, astuto y resistente al invasor, que aún hereda sus ansias de libertad. El Toro es el español y el Venado es América. Es el sincretismo religioso entre dos símbolos.

El Torovenado actualmente es una danza popular satírico, burlesca que puede considerarse como una forma de teatro callejero. A través de éste se muestra el gran ingenio de nuestro pueblo al tratar de rescatar su cultura; aún habiendo sido traído a Nicaragua por los españoles. Además anteriormente fue utilizado para imitar a los españoles usando máscaras de cedazo y papel maché, o accesorios tales como abanico, batas, zapatillas, turbantes, estolas, etc. asi como trajes llenos de colorido y lujos.

Factores que han influido en la persistencia indígena.

A pesar de la gran cantidad de factores que han provocado cambios o la desaparicion de muchas de las costumbres, tradiciones y la forma de vida de nuestros indígenas, asi como tambien la poca preocupacion de los gobiernos por fomentar actividades que contribuyan a la persistencia de esta; la comunidad indigena ha buscado siempre la forma de mantener viva su cultura.
 

----------------

A pesar de la desaparición de la mayoría de los ritos indígenas la Cofradía, una estructura religiosa introducida a Nicaragua por los conquistadores españoles, que se encontraba bajo la tutela de la Iglesia; fue modificada por los indígenas de manera que se produjo una especie de mezcla entre la religión Católica de los españoles y los ritos indígenas. Esto fue posible debido a que el cofrade era un miembro de la comunidad elegido directamente por los funcionarios españoles o también por los otros miembros de la comunidad. También ayudó a que se conservara la cultura indígena debido a que sirvió como elemento de cohesión, ya que los indios permanecían unidos para no permitir que los curas o los obispos españoles tuvieran el control de las cofradías; y así salvaguardar su autonomía.

En la actualidad se encuentran presentes dos instituciones que han ayudado a la persistencia indígena ya que su origen se remonta a varios siglos atrás; El Consejo de Ancianos y Las Cofradías. Estas estructuras han venido subsistiendo desde el período prehispánico, existen otras estructuras que persisten pero con influencias de otras culturas principalmente la española un ejemplo de esta son los bailes folklóricos, los trajes utilizados, las tradiciones de carácter religioso; otras han ido surgiendo a lo Largo del tiempo con el objetivo de rescatar la cultura indígena, tales como los agüisotes, el torovenado entre otras.

A través de la entrevista realizada al Señor Carlos Centeno. pudimos conocer acerca de proyectos realizados dentro de la comunidad indígena, tales como, el de la India Bonita impulsado por el mismo junto con un grupo de personas también miembros del Barrio indígena, en el cual se evalúan los rasgos de la joven participante, su forma de bailar el folklore y sus conocimientos acerca de las principales costumbres y tradiciones que han sobrevivido dentro de la comunidad.



Iglesia María Magdalena
Barrio Monimbó
Abril 09
Que Felicidad del
Carnaval de los Perros de Nicaragua
La tradición de antaño es que los promesantes llevan a sus canes disfrazados de payasos, bailarinas, futbolistas, quinceañeras, etc., para pagar las promesas hechas a San Lázaro por haberles curado sus animalitos. Y porque nunca venga a reir y disfrutar con otros que aman a su mascota como usted lo hace..No se olvide los disfraces estaran bien reñidos.

 promesas hechas a San Lázaro

  Fiestas de San Lázaro en Monimbó
LEOPOLDO ARIAS/LA PRENSA/ 08/04/00
MASAYA.- Desde anoche el atrio de la Iglesia de Santa María Magdalena, en el populoso barrio de Monimbó, ubicado al suroeste de esta ciudad, es nuevamente centro de peregrinación de católicos que se han adelantado al día domingo para rendirle tributo al milagroso San Lázaro, diminuta imagen que los monimboseños no sacan en procesión.  Los primeros en llegar fueron un sinnúmero de vendedores de reliquias, amuletos, oraciones y fritanga, así como los dueños de carruseles (caballitos), carritos chocones y otros tipos de diversiones que esperan a los visitantes en esta fiesta popular. Lo divertido es que ellos también llevan a sus canes para que paguen promesa y participen en el desfile de perros que inicia de la Plazoleta de San Sebastián a la Iglesia de Santa María Magdalena.El Padre Orestes Fontes, párroco de este templo, a través de una circular invitó a todos los católicos de Nicaragua a participar de esta manifestación religiosa de los devotos de San Lázaro.La actividad central se realizará mañana domingo, con la misa celebrada por Su Eminencia el Cardenal Miguel Obando y Bravo, quien será recibido a eso de las diez de la mañana por la comunidad indígena de Monimbó. El sacristán Javier Cano expresó que toda esta semana la imagen de San Lázaro, ha estado visitada por promesantes que han traído sus perros aun desde Rivas, Managua y León, pero el domingo vienen de todo Nicaragua y el templo de Santa María Magdalena se hace pequeño para acoger a tantos visitantes. La gente quema veladoras, candelas de sebo y reza oraciones a San Lázaro para pagar el milagro que les hizo de salvar de alguna enfermedad a sus perros. Cano aseguró a LA PRENSA que la tradición y la fe se mantiene viva en Monimbó, donde los lugareños reciben a los visitantes con chicha de yuca, de maíz, jengibre, chilate, refresco de cacao, pinolillo, tamales, rosquillas y comida, la que regalan en el atrio del templo. Asimismo el comité de festejo organiza una kermesse de venta de frutas, comidas típicas y refrescos, para recaudar fondos para el templo y sufragar parte de los gastos de las fiestas de Semana Santa, que inician con las de San Lázaro. .
glesia María Magdalena
Barrio Monimbó
Abril 09
 

Se está preparando la siguiente pagina:....regrese en una semana.

l. Introducción
Los días 13 y 1,4 de marzo del año en curso, se llevó a cabo un censo de población en la Comunidad Indígena de Monimbó. Este censo fue realizado por el Equipo Urbano de \itlapán, cí Consejo de Ancianos de la Comunidad indígena de Monimbó y un grupo e ihr-ximadalTTe1?tt -(.) e~tíldlantcs de ICí ~aIreri de `o; Iclogla de la t'nivcrsICla.j Centroamericana (UCAI

El censo se efectuó solamente en el área urbana de Monimbó. En este sentido, las zonas excluidas del censo fueron El Calvario, El Mojón y tiandayure, que forman parte de la periferia rural de Monimbó.

Los encuestadores visitaron un total de 2,149 viviendas. De éstas, 214 no fueron censadas, debido a que en ellas no se encontraba presente ninguna persona o, también, a que sus moradores rehusaron responder a las preguntas del cuestionario. El número de viviendas efectivamente censadas fue entonces de 1,935.

Los objetivos del censo eran, en primer lugar, cuantificar la población indígena total de Monimbó, con el propósito de conocer con la mayor precisión posible la extensión del sentimiento de identidad indígena en esa comunidad. Se partía de la hipótesis -bastante pesimista- de que la mayoría de la población monimboseña había dejado de ser indígena, corno consecuencia de los prolongados, profundos y rápidos procesos de aculturación a los cuales se había visto sometida.

El segundo objetivo era conocer algunas de las características sociodemográficas de la población monimboseña en general, como por ejemplo, la edad, el estado civil, sexo, nivel educativo, religión, profesión, etc. (ver el cuestionario del censo en anexo). Se perseguía, así, obtener información que permitiese comparar las características sociodeniográficas de la población indígena con las de la población no-indígena, con el propósito de detectar aquellos elementos que fuesen diferenciadores y distintivos de los indl~enas monimboseños.

listos dos objetivos no tenían un interés puramente académico o especulativo. El conocimiento y la información obtenida a partir del censo debería servir -como de hecho así ha ocurrido- para sustentar acciones tendientes al fortalecimiento de la identidad y estructuras étnicas de la población monimbose~ia pur otra parte:, para elaborar proyectos locales de desarrollo económico-social lu: r~cj_ ras ci nivel de vida de los monimboseños.

Las variables que se incorporaron en el cuestionario del censo v cunas relaciones y asociaciones son analiza as en este informe. son las siguientes:

- jefatura de la familia
parentesco con el jefe del hogar - sexo
estado civil
religión
- nivel educativo
empleo
profesión u oficio tipo de empresa
discupacidad
etnicidad
higa de nacimiento
pertenencia a alguna organización rama de actividad edad
número de familias en el hogar tenencia de la vivienda

1-n el presente documento se exponen los principales resultados obtenidos a partir de,¡ análisis del censo. En el segundo apartado, se explica el procedimiento para calcular la población total ele Nionimbó, tomando en cuenta tanto la población efectivamente registrada en el censo, como aquélla que no pudo ser censada por ausencias o rechazos. En el tercer apartado, se presentan ias características sociodernográficas generales de ~lonirnbó. En el cuarto, se aborda la estructura familiar de los hogares en base a una tipolo`~ia de los mismos. En el quinto, se analiza la etnicidad de la población de Monimbó. En el sexto apartado. se presenta un análisis de las actividades económicas de los monimboseños, mientras que en el séptimo y último apartado, se ofrece una c aracterización general de la población de Moninmbó desde la perspectiva de género.Set,ún los resultados del censo. la poblar ión total de '~~Ionimbó es de 14.125 hahitarntes. los cuales habitan en 2.149 iy ndas

pa!-'I ( htcner esta C1?ra. s` iones en :011.1 craClonn. en primer lugar, a la población efectivamente censada por los encuestadores "población encuestada"l. Esta población ascendía a 12.719 personas.

_~I esa cifra, sin embargo. se le agregó la población que, según nuestras estimaciones, habitan en las 214 viviendas cuyos moradores no se encontraban presentes a la hora del censo o que simplemente rehusaron responder al cuestionario. Para calcular esta "población no censada" se procedió de la siguiente manera:

a) Se calculó el promedio de personas que habitaban en las viviendas que sí fueron censadas. Este promedio fue de 6.57 personas por cada vivienda (12,719 = 1,935 = 6.57).

b) A su vez, este promedio se multiplicó por el número de viviendas no censadas. El resultado de este producto fue de 1,406 personas (6.57 1, 214 = 1,406).

A esta cifra, que representa a la "población no censada", se le sumó, finalmente, la población censada". SOe obtuvo, así, la cantidad de 14,12_5 personas (1,406 + 12,719 = 14,125), que representa la población total que habita en el área donde se aplicó el censo_

3. Características sociodemográficas de Monimbó
- Promedio de personas por vivienda
Como va se había dicho, hay un promedio de 6.57 personas por vivienda. ;ste promedio es ligeramente más alto si se le compara con el promedio de la ciudad de Masava, que en junio de 1992 era igual a 6.17 personase.

- Jefes de hogar `- jefes de familia
Los jefes de hogar son aquellos que tienen el poder de decisión en las unidades conformadas por personas que comparten un techo y/o una olla común, pero entre las cuales no existen necesariamente lazos de parentesco. Los jefes de familia en cambio. son ios que tienen el poder de decisión en unidades conformadas por personas que son parientes suyos (consanguíneos o afines).

Según el censo, en Monimbó hay un total de 2,967 jefes de familia. De éstos, 2.149 són al mismo tiempo jefes de hogar. Esto significa que hay un total de 893 personas que son exclusivamente jefes de familia.

Por cada vivienda, hay un promedio de 1.4 jefes de familia, o lo que viene a ser lo mismo, 1.4 familias por vivienda. Es verdad que casi la totalidad de los hogares de Monimbó (91.7%) son propietarios de su vivienda. pero si tenemos presente que en esta comunidad hay 893 familias que comparten la vivienda con otras familias que son propietarios de las mismas, podría afirmarse que en Monimbó hay un déficit maximalista de 893 viviendas. Hablamos de un déficit maximalista porque no sabemos si todas estas familias estarían interesadas en habitar una vivienda aparte si tuviesen la oportunidad de poder hacerlo.

- Sexo
Del total de la población del barrio de Monimbó, el 50.8% son mujeres, mientras
el 492% restante son hombres_ Estos porcentajes son prácticamente los mismos cuando se observa la distribución por sexo de la población indígena y de la no-indígc na.

Edad
Como puede obser irse en el cuadro si`!uiente_ la población de Monimbó es bastante jo~ en. 1-1 64.3;(' de la misma tiene 25 atlo5 o menos.
:Tora bien, cuando la estructura de edad de Monimbó se compara con la edad de la `iudad de Masaya. se observa que N1ot~imbó posee una proporción de población nmás joven (25 años o menos:) mayor que la de Masaya. A si mismo Monimbó tiene una menor proporción de personas en edad madura o ancianos de la que tiene la ciudad de Masaya. Estos datos revelan. en resumen, que la población monit2mboseña es, en téilttinos globales, relativamente más que la de la ciudad de Masaya.
CUADRO Ne 1:
ESTRUCTURA DE EDAD DE LA POBLACION DE MONIMBO.
RANGOS DE EDAD MONIMBO MASAYA
14 AÑOS O MENOS 40.2% 34.0%
 (5,678) (1,574)
15 A 25 AÑOS 24.1 % 23.3%
 (3.404) (1,059)
26 A 45 AÑOS 23.7% 26.7%
 (3,348) (1,231)
46 A 65 AÑOS 8.9% 11.6%
 (1,257) (535)
66 AÑOS O MAS 3.1% 4.4%
 (438) (206)
TOTAL 100.0%I: 100.0%
 (14,125) (4,605)
Fuente: Nitlapítn, Censo de Monimhó, marzo de 19')?:
Nitlap.úi. Encuesta de Bogares de la ciudad de Masaya, Junio de 1992.