Colecciones www.manfut.org

Jinotepe          Diriamba      Basilica San Sebastian en Diriamba

Rotonda 
en honor a El Guegüense  
Grupo Escultórico Plaza España     Promotor: Alcaldia de Managua
Ejecutor: Alcaldia de Managua,       Escultores: Noel Flores, Pablo Vivas.
Mide: Esculturas del Centro: 2.5 mts. de alto. Esculturas alrededor: 2.13 cms. de alto por 67 cms. de ancho por 54 cms. de largo.


El Gueguense es farsante por extensión y tiene antecedentes en el "gracejo" del teatro primitivo español, y en la farsa indígena precolombina.

En el centro de la Rotonda, se encuentran 3 esculturas centrales de concreto armado, representando la danza de El Güegüense.
Rotonda rodeada de 4 esculturas que representan al indígena, las cuales a juicios de criticos de arte, presentan irregularidades como demasiada alargación de la cintura, manos muy grandes, etc.

El Güegüense, una de las mejores piezas teatrales del folclor de las Américas. Es una obra anónima totalmente indígena. Güegüense, es el nombre del personaje principal, posee una derivación de la palabra Nahual "Huehue", que significa viejo. 

Al planearse la construcción de La Rotonda de Plaza España, se ideó realizar unas esculturas en dicha rotonda, la cual se denominaría "Rotonda El Güegüense". Por tal motivo, la Alcaldia de Managua ejecutora del proyecto, encargó a los escultores Pablo Vivas y Noel Flores, realizar esculturas alusivas al Güegüense, las cuales vendrían a enriquecer nuestro entorno urbano, 
 

9 DE MARZO DEL 2004 /  La Prensa LA ROTONDA 

El Güegüense es una de las mejores piezas teatrales del folclor americano, obra anónima. Güegüense, es el nombre del personaje principal, posee una derivación de la palabra Nahuatl “huehue”, que significa viejo. Es farsante por extensión y tiene antecedentes en el teatro primitivo español, y en la farsa indígena precolombina, precisa el libro Arte Público Monumental en Managua del siglo XX, cuyo autor es Julio León Báez. 

León Báez precisa que al planearse la construcción de la rotonda de Plaza España, se ideó realizar unas esculturas en dicha rotonda, la cual se denominaría rotonda El Güegüense. Por tal motivo, la Alcaldía de Managua, ejecutora del proyecto, encargó a los escultores Pablo Vivas y Noel Flores, realizar esculturas alusivas a El Güegüense, las cuales vendrían a enriquecer nuestro entorno urbano. 

La rotonda está rodeada de cuatro esculturas que representan a los caciques indígenas, gobernantes de las Provincias de Nicaragua: Agateyte, Nicarao, Diriangén y Don Gonzalo, éste último fue un cacique que habitaba el territorio que había dominado su antecesor Nicaragua. Hablaba bien el español y ya estaba cristianizado, pero dejó la visión de los vencidos, o versión de la conquista desde el punto de vista de los indígenas. 

En el centro de la rotonda, se encuentran tres esculturas centrales de concreto armado, representando la danza de El Güegüense

El Güegüense o Macho Ratón 
COMEDIA BAILETE ANONIMA DE LA EPOCA COLONIAL

PERSONAJES:

GUEGUENSE (VIEJO)

DON FORCICO (SU HIJO)

DON AMBROSIO (SU HIJO)

GOBERNADOR TASTUANES
ALGUACIL MAYOR

ESCRIBANO REAL

REGIDOR REAL

DOÑA SUCHE MALINCHE

MACHO RATON

MACHO MOTO

MACHO GUAJAQUEÑO

DOS DAMAS
(LA MUSICA ES DE VIOLIN, PITO Y TAMBOR)



PARÁFRASIS CASTELLANA (SE DA PRINCIPIO BAILANDO)

ALGUACIL: = Ruego a Dios que proteja a usted, Sr, Gobernador Tastuanes.

GOBERNADOR:= Ruego a Dios por su prosperidad, hijo mío, capitán Alguacil mayor. ¿Está usted bien?

ALGUACIL:= A sus ordenes Sr. Gobernador Tastuanes. (DAN VUELTA BAILANDO)

ALGUACIL:= Ruego a Dios que proteja a usted Sr. Gobernador Tastuanes.

GOBERNADOR:= Ruego a Dios por tu prosperidad, hijo mío, Capitán Alguacil Mayor hijo mío suspéndanse en el Campamento de los Señores principales toda música, bailes, cantos y danzas y demás motivos agradables para el Cabildo Real. 

En primer lugar lamentamos no tener ninguna mesa dorada, ninguna carpeta, ningún tintero de oro, ni pluma de oro, ninguna salvadera de oro, ni aun papel blanco y demás cosas necesarias para una sesión del Cabido Real. (DAN VUELTAS BAILANDO)

ALGUACIL:= Ruego a Dios que proteja a usted Sr. Gobernador Tastuanes.

GOBERNADOR:= Ruego a Dios por tu prosperidad, hijo mío, Capitán Alguacil Mayor.

ALGUACIL:= Algo en solaz del Cabildo Real, En primer lugar lamentamos no tener ninguna mesa dorada, ninguna carpeta dorada, ningún tintero de oro, ninguna salvadera de oro, ni un papel blanco y demás cosas necesarias para una sesión del Cabildo Real.

GOBERNADOR: Hijo mío Capitán Alguacil Mayor, suspéndase en el campamento de los señores principales toda música, bailes, cantos, danzas, salvo que tengan licencia de la ronda de la provincia real.

ALGUACIL:= Ud. manda, señor Gobernador Tastuanes. Ruego a Dios que proteja a usted. Los Señores Principales no tendran ninguna música, bailes, cantos y danza sin que tengan licencia de la ronda del Sr. Gobernador Tastuanes.

(AQUI SE TOCA EL SON DE LA RONDA Y DAN VUELTA BAILANDO)

ALGUACIL:= Sr. Gobernador Tastuanes: estoy aquí como es debido, pero la ronda no está: son rastros de pedazos de cinchones rompidos de corve, sombreros de castor rompidos de coraje ya no hemos de tener manera de rebozo. no más hemos de tener capotín colorado que Lenta quizás ese inútil Guegüense. Sr. Gobernador "Tastuanes.

GOBERNADOR:= Hijo mío, Capitán Alguacil Mayor. Tráigame a ese consentidor, afrendador y charlatán ante mi Cabildo Real

ALGUACIL:=Acaso es consentidor y charlatán no vendrá connuco a 

GOBERNADOR:=Hijo mío, Capitán Alguacil Mayor, suspenda en e' campamento de los señores principales la música, bailes, cantos, danzas y cosas por el estilo y tráigame a ese inútil Guegüense, o de las piernas o de la cola, o de las narices o de donde Dios te ayude, Capitán Alguacil Mayor

ALGUACIL:=A sus ordenes Sr. Gobernador Tastuanes. la música, bailes y canciones serán suspendidos.

GUEGUENSE:= Ah muchachos, es un ternero o es un potro el que debe ser arrebatado de la cola, de las piernas o de la nariz?

D.AMB:Así lo mereces, Guegüense, embustero.

GUE:Me hablas, don Forcico?

DON: FOR:No tatita serán los oídos que te chillan. 

GUE: Me hablas Don Ambrosio?

D.AMB:Quién te ha de hablar, Guegüense embustero?

GUE:Como no mala casta, saca fiestas sin vigilias en los días de trabajo. ¿Ora quien va, quien quiere saber de mi nombre?
 

ALGUACIL:= Un criado del Sr. Gobernador Tastuanes. 
 

GUE:=Cómo, que criada, la que bate el chocolate, o- lavandera o la 
componedora de la ropa del Sr, Gobernador Tastuanes? 

ALG = Ni la que bate el chocolate ni la lavandera; es criado del Sr. 
Gobernador Tastuanes. 

 GUE:Pues que criada la cocinera, o la componedora del plato del 
Sr. Gobernador Tastuanes? 

 
ALG: Permítame presentarme. Nada tengo que ver con la  componedora del plato. Soy el Capitán Alguacil Mayor del 
Sr. Gobernador Tastuanes. 

GUE:Ah! Capitán Alguacil Mayor del Sr. Gobernador Tastuanes.  Otro amigo Capitán Alguacil Mayor del Sr. Gobernador 
Tastuanes, su vara de insignia quedo talvez en su campamento? 

ALG:Talvez puedo ofrecerte una Guegüense. 

GUE:Torne asiento, amigo Capitán Alguacil Mayor. 

ALG:Tome asiento Guegüense. 

GUE:Amigo, Capitán Alguacil Mayor y que dice el Sr. Gobernador Tastuanes? 

ALG:Que vayas corriendo y volando Guegüense. 

GUE:Corriendo y volando?. Como quiere que corra y vuele un pobre viejo lleno de dolores y continuas calamidades?. 
Amigo Capitán Alguacil Mayor y un jilguero que esta en la portada del Sr. Gobernador Tastuanes, que es lo qlue hace? 

ALG:Cantando y alegrando a los señores grandes. 

GUE:Ese es mi consuelo y mi divertimiento. Amigo Capitán Alguacil Mayor con que corriendo y volando?

ALG: Corriendo y volando. Guegüense.

GUE:Ah! muchachos me hablan?

D.AMBQuien te ha de hablar. ¿Guegüense embustero? 

GUE:Me hablas Don Forcico? 

Don FOR:No tatita, serán los oídos que te chillan.

GUE:Eso será muchachos. Pues ten cuenta con la bodega, que voy a ver si puedo volar.

ALG:Ah, Guegüense, conque modo y conque cortesías entraras a la presidencia real del Sr. Gobernador Tastuanes?

GUE:Pues y cómo, amigo Capitán Alguacil Mayor?

ALG:Primero ha de ser con una canción o algo parecido para recrear al Cabildo Real del Sr. Gobernador Tastuanes.

GUE: Canción, amigo Capitán Alguacil Mayor, entonces suspendanse en la residencia de los señores principales la música, los bailes, las canciones, las danzas y cosas semejantes que recrean el Cabildo Real del Sr. Gobernador Tastuanes.

A sus ordenes Guegüense. Ruego a Dios que proteja a los señores principales, quienes suspenderán la música, bailes, canciones, danzas y cosas parecidas, inútil Guegüense. DAN VUELTA BAILANDO.

ALG: Ah Guegüense ya estamos en el paraje. 

GUE:Ya estamos con coraje. En el obraje.

GUE: En el paraje

ALG: En el paraje. 

GUE: Pues amigo Capitán Alguacil Mayor, no me enseñará con que modo y conque cortesía he de entrar y salir ante la presencia Real del Sr. Gobernador Tastuanes?.

ALGUACIL:= Si te enseñaré pero no de balde; primero ha de ser mi salario.

GUE:= Pescados salados, Ah muchachos, Ahí están las redes de
 pescados salados?

D.FOR: Ahí esta tatita.

D.AMB:= Que redes de pescados salados has de tener Guegüense, embustero?

GUE:= Como no mala casta, ojos de sapo muerto: Amigo Capitán Alguacil Mayor, ya estamos desaviados de los pescados
 salados.

ALGUACIL:= Acaso no me importa eso de pescados salados, Guegüense.

GUE:= Pues y como, amigo Capitán Alguacil Mayor?

ALGUACIL:= Reales de plata, Guegüense.

GUE:= Ah! redes de plato. Ah muchachos, ahí están las redes de platos?

D.FOR:= Ahí están tatita.

GUES:= Pues amigo Capitán Alguacil Mayor, ya estamos aviados de platos. ¿Y como de que platos quiere? de la china o de
 barro?

ALGUACIL:= Ya de ninguna manera me importa eso de platos, Guegüense.

GUE:= Pues y como, amigo Capitán Alguacil Mayor.

ALGUACIL:= Pesos duros, Guegüense.

GUE:= Ah, quesos duros de aquellos grandotes. Ah, muchachos, ahí están los quesos duros que trajimos de sobornal?

D.FOR:= No tatita se los Comió mi hermanito Don Ambrosio.

D.AMB:= Que quesos duros has de tener Guegüense embustero?
 

GUE:= Como no mala casta después que te los has comido. Amigo.

Capitán Alguacil Mayor, ya estamos desaviados de los quesos duros, porque ahí traigo un muchacho tan ganso que no me deja nada.

ALGUACIL:= Acaso no me importan los quesos duros.

GUE:= Pues y como, amigo Capitán Alguacil Mayor`?

ALGUACIL:= Doblones de oro y de plata Guegüense.

GUE:= Ah doblones, Ah muchachos, sabéis doblar'? F.FOR:= Si tanta.

GUE:= Pues doblad, muchachos, Dios apersogue a mi amigo Capitán Alguacil Mayor que ahora endenantes estuvimos tratando y contratando con él y ya se lo llevo una bola de fuego a mi amigo.

ALGUACIL:= Para tu cuerpo Guegüense. Acaso me importan los dobles.

GUE:= Pues y como amigo Capitán Alguacil Mayor.

ALGUACIL:= Doblones de oro y plata, Guegüense.

GUE:= Doblones de oro y plata! Pues, hábleme recio, que como soy viejo y sordo no oigo lo que me dicen y por esas tierras adentro no se entiende de redes de platos, ni de pescados salados, ni de quesos duros, ni de dobles, sino de onzas de oro y monedas de plata. Y vamos cuanto quiere?

ALGUACIL:= Todo lo que hubiere en la bodega, Guegüense.

GUE:= Todo, todo. No me dejas nada?

ALGUACIL:= Nada, nada Guegüense.

GUE:= Ni la caja vacía'?

ALGUACIL:= Ni la caja vacía Guegüense.

GUE:= Ya lo ven muchachos, lo que hemos trabajado para otro hambriento.

D.FOR: Así es tatita.

D.AMB:= Así lo mereces, Guegüense embustero?

GUE:= Arre, ya mala casta. Te comerás tus uñas.

D.AMB:= Las comeremos,,Guegüense.

GUE:= Pues ponga las manos, y las dos manos pone el hambriento y que buenas uñas se tiene mi amigo Capitán Alguacil Mayor.
 Si parecen de perico ligero. Ah, una bomba caliente para estas uñas.

ALGUACIL:= Para tu cuerpo, Guegüense.

GUE:= Pues tome! Uno, dos, tres, cuatro, Ah! mi plata muchachos! Cuatrocientos y tantos pesos le he dado a mi amigo Capitán
 Alguacil Mayor no sabe cual es real y cual es medio.

ALGUACIL:= Cómo no?. Si, entiendo de todo Guegüense.

GUE:= La mitad de este medio hacen dos cuatilos, un cuartillo dos octavos; un octavo, dos cuartos; un cuarto, dos maravedis; cada maravedis dos blancas.

ALGUACIL:= Pues, échelos todos.

GUE:= Pues enséñeme.

ALGUACIL:= Pues yo comprendo bien.

GUE:= Bueno. pues enséñeme.

ALGUACIL:= Ruego a Dios que proteja a usted, señor Gobernador Tastuanes.

GUE:= Ruego que Dios lo haga cantar, Tastuanes.

ALGUACIL:= Ruego a Dios que proteja a usted señor Gobernador Tastuanes.

GUE:= Ruego a Dios que confunda a Tastuanes.

ALGUACIL:= Eres porfiado, Guegüense. Has menester una docena de cueros.

GUE:= Una docena de cueros?. Ah muchachos, nos faltan reatas o cobijones. Aquí el amigo Capitán Alguacil Mayor nos ofrece una docena de cueros.

D.FOR:= Si, tatita.

GUE:= Amigo Capitán Alguacil Mayor y como de que cueros de crudia o de gamuza.

ALGUACIL:= Averigua más, sobre ellos, Guegüense... (LE DA DOS REJAZOS).

GUE:= Arre ya con que bueno. Después que te he pagado me has azotado. Esos no son cueros esos son azotes.

D.AMB:= Así lo mereces, Guegüense, embustero.

ALGUACIL:= Ruego a Dios que proteja al señor Gobernador Tastuanes, a los que llevan sus mensajes y trasmiten sus negocios, a los Alcaldes ordinarios de la Santa Hermandad, a los Regidores, Notarios y depositarios que laboran así de día corno de noche en el Cabildo Real del señor Tastuanes.

GUE:= Amigo Capitán Alguacil Mayor si de balde le ha dado mi dinero, si estos son mis lenguajes, debo yo obtener un libro en romance para aprender como debo presentar mis suplicas cuando llegue al campamento de Tastuanes.

ALGUACIL:= Talvez puedo ofrecerte uno Guegüense.

GUE: Si, en alguna parte amigo Capitán Alguacil Mayor. 

AQUI ENTRA ABRUPTAMENTE EL GOBERNADOR)

GUE:= Ruego a Dios que proteja a usted, señor Gobernador Tastuanes.

GOBERNADOR:= Ruego a Dios por tu Prosperidad, Guegüense, estas bien?

GUE:=Estoy aquí como es debido y ruego a Dios que proteja a los Alcaldes Ordinarios de la Santa Hermandad, a los Regidores

Notarios y depositarios que laboran así de día como de noche en el Cabildo Real dei señor Gobernador Tastuanes.

GOBERNADOR:= Pues Guegüense, quien te ha dado licencia para entrar a presencia del representante del Rey en la provincia.

GUE:= Válgame Dios, señor Gobernador Tastuanes, pues que es menester licencia?

GOBERNADOR:= menester, licencia, Guegüense.

GUE:= Oh válgames Dios, señor Gobernador Tastuanes? Cuando yo anduve por esas tierras adentro, por los caminos de México. por Veracruz, Tehuactepec, arriando mi recua, guiando a mis muchachos ora don Forcico llega donde un mesonero y le pide nos traiga una docena de huevos: vamos comiendo y descargando y vuelto a cargar y me voy de paso y no es menester licencia para ello, Sr. Gobernador Tastuanes.

GOBERNADOR:= Pues aquí si es menester licencia para ello, Guegüense.

GUE:= Válgame Dios señor Gobernador Tastuanes viniendo yo, por una calle derecha me columbro una niña que esta sentada en una ventana de oro y me dice: Que galán el Guegüense, que bizarro el Guegüense. Aquí tienes bodega Guegüense entra Guegüense, siéntate Guegüense, aquí hay dulce Guegüense, aquí limón. Y como soy un hombre tan Grosero, salte a la calle con un cabriole, que con sus adornos no se distinguía de lo que era lleno de plata y oro hasta el suelo y así una niña me dio licencia Señor Gobernador Tastuanes.

GOBERNADOR: Pues una niña no puede dar licencia Guegüense.

GUE:= Oh, válgame Dios señor Gobernador Tastuanes, no seremos tontos, no seremos amigo y negociaremos mis fardos de mercadería de ropa. En primer lugar tengo cajonería de oro, cajonería de plata, ropa de castilla, ropa de contrabando, guipi1 de pecho, guipíl de pluma. medias de seda, zapatos de oro, sombrero de castor, estribos con lazos de oro y plata, que puedan satisfacer al Hábil Gobernador Tastuanes.

GOBERNADOR:= No. no estoy satisfecho por lo que dices Guegücnse. Don Forcico v Don Ambrosio deben de dar un informe cierto a nuestro cabildo real, si tienes riquezas y abundantes tesoros.

GUE:= No lo sabe Usted ya Hábil Gobernador Iltstuanes' .

GOBERNADO:= No lo sé Guegüensc.

GUE:= Entonces sí el Amigo Capitán Alguacil Mayor suspende en mi presencia la música, bailes. canciones v danzas de los señores principales, Don Eorcico dará un verdadero informe al Cabildo Real sobre mis riquezas y tesoros abundantes.

GOBERNADOR:= Hijo Mío. Capitán Alguacil Mayor. suspensa en la residencia de los Señores principales la música, bailes, canciones v danzas y Don Forcico dará un verídico informe al Cabildo Real sobre esas riquezas y abundantes tesoros del Gueguense.

ALGUACIL:= A sus ordenes señor Gobernador Tastuanes. Ruego a Dios que proteja a los señores principales y suspenda la música, bailes, canciones y danzas y don Forcico, dará un verídico informe 
 

(AQUI HABLA EL ALGUACIL SACA A DON FORCICO PARA QUE HABLE CON EL GOBERNADOR).

D. FOR:= Ruego a Dios que proteja a usted señor Gobernador Tastuanes.

GOBERNADOR:= Ruego a Dios por su prosperidad, Don Eorcico: esta usted bien?

D.FOR:= Estoy aquí como es debido v ruego a Dios que proteja a los que llevan los mensajes, a los que tramitan los negocios. a los Alcaldes Ordinarios de la Santa Hermandad. a los Regidores, a los Notarios y depositarios que laboran ya de día, va de noche en el Cabildo Real del señor Gobernador Tastuanes.

GOBERNADOR:= Ruego a Dios por su prosperidad, Don Forcico. esta usted bien ?

D. FOR: Estoy aquí como es debido y ruego a Dios que proteja a los que llevan mensaje a los que tranmitan los negocios, a los Alcaldes Ordinarios de la Santa Hermandad, a los Regidores, Notarios y depositarios que laboran ya de día ya de noche en el Cabido Real del señor Gobernador Tastuanes.

GOBERNADOR: Pues Don Forcico usted va a decirme la verdad sobre la historia que cuenta el Guegüense, este dice que él es un hombre rico y tiene propiedades y hermosas y bellas cosas; en primer lugar, cajonerías de oro, cajonerías de plata doblones de oro, monedas de plata. Así, pues dígamelo claramente Don Forcico.

D.FOR:= Oh! válgame Dios señor Gobernador Tastuanes es corto el día y la noche para contar las riquezas de mi padre. En primer lugar posee cajonerías de oro, cajonería de plata, ropa de castilla, ropa de contrabando, estribos con lazos de oro y de plata que pueden satisfacer al Hábil Gobernador Tastuanes.

GOBERNADOR:= No, no estoy satisfecho todavía Don Forcico, espero que tu hermanito Don Ambrosio, dará un verídico informe al Cabildo Real sobre estas riquezas y abundantes tesoros.

D.FOR:=Gobernador Tastuanes si el amigo Alguacil Mayor suspende en las residencias de los señores Principales la música, bailes, canciones y danzas mi hermanito Don Ambrosio dará un verídico informe.

GOBERNADOR:=Hijo mío, Capitán Alguacil Mayor suspenda en las residencia de los señores principales la música, bailes, canciones y danzas y el hermanito Don Ambrosio dará un informe de las riquezas y tesoros.

ALGUACIL:= A sus ordenes señor Gobernador Tastuanes. Ruego a Dios que proteja a los señores principales y suspéndanse la música, bailes, canciones y danzas y Don Ambrosio dará un verídico informe. (AQUI EL ALGUACIL SACA A DON AMBROSIO PARA HABLAR CON EL GOBERNADOR.)

D.AMB: Ruego a Dios que proteja a usted señor Gobernador Tastuanes.'

GOBERNADOR:= Ruego a Dios por su prosperidad, Don Ambrosio; esta usted bien'!

D.AMB:= Estoy aquí como es debido y ruego a Dios por los que llevan sus mensajes al os que tranmitan los negocios, a los Al cal des Ordinarios de la Santa Hermandad a los regidores. Notarios, y depositarios que laboran para usted ya de día ya de noche en el Cabildo Real del señor Gobernador Tastuanes.

GOB:= Pues Don Ambrosio, usted va a decirme la verdad sobre las historias que relata el Guegüense. Este dice que es un hombre rico. En primer lugar que el tiene cajonería de oro, cajonería de plata, ropas de Castilla, ropa de contrabando. guipíl de pecho, guipíl de pluma, medias de seda, zapatos dorados, un sombrero de piel de castor, estribos con lazos de oro y plata, cantidades de cosas de oro, como ése inútil del Guegüense relata; así pues, dígame la verdad Don Ambrosio.

DAMB:= Válgame Dios señor Gobernador Tastuanes, vergüenza me da contar las cosas de ese Guegüense embustero pues él solo esta esperando que cierre. la noche para salir de casa en casa, a hurtarse lo que hay en las cocinas, para pasar él y su hijo Don Forcico. Dice que tiene caionerí:, rL petaca vieja totolatera, que tiene catre de seda y es un petate viejo revolcado; dice que tiene medias de sida y son viejas polainas sin forro; que tiene zapatos de oro y son unas chancletas viejas sin zuelas; que tiene un tus¡¡ de oro y no es más que la culata de madera. Porque le quitaron el cañón.

GUE: Ve que afrenta de mucho hablador, boca moja: reviéntale hijo, la cabeza, pues corno no es hijo mío me desacredita de esa manera.

D.FOR:= Quítate de aquí, mala casta! No se espante señor Gobernador al oír a este hablador; pues cuando fui con mi padre por los caminos de México y cuando volvimos ya estaba mi madre en cinta de otro, y por eso salió tan mala casta, Sr. Gobernador.

GUE:= Señor Gobernador Tastuanes, no esta usted ahora completamente satisfecho de nosotros con lo que Don Forcico ha dicho al Cabildo Real, de que yo tengo cantidades de cosas bonitas y bellas'?

GUE:= El Hábil Gobernador Tastuanes no lo sabe. Pues, bien que el Alguacil jefe, suspenda en las habitaciones de los señores principales, la música, bailes, canciones y conversaciones y yo abriré mi tienda de campaña al Cabildo Real.

GOB:= Hijo mío, Capitán Alguacil Mayor, suspenda en el Campamento de los señores principales la música, bailes, canciones y cosas parecidas para agradar a este inútil Guegüense y el mostrará su tienda de campaña para agradar al Cabildo Real.

ALG:= A sus ordenes Gobernador Tastuanes. Ruego a Dios que proteja a los hombres principales y que suspenda la música. bailes, canciones y conversaciones para mostrar la tienda de campaña al Cabildo Real. (EL GUEGUENSE Y LOS MUCHACHOS BAILAN EN TORNO DEL ESCENARIO CON LA TIENDA DE Campaña)

GUE:-= Ruego a Dios que proteja a usted señor Gobernador Tastuanes. Permítame ofrecerle ni¡ tienda de campaña para mostrarla al Cabildo Real. Alcen muchachos. Miren cuanta hermosura! En primer lugar cajonería de oro, cajonería de plata, gupíl de pecho, guipíl de pluma, medias de seda, zapatos de oro. somhrF'm de castor, estribos con laos de oro y de plata, cantidades de hermosuras señor Gobernador Tastuanes permítame ofrecerle esta estrellad,_ la mañana que relumbra del otro lado del mar, permítame ofrecerle esta jeringuita de oro para curar al Cabildo Real del señor Gobernador Tastuanes.

GOB:= Para tu cuerpo Tastuanes

GUE:= Con este mi muchacho tiene tantos oficios que hasta en las uñas tiene encajados los oficios.

GOB:= Serán de arena, Guegüense.

GUE:= Pues más ha sido un escultor, un fundidor de metales, un campanero y un piloto de alturas, de aquellos que se elevan hasta las nubes señor Gohernador Tastuanes.

GOB:= Estos no son oficios permanentes, Guegüense.

GUE:= Después ha sido carpintero, fabricante de yugos, aunque son de madera de papayo, fabricante de arados aunque sean de tecomajoche. Esto debía satisfacer al Hábil Gobernador Tastuanes.

GOB:= No, no estoy satisfecho. Que el Guegüense diga a su hijo Don Forcico, que de un informe verídico de sus negocios.

GUE:= Entonces si el amigo Capitán Alguacil Mayor hace en mi presencia, que los señores principales suspendan la música, bailes, canciones y danzas Don Forcico dará un informe verídico de estos oficios.

ALG:= A sus ordenes Guegüense. Ruego a Dios que proteja a los señores principales y suspéndase la música, canciones y danzas para la conferencia de Don Forcico con el Cabildo Real.

EL ALGUACIL VUELVE A SACAR A DON FORCICO

D.FOR:= Señor Gobernador Tastuanes hasta en las uñas tengo encajados los oficios.

GOB:= Serán de arena Don Forcico.

D.FOR:= Pues más he sido escultor, fundidor de metal, campanero y piloto de altura de los que se elevan hasta las nubes, señor Gobernador Tastuanes.

GOB:= No estoy satisfecho Don Forcico debías saber también algunos bailes diestros y cabriolas para divertir al Cabildo Real.

D.FOR:= Oh, válgame señor Gobernador Tastuanes si el amigo Capitán Alguacil Mayor suspende en las residencias de los señores principales la música, bailes y canciones, ellos tendrán algunos bailes corridos y cosas semejantes para divertirse al Cabildo Real.

GOB:=Hijo mío, Capitán Alguacil Mayor suspende en las residencias de los señores principales la música, bailes. Guegüense pueda divertirnos.

ALG: A sus ordenes señor Gobernador Tastuanes, Ruego a Dios que proteja a los señores principales y suspendan la música, bailes, canciones y conversaciones para que el inútil del Guegüense pueda divertir al Cabildo Real.
 
PRIMERA BAILADA DEL CORRIDO Y HABLA).

GUE:= Señor Gobernador Tastuanes, ahora esta usted satisfecho porque mis hijos saben bailes y cabriolas para divertir al Cabildo Real.

GOB:= No, no estoy satisfecho. Yo quisiera saber bien lo más que Don Forcico y Don Ambrosio, pueden hacer para divertir al Cabildo Real.

GUE:= No lo sabe usted Gobernador Tastuanes?

GOB:= No lo sé Guegüense.

GUE:= Que el amigo Alguacil Mayor suspenda en las residencias de los señores principales la música, bailes, canciones y cosas parecidas, para que Don Forcico lo mismo que Don Ambrosio, puedan divertir al Cabildo Real.

GOB:= Hijo mío, Capitán Alguacil Mayor, suspenda en las residencias de los señores principales la música, bailes, canciones y cosas parecidas para que Don Forcico y don Ambrosio puedan divertir al Cabildo Real.

(SEGUNDA BAILADA DEL GUEGUENSE Y LOS DOS MUCHACHOS)

GUE:= Señor Gobernador Tastuanes, ahora ciertamente si que esta usted completamente satisfecho de que ellos con sus bailes y zapateadas puedan divertir al Cabildo Real.

GOB:= No, no estoy satisfecho.

GUE: El señor Gobernador Tastuanes puede ciertamente saber que Don Forcico y Don Ambrosio bailan danzas y zapateadas con la música del San Martín, para divertir al Cabildo Real.

GOB:= No lo se ciertamente. Hijo mío Capitán Alguacil Mayor, suspenda en las residencias de los señores principales la música para que este inútil del Guegüense pueda divertir al Cabildo Real con los sones del San Martín.

(SE TOCA LA MUSICA DEL SAN MARTIN Y DAN VUELTA TODOS BAILANDO)

GOB: Ahora Guegüense estoy satisfecho del baile del zapateado para divertir a mi Cabildo Real.

GUE:= Pero yo no estoy satisfecho señor Gobernador Tastuanes; mi amigo Capitán Alguacil Mayor quisiera saber como don Forcico y Don Ambrosio pueden divertir al Cabildo Real con la música de Puerto Rico?

GOB:= Hijo mío Capitán Alguacil Mayor, suspenda en las residencias de los señores principales la música para que este inútil Guegüense nos pueda divertir con los sones de Puerto Rico.

(AQUI SE TOCA UNA MUSICA ANTIGUA Y DAN VUELTA LOS DOS BAILANDO)

GOB:= Ahora Guegüense estoy satisfecho del zapateado para divertir a mi Cabildo Real.

GUE:= Pero yo no estoy satisfecho, señor Gobernador Tastuanes porque algunos van para atrás y otros van para adelante.

GOB:= Eso no lo sé Guegüense. Pues Guegüense saben ellos bailes, zapateados como el macho-ratón, para divertir a mi Cabildo Real?

GUE:= Señor Gobernador Tastuanes y mi buen amigo Capitán Alguacil Mayor, suspendase en las residencias de los señores principales la música, bailes y canciones para que podamos divertir al Cabildo Real con el macho-ratón. Hola muchachos! donde están los machos?

DO.FOR:= Ahí están, tatita.

(AQUI SE TOCA LA VALONA PARA LOS MACHOS Y HABLA EL)

GUE:= Señor Gobernador Tastuanes usted esta ciertamente satisfecho de que tienen bailes, zapateados, toques finales y corcovas como el macho-ratón?

GOB:= No, no estoy satisfecho, Guegüense.

GUE:= Pues señor Gobernador Tastuanes, haremos un trato y un contrato entre este tuno sin tunal y doña Suche malinche?

GOB:= No lo sabe usted ya Guegüense?

GUE:= No lo se Gobernador Tastuanes.

GOB:= Hijo mío Capitán Alguacil Mayor suspéndase el trabajo en la residencia del Escribano Real y que obedezca nuestra orden, que entre en mi presencia con doña Suche-Malinche.

(VA EL ALGUACIL A HABLAR CON EL ESCRIBANO REAL)

ALG:= Ruego a Dios que proteja a usted señor Escribano Real.

ESCR:= Ruego a Dios por su prosperidad Capitán Alguacil Mayor, esta usted bien?

ALG:= Estoy como es debido, señor Escribano Real. Usted entrara en la presencia real del señor Gobernador Tastuanes para obedecer sus ordenes lo mismo que doña Suche-Malinche.

ESCR:= Bueno entonces hijo mío Capitán Alguacil Mayor suspenda en las residencias de los señores principales la música, los rujeros y cosas parecidas para que yo pueda obedecer lo mismo que doña Suche-Malinche.

ALG:= A sus ordenes señor Escribano Real.

(AQUI SE TOCA EL RUJERO DAN VUELTA BAILANDO LOS DOS Y HABLA EL) 

ESCR:=Ruego a Dios que proteja a usted señor Gobernador Tastuanes.

GOB:= Ruego a Dios por su prosperidad, señor Escribano Real; esta usted bien?

ESCR:= Estoy como es debido y vengo a obedecer sus ordenes lo mismo que doña Suche-Malinche.

GOB:= Pues señor Escribano Real, hay un trato entre este inútil del Guegüense que es un hombre rico y doña Suche-Malinche.

ESCR:= Señor Gobernador Tastuanes que el trato sea el de vestirla con saya de la China, guipl de pluma, guípíl de pecho, guipíl de la China, medias de seda, zapatos dorados, un sombrero de piel de castor, para todo un yerno del señor Gobernador Tastuanes.

GOB:= Ah! Guegüense me indigna que escojas tan presuntuosamente.

GUE:= Desmonte?

GOB:= Presuntuosamente, Guegüense.

GUE:= Yo no he hecho ningún trato ni contrato con el señor Gobernador Tastuanes solo que sea mi muchacho.

GOB:= Eso no lo sé Guegüense.

GUE:= Ah! muchachos que trato o contrato tienen ustedes con el señor Gobernador Tastuanes?

D.FOR:=En cuanto a mi el de casarme tatita.

GUE:= De casarte! Y tan chiquito te atreves a casarte, muchacho. 

D.FOR:=Si, tatita.

GUE:= Y con quien me dejas muchacho? 

D.FOR:=Con mi hermanito, Don Ambrosio. 

 D.AMB:=Que caso me hará este hipado! 

GUE:=Y yo también me quiero casar.

GUE:= Para eso eres bueno! Don Forcico hace un trato para escoger presuntuosamente ve que bizarra damaesta aquí, muchacho!

D.FOR: No esta de mi gusto tatita.

GUE:= Porque muchacho?

D.FOR:= Porque esta muy pachaca tatita.

GUE:= Pues que es iguana o garrobo para que este pachaca? Quién le hecho a perder muchacho?

D.FOR:= Mi hermanito Don Ambrosio.

GUE:= Para eso será bueno este soplado, ojo de sapo muerto, por eso esta tan apupujado. Ve que bizarra maneca muchacho?

D.FOR:= Si esta aventada, tatita.

GUE:= Señor Gobernador Tastuanes, hagamos un trato y un contrato.

GOB:= Lo haré Guegüense.

GUE:= Lo haré Señor Gobernador Tastaunes. Lo que siento en la perdida de mi muchacho.

GOB:= Eso no lo sé Guegüense.

AQUI SE CELEBRA EL MATRIMONIO Y HABLA EL.

GOB:= Hijo mío Capitán Alguacil Mayor, que se sepa en las residencias de mi Cabildo Real que este inútil del Guegüense va a obsequiar con un par de botijas de vino de Castilla al Cabildo Real.

REGIDOR:= Suspenda el negocio Señor Capitán Alguacil Mayor y atienda al amigo el inútil Guegüense, en nombre del Cabildo Real te damos las parabienes y también a Doña SucheMalinche, que goce muchísimo con Don Forcico, tu hijo Guegüense.

ALG.= Gobernador Tastuanes que usted debe obedecerle y obsequiar al Cabildo Real del Señor Gobernador Tastuanes con un par de botijas de vino de Castilla.

GUE:= Muchachos, ya lo ven que aviados estamos! Bueno es ser casado pero ahora se nos ofrece un gran trabajo. Ya viene el Provincial y no tenemos provisión para recibirle. Amigo Capitán Alguacil Mayor, donde dejó Usted al Provincial, en Managua o en Nindirí?

ALG:= Quizás no me importe eso del Provincial, Guegüense, más si una yunta de botija de vino.

GUE:= Ya lo ven muchachos, una yunta de bueyes y a de ser una carreta.

ALG:= Quizás no me importen los bueyes y la carreta Guegüense, una yunta de botija de vino de Castilla para brindar al Cabildo Real del Señor Gobernador Tastuanes.

GUE:= Ya lo vez muchachos, en que empeño me metes con tu matrimonio. Ya vez la contribución que pide el Señor Gobernador Tastuanes. Te atrevés a buscarla o a sacarla muchacho?

D.FOR:= No tengo ue onde tatita.

GUE:= Eres lo suficiente presuntuoso también a buscar un par de botijas de vino de Castilla, Don Ambrosio?

D.AMB:= No tengo de onde, Guegüense.

GUE:= Que cosa buena has de hacer mala casta! Con que no te atreves muchacho?

D.FOR:= No, tatita.

GUE:= Bueno pues el gana o pierde ya mismo iré a buscar las dos botijas de vino. No vaya tatita, Ya he conseguido yo las dos botijas de vino.

D.FOR:= En la casa de un amigo.

GUE:= Quién te enseño a hacer de un amigo?

D.FOR:= Usted, tatita.

GUE:= Cállate, muchacho. Qué dirá la gente si sabe que yo te enseño a hacerte de un amigo?

D.AMB:= Y pues no es verdad que usted enseña mañas a su hijo?

GUE:= Arre, ya mala casta, malas mañas como las que tienes tu, Amigo Capitán Alguacil Mayor ya estamos proveídos de las dos botijas de vino. No habrá un macho de la cofradía o de la comunidad?

ALG:= Vean que reputación para un hombre de bien.

GUE:= Yo soy un hombre de bien. Traigo mis machos pero están algo matados, desde la cruz hasta el rabo, como consecuencias de mis energías, Capitán Alguacil Mayor. Hola Muchachos, que se hicieron los macho?

D.FOR:= Ahí están tatita.

AQUI DAN UNA VUELTA BAILANDO Y COGEN LOS MACHOS LOS MACHOS SON HOMBRES CON MASCARAS DE MULOS Y DISFRACES QUE SEMEJEN MULOS.

D.FOR:= Los machos han sido cogidos, tatita.

GUE:= Encogidos? Será de frío.

D.FOR:= Los machos ya están cojidos.

GUE:= Cojudos? Pues ya no eran capones?

GUE:= Cojidos los machos? Pues háblame en voz alta. Adónde están los machos?
D.FOR:=
Aquí están tatita.
D.FOR:= El macho viejo, tatita.

GUE:= Y este otro macho?
D.FOR:= Este es el macho guajaqueño.

GUE:= Y este otro macho?

D.FOR:= Ese es el mohino.

GUE:= Y este otro macho?
D.FOR:= Este es el macho moto.

GUE:= Y están aparejados, muchachos?

D.FOR:= No, tatita aparejeselos usted mismo.

GUE:= Todo lo ha de hacer el viejo.

D,FOR:= Así es mejor tatita.

GUE:= Ya esta sana la cinchera de este macho, muchacho?. D.FOR:=

GUE:= Y este otro macho ya esta sano de la riñonada?

D.FOR:= Ya esta tatita.

GUE:= Que sano ha de estar muchacho si tiene esa estacada por delante? Adónde se estacó este macho muchacho?

D.FOR:= En el potrero, tatita.

GUE:= Eso se merece por salirse de un potrero a otro potrero. Y la baticola de este macho ya esta sana, muchacho?
D.FOR:=
Ya esta tatita.

D.FOR:= GUE:= D.FOR:=
GUE:= D.FOR:= GUE. D.FOR:= GUE.=
ALG = GUE:= ALG:= GUE:=
viéntala, muchacho.

Reviéntela usted mismo tatita.

Allí se reventara sola muchacho. Que falta ahora. Alzar el Fardo. tatita,

Calentar el jarro? Alzar el fardo.

Ah! El fardo donde esta el fardo? Aquí esta tatita.

Ah/Mi tiempo, cuando era muchacho, tiempo del hilo azul. cuando me veía en aquellos campos de los Diriomos, alzando aquellos fardos de guayaba, no cs verdad muchacho?

Dése prisa Gue«ii ncr

Me llevas preso? ¿Por qué amigo Capitán Alguacil Mayor? Quiero decir que te des prisa.

Déjeme recordar mis tiempos pasados que con eso me consuelo. Ah muchachos para donde vamos para atrás o para adelante'?
D.FOR:= Para adelante, tatita.

(AQUI LOS MUCHACHOS SE MONTAN EN LOS MACHOS).

GUE:= Muchachos no hay por ahí algún peinador que brinde por el Cabildo Real del señor Gobernador Tastuanes?

D.FOR:= Sí allí esta tatita.
GUE:= Señor Gobernador Tastuancs permítame ofrecerle un poco de vino de Castilla (Chocola),
UUts: Nigoie uueguense.
GUE:= Señor Escribanos Real, permítame ofrecerle un poco de vino de Castilla como obsequio.
ESCR:= Sígole, Guegüense.
GUE:= Señor Regidor Real permítame ofrecerle un poco de vino de Castilla como obsequio.
REG:= Sígole, Guegüense.
GUE:= Amigo Capitán Alguacil Mayor permítame ofrecerle un poco de vino de Castilla como obsequio.
ALG:= Sígole, Guegüense.
GUE:= Pues nosotros, a la gorra, muchachos.

1.- Matateco Dios miscuales, quilis Capitán Alguacil Mayor. Ya tiguala neme?

2.- Pues, no pilse Capitán Alguacil Mayor, simicague campamento señores principales, sones rujeros y paltechua obedecer eguan mo Doña SucheMalinche.

3.- Matateco Dios mispiales, señor Gobernador Tastuanes.

4.- Ya enemo nique nistipampa lichua obedecer, eguan mo Doña SuchuMalinche.

5.- Señor Gobernador Tastuanes, asanegualigua vestir saya de la china, guipíl de pecho, guipíl de pluma, medias de seda, zapatos de oro, sombrero de castor para ministileo al señor Gobernador Tastuanes.

6.- Siguale, Guegüense.

PARADAS DEL REGIDOR

1.- Simocague, señor Alguacil Mayor, Moyague, amigo sesule Guegüense, En nombre mo Cabildo Real te damos los parabienes de eguan mo doña Suche-Malinche de inmenso que goce con don Forcico, tu hijo, Guegüense.

2.- Siguale, Guegüense.

PARADAS DE DON AMBROSIO
1.- Así lo mereces, Guegüense embustero.

2.- Quién te ha de hablar, Guegüense embustero?

3.- Quién te ha de hablar, Guegüense embustero?

4.- Que redes de pescados salados has de tener Guegüense embustero?

5.- Que quesos duros has tener, Guegüense embustero?

6.- Así lo mereces, Guegüense embustero.

7. Las comeremos Guegüense

8.- Asi lo mereces, Gueguense embustero.

9.- Matateco Dio mispiales, señor Gobernador, Dios mispiales, quilis Don Ambrosio.

10.- Ya nemo niqui nistipampa quinimente metales, quinimente meseguan Alcaldes ordinarios de la Santa Hermandad, regidores y notarios y depositorios. Eguan noche mo Cabildo Real del señor Gobernador Tastuanes.

11.- Válgame Dios, señor Gobernador Tastuanes, Vergüenza me da contar las cosas de ese Guegüense embustero, pues solo esta esperando que cierre la noche para salir de casa en casa a huntar lo que hay en las cocinas para pasar él y su hijo Don Forcico. Dice que tiene cajonería de oro, y es una petaca vieja totolatera, que tiene catro de seda y es un petate viejo todo revolcado, dice que tiene medias de seda y son unas botas viejas sin forro, que tiene zapatos de oro, y son unas chancletas viejas sin suelas que tiene un fusil de oro y es solo el, palo porque el cañón se lo quitaron.

12.- Y yo también me quiero casar.

13.- De dormir con voz, Guegüense.

14.- No tengo de onde, Guegüense.

15.- Y pues no es verdad que enseñas a malas a tu hijo? FIN.

PARADAS DEL GOBERNADOR
1.- Matateco Dio mispiales, quiles no pilse Capitán Alguacil Mayor ya tiguala neme?

2.- Matateco Dio mispiales quilis no pilse Capitán Alguacil no pilse simocague campamento señores principales, sones, mudanzas, velancicos necana y paltechua linar mo Cabildo Real. En primer lugar tecetales seno mesas de oro, seno carpeta de bordado, seno tintero de oro, seno pluma de oro, seno salvadera de oro y no más homo papel blanco y paltechua sentar mo Cabildo Real.

3.- Matateco Dio mispiales quilisino pilces Capitán Alguacil Mayor.

quiquimangua licencia galagua mo provincia Real.
5.- No pilces Capitán Alguacil Mayor, asamatinaguas consentidor, afentador, ticino, mo Cabildo Real.

6.- No pilces Capitán Alguacil Mayor, simocague campamento señores principales, sones, mudanzas, velancicos, necana y paltechua sesule Guegüense, o de la cola o de las piernas o de la narices o de onde Dios te ayudaré, Capitán Alguacil Mayor.

7.- Matateco Dios mispiales, quilis Guegüense y atiguala neme?

8.- Pues Guegüense, quinquimagua licencia te calas que provincia Real?

9.- Es menester licencia, Guegüense.

10.- Pues aquí es menester licencia para ello. Guegüense.

11.- Pues una niña no puede dar licencia, Guegüense.

12.- Pachiguete no pachiguete, Guegüense, asamatimagas se palparesia motel polluse Don. Forcico y Don Ambrosio timaguas y verdad, tin riquezas y hermosuras tumilde mo Cabildo Real.

13.- No chiquimate, Guegüense.

14.- No pille Capitán Alguacil Mayor, simocague campamentos señores principales, sones, mundanzas, velancicos necanas y palparesia Don Forcico timagas y verdad tin hermosura, tin belleza tumile mo Cabildo Real.

15.- Matateco Dio mispiales quilis Don Forcico ya tiguala neme? Don Forcico ya nemo nique nistipampa, quinimente motales, lquinimentes moseguan, Alcaldes ordinarios de la Santa Hermandad, regidores, notarios y depositarios. Eguan noche mo Cabildo Real del señor Gobernador Tastuanes.

16.- Pues Don Forcico asamatinaguas remo verdad a sones sepaguala motalce Guegüense quichua cantar guil hombre rico tin riquesas, tin hermosura, tin belleza, en primer lugar cajonería de oro, cajonería de plata, doblones de oro monedasd de plata, hay me sagua Don Forcico.

18.- No pilce Capitán Alguacil Mayor simocague campamento señores principales sones, mudanzas, velancicos, necana y palparecía su hermanito Don Ambrosio timaguas y verdad tin riquesas, tin hermosuras.

19.- Pues Don Ambrosio asamatiguas semo verdad asones (se) paguala motalce Guegüense quichua contar guil hombre rico. En primer lugar cajonería de oro, cajonería de plata, ropa de castilla, ropa de contrabando, guipil de pecho guipil de pluma, medias de seda, zapatos de oro, sombrero de castor, estriberas de lazo de oro y de plarta muchintes hermosuras quichua cantar sesule Guegüense hoy melague Don Ambrosio.

20.- Pachiguete no pachiguete, Guegüense, asemaquimate mollule mo Cabildo Real.

21.- No pilse Capitán Alguacil Mayor, simocague campamento señores principales, sones, mudanzas, velancicos, necana y paltechua consilar sesule Guegüense.
Eguan mo tendería y patachua consolar mo Cabildo Real.

22.- Para tu cuerpo Guegüense.

23.- Serán de arena, Guegüense.

24.- Pues más ha sido escultor, piloto de alturas de aquellas que llegan hasta las nubes, Señor Gobernador Tastuanes.

25.- Esos no son oficios de continúo, Guegüense.

26.- Ya pachiguete no pachiguete, pues Guegüense asénese palparecía mo Don Forcico Timaguas y verdad tin oficio.

27.- Serán de arena, Don Forcico.

28.- Pachiguate no pachiguate, Don Forcico asamaguimate molluli tin modanzas tin zapatetas mo Cabildo Real.

29.- No pilse Capitán Aguacil Mayor simocague campamento señores principales sones, mudanzas, velancico, necana y palparesia lichua consolar sesule Guegüense.

30. racniguete no pachiguete, Guegüense, asamaquunate mullule, asanese, palperecia, motel, poyuse, Don Forcico y Don Ambrioso a consolar al Cabildo Real.

31.- No chopa quimare Guegüense.

32.- No pilse Capitán Alguacil Mayor simocague campamento señores principales, sones, corridos, necana y paltechua consolar Don Forcico Eguan Don Ambrosio mo Cabildo Real.
(SEGUNDA BAILADA DEL GUEGUENSE Y LOS DOS MUCHACHOS).

34.- No chupa quimate mollule Guegüense. No pilse Capitán Alguacil Mayor simocague campamento señores principales, sones, San Martín alichua consolar mo Cabildo Real sesule Guegüense.

35.- Ah! Guegüense, ya pachigue mullule tiguita zapatetas lichuas consolar mo Cabildo Real.

36.- No pilse Capitán Alguacil Mayor cimocague campamento señores principales sones, portorrico lichua consolar sensule Guegüense.

37.- Ah! Guegüense ya pichigue mollule tiguita tin zapatetas lichua consolar mo Cabildo Real.

38.- Eso no lo sé Guegüense. Pues, Guegüense. Asamaquimate mullule, tin mudanzas, tin zapatetas, se mula, macho-ratón, alichua consolar mo Cabildo Real.

39.- Pachiguete no pachiguete. Guegüense.

40.- No chopa quimate mollule, Guegüense.

41.- No pilse Capitán Alguacil Mayor, simocague campamento el Señor Escribano Real, chiguigua mo provincia real lichua obedecer eguan mo Don Suche-malinche.

42.- Matateco dio mispiales, chiquiles Señor Escribano Real, ya tiguala nerve?.
43.- Pues, Señor Escribano Real, asanegaguala sesule Guegüense guil nombre rico, eguan ¡no suche-malinche.

44 Ah! Gueguense, asaguala lichua
escoger mosa monte
45.- Mosamonte, Guegüense. 
46.- Eso no lo sé, Guegüense. 
47.- No mocegua, Guegüense.
48.- Eso no lo sé, Guegüense.

49.- No pilse Capitán Alguacil Mayor, chiguigua mo provincia real, campamento, celule, Gueguense lichua obedecer con una yunta de botijas de vino de Castilla para chocolá y paltechuá brindar mo Cabildo Real.

50.- Síguele, Guegüense.

PARADAS DE DON FORCICO
1. No tatita, serán los oídos que te chillan.

2.- No tatita, serán los oídos que te chillan

3.- Ahí están, tatita.

4.- Ahí están, tatita.

5.- No, tatita, se los comió mi hermanito Don Ambrosio. 6.- Sí, tatita.

7.- Así es, tatita.

8.- Sí, tatita.
9.- Matateco dio mispiales, Señor Gobernador Tastuanes.

10.- Oh! válgame, Gobernador Tastuanes, es corto el día y la noche para contar las riquezas de mi Padre; en primer lugar cajonería de oro, cajonería de plata, ropa de Castilla, ropa de contrabando, estriberas de lazos de oro y de plata, ya pachigue mullule Señor Gobernador Tastuanes.

11.- Señor Gobernador Tastuanes, sicana amigo Capitán Alguacil Mayor, mallague, campamentos, señores principales, sones, mudanzas, velancicos, necana y palparecia, mi hermanito Don Ambrosio timaguas; y verdad.

12.- Quitate de aquí, mala casta. No se espante Señor Gobernador Tastuanes en oír a este hablador, que cuando yo anduve con mi Padre por la carrera de México y cuando venimos ya estaba mi Madre encinta de otro y por eso salió tan mala casta, Señor Gobernador Tastuanes.

13.- Señor Gobernador Tastuanes, hasta en las uñas tengo encajados los oficios.
14.- Pues más, he sido escultor, fundidor, repicador, piloto de altura de aquellas que se elevan hasta las nubes, Señor Gobernador Tastuanes.

15.- Oh!, valga Dios, señor Gobernador Tastuanes, sicana amigo Capitán Alguacil Mayor, campamento señores principales, sones, mudanzas, velancicos, mecana, tín, sirridos y pelechua, consolar mo Cabildo Real.

1+5.- Ahí están, tatita.

17.- De casarme, tatita.
18.- Sí, tatita.

19.- Con mi hermanito Don Ambrosio.

20.- No esta de mi gusto, tatita.

21.- Porque esta muy pachaca, tacita.

22.- Mi hermanito Don Ambrosio.
23.- Sí está aventada, tatita.

24.- Mi hermanito, Don Ambrosio.

25.- Está si está de mi gusto, tatita.

26.- También, tatita.

27.- No tengo de onde, tacita.
28.- No, tatita.

29.- No caya, tatita, ya me ovié de la yunta de botijas de vino.

30.- En casa de un amigo.
31.- Usted, tatita.
32.- Ahí están, tatita.
33.- Ya están cojidos los machos, tatita.
34.- Los machos ya están cojidos.
35.- Cojidos los machos, tatita.
36.- Aquí están, tatita.
37.- El macho viejo, tatita.
38.- El macho guajaqueño.
39.- El macho mohino.
40.- El macho moto.
41.- No, tatita, aparejelos usted.
42.- Sí, es mejor, tatita.
43.- Ya está tatita.
44.- Ya está, tatita.
45.- En el potrero, tatita.
46.- Ya está, tatita.
47.- Reviéntelo usted, tatita.
48.- Aliar el fardo, tanta.
49.- Alzar el fardo.
50.- Aquí está. tatita.
51.- Aquí está, tatita.

53.- Si, hay, tatita.
PARADAS DEL ALGUACIL
1.- Matateco Dio mispiales, señor Gobernador Tastuanes.

2.- Mascamayagua señor Gobernador Tastuanes.

3.- Matateco Dios mispiales, señor Gobernador Tastuanes.

4.- Matateco Dio mispiales, señor Gobernador.

5.- Ya líchua linar mo Cabildo Real. En primer lugar tecetales seno mesa de oro, seno carpeta de bordado, seno tintero de oro, seno pluma de oro seno alvadera de oro, no mas homo papel blanco y paltechua sentar mo Cabildo Real.

6.- Mascamayagua señor Gobernador Tastuanes. Matateco Dio mispiales señores principales sones, mudanzas, velancicos necana y palterchua seno la ronda del señor Gobernador Tastuanes.

7.- Señor Gobernador Tastuanes, ya nemo niqui nistipampa, ya nemo niqui samo la ronda, son rastros y pedazos de cinchones rompidos de coraje sombrero de castor rompido de coraje, no más hemo mantera de reboso, no más hemo capotín colorado o sones panegue sesule Guegüense, señor Gobernador Tastuanes.

s.- Acaso no me de consentidor ticino mo Cabildo Real.

9.- Mascamayagua señor Gobernador Tastuanes, sones, mudanzas, velancicos necana.

l0.- Un criado del señor Gobernador Tastuanes.

11.- Chocolatera o lavandera no; criado del señor Gobernador Tastuanes.

12.- Asuyungua me nega, no me cele componedora de plato, Capitán Alguacil Mayor del señor Gobernador Tastuanes.

13.- Asa neganeme Guegüense.

14.- Asetato, Guegüense.

15.- Que vayas corriendo y volando, Guegüense.

16.- Cantando y alegrando a los señores grandes.

17.- Corriendo y volando, Guegüense.

18.- Ha, Guegüense, con qué modo y con qué cortesilla te calas, qui provincia Real del señor Gobernador Tastuanes.

19.- Primero ha de ser un velancico, y paltechua consolar el Cabildo Real del señor Gobernador Tastuanes.

20,- Mascamayagua Guegüense, Matateco Dio mispiales señores principales sones, mudanzas, velancicos, necana y paltechua sesule Guegüense.

21.- Ha Guegüense, ya estamos en el paraje.

22.- En el paraje.

23.- En el paraje.

24.- Si, te enseñare, pero no de balde: primero ha de ser mi salario.

25.- Acaso no me cele de pescados salados, Guegüense.

26.- Reales de plata, Guegüense.

27.- Ayugama, no me cele de platos, Guegüense.

28.- Quesos duros, Guegüense.

29.- Acaso no me cele de quesos duros, Guegüense.

30.- Doblones de oro y plata, Guegüense.

31.- Para tu cuerpo Guegüense. Acaso no me cele de dobles.

32.- Doblones de oro y de plata, Guegüense.

33.- Todo lo que hubiere en la bodega, Guegüense

35.- Ni batuchita, Guegüense.

36.- Para tu cuerpo, Guegüense.

37.- Como no? Si, entiendo de todo, Guegüense.

38.- Pues, echelos todos.

39.- Pues azetagago.

40.- Matateco Dio mispiales señor Gobernador Tastuanes.

41.- Matateco Dio mispiales señor Gobernador Tastuanes.

42.- Hace porfiado Guegüense: Usted ha menester una docena de cueros. 43.- Mas azetagago, Guegüense.

44.- Matateco Dio mispiales señor Gobernador Tastuanes, quinimentes motales quinimente moseguan, Alcaldes Orinarios de la Santa Hermandad, regidores y notarios y depositarios. Eguan noche mo Cabildo Real del señor Gobernador Tastuanes.

45.- Asaneganeme, Guegüense.

46.- Mascamayagua señor Gobernador Tastuanes. Matateco Dio mispiales señores principales, sones, mudanzas, velancicos necana y palparesia Don Forcico timaguas y verdad.

47.- Mascamayagua señor Gobernador Tastuanes, Matateco Dio mispiales señores principales, sones, mudanzas, velancicos, necana y palparecía Don Ambrosio timaguas y verdad.

48.- Mascamayagua, señor Gobernador Tastuanes. Matateco Dio mispiales señores principales, sones, mudanzas, velancicos, necana y palparecía tindería mo Cabildo Real.

49.- Mascamayagua, Guegüense, Matateco Dio mispiales señores principales, sones, mundanzas, velancicos, necana y palperecía Don Forcico ¡no Cabildo Real.

 50 iviascamayagua señor Gobernador Tastuanes. Matateco Dio mispiales sones, mudanzas, velancicos, necana y palparecía consolar mo Cabildo Real.

51.- Matateco Dio mispiales, señor Escribano Real.

52.- Ya nemo nique nistipampa señor Escribano Real, negua ligua y provincia Real del señor Gobernador Tastuanes, licua obedecer eguan mo doña Suche-Malinche.

53.- Mascamayagua, señor Escribano Real.

54.- Ha, Guegüense, asanugualigua y privincia Real del señor Gobernador Tastuanes y paltechua obedecer con una yunta de botijas de vino de castilla en chocola y paltechua brindar mo Cabildo Real del señor Gobernador Tastuanes.

55.- Acaso no me cele de provincial, Guegüense, una yunta de botijas de vino.

56.- Acaso no cele de bueyes o de carreta, Guegüense. Una yunta de botijas de vino de castilla para un chocola brindar su Cabildo Real señor Gobernador Tastuanes.

57.- Vean, que fama de hombre de bien.

58.- Date prisa, Guegüense.

59.- Que te des prisa.

60.- Siguala, Guegüense. FIN
 

FIN
LUIS MOJICA SANCHEZ.BIBLIOGRAFIA
Varios documentos sirvieron para llevar a cabo este trabajo entre ellos algunos escritos de San Isidro, San Gregorio y San Ambrosio.

En cuanto a los bailes del Guegüense, del Toro Huaco y del Gigante así como sus diálogos o paradas, me fue dada esa información por un persona de origen humilde pero con un gran corazón y con conocimiento de nuestro folklor me refiero a José Esteban Ramos Potoy a él con agradecimiento.
LUIS MOJICA SANCHEZ



25 DE NOVIEMBRE DEL 2002 / La Prensa  Maryórit Guevara G. 
              El Güegüense viajó a Francia 
                Una documentación igual a la de la fotografía envió el Instituto Nicaragüense de Cultura (INC) a la UNESCO, como requisito de la
               nominación de Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, a la que  se postula la obra “El Guegüense”.
               El documento que legitima la existencia y originalidad de la obra nicaragüense “El  Güegüense” y que además, es requisito para alcanzar la nominación de Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad ya se encuentra ante la Organización de Naciones  Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en Francia.    El mismo fue llevado el pasado 31 de octubre, fecha limite de entrega, por Bayardo Rodríguez Conrado, coordinador del Proyecto de Nominación de El Güegüense  como Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, en representación del  Instituto Nicaragüense de Cultura (INC). 

              “Lo llevamos hasta esa fecha para preparar un documento completo y éste contiene información prolongada y sólida en la cual participó un grupo de artistas, historiadores, literatos, teatristas, sociólogos e intérpretes del arte”, expresó  Rodríguez.   Agregó que el documento fue recibido oficialmente por César Marenco, segundo a cargo del proyecto “Patrimonio Intangible de la Humanidad” por parte de la UNESCO y quien afirmó que “la documentación estaba más allá de lo que se esperaba, más adelantado y apegado a los procesos”. 
 

              ¿QUÉ CONTIENE EL DOCUMENTO? 

              La documentación presentada ante la UNESCO, se encuentra dividida en seis partes:

 identificación de la obra, 
descripción, 
valoración, 
justificación, 
administración   
plan de acción. 


              “Este plan de acción corresponde al compromiso que los nicaragüenses adquirimos   en el momento en que la obra alcance la nominación de Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad. Por eso el Instituto Nicaragüense de Cultura realizará un plan de acción con las entidades locales y las Casas de Cultura para asegurar la  preservación de la obra en el tiempo” manifestó Napoleón Chow, ex-director del INC. 
               Ahora sólo queda esperar para conocer sí “El Güegüense” alcanzará la nominación.  Rodríguez expresó que en el segundo semestre del 2003 el jurado de la UNESCO  dará el dictamen, en caso de que así sea se realizará una ceremonia de entrega.    “De igual forma este calendario es tentativo y la UNESCO lo puede cambiar, por lo que se podrían convertir en dos años de espera durante los cuales ellos pueden solicitar información adicional a la ya enviada”, dijo Rodríguez.  Manifestó que en la nominación participan mas de 150 países de todo el mundo y  que el jurado esta compuesto por 18 personalidades de países como; Asia, África,  Europa, Marruecos, México, Árabes Unidos, Japón, España, Francia, Korea y Estados Unidos. .
    La ópera más antigua de drama chino, “Kunqu”, fue nominada en mayo de este  año. La ópera es originaria de la provincia de Kunshan en Jiangsu y tiene más de  700 años de historia.  Entre los países latinoamericanos que han logrado llegar a la nominación se  encuentra Bolivia, con el “Carnaval de Oruro”, donde se reúnen más de 50 conjuntos que demuestran la riqueza folclórica del país, el encuentro de culturas, artistas, artesanos, músicos, danzantes, indígenas y mestizos enraizados en las tradiciones del mundo andino.   Otra de las obras que ya alcanzó la nominación, la constituyen las manifestaciones culturales y tradiciones orales del pueblo “Zápara”, que vive en la selva amazónica  ecuatoriana y peruana. Ambas son parte de las cuatro obras que el año pasado lograron la nominación. Se estima que el proceso llevará alrededor de 2 años.
 
 
 

24 de Julio de 2002 | El Nuevo Diario
 

El Güegüense o Macho Ratón 

                   ——

                   Versión (traducción propia) de Fernando Silva, tomado directamente del escrito original de Juan Eligio de la Rocha 

                   ( E N T R A D A ) 

                   (Gritos...) GÜEGÜENCE —¡Váaa..! 

                   (Entra al «tiangue» EL GÜEGÜENCE
                   con el Macho-Ratón que lo lleva retenido
                   con un mecate o gobernador. El
                   Macho-Ratón resopla y chifla y chifla
                   para un lado y otro; y se oye que le
                   contestan otros chiflando también, como
                   entendidos de lo que allí va pasando;
                   mientras el Macho Ratón va bailando y
                   brincando entre la gente del tiangue. El
                   GÜEGÜENCE lo va siguiendo así como
                   lo lleva apersogado.) 

                   (Se da principio bailando) 

                   (El Alguacil entra bailando, levantando los pies en cada paso que
                   da para adelante, inclinando al mismo tiempo la cabeza para un
                   lado y otro, y balanceándose con los brazos al compás del pito y el
                   tambor). 

                   (Entra El Alguacil al «tiangue» y sorprendido, se encuentra con el
                   Gobernador) 

                   GENTE DEL TIANGUE (a gritos) —Eih... va el Macho Ratón... ¿y
                   d’eonde se la tráis, Güegüence...? 

                   GÜEGÜENCE —De por ai del otro patio. 

                   GENTE —Olá... ojo con el Macho-Ratón, ojo con El Güegüence.
                   (En el momento que el Macho Ratón chifla varias veces a El
                   Güegüence, como avisándole sobre algo que El Güegüence lo
                   entiende bien; y enseguida, disimuladamente se escurre entre la
                   gente del tiangue, chiflando El Güegüence como distraído y
                   buscando por donde salirse). El Macho Ratón y El Güegüence
                   salen del tiangue, brincando (*) ...A ver, ¿y qué se echó allí? ¿Qués
                   lo que se pepenó... Güegüence...? 

                   GÜEGÜENCE —Nada, nada, m’hijo, es que me pica la chimpinilla. 

                   GENTE —Aháa... ojo al Güegüence, vamos..., y, ¿qué se levantó
                   de allí? 

                   GÜEGÜENCE —Nada, m’hijo, sólo es que ando mis mercancías. 

                   GENTE —...Y, ¿de cuáles es que tráis, Güegüence? 

                   GÜEGÜENCE —De olorcitos, traigo los primeros de ruda, del
                   cabo; lilán y el jazminillo. 

                   GENTE —Y como venta, ¿qué lleva, Güegüence? 

                   GÜEGÜENCE (Bailando y brincando entre las tiendas) – Aquí van
                   nancites curtidos, grano de millo, cañamazo de Guatemala, jicarón,
                   cabuya y palma real. 

                   GENTE —Ojo con el Macho-Ratón, ojo con el Güegüence. 

                   (El Güegüence baila con el MACHO-RATÓN y salen brincando del
                   «tiangue»). —Ahora empieza el 

                   Bailete— 

                   1. ALGUACIL —¡Eeih! ¡Vé quién anda por aquí!... ¿...adónde tenés
                   escondidos tus dos cojones, sinvergüenza, para poder seguir así
                   tan servil, Señor Gobernador Embustero..? 

                   2. GOBERNADOR —¡Vaya pues!, ...adonde escondés vos también
                   tus cojones para andar por aquí de hipócrita, m’hijo Capitán
                   Alguacil Mayor... de esa manera, estamos tablas. 

                   3. ALGUACIL —Bueno, ya está pues, entonces, allí dejemos el
                   asunto y comencemos la guasa, Señor Gobernador Embustero.
                   (Dan una vuelta bailando los dos. Habla el ALGUACIL) 

                   4. ALGUACIL —En ese caso, entonces sigamos si le parece, y que
                   Dios proteja ahora al Señor Gobernador Embustero. 

                   5. GOBERNADOR —Que Dios te proteja a vos también m’hijocho
                   Alguacil Mayor; y andá si podés, a ver cómo dejan esa samotana
                   en que viven los Señores Principales allí en los patios del Cabildo
                   Real. Que suspendan pues los sones, mudanzas, velancicos que
                   celebran esos cochones sinvergüenzas, saliéndose a rejo pelado,
                   gozando los hijueputas de todo lo que tienen, mientras que aquí a
                   nosotros nos dejan sin nada, ni mesa de oro, ni mantel bordado en
                   oro, ni tintero de oro, ni papel secante, y sólo contamos con un
                   papel de envolver para apuntar las jaranas, con las que nos
                   esquilman esos del Cabildo Real. (Tocan el pito y el tambor y bailan
                   EL GOBERNADOR y EL ALGUACIL dando vueltas. Se paran y
                   habla entonces el ALGUACIL) 

                   6. ALGUACIL —Que Dios me proteja pues al Señor Gobernador
                   Embustero. 

                   7. GOBERNADOR —Que Dios me proteja también a m’hijocho,
                   Capitán Alguacil Mayor. 

                   8. ALGUACIL —Acabemos ya con este asunto del Cabildo Real,
                   que no es justo y más bien da vergüenza que nosotros no tengamos
                   ni mesa de oro, ni carpeta bordada, ni tintero de oro, ni pluma de
                   oro, ni salvadera de oro, sólo estos papeles que el Cabildo Real
                   nos da, y que sólo nos pueden servir para limpiarnos el culo. 

                   9. GOBERNADOR —M’hijocho Capitán Alguacil Mayor, que se
                   suspendan pues en los campamentos de los Señores Principales,
                   los sones, mudanzas, velancicos, borracheras, discursos, gritos y
                   samotanas, que hasta se dan el gusto de mearse en los calzones,
                   picados, mientras aquí andan los de la ronda refunfuñando y
                   gruñendo, toda la noche cuidando para no permitir que se metan
                   los indios sin permiso en su provincia real. 

                   10. ALGUACIL —Pues siendo así, démosle viaje, Señor
                   Gobernador Embustero y que aguanten todo, con sus sones,
                   mudanzas, velancicos, alcahueterías y bailes de cochones, sin
                   importarles que anden por ahí los de la ronda del Señor
                   Gobernador Embustero. 

                   (Música. Los de la ronda salen dando vueltas y bailando. Habla de
                   nuevo el ALGUACIL): 

                   11. ALGUACIL —Señor Gobernador Embustero: Aquí me tiene,
                   vivito y coleando, sin nada más que lo que me ha entregado la
                   ronda, que son estos cuechos y las tiras de las cinchas que se
                   rompen de tanto pujar y lo único que nos queda es esta toalla de
                   mechas para secarnos el sudor y este cucurucho colorado, así
                   como el que anda ese bebedor de guaro del Güegüence, Señor
                   Gobernador Embustero. 

                   12. GOBERNADOR —Ah no, m’hijocho, Capitán Alguacil Mayor.
                   Ya que usted me habla de ese consentidor, afrentador, guatusero y
                   todo lo demás que pueda decirse, agárremelo ya de los güevos y
                   métamelo de un rempujón al Cabildo Real. 

                   13. ALGUACIL —Pero si este embustero y cabrón se me resiste
                   entrar al Cabildo Real y me pega mi güevazo... 

                   14. GOBERNADOR —Ah no, m’hijocho, Capitán Alguacil Mayor,
                   que aunque no quiera ese jodido métamelo allí y entonces que
                   suspendan otra vuelta los sones, mudanzas, velancicos,
                   sangoloteados y a ese zángano del Güegüence hágamelo berrear
                   alzándolo del tronquito, de la cola, o del hocico y métalo a como dé
                   lugar. 

                   15. ALGUACIL —No se preocupe que ya se cumplió todo así como
                   usted lo manda; ya se acabó la música, los sones y los velancicos
                   sangoloteados. (EL GÜEGÜENCE, que está oyendo todo,
                   escondido entre la gente, sale gritándole a sus hijos) 

                   16. GÜEGÜENCE —¡Y qués todo esto, idiáy! ¿Que andan
                   buscando algún ternero acaso, algún potrillo, para hacer
                   mancuernas? ¡Agárrenlo pues de la cola o de las patas, o de los
                   hocicos! 

                   17. DON AMBROSIO —¡Y qués la mierda que dice este
                   Güegüence mentiroso! 

                   18. GÜEGÜENCE —¿Me estabas hablado a mí, Don Forcico? 

                   19. DON FORCICO —No tatita, serán los oídos que te chillan. 

                   20. GÜEGÜENCE —¿O es que tal vez eras vos el que me hablaba,
                   Don Ambrosio...? 

                   21. DON AMBROSIO —¿Y quién te va hablar a vos, Güegüence
                   jodido? 

                   22. GÜEGÜENCE —Oílo al hijuepueta, aguafiestas, gorrudo, que
                   sólo vive de balde... Al bote y al miado. 

                   23. ALGUACIL (bailando alrededor del Güegüence, con una tajona
                   en la mano) —Eih, Güegüence, te está hablando un criado del
                   Señor Gobernador Embustero. 

                   24. GÜEGÜENCE —A quién estoy oyendo yo pues... ¿Me habla un
                   criado rejego o una criada putana;... O tal vez alguna chocolatera,
                   que se la mueve... O alguna lavandera que se la moja, o que le
                   zurce la portañuela al Señor Gobernador Embustero...? 

                   24. ALGUACIL —Nada de esas puterías..., porque yo como le dije,
                   no soy más que el criado del Señor Gobernador Embustero. 

                   25. GÜEGÜENCE —No, hom... Dispensame. Yo creía que eras
                   alguien así como la cocinera o la que le arregla su gusto de lo que
                   se come el Señor Gobernador Embustero. 

                   26. ALGUACIL —... Yo no soy ni la chocolatera, ni la lavandera,
                   sino simplemente un hijo de casa, criado por el Señor Gobernador
                   Embustero. 

                   27. GÜEGÜENCE —...Pues entonces, como hijo de casa, le hacés
                   el chocolate y le lavás el plato, como una criada de adentro del
                   Señor Gobernador Embustero. 

                   28. ALGUACIL —Ah, no me joda, que yo no voy a dejar más que
                   me siga con chochadas, porque lo que yo hago es que le arreglo el
                   molenillo y la cuchara que se la pongo en el plato que se va comer
                   el Señor Gobernador Embustero. 

                   29. GÜEGÜENCE —¡Vaya, pues, Capitán Alguacil Mayor, del
                   Señor Gobernador Embustero! ¿Que Ud., por si acaso le arregla
                   pues sus cosas al Señor Gobernador Embustero...? ¿Entonces
                   también le busca el garrote o la insignia que la guarda envuelta en
                   el calzoncillo...? Vaya a buscarla, pues; y para mientras, dígame
                   adónde me siento, para esperarlo aquí. 

                   30. ALGUACIL —¡Ah no! Sepa de una vez que el garrote siempre
                   lo ando yo, y si se quiere sentarse en una silla, para eso, aquí mejor
                   siéntese en ésta que le ofrezco. 

                   (El Alguacil baila y brinca haciendo gestos maliciosos) 

                   31. GÜEGÜENCE —No, no se preocupe Capitán Alguacil Mayor,
                   que yo aquí me quedo; pero si a Ud., le hace falta, yo le presto esta
                   otra que Usted se la puede acomodar allí mismo adonde le
                   alcance. 

                   32. ALGUACIL —En ese caso, mejor cambiamos las insignias los
                   dos nosotros, así nomás, en seco... 

                   33. GÜEGÜENCE (Disimulando y gesticulando) — Y qué me
                   puede contar de todo lo demás en que se anda metido el Señor
                   Gobernador Embustero. 

                   34. ALGUACIL —Carajo, hom... No se me quede allí, que no ve que
                   lo están llamando... y mejor zampe la carrera y váyase volando,
                   Güegüence pendejo, antes que lo cojan. 

                   35. GÜEGÜENCE —Que yo me vaya corriendo y volando. Carajo, y
                   cómo va hacer un pobre viejo, lleno de calamidades y así como me
                   ve, intúlido, amigo Capitán Alguacil Mayor... y que todavía me
                   intriga que estoy divisando una guatuza guindada a la entrada de la
                   casa del Señor Gobernador Embustero... 

                   36. ALGUACIL —Es para los Señores Principales, pa’ que se
                   vayan preparando por detrás de la fiesta. 

                   37. GÜEGÜENCE —Ahá, ya sé... Mucho me voy a divertir con todo
                   eso... ¡que yo entiendo que es por eso que quieren que yo salga en
                   carrera! ¿Dígame pues, adónde es que yo voy a coger? 

                   38. ALGUACIL —Joda y no joda; pero sí váyase ya corriendo y
                   volando, Güegüence. 

                   (El Güegüense se hace el desentendido dando vueltas y vueltas) 

                   39. GÜEGÜENCE —(Gritando) ...Eih, muchachos, díganme, ¿es
                   que alguien me estaba hablando? 

                   40. DON AMBROSIO —Quién
                   jodido te va hablar, Güegüence
                   mañoso. 

                   41. GÜEGÜENCE —¿No sería tal
                   vez Don Forcico? 

                   42. DON FORCICO —No, tatita,
                   han de ser tus oídos que te chillan. 

                   43. GÜEGÜENCE —...Pues tal vez
                   eso ha de ser, muchachos;
                   entonces cuídenme aquí, que yo
                   voy a ver si algo huelo por ahí... 

                   (El Güegüence se escurre a un
                   lado buscando a ver si se puede
                   alzar alguna cosa) 

                   44. ALGUACIL (Viendo por dónde va El Güegüence). —¡Eih,
                   Güegüence mañoso... qué andás haciendo por ahí y con qué
                   permiso te metés en la provincia real de la propiedad del Señor
                   Gobernador Embustero! 

                   45. GÜEGÜENCE —¿No está viendo que yo soy un amigo,
                   Capitán Alguacil Mayor? 

                   46. ALGUACIL —Ah, no... que si fuera mi amigo ya estuviera
                   cantándome algún velancico con mucho gusto, pa’l consuelo del
                   Cabildo Real del Señor Gobernador Embustero. 

                   47. GÜEGÜENCE —¿Quiere que yo se lo cante entonces, ah...?
                   ¿Pues para eso no tienen ustedes sus velancicos? Que alguien
                   tiene que pararlos para que no puedan seguir gozando libremente
                   esos cochones del Cabildo Real del Señor Gobernador Embustero.

                   48. ALGUACIL —Ya está, pues, Güegüence... y que Dios te ayude
                   mucho con los Señores Principales con sus sones, mudanzas y
                   velancicos sangoloteados, para que se gocen con el movimiento,
                   como usted dice, Güegüence guarusa. 

                   (Tocan el pito y el tambor y bailan un velancico con malicia, el
                   Alguacil y el Güegüence, gritando como picados). 

                   49. GÜEGÜENCE (Dejando de bailar) —Hasta aquí llego yo y aquí
                   espero parado. 

                   50. GÜEGÜENCE —Porque ya estamos arrechos, digo yo... ¿Y
                   para qué va ser...? 

                   * Quiero dejar señalado con esta nota que el silvo... silvido... o
                   chiflido, entre nosotros, forma parte de nuestra lengua popular; sin
                   embargo, por ahora ha quedado reducido a una manera de
                   comunicación muy frívola y tal vez hasta vulgar. 

                   Las distintas maneras de hacer los silvidos o chiflidos, tipos, tonos
                   diferentes que le dan a los chiflidos para expresar mejor lo que
                   quieren indicar, advertir, decir, llamar, etc.: —(disc. A.N.L. (1968)
                   Silva, Fernando). 

                   «También se hablan y entienden algunos de México POR SILVOS,
                   especialmente ladrones y enamorados, cosa que no alcanzan los
                   nuestros / los españoles /, y que es muy notable. —La historia de la
                   conquista de México—. López de Gómara. 
 

 


 
   Regrese al indice de Monumentos de Nicaragua.
Indice General     Managua | Alcaldes y Vice Alcaldes de Nicaragua |
Sala de Lectura Nika Cyber Municipio sobre Derecho Local
 Bibliotecas y Museos | Tour Granada Colonial Barrios de Managua