Colecciones www.manfut.org

  Monumento a la resistencia indígena 

    Tributo a los 18 caciques devorados por perros hambrientos en León Viejo por mandato de Pedrarias Dávila 

El monumento presenta a un cacique con sus brazos extendidos, con un perro mordiendo sus pies y en cada mano nueve calabazas que simbolizan los 18 caciques muertos de esta manera.

Momentos en que los escultores trabajan en la elaboración del “Monumento a la resistencia indígena”,  ubicado en las Ruinas de León Viejo.

Hilda Rosa Maradiaga C. La Prensa 11-06-01
Como un tributo a nuestra raza y para reflejar la realidad ocurrida con la llegada de los españoles a León Viejo, el Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), colocó el “Monumento a la resistencia indígena” en las Ruinas de León Viejo. 

El monumento inaugurado este 16 de junio, representa el conflicto del encuentro entre indígenas y españoles y será colocado frente a la Iglesia La Merced, dijo Federico Matus, quien dirige la elaboración del mismo. 

El equipo que trabaja con Matus en el monumento está conformado por Ricardo Gómez, Alberto Torres, Sócrates Martínez y Ediluz Tellería, maestros de la Escuela Nacional de Artes Plásticas “Rodrigo Peñalba”, y Carlos Olivares como modelo. 

CONFLICTO CON LA LLEGADA DE LOS ESPAÑOLES 

Matus explicó que la estatua representa a un cacique indígena, guerreros conocidos en su época como “Tapaligüil”. Estos lucharon contra los españoles y en una de las batallas tomaron a algunos como prisioneros, los sacrificaron a los dioses y luego se los comieron, como mandaban sus costumbres, dijo recordando las crónicas de Indias. 

TRIBUTO A CACIQUES ASESINADOS 

En respuesta, Pedrarias Dávila, quien se proclamó gobernador de León Viejo, los arrojó a los perros hambrientos en la plaza pública muriendo devorados por éstos, agregó. 

De manera que el monumento presenta a un cacique con sus brazos extendidos, con un perro mordiendo sus pies y en cada mano nueve calabazas que simbolizan los 18 caciques muertos de esta manera, explicó. 
. LUNES 11 DE JUNIO DEL 2001 .
 
 

Domingo 17 de Junio de 2001 | El Nuevo Diario

El «Aperreamiento» de Pedrarias

Inaugurado monumento a Resistencia Indígena 
—Joaquín Tórrez A.—
 En este país, en el que últimamente nos ha dado por celebrar a quienes se nos imponen, nos dicen qué hacer y los remedios qué tomar, se vivió un hecho que, para muchos, pasará de largo y entrará por la puerta pequeña de la historia: la inauguración de uno de los pocos monumentos a la resistencia indígena contra la colonización española. 
Un cacique, un guerrero «Tapaligüi», tatuado y corpulento, da vida a esta escultura de 3 metros de altura, instalado en el antiguo pueblo indígena de León Viejo, unido a una de las más crueles torturas, traído a este mundo por Pedrarias Dávila: uno de los pies de este indígena está pegado a la mandíbula de un perro, reproduciendo así el episodio que las crónicas de indias de la época llamaron el «Aperreamiento». Este monumento fue inaugurado ayer en un acto realizado en las ruinas de León Viejo, ante el Vicepresidente del país, don Leopoldo Navarro, el director del Instituto Nicaragüense de Cultura, INC, Clemente Guido, funcionarios de ese instituto, e invitados especiales como el poeta Julio Valle-Castillo, alcaldes leoneses, curas del lugar y líderes de los pueblos indígenas de Subtiava y Monimbó. 

473 años después, 18 caciques de las tribus que entonces poblaban Nicaragua fueron homenajeados. Ellos, un 16 de junio de 1528, en la Plaza Mayor de León Viejo, fueron obligados a una lucha con varios perros de caza, mastines hambrientos que, tras un encierro de tres días sin comer, salían a encontrarse con los indios con el ánimo de comérselos. A los indígenas sólo les daban un palo para que se defendieran. 

A este método de tortura le llamaban el «Aperreamiento», y según el poeta Julio Valle-Castillo, era un espectáculo, como una corrida de toros, un circo romano, traído a estas tierras por Pedrarias Dávila, el primer gobernador que tuvo Nicaragua, que no conocía la misericordia y que imponía su poder a base de crueldades. La idea de esta tortura era que los indios fuesen destrozados. Así, mal heridos, sus cuerpos eran dejados en la plaza a la vista pública para que sirviera de lección. 

Estos 18 indígenas eran caciques. No eran indígenas comunes, sino gente destacada, bravos guerreros que se opusieron a ser dominados por los conquistadores. «A la gente que se le oponía Pedrarias los `aperreaba’. Pedrarias fue el hombre que educó políticamente a Nicaragua. Ese es el modelo de crueldad que hemos tenido en el país», dice el poeta Valle-Castillo. 

18 CALABAZAS 

Dicho monumento fue construido por el escultor Federico Matus, y los artistas Sócrates Martínez, Alberto Torres Cerrato, Eddy Luz Tellería y Ricardo Gómez, miembros del Taller Experimental de Arte Monumental, del INC. Su creación no demoró más de un mes y fue hecho en base a una técnica llamada «moldeado en barro». Luego, le aplicaron yeso y con ello rellenaron la estructura del cuerpo que está hecho de concreto y hierro. 

De las manos de escultura, hecha con una expresión desafiante, cuelgan 18 calabazas que simbolizan la presencia de los 18 caciques sacrificados, según explicó a los presentes en el acto el director del INC, Clemente Guido. En la base de la estatua le hicieron una especie de urna en la que ayer mismo introdujeron una olla de barro con los restos de un indígena encontrado en algún lugar de las ruinas de León Viejo. 

DEMANDAN INSTITUTO INDIGENISTA 

Para simbolismos ese monumento se sobra. Las calabazas las pusieron porque son uno de los objetos de la colonia que aún perduran. La inauguraron el mismo día, pero 473 años después de que fueron sacrificados los 18 jefes indios. Ocurrió 4 años después de haber sido fundadas las ciudades de León y Granada, cuando aún la resistencia indígena estaba en lo fino. Y por demás, está ubicada en una invisible frontera que marca la ciudad, en poder de la colonia y la periferia indígena. 

Durante el acto, Guido pidió la ayuda del gobierno para revivir el antiguo Instituto Indigenista de Nicaragua, creado en 1945 pero destruido en el terremoto de Managua de 1972. Un instituto que guarde toda la riqueza indígena del país, y sirva de apoyo a las comunidades indígenas como la comunidad Garífona, que recién fue declarada por la UNESCO como Patrimonio Vivo de la Humanidad, y de la cual, hay un grupo en Nicaragua, en la zona de Orinoco, en Laguna de Perlas. 
 
 

19 DE JUNIO DEL 2001 /  La Prensa
     Erigen monumento a caciques víctimas de Pedrarias 
 Mercedes Peralta/Corresponsal
 

LEON.- En la tierra de Imabite, al sur de las Ruinas de León Viejo, el Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), inauguró un monumento que perenniza la memoria de 18 caciques nicaragüenses. 

Estos fueron lanzados un 16 de junio de 1528, a perros hambrientos entrenados para destrozar humanos, en la Plaza Mayor, en cumplimiento a una orden de ejecución contra la resistencia indígena, emitida por el gobernador español Pedrarias Dávila. 

Clemente Guido, director del INC considera propicio este mes, para que se retome la experiencia del Instituto Indigenista de Nicaragua, que funcionó entre 1945 y 1972 y tenía su propia revista. 

Invitó a personas y organizaciones interesadas en trabajar por el Instituto Indigenista, para continuar investigando la historia precolombina y contemporánea. 

Puso a la orden de ese instituto un inmueble en la antigua Colonia Dambach para que funcione la biblioteca indigenista, se presenten exposiciones y conferencias. 

Propugnó por el rescate de los valores indígenas anteriores al año 1523 y en tal sentido destacó la propuesta de la comunidad de Monimbó que se cree un Museo y una Universidad Indigenísta, y de los indígenas de Sutiaba con su Museo Adiact. 

En el acto, presidido por el vicepresidente de Nicaragua, Leopoldo Navarro, estuvieron presentes el Alcalde de Vara de Monimbó y el Tajona de Sutiaba, el poeta e historiador indigenista de Sutiaba Enrique Fonseca, el alcalde de La Paz Centro Juan José Olivas y los concejales de León. 
 

LA OBRA DE ARTE 

El monumento erigido de 3.15 metros de altura, es una obra encomendada al arquitecto Federico Matus que lo trabajó con artistas del Taller Experimental Obra Monumental. 

Representa a un guerrero ‘tapaligue’, entre cuyas piernas se cruza un perro devorador. En sus manos sostiene 18 calabazos pequeños que representan el número de caciques mandados a ejecutar por Pedrarias.
 

SáBADO 27 DE JULIO DE 2002 La Prensa Literaria

                               Cerámica Managua policroma

          
                                              Clemente Guido Martínez

                                                                El Museo de Arte Indígena
                                                                Imabite, ubicado en el Municipio
                                                                de La Paz Centro, Departamento
                                                                de León, al occidente del Lago de
                                                                Managua, tiene en su Colección,
                                                                16 evidencias de cerámica
                                                                Managua Policroma. 

                                                                Este tipo de cerámica fue
                                                                clasificado por Samuel Kirkland
                                                                Lothrop, en 1926, en base a
                                                                algunas evidencias que encontró
                                en la zona cultural de Managua-Masaya, considerándola como Cerámica
                                Intermedia entre la Cerámica Monocroma y la Cerámica Policroma, y
                                sosteniendo una limitación geográfica al área referida. 

                                La Colección del Museo Imabite, por su significativa cantidad de
                                evidencias nucleadas en torno al antiguo asentamiento indígena
                                Chorotega de Imabite-Nagrando en estrecha vinculación con el primer
                                asentamiento español de León Viejo, representa una oportunidad de
                                análisis de este tipo cerámico en cuanto a sus diseños geométricos,
                                colores, formas y posibles usos. 

                                Por las evidencias, en un análisis primario, se puede decir que este tipo
                                cerámico abarcaba una zona geográfica más amplia que la atribuida
                                inicialmente por Lothrop, pues el asentamiento indígena
                                Imabite-Nagrando está en el Departamento de León, incluyendo por lo
                                tanto un departamento más en el área de distribución de la cerámica
                                estudiada. 

                                En cuanto a la forma, es invariable el tazón trípode, donde cambian
                                solamente las medidas de altura, anchura y grosor, pero no así su forma
                                principal. Los soportes son gruesos y sólidos, y tienen la particularidad de
                                que se desprenden con facilidad del resto del cuerpo de la cerámica, lo
                                que debe ser objeto de análisis de parte de un especialista en la materia. 

                                Por otro lado, se confirma como rasgo característico de este tipo de
                                cerámica, la utilización de colores rojo para los rellenos, negro para los
                                bordes, y blanco-crema o blanco-plateado como color base, sobre el que
                                se dibujaban los motivos geométricos deseados. 

                                Los dibujos presentan diseños geométricos donde se destacan las
                                simbolizaciones de Serpientes Emplumadas, Gorros Cónicos, “T”, Cruces o
                                Equis, y Jaguar, que en cada cerámica deben analizarse como un conjunto
                                representativo de una idea clave, y no como elementos aislados , sin
                                vinculación, o meramente decorativos, porque vistos así, están
                                equivocadamente vistos y por lo tanto pierden todo su contenido
                                ideográfico. 

                                El o la artista que dibujó y pintó esta cerámica lo hizo en función de una
                                idea clave, en torno a la cual giran todos los elementos geométricos de
                                cada tazón trípode, distribuyendo estos elementos en niveles y paneles,
                                donde hay hasta tres niveles vistos desde el borde del tazón, hasta el plato
                                mismo, tanto en su cara interna, como en la externa. Y donde
                                observamos, hasta cuatro paneles, generalmente separados entre sí, por
                                pequeñas divisiones formadas por rallas verticales y motivos serpentinos.
                                El número de los niveles y paneles varía en cada tazón. 

                                Además del dibujo geométrico, también el artista recurre a la técnica
                                incisa sobre el plato del tazón, únicamente. Esta técnica no se observa en
                                ninguna otra parte de este tipo cerámico y en los dos casos reportados en
                                la colección, se recurre al motivo cruz o equis y formas serpentinas; igual
                                simbolización se observa en los reportados por S.K. Lothrop. 
 
 

                                En cuanto a los Autores probables: 

                                —Los autores del tipo cerámico Managua Policroma son los
                                Toltecas-Mayas, y por lo tanto esta colección de cerámicas es de origen de
                                intercambio comercial, por medio de los Quichés o de los Pochtecas. 

                                —Los autores del tipo cerámico Managua Policroma son los
                                Chorotegas-Toltecas, y por lo tanto esta colección de cerámicas es de
                                producción local. 

                                —Los autores del tipo cerámico Managua Policroma son los
                                Pipiles-Nicaraguas, dejadas como evidencias de su primer asentamiento
                                en la zona geográfica de Puerto Momotombo, según la tradición
                                recopilada por Fray Juan de Torquemada. 
 
 

                                En cuanto al Uso: 

                                —El uso de esta cerámica es ceremonial religioso, vinculado al culto a la
                                Serpiente Emplumada (Quetzalcóatl) y a Siete Serpientes (Chicomecóatl).
                                Rechazo cualquier hipótesis que pretenda dar a este tipo cerámico un uso
                                doméstico. 

                                —En cuanto a la condición de sus autores: Por el uso religioso ceremonial
                                que probablemente se le daba a este tipo cerámico, los artesanos que la
                                elaboraban, deben haber estado vinculados al culto, a los templos y al
                                sacerdocio, pues de otra manera no habrían podido representar con tanta
                                certeza los motivos ideográficos de las deidades contenidas en la
                                cerámica. 
 
 

                                En cuanto a sus influencias culturales: 

                                —El tipo de cerámica Managua Policroma de la Colección Imabite, tienen
                                evidencias de influencias culturales fundamentalmente Tolteca-Maya y
                                algunos rasgos característicos y dominantes de la cultura Azteca, que a su
                                vez, también fue tributaria de la cultura Tolteca-Maya. 

                                —Para finalizar este resumen, debo llamar la atención sobre el problema
                                que plantea la presencia de representaciones ideográficas del Juego de la
                                Pelota en la cerámica Managua Policroma, pues hasta la fecha no se tienen
                                conocimientos documentales, ni arqueológicos, que prueben que en la
                                zona cultural Chorotega, se haya jugado este juego. Lo cual no es una
                                posibilidad descabellada. 

                                —Al respecto, cabría el planteamiento hipotético, que existan evidencias
                                arqueológicas de este juego, que todavía no se han descubierto, siendo
                                lugares muy probables donde pudieran encontrarse estas evidencias, en la
                                Isla Momotombito, en los alrededores del Volcán y la Laguna de
                                Asososca, o en la zona arqueológica donde más se han descubierto este
                                tipo de cerámica, como es la zona de Miralagos en Puerto Momotombo. 

                                Concluyo planteando la hipótesis de mi aprecio, la que en el futuro trataré
                                de probar: 

                                La Cerámica Managua Policroma, es una cerámica de uso religioso
                                ceremonial, destinada al culto a las deidades Mesoamericanas
                                Quetzalcóatl y Chicomecóatl; vinculadas al Nahui Ollin y al Juego de la
                                Pelota, y elaborada por los Chorotegas-Toltecas de Nicaragua, con claras
                                influencias Tolteca-Maya y Azteca. 

                                (Aunque, también debemos tener abierta la mente a aceptar que si se
                                prueba por medio de la investigación arqueológica, que los Nicaraguas se
                                asentaron primero en la zona geográfica de Puerto Momotombo, antes de
                                ocupar la zona geográfica del actual Istmo de Rivas, podrían ser
                                evidencias de este asentamiento primario, conforme la tradición
                                reportada por Fray Juan de Torquemada, quien asegura que los
                                Nicaraguas tuvieron dos asentamientos en Nicaragua, en dos etapas
                                sucesivas). 

                                Fragmento.
 
 

                                                         . 
 
 
 


La Conquista Española de Centroamérica
Wendy Kramer, George Lovell y Christopher H. Lutz.

La conquista española de Centroamérica, que inició en 1502 a través del contacto de Cristobal Colón con los indígenas de Honduras, en realidad, nunca concluyó totalmente durante los tres siglos de dominación colonial. El primer enlace español - indígena se realizó en la Costa Atlántica de Centroamérica, pero por razones de clima, el tipo de suelos, de la topografía y de los asentamientos de la población indígena, los conquistadores, que llegarón veinte años después, se vierón más atraídos por la vertiente del Pacífico. Pese a que se establecierón algunos puertos y asentamientos en la Costa Atlántica, claves en la historia económica de la Región, en general ésta permaneció como una zona fronteriza e ignorada, ocupada más tarde, buena parte de la misma, por los ingleses y africanos que se mezclaron con las poblaciones locales. Con raras excepciones, la conquista y colonización de Centroamérica fue un fenómeno que tuvo su mayor impacto y éxito en la vertiente del Pacífico, región donde los invasores encontraron mayor concentración de povblación autóctona, y también climas, tierras y otros recursos naturales favorables.

Desde la perspectiva española, de la historia oficial predominante hasta hoy, el llamado descubrimiento de Centroamérica con su conquista y colonización, es un episodio histórico que se resaltan las batallas y las hazañas de los conquistadores, seguido por la fundación de ciudades y la formación de una nueva sociedad portadora de civilización. Son notables los logros de varias personalidades de la conquista española, como Pedro de Alvarado y Pedrarias Dávila, entre otros. Pero a lo largo de casi medio milenio, desde que Colón y Alvarado llegarón por primera vez a la región, pocos, como fray Bartolomé de la Casas, se preocuparon por las fuerzas destructivas desencadenadas con el arribo de los europeos.

En Centroamérica se presta más atención al impacto de la Conquista sobre la población indígena que a las hazañas de los conquistadores.

Especial interés merece, entonces, el análisis del sistema de encomienda; o sea las donaciones de pueblos o grupos indígenas para el uso de los conquistadores y otros pobladores españoles, así como el impacto destructivo de la esclavitud con las formas de resistencia indígena y el factor que tal vez más influyó en su exterminio, la introducción de enfermedades del Viejo Mundo a la Región.

La historia Centroaméricana de las primeras décadas después de 1522 es como un rompecabezas, del que contamos hasta el momento apenas con un pequeño número de peizas cortrectamente colocadas. Se cuenta con otras pocas, pero no sabemos donde siruarlas y hay muchas más con certeza la mayor parte, que con el tiempo se han perdido o bastante limitado. Aún con las recientes investigaciones sobre las demás provincias de la Audiencia de Guatemala, los datos y los análisi más completos siguen concentrados en la Provincia de Guatemala.
 

La Conquista Española:

Como puente que conecta dos enormes continentes en sus extremos, el itsmo ha servido desde el asentamiento del hombre amnericano como punto de comunicación, recibiendo influencias culturales tantio del norte como del sur,
 
 
 


 
   Regrese al indice de Monumentos de Nicaragua.
Indice General     Managua | Alcaldes y Vice Alcaldes de Nicaragua |
Sala de Lectura Nika Cyber Municipio sobre Derecho Local
 Bibliotecas y Museos | Tour Granada Colonial Barrios de Managua