www.manfut.org


HEROES Y MARTIRES DE LA INSURRECCION POPULAR 77-79.
 
CAMILO ORTEGA SAAVEDRA
"MUNDO" - "RAMIRO"

FRANCISCO CASTELLON PEINADO
"MARIANO"

ASUNCION ARMENGOL ORTIZ LOPEZ 
"MAXIMO"

ARNOLDO KUANT PONCE
"NAHUALT"

RITO MOISES RIVERA MALTEZ
" JOSE " - " JUAN DE DIOS"

MAXIMILIANO SOMARRIBA TALENO
"RONALD", "NICOLAS"

MANUEL SANCHEZ GARCIA
"Angel"   "Cleto"

ISRAEL LEWITES
"Gustavo", "Gastón".

Rolando José López Porras
"Jacobo"

Norman de Jesús López Porras
"Hugo"

ULISES TAPIA ROA
"Heberto, Roger, Fernando"

ELIAS E ISRAEL RODRIGUEZ ZELAYA



FRANCISCO CASTELLON PEINADO
"MARIANO"

Este compañero es uno de los precursores del trabajo organizado del FSLN en Monimbó, de donde éra originario.

Su actividad orgánica mas coherente en Masaya se inicia prácticamente desdeque comienza a sentarse las primeras bases de infraestrcuturas logística y
el trabajo de masas, aunque desde muchos años atrás se venían haciendo intentos dispersos para generar cierta organización y fuerza política de
parte del FSLN en la zona.

Francisco es uno de los primeros activistas que inician esta labor con Maximiliano Somarriba, Norman López Porras, Juan Carlos Herrera y Ulises
Tapia Roa. En esa época, la Vanguardia, a la vez que preparaba una red mínima de apoyo, quería llevar el mensaje revolucionario y la influencia
sandinista a los más diversos sectores populares a través de las organizaciones intermedias.

Así se comienza el trabajo en el campo, las comunidades, barrios y colegios, al mismo tiempo que se van descubriendo los posibles recursos
humanos y materiales que constituirian las redes de la organización. En este marco se emprende una labor organizativa y de concientización política
en Monimbó y otros barrios de Masaya, dirigida por el compañero Francisco Castellón Peinado.

Ya desde los años 1969 y 1970 empieza a mostrar su espiritu rebelde y decidido, cuando se integra al Movimiento Estudiantil.

La primera célula del Frente Estudiantil Revolucionario FER se logra organizar en enero de 1969, en el Instituto Nacional de Masaya. Esta célula
al principio desarrolló más que todo círculos de estudio político. El total de los integrantes era de cuatro compañeros entre los que se destacaban
Francisco castellón Peinado y Maximiliano Somarriba.

Una vez que el Frente Estudiantil Revolucionario FER estuvo más consolidado se comenzó  a realizar una labor de agitación. Dirigidos por Francisco, los
estudiantes del Instituto Nacional de Masaya, en el año de 1970, se toman el centro exigiendo la destitución del profesor Francisco Rizo. A raíz de
este suceso, Francisco comienza a sentir las injusticias del sistema en carne propia al ser expulsado del colegio.

Al año siguiente, en 1971, en una forma más organizada, se da nuevamente la toma del Instituto Nacional de Masya y la primera toma de iglesia en la
ciudad de Masaya, siendo esta la Iglesia de San Jerónimo. En estos actos políticos participan compañeros que ya se perfilaban como dirigentes.
Francisco Castellón desde el inicio se encuantra entre los compañeros que estaban dirigiendo la toma de la iglesia.

Al momento de la toma del Instituto, también fué elegido como dirigente para ponerse al frente del movimiento.

La represión se hace presente a las puertas de la Istitución con la llegada de la nefasta organización paramilitar "AMROCS" (Asociación de militares
retirados, obreros y campesinos somocistas), al mando del militar Jerónimo Machado.

En el momnto en que se está agrediendo a los estudiantes, se patentiza la solidaridad del pueblo y padres de familias que enfrentan la  agresión y logran en cierta medida evitarla.

Después de reingresar al Instituto, finaliza sus estudios de bachillerato en 1971. En 1972 inicia sus estudios universitarios en la UNAN, donde tuvo
la oportunidad de profundizar sus conocimientos acerca de la realidad nacional; participa a la vez en las actividades del Movimiento Estudiantil
dirigidas por el FER. Las experiencias que asimiló en este período, en que combina la teoría con la práctica, le van reafirmando sus convicciones lo
que permite que rápidamente asuma su responsabilidad y compromiso con la lucha del pueblo y su Vanguardia.

Para estos años, escribe algunos poemas en el "El Carnaval", semanario estudiantil que editaban los estudiantes del Instituto Nacional de Masya.

Todavía en estos años el trabajo sandinista caminaba lentamente: el proceso de consolidación de los dirigentes populares no avanzaba con la debida
intensidad. Sin embargo, esta labor cumplió el papel de sembrar las primeras semillas que más tarde germinarían en toda la integración,
participación y lucha que desarrolló el pueblo de Masaya en el proceso revolucionario.

Durante ese tiempo, Francisco atendió el sector estudiantil. Aunque sin mayores resultados en un principio, a partir de 1974 sus esfuerzos comienzan a fructificar, al constituirse la primera célula del FSLN en el Instituto Nacional de Masaya.

El 21 de febrero de 1974 Francisco convoca a una reunión en su casa, cerca de la Iglesia San Jerónimo, en la que orienta dirigir el trabajo político
hacia el Barrio de Monimbó, a través del recien fundado movimiento cultural "Unión Comunitaria Monimbó, 5 de Enero". Dentro de las actividades que se
tiene en mente está la creación de un movimiento de alfabetización. El día de las madres se hizo un acto cultural en la escuela de Monimbó, Padre
Emilio Dottari, y también una velada en el Colegio Salesiano, en la que participaron el compañero Carlos Mejia Godoy y la Estudiantina de la UNAN.

En esta ocasión, Francisco redacta una papeleta haciendo un llamado al pueblo para que participara en la asamblea, durante la cual lee el fragmento literario en prosa "Por qué" de Rubén Darío.

Directamente integrado al Frente Sandinista de Liberación Nacional tiene a su cargo varias células de estudio político militar; una de estas células
integrada por el compañro Cristóbal Vanegas, Roberto Vanegas y Manuel Martínez.

Del trabajo propiamente de la célula nos narran los compañeros siguientes:

" Asistíamos a reuniones de tipo político, cerca del estadio que hoy lleva el nombre de Juan Manuel Díaz. Otras veces en la Comarca La reforma,
propiedad de la Familia Vanegas. Dos veces a la semana hacíamos ejercicios; a la cuatro de la madrugada bajabamos y subiamos corriendo por las faldas
de la Laguna de Masaya y Apoyo. Estos ejercicios los tomábamos como prácticas militares, porque teníamos armas.."

Estando en una de esas prácticas un compañero se sintió indispuesto; Francisco dijo: "Aquí no podemos andar con contemplaciones, tenemos que
pensar que debemos ser superiores a la guardia, debemos superarla", De esta manera; "Mariano", alentaba al compañero a continuar y a hacer un mayor
esfuerzo.

También se dió a la tarea de realizar estudios políticos con las personas organizadas en la referida célula, cuya finalidad era conocer ampliamente
la realidad nacional y local, de manera que ellos mismos pudieran participar en su transformación.

En las células se estudiaban los materiales y documentos relacionados con el FSLN, escritos de Lenín, El manifiesto Comunista, trabajos acerca de la
organización de masas y sectores populares.

Así va transcurriendo el trabajo político-organizativo de Masaya en estos años. Las labores se van haciendo más operativas, y ya para el 21 de
febrero de 1977, Francisco asigna a sus células el trabajo de elaboración de banderas del FSLN, para ser pegadas en las paredes del Barrio Monimbó, y
de ésta manera conmemorar el aniversario del asesinato del general de Hombres Libres, Augusto César Sandino.

Francisco trabaja muy de cerca con los compañeros Juan Carlos Herrera y Normán López Porras. Cuando a la compañera Leticia Herrera se le ordena
pasar a integrar las filas del Frente Norte "Carlos Fonseca", en junio de 1977, estos tres compañeros integran una comisión que se hará cargo del
trabajo en el departamento de Masaya.

En el carácter de Francisco se distinguían cualidaes tales como el ser muy estricto, exigente, disciplinado, discreto y sobre todo la puntualidad. Su
entrega a la causa sandinista es notable. Los domingos salía a visitar a los campesinos a sus viviendas, le gustaba platicar con ellos, conocer sus
problemas.

Con esta lenta labor clandestina, el contenido de justicia social y el carácter antiimperialista del sandinismo iban anidando en el corazón del
pueblo.

El somocismo, utilizando la represión mas indiscriminada, en campos, montañas y ciudades, trataba de neutralizar toda la simpatía y el desborde
popular que a raíz del golpe del 27 de diciembre de 1974 se produjo en nuestro país.

Entonces el FSLN, para abortar las maniobras del imperialismo y la reacción que pretendían hacer un recambio a favor de sus intereses, decidió pasar a
una ofensiva politico militar que permitiera acelerar las condiciones para el triunfo revolucioario. Con este fin se dieron los preparativos de las
acciones de octubre, eligiédose como objetivo, entre otros, el Cuartel de Masaya.

Los responsables del FSLN en el pais, comenzaron a seleccionar a los compañeros más destacados para que adquieresen el entrenamiento necesario.
En Costa Rica, se imparte el curso político militar y Francisco viaja allá, en julio de 1977, y regresa el 1 de agosto de ese mismo año. A su llegada,
asume de nuevo todas sus responsablidades políticas y participan activamente en los preparativos del ataque al Cuartel de Masaya.

En esta dinámica. una de las misiones que le corresponde cumplir es armar un pleito frente al Cuartel para ser capturado y de esta manera, obtener
toda la información interna del Cuartel que se utilizaría en construir los planos y conocer la distribución de las tropas entre oficiales y soldados,
los reglamentos de funcionamiento etc.

Todo este tiempo trabaja intensamente. El 17 de octubre de 1977, dia de la acción, a Francisco le corresponde con los compañeros Israel Lewites, Juan
Carlos Herrera, Maximiliano Somarriba y otros, ubicarse en el camión que se sitúa frente al comando de Masaya, posición que por su peligrosidad y
desventaja en el combate hizo heroica la hazaña. Nuestros hermanos se enfrentaron al enemigo con decisión y coraje luchando hasta su último
aliento y evidenciando, ante los habitantes, el ejemplo y la firmeza sandinista.

El pueblo de Masaya vio en accion a los miembros del FSLN, se dio cuenta de que eran gente de ellos, los mismos jóvenes que habían visto crecer y
desarrollarse en la localidad. Los combatientes del FSLN se enfrentan por primera vez al enemigo en la ciudad, en su propia madrigera, lo que
dinamiza la integración de las masas a la lucha y desarrolla aceleradamente la conciencia popular.

Nuestro hermano Francisco, cuando realizaba sus trabajo, era sumamente cuidadoso para guardar las medidas de seguridad. Sus compañeros señalaban
que él siempre decía que había que caminar preparado para cualquier eventualidad.

El 16 de octubre día previo a la acción del Cuartel, citó al compañero Elías Alemán en el panteón Rigoberto Cabezas, de Monimbó, para ponerlo en
contacto con otro compañero que sería su responsable. Este último no pudo llegar a cumplir su misión. Mientras esperan, Francisco se encargó de
limpiar un predio. Casualmente, después de su heróica  caída, sus restos fueron depositados en ese mismo sitio.

Detrás del cementerio, todavia existe un árbol de jocote que tiene un hueco de basura que le servía de buzón. ahí le dejaban el correo; papelitos envueltos en caja de chicles, sobres de pastillas, etc.

Uno de los compañeros que trabajaba con Francisco afirmó que su último deseo fue que si moría, le pusiran una flor roja en su tumba.

Habia nacido en el barrio de Monimbó, el 26 de Julio de 1949. Desde pequeño trabajó en el taller de carpintería de su papá, a lavez que cumplía con sus
estudios. Su relación directa con el trabajo y el conociemiento de las ideas revolucionarias, le fueron dando los primeros elementos que más
adelante le permitieron tomar la decisión de integrarse a nuestra Vanguardia.

Al caer estaba preparando una monografía sobre la explotación irracional de los recursos forestales en la Costa Atlántica de Nicaragua, siempre con la
visión de desnudar el papel de las transnacionales. Se mira claramente que el trabajo del compañero tenía un alto grado de contenido político, y de
denuncia del saqueo imperialista.