www.manfut.org


HEROES Y MARTIRES DE LA INSURRECCION POPULAR 77-79.
 
CAMILO ORTEGA SAAVEDRA
"MUNDO" - "RAMIRO"

FRANCISCO CASTELLON PEINADO
"MARIANO"

ASUNCION ARMENGOL ORTIZ LOPEZ 
"MAXIMO"

ARNOLDO KUANT PONCE
"NAHUALT"

RITO MOISES RIVERA MALTEZ
" JOSE " - " JUAN DE DIOS"

MAXIMILIANO SOMARRIBA TALENO
"RONALD", "NICOLAS"

MANUEL SANCHEZ GARCIA
"Angel"   "Cleto"

ISRAEL LEWITES
"Gustavo", "Gastón".

Rolando José López Porras
"Jacobo"

Norman de Jesús López Porras
"Hugo"

ULISES TAPIA ROA
"Heberto, Roger, Fernando"

ELIAS E ISRAEL RODRIGUEZ ZELAYA



Manuel Sanchez Garcia
"Angel"   "Cleto"

Cuando la dictadura somocista pensó que estaba aniquilando al FSLN y el imperialismo y la reacción maniobraban para hacer un recambio favorable a
sus intereses, la respuesta de los combatientes sandinistas fue lanzar una valiente ofensiva político militar que incluia las ciudades, donde en los
años anteriores la Vanguardia no habia tenido una presencia militar beligerante. En este contexto se produjo la acción heroíca del ataque al cuartel de Masaya el 17 de octubre de 1977.

Para el pueblo de esta ciudad fue importante ver de cerca, por primera vez, a los revolucionarios; palpar que muchos de ellos eran jovenes del mismo
lugar, que habían estado al frente de las luchas reinvidicativas en los barrios, en las tomas de las iglesias y colegios, en la lucha revolucionaria que hasta el momento se había generado en Masaya como reflejo de la situación política nacional.

En esa acción perdió la vida Manuel Sanchez García, a quien le tocó asumir, con los hermanos López Porras, una de las partes más difíciles de la
hazaña. Estos compañeros integraban el retén que  su situó en el Km. 13 1/2 de la carretera Masaya- Managua que impediría el paso a las tropas de
refuerzo que vinieran de la Capital.

El combate comenzó a las 9:30 de la mañana en condiciones completamente desiguales. Tres hermanos sandinistas se enfrentaron a casi 200 efectivos
de la GN que venian en un camión y dos becats con armas pesadas, mientras la aviación los rafagueaba. Heroícamente, Manuel y los hermanos López
Porras resistieron manteniendo la lucha durante trés y media horas, hasta caer.

Según refiere el Comandante Alvaro Baltodano, quién participó en la planificación y ejecución del inicio de la ofensiva insurreccional, entre las posibilidades que se contemplaron en los primeros momentos se pensó en ejecutar pequeños hostigamientos en los pueblos cercanos a Masaya. Esto se realizaría tanto antes de la toma del cuartel, con el objetivo de crear un clima de guerra, como durante la ejecución del mismo.

Para llevar a cabo estos planes, el compañero Manuel Sánchez se dedicó a preparar el mapa de los contornos del comando de Masatepe, su pueblo natal.
En esos días se planeó hostigarlo y Manuel sería el responsable del operativo. Una de sus tareas fué alquilar una casa en Masatepe, para ser utilizada como casa de seguridad. Además, se mantuvo muy activo en el traslado de armas y combatientes, en fin trabajó incansablemente para crear las condiciones necesarias que culminaron el 17 de octubre de 1977.

Manel nacido el 12 de sptiembre de 1951, era hijo de un compañero carpintero llamado Antonio Sánchez Alemán que tiene un pequeño taller de carpintería, y una compañera que realiza trabajos de producción casera como la fabricación de puros, llamada Paula Rosibel García. La familia es numerosa, con 10 hijos, pero los padres hacen infinidad de sacrificios para darles una crianza digna.

Manuel realiza su primaria en la escuela José María Moncada de su pueblo, y la secundaria en el Instituto Anastacio Somoza de la misma ciudad. Siempre
se distinguió como estudioso y buen alumno.

El estar en contacto directo con el trabajo y el proceso de producción, y el haber crecido rodeado de muchas necesidades le dieron los elementos
necesarios para inquietarse políticamente y más tarde, integrarse al movimiento revolucionario.

Así, en 1969, se organizó dentro de las filas de la Juventud Socialista Nicaragüense, como simpatizante y colaborador. En esta organización
desempeñaba diversas tareas políticas y organizativas tanto en la UNAN de Managua como en Masatepe. Igualmente, por la seriedad que demostraba en el
trabajo, fue adquiriendo diversas responsabilidades, desde las de propaganda, organización y cultura, hasta lleggar a ponerse al frente de la sección de Masatepe. En la Juventud Socialista Nicaraguense trabaja hasta 1976, cuando se produjo la division del Partido Socialista Nicaraguense (PSN).

Su actitud revolucionaria la puso en práctica una vez más al participar, en 1970, en la toma del Instituto de Masatepe, donde se encontraba presente
también Norman López, compañero de lucha. La convicción que iba adquiriendo de la necesidad que tienen los explotados y oprimidos de cambiar el estado de opresión y miseria, le llevaron a tomar la decisión de que había que participar orgánizativamente en una estructura que luchara contra la dictadura. La toma del colegio fue una forma de protestar contra el alza del precio de la leche.

Después de este período, participa haciendo pintas en las paredes del barrio en las que se manifestaban oposicion ante la reelección del tirano y
un llamado al pueblo a la abstención del voto. La principal leyenda era "NO VOTE". Entonces corría el año de 1974.

A la vez que estudiaba mecanografía por correspondencia, desarrollándose hábilmente en este ramo y estudiaba en la Universidad Autónoma de Nicaragua
(UNAN) la carrera de Economía, empieza a trabajar, en el año de 1975, en la Sucursal del banco de América de Masatepe. Posteriormente, pasa a las
oficinas centrales de Managua, donde labora en el noveno piso, en el departamento de Operaciones de Crédito.

Se contactó entonces con el FSLN en Managua, a través del compañero Freddy García Gutiérrez quién a su vez, tenía contacto con el militante sandinista
Norman López Porras. este llegaba al Banco a visitar al compañero garcía quien mantenía vínculos con la organización. De esta manera, Manuel logra
ir involucrándose en las conversaciones de Norman y Freddy, hasta llegar a convencerse de que la Vanguardia era la alternativa correcta para que
cambiara la situación de Nicaragua.

Sus actividades ya dentro de la Vanguardia se empiezan a realizar en el año de 1977, tan intensamente y con tanto entusiasmo que llegó a descuidar un
poco sus estudios. Además de realizar pintas, se le veía distribuyendo volantes; iba de un lado a otro haciendo de correo entre Masatepe y Chichigalpa. También participaba en todo lo relacionado con las labores logísticas y la construcción de infraestructura clandestina en Masaya y los pueblos aledaños, reclutamiento de colaboradores, recuperación de ropa y medicinas, tareas de transporte y comunicaciones, etc.

Desarrolla el trabajo de información y vigilancia, esto consistía en observar los movimientos que hacía la guardia, los vehículos y cantidad de hombres que esta acostumbraba a mover y las armas que normalmente portaban. Así se podría tener una idea general de la reacción del enemigo en caso de que se tuviera que actuar. Las zonas donde desempeñaba esta labor fueron algunos lugares de Masaya, Masatepe y Pio XII.

Unos días antes del 17 de octubre, hace un trasiego de armas en coordinación con Normán López. Las trasladan de un buzón que se encontraba en la finca de Francisco Porras hacia la ciudad de Masaya.

Participaba en una célula de estudio que había en Masatepe la que dirigía Normán López Porras y a la que también asistían los compañeros Freddy
García Gutiérrez, Marcia y otros compañeros más. En los estudios tocaban temas tales como historia del FSLN, historia de Nicaragua, la Plataforma
Programática, que era un material interno donde se explicaba la situación coyuntural que se venía dando en el país y la trascendencia que esto tenía
a nivel internacional; literatura marxista, el programa del FSLN y otra serie de documentos internos de la organización.

Las reuniones se practicaban en diferentes lugares. algunas veces las hacían en una finca llamada por ellos "La Pila"; otras veces las hacían en
la finca Centroamérica y también en la casa de Norman. La última reunión se realizó en la zona de Venecia en la costa de la Laguna de Masaya; ahí Norman explicó que muy pronto la situación de Nicaragua iba a cambiar, pues se acercaban grandes momentos para la historia del país. En efecto, estaba hablando a menos de un mes de la gesta del 17 de octubre de 1977.

Manuel era un asiduo lector  leía la Biblia, los clásicos de la  literatura y libros de economía. Con gran esfuerzo y tenacidad logró llegar hasta el 5to. año de la carrera de Economía.

Todas esas cualidades conformaban su personalidad ejemplar. Sobresalía porsu actutud sencilla y honrada, de servicio a la población, a sus compañeros
y hermanos, amigos y familiares. Se comportaba, pues, como todo un revolucionario transformador de la realidad nicaraguense. Debido a su forma de ser, "Cleto" era muy querido y apreciado.

Le gustaban los deportes y participó en la creación de un equipo de beisbol que se llamó "Los Universitarios"; las prácticas las hacían en el Jardín Botánico a unos 3 Kms. de Masatepe y, en el campo de deportes del pueblo. Hicieron varias presentaciones en Niquinohomo y pueblos cercanos a Masatepe.

El compañero Freddy García Gutierrez es de los últimos amigos que lo vió unos días antes de caer. ellos dos eran compañeros de trabajo en el banco y
de lucha. "Cleto" andaba semi clandestino, se le vaía inquieto

Para el 13 de octubre, cuando se da el ataque a San Carlos por el Sur, Freddy nos narra que sucedió lo siguiente:

" Yo trabajaba en el sótano, Manuel me pidió que subiera, pues según me dijo, tenía que decirme algo. llegué a su escritorio y me dice" "Fijáte que en San Carlos, la guardia esta bombardeando, esta destruyendo la ciudad; nuestros compañeros están en combate, hay que estar listos para cualquier situación que se nos presente". Se mostraba bien interesado oyendo un radio que tenía en su escritorio. En esta conversación, participó además su jefe del banco; parece que él le confiaba sus ideas.

El 14 de octubre, llegó a la oficina; portaba una mochila verde olivo, y me dice. "Miró, yo creo que nos vamos a dejar de ver. Voy a cumplir una misión
no sé donde, pero deseáme suerte para que todo salga bien". A las 5 de la tarde, nos retiramos del banco. Yo le presté una bolsa para que guardara su
mochila y no despertara sospecha sospechas. Nos despedimos y fué cuando no lo ví más. Al día siguiente, en mi casa dijeron que Manuel me había ido a
buscar con otro compañero; la descripcion coincidía con la de Norman, o sea, que Manuel me andaba buscando para que me fuera con él a la misión.."

Debido a la escasez de recursos materiales con que contaba el FSLN, Manuel contribuyó con unos préstamos que hizo en la sucursal del banco donde
trabajaba, acto que lo ennobleció por cuanto él sostenía a su familia y su hija Claudia María. De esto nos habló don Antonio, su padre.

Sus padres, aunque no concocían ampliamente las actividades de su hijo, se mostraron muy orgullosos cuando explicaban cuél había sido el comportamiento de Manuel mientras militaba dentro del Frente Sandinista:

" Se mostraba inquieto y pensativo; nosotros le preguntábamos que estaba sucediendo, pero como era tan reservado, sólo sonreía y nos decía: Esto va a cambiar muy pronto..."

Su comportamiento era el de un muchacho sumamente alegre. Siempre sonriente, le gustaba bromear, pero a la hora de ponerse serio se transformaba totalmente; veía las cosas con mucha responsabilidad y disciplina, así lo señalan los compañeros que pudieron compartir con él las experiencias propias de la vida guerrillera.

El 15 de octubre se encontraba reconcentrado en una casa de seguridad en Masaya, en compañía de la mayoria de los combatientes que iban a participar
el 17 en el asalto al cuartel. Por razones de seguridad, se trasladan el 16 en la noche, a la finca de los Rodríguez. A las 6 de la mañana del día siguiente, fué ubicado junto con Norman y Rolando en el kilómetro 13 1/2 carretera Managua-Masaya. A las 9:30 de la mañana comienza el combate que dura hasta las 12:30 de la tarde, cuando las armas de los tres hermanos sandinistas dejan de disparar.

Su actitud diaria ante las pequeñas y grandes cosas lo hacen ser un ejemplo para todo el pueblo. Su entierro, en la ciudad de Masatepe, se convirtió en
una verdadera manifestación de repudio al régimen somocista. Sus restos reposan en el Cementerio Central de su ciudad natal.