www.manfut.org


HEROES Y MARTIRES DE LA INSURRECCION POPULAR 77-79.
 
CAMILO ORTEGA SAAVEDRA
"MUNDO" - "RAMIRO"

FRANCISCO CASTELLON PEINADO
"MARIANO"

ASUNCION ARMENGOL ORTIZ LOPEZ 
"MAXIMO"

ARNOLDO KUANT PONCE
"NAHUALT"

RITO MOISES RIVERA MALTEZ
" JOSE " - " JUAN DE DIOS"

MAXIMILIANO SOMARRIBA TALENO
"RONALD", "NICOLAS"

MANUEL SANCHEZ GARCIA
"Angel"   "Cleto"

ISRAEL LEWITES
"Gustavo", "Gastón".

Rolando José López Porras
"Jacobo"

Norman de Jesús López Porras
"Hugo"

ULISES TAPIA ROA
"Heberto, Roger, Fernando"

ELIAS E ISRAEL RODRIGUEZ ZELAYA



ULISES TAPIA ROA
"Heberto, Roger, Fernando"

Ulises nació en el barrio Campo Bruce de Managua el 16 de febrero de 1956 Al año suguiente, su familia se trasladaba a Masaya. Ahí, Ulises vive su
infancia y adolescencia en los barrios "La Estación" y "Paises Bajos" Sus primeras letras las aprendió en la escuela de las "Monjas Españolas"; la
primaria la cursó en una escuela mixta de la misma ciudad que lleva su nombre, y la secundaria en el Instituto Nocturno de Masaya. En ese centro
obtuvo el título de Bachiller en 1972.

Sus padres, Faustino Tapia y Rosa E. Roa lo educaron con su ejemplo de trabajo, de honradez y oposición al régimen somocista. De manera que en
1974, cuando el FSLN rompe con la acción del 27 de diciembre el periodo llamado "Acumulación de Fuerzas en Silencio", el compañero Ulises Tapia se
integra al FSLN.

Su tiempo lo divide entre la militancia, el trabajo como bodeguero en los laboratorios Lady Wilson, los estudios de topografía en la UNAN y las
clases de matemáticas que imparte en el Ciclo Básico, en el Instituto Tenderí, hoy Ulises Tapia, del municipio de Nindirí.

A partir de febrero de 1976, estrecha lazos con el también militante Juan Carlos Herrera y, bajo la responsabilidad de los Comandantes Leticia
Herrera y Camilo Ortega, desarrolla tareas político organizativas en los departamentos de Granada y Masaya, sentando las estructuras del FSLN en estos departamentos al reclutar militantes y colaboradores. Así, lo encontramos en esas fechas, dando y recibiendo entrenamiento militar.

Su calidad de frevolucionario era tan consistente que sus ideales políticos e ideológicos los aplicaba hasta en los años más sencillos de su vida
familiar, compartiéndolos con su esposa e hijo, con quienes mantenía una estrecha relación.

En julio de 1976, por las demandas de la lucha revolucionaria y lo intenso de la reprsión somocista, pasa a la semi-clandestinidad, en Granada,
acompañado de su esposa Esther Membreño, con quien se había casado el año anterior. tenían una casa de seguridad, la que compartía algunas veces con
los compañeros Camilo Ortgea, Leticia Herrera y Carlos M. Jarquín, asesinado dos años después en el barrio Veracruz, departamento de León, y
por la que pasaron numerosos compañeros en trénsito hacia otras partes del país.

En ese año, la dictadura incrementaba la represión tanto en la ciudad ecomo en la montaña. El FSLN sufre la pérdida de los Comandantes Carlos Fonseca y
Eduardo Contreras, miembros de la Dirección Nacional, y la de los compañeros Edgard Munguía y Carlos R. Huembes suplentes de la misma. Además, Augusto C. Salinas, Silvio Reñazco, Rogelio Picado, Mildred Abaunza y cientos de familias campesinas, colaboradores del FSLN de las montañas de
Matagalpa y del Norte del país.

El FSLN viene trazando nuevas líneas en la estrategia de la lucha armada y desplaza a la montaña de Dipilto y Jalapa, fronterizas con Honduras, en los
departamentos de Madriz y Nueva Segovia. En dicha zona, el Frente Norte "Carlos Fonseca" esta siendo organizado bajo la responsablidad de los
Comandantes Daniel Ortega Saavedra y Victor Tirado López. El compañero Guillermo Sánchez, "Pancho", tuvo de él esta vivencia:

"....Viví en un campamento guerrillero en la montaña y allí conocí al compañero Ulises Tapia Roa, "Heberto". Inmediatamente fraternizamos y él me
dió la gran ayuda para mi formación personal. Yo llegué con las debilidades de la ciudad, muchos llegamos así, acarreando una serie de perezas y vicios
que no van con el revolucionario de la montaña. El y yo nos mirábamos como hermanos. ."

Con los compañeros Germán Pomares, Leticia Herrera, Oscar Benavides, Joaquín Cuadra, Dora María Téllez, Francisco Rivera y otros. Ulises
participa en las siguientes acciones del Frente Norte:

Emboscada de San Fabián el 13 de octubre de 1977, en donde se le hace 17 de bajas al ejército somocista.

Ataque al poblado de San Feranando, Nueva Segovia, el 25 de ese mismo mes. Varios efectivos de la GN se rinden, siendo tratados con el respeto que se
merece cualquier prisionero de guerra y dejados en libertad.

Quema de varias casas de la finca La Ilusión, propiedad del Comandante GN de Ocotal, el 12 de noviembre.

Toma del poblado de Santa Clara el 2 de diciembre, quema del Comando GN y Y en el mitín político que sigue en el Limón, jurisdicción de Jalapa,
departamento de Nueva Segovia. Y en la Toma del poblado "Las Manos" , situado 24 Kms. al norte de Ocotal, el 8 del mismo mes.  Emboscada a un
camión de transporte de tropas de la GN el 19, en el Puente de Lizupo, carretera entre Mozonte y San Fernando.

El 2 de febrero de 1978 el FSLN lanza nuevas acciones en todo el país. Las columnas del Frente Sur toman la ciudad de Rivas, las del Frente Interno,
Granada, y las del Frente Norte "Carlos Fonseca" entablaban combates con la GN en las poblaciones de Mozonte y Rosario. En estas últimas también están
presente el compañero Ulises Tapia, combatiendo al lado de otros heroícos compañeros.

La dictadura había perdido el control de la situación política y social del país y desesperada, el 26 de febrero de 1978 aplasta sangrientamente el
levantamiento de los barrios de Monimbó, san Carlos y Santa Rosa en Masaya. Las masas comprenden que la única solución es la planteada por la
vanguardia; el aniquilamiento al enemigo en acciones audaces de hostigamiento y enfrentamientos que lo irían desestabilizando todo el sistema somocista sostenido por el imperialismo y la Guardia Nacional.

El 10 de marzo de 1978, "Heberto" fué capturado por las Tropas Especiales de Selva y Operaciones Nocturnas del Ejercito Hodureño, junto con el
Comandante Germán Pomáres en la Hacienda Peñas Blancas, ubicada en la regón de La Lodaza, departamento de El Paraíso, Honduras. Luego fueron enviados a
una cárcel de Tegucigalpa e interrogados durante los 21 días de prisión. Debido a un gran despliegue de solidaridad del pueblo hondureño, que se
moviliza pidiendo que los compañeros no sean entregados a la dictadura somocista, la que había solicitado su extradicción, el gobierno hondureño los expulsa a Panamá el 13 de marzo de 1978.

Su estadía en este país es breve, y a mediados de abril, enfermo, entra a Costa Rica. De inmediato, los compañeros lo internan en un hospital donde es operado. Cuando experimenta una ligera mejoría, urgido por las circumnsatancias de la lucha, entra clandestinamente a Nicaragua a finales de mayo. es ubicado por mandos superiores en la regional, para fortalecer sus estructuras en el departamento de Masaya, zona que el compañero conoce bien.

En Nicaragua, la situación política, económica y social se va deteriorando rápidamente. La corrupción administrativa llega a sus límites maximos. La GN somocista asesina sin escrúpulos a mujeres, ancianos y niños, cada día, son más numerosos los cadáveres que se descubren a las orillas de las carreteras en fosas comunes. Las huelgas laborales y estudiantiles se han sucedido unas tras otras, el pueblo se ha lanzado a las calles en manifestaciones en que a gritos se corea la consigna" "Se siente, se siente, que el Frente esta presente", Y las mujeres han hecho sonar sus cacerolas en las puertas de sus hogares.

El 22 de agosto de 1978 un comando sandinista, con el nombre de "Rigoberto López Pérez", se toma el Palacio Nacional, hace rehenes a miembros del Congreso y del Gabinete somocista, y el Dictaodr se ve obligado a aceptar las condiciones que se le imponen: Liberación de los presos políticos, recaste de dólares y difusión en los medios de información nacionales y extranjeros, de un comunicado del FSLN.

Este magistral golpe acapara la atención de La Prensa, las Radios nacionales y los titulares de la prensa mundial y el pueblo comenta con expresión de gozo la humillación que el Frente le había hecho pasar al dictador

La ciudad de Matagalpa, situada al norte del país, se insurrecciona por condiciones creadas anteriormente por el Frente; la Guardia genocida se moviliza para aplastar la resistencia. esta se va incrementrando en todo el país y el 9 de septiembre, a la cabeza del pueblo, el FSLN hace un llamado a la insurrección popular que, sincronizadamente, estalla en Masaya, Estelí, Chinandega y León.

El Estado Mayor de Masaya, integrado por los compañeros Hilario Sánchez, Ulises Tapia, Asunción Arraengol Ortiz, y Mario Alemán, lanza aproximadamente a las 6:30 p.m. de ese día nueve, el ataque contra el "Comandito de Monimbó", bastión altamente represivo que la Guardia habla instalado en ese barrio, después de que éste se levantara en febrero de ese año. En una lucha tenaz, las fuerzas de la G.N. fueron vencidas. Hacia la media noche, los sandinistas entraron al local en el que habían guardias sobrevivientes escondidos, unos se rinden, otros huyen.

Entre los combatientes de ese histórico día figuraron los compañeros Asunción Armmengol Ortiz, Martha Navarro, los hermanos Ellas e Israel Rodríguez, Teófilo González, Bayardo López, Carlos Romeo García V., Henry Bermúdez y Paul González; valientes compañeros que a lo largo de la lucha, en fechas posteriores y en otras circunstancias, cayeron luchando por el ideal sandinista.

El 10, cuando la ciudad de Masaya estaba en poder del FSLN, Ulises se ubica en la casa de Roberto Bolaños para hostigar al cuartel central, al mando de un grupo de combatientes y milicianos. Cerca de él se encontraba el compañero Ellas Rodríguez Zelaya con un fusil ametralladora Browning, distrayendo a la tanqueta que unos minutos despu?s acabaría con lavida de Martha Navarro, quien cae al.año siguiente en un combate contra la G.N., y Moisés Rodríguez que narra lo ocurrido así:

... La tanqueta sale hacia donde están concentrados un grupo de milicianos y combatientes. Ulises decide ir a su encuentro; su fusil era un FAL y le coloca una granada. Esperó que pasara, pasó una vez, pasó dos veces; en cada pasada Elías hostigaba a la tanqueta que siempre venía de norte a sur, o sea del cuartel hacia el barrio de Países Bajos. Al tercer recorrido, Ulises le dice a Ellas que siga disparando. Esta vez, la tanqueta dobla hacia la Cruz roja. Cuando va doblando, `Heberto" dispara pero su granada no sale. La tanqueta ya está de frente a nosotros. Ulises hace de nuevo el intento, ya que se había impuesto esta misión: destruir el artefacto. Lo detectan... La lucha de este valiente combatiente con aquel - mortífero artefacto habia terminado: Ulises recibe de frente el cañonazo,.."

Elías continua disparando, mientras el resto de sus compañeros recupera el cadáver de nuestro hermano sandinista.

Su muerte fue dolorosa para los combatientes que perdían un  ejemplo de coraje y para los vecinos del lugar, quienes lo conocían desde cuando pequeño, cuando correteaba por el barrio. Sus hermanos de lucha rescataron el cadáver y lo colocaron en una tabla para trasladarlo. El compañero Lino Garay donó para el ataúd rústico que guardaba.

En el mismo sitio, se le hizo una oración fúnebre y se le tras ladó al comando del FSLN en las Cuatro Esquinas y luego al cementerío de Monimbó.