Colecciones manfut.org ++++++++ Bienvenidos.. Nicaragua en cada lugar... Algo Especial..++++++++ Indice de Rivas Nicaragua

MUNICIPIOS DE RIVAS 
ALTAGRACIA RIVAS NICARAGUA

Colecciones www.manfut.org
Escudo del Municipio de Altagracia, Rivas, Nicaragua.
INCERPTS - 27 DE ENERO DEL 2002 /  La Prensa Estadisticas de Ometepe: El índice de analfabetismo es de un 41 por ciento en la zona. 23.39% y 57.89% ausentes en escuelas primarias y secundarias corr.. La actividad delictiva se da en forma de mafia maderera en laderas del Volcán Maderas se hán reportado quemas en parches grandes, donde luego se han establecido pequeñas haciendas, es problema de nuevos propietarios y la legislación que proteje el Volcan Maderas..Así como todos los volcanes del país. Las autoridades no se han decidido si en declararlo en Parque Nacional  o dejar así en manos privadas sin realmente poder evitar mas el depredamiento.. Cabe mencionar que El Volcán Maderas  genera por si sólo miles de dólares en tarifas de guías turisticos. Cada tour guía gana entre C$220.00 - C$400.00 córdobas por día. Sume otros C$150.00 para los dueños de vehículos, especialmente camionetas, las cuales son rentadas con chofer y guía. Un aporte de importantísimo a la economía de este Municipio de Altagracia,..Pero que pasa..el que despala amenaza el futuro del turismo en ésta zona, Pienso que para comenzar sería importante convertir a todos aquellos buenos guías turisticos locales en promotores de la protección del Volcán . Ometepe en total tiene una extensión de 276 kilómetros cuadrados con una población de más de 30  mil habitantes. Se divide en dos municipios: Altagracia y Moyogalpa, que  pertenecen al departamento de Rivas.    En Moyogalpa la fiesta patronal de Santa Ana es el 26 de julio, y se celebra con el   baile de las inditas al son de atabales.  En Altagracia las fiestas de San Diego de Alcalá, son el 13 de noviembre, y van  acompañadas del baile de los Zompopos, con una celebración previa el 28 de  octubre donde sale bailando la burrita y se reparte atole.  un 25 % de las viviendas de Moyogalpa se encuentran en mal estado, así como el 37 por ciento de  las casas de Altagracia.  A pesar de la cantidad de turismo, internet por cable es aqui imposible por ahora, el correo parece también ser muy lento. Electricidad en  En Moyogalpa el 58 por ciento de las viviendas,  en Altagracia el 34.42 por ciento; la zona del volcán Maderas es la más afectada.   El 53.62 por ciento de las viviendas cuenta con servicio de agua potable en  Moyogalpa y en Altagracia el 24.55 por ciento.
 

Trazado de las Calles de Altagracia, Rivas, Nicaragua.
LLEGADA DE LOS ADELANTOS DE LA CIVILIZACIÓN EXTERNA
Manuel Hamilton Silva Monge

1903 pasa por Ometepe el primer avión, según mi abuela, Juliana Ramos v. de Monge.
1910 apareció el gramófono, que se oía con audífonos, el que pagaba un centavo le ponían el audífono y oía.
1930 llegaron las vitrólas; yo conocí algunas, sus propietarios eran don Gerardo Hernández, don David Alemán, este desarmó el aparato para ver quien cantaba. Otroposeedor de vitrólas fue don Alejandro Romero.
1945 don Ramón Marín trajo el primer radio de corriente.
1950 aparecieron los radios de batería y solo los tenían los que iban a Costa Rica, uno de ellos fue Francisco Paizano, quién todavía lo conserva, es un radio Zenith.
1950, doña Blanca Areas llevó la primera refrigeradora de querosene.
1960 llegaron los radios diminutos, las grabadoras y la televisión.
 

 
 










 

En Patios de la Iglesia encuentran un par de monolitos.

MUSEO de Ometepe
en Altagracia, Nicaragua  Contacto: Manuel Hamilton Silva Monge

El Museo Ometepe fue fundado el 29 de Octubre de 1994 por iniciativa de la Asociación Promotora del Museo y Cultura de Ometepe, la Fundación Entre Volcanes, las Alcaldías de Altagracia y Moyogalpa, la Cooperación de Dinamarca y el asesoramiento del Instituto Nicaragüense de Cultura.

 salas del Museo de Ometepe;

Sala del Medio Ambiente,
maqueta de la Isla con todos los datos básicos.
Información geológica, maderas finas,
aves, un diorama del medio ambiente,
una maqueta del buen uso del suelo y del mal uso del mismo.

Sala de cerámicas,
arte rupestre, venida de las etnias y fotografías de petroglifos.

Sala de Etnología,
Fiestas Patronales de San Diego de Alcalá
Fiestas Patronales de Santa Ana,
trajes típicos del Baile del Zompopo y las Inditas de Moyogalpa.


biblioteca donada por el proyecto de Alemánia

Los objetivos de la Fundación del Museo son:
1. Defender nuestro patrimonio
2. Que sirva de apoyo a los estudiantes locales, nacionales y extranjeros.
3. Crear conciencia en la población por el valor cultural de nuestras reliquias.
4. Rescatar nuestras raíces.


La Vieja Iglesia Parroquial de Altagracia ahora por ser derrumbada,  la historia de Altagracia, demanda restaurarlo y convertirlo en un nuevo museo, quizas un centro tan necesario para atender el número creciente de turistas por estos lugares. Escriba a Concejo Municipal de Altagracia y demande que se declare Edificio Patrimonio Municipal de Altagracia.
 


Entre lo viejo y lo nuevo que surge de lo viejo

TRANSPORTE LACUSTRE
Hasta 1865 a la Isla se llegaba por lanchas de madera pequeñas, botes hechos de un solo tronco, de cedro, guanacaste y de otros árboles que tuvieran la cualidad de flotar. Por los años de 1867 a 1871, el presidente de Nicaragua Don Fernando Guzmán, introdujo el tráfico de vapores; entre éstos el Victoria, donado por la Reina Victoria de Inglaterra, El Ometepe reforzado más tarde por el presidente Pedro Joaquín Chamorro quien implantó el Ferrocarril de Nicaragua e introdujo otros barcos como El progreso, el Nicarao, y el Chancleta; El Progreso fue traslado al lago de Managua, después fueron traídos otros barcos por el año 50 yo conocí El Somoza, la lancha Cinco Estrellas y otras propiedades del Ferrocarril del Pacífico de Nicaragua.

Todas éstas embarcaciones tocaban puerto de Ometepe, entre ellos, Moyogalpa y Mérida los días martes, que generalmente unos de los barcos hacía el viaje de Granada, San Jorge, San Carlos, pasando por Moyogalpa y Mérida.

Y dicen adios mis compadres y mis comadres..en su push...algunos con sus cipotes..en la busqueda, energía pérdida..energía pérdida de mi pueblo querido!!! y aquella pregunta común de migrantes de la tierra..cuando mis ojos de nuevo veran tierra tan bella?

De manera que la ínsula quedaba incomunicada con el resto de la población de tierra firme. Para el año de 1900, se comenzó a construir pequeñas embarcaciones de 8 metros de eslora por 3 de manga, más tarde se construyeron embarcaciones de mayor tamaño de unos 15 metros de eslora por 4 de mangas.

Turistas encima de mercancias en la travesía Granada - Altagracia..una agradable ruta de 4 horas..ésta ruta necesita ser mejorada..unos cuantos miradores con telescopios y camastros de madera con buena música. Esto se lograría reinventando el barco construyendo una doble plataforma que permita compartimentos bajo y alto. Además de roperos con candados para guardar los objetos personales..un espacio abierto puede ser decorado con hamacas, asegurando un ambiente sociable y porque no "un bar abierto - no cocina..es mas la cocina deberia reemplazada por algo mas seguro, un bar self-service con maquinas de juegos, y comidas como emparedados, burritos, dulces, panaderia, café, refrescos, cervezas, cigarrillos y otros que pre-manufacturados son puestas a la venta..con un horno de micro-ondas que la gente utilize en su viaje.

22-2-2002.
En Altagracia solamente la Mozorola y los botes pequeños.
UN VIAJE EN LANCHA DE VELA DE ALTAGRACIA A GRANADA
En una víspera de la partida, los capitanes sacaban el zarpe el viaje, en casa del propietario, se levantaba la lista de los pasajeros que llevaban guineos y frutas, esto era por los años 30-40-50; la lancha partía de Tagüisapa a las 4 de la tarde, también lo hacían del Puerto de Gracia; el capitán ordenaba levantar el ancla y soltar los mecates de manila de los postes del puerto; izaban las velas y los foquis, si soplaban vientos llegaban a Granada en la madrugada del día siguiente, cuando no había, se tardaba hasta la tarde del otro día, en la travesía cuando estaba calmo, se juntaban los amigos o se hacía amistad, se comenzaba a contar historias, leyendas de ceguas, monos etc. esto se hacía para matar el tiempo, allí se compartía comida, tragos de licor y otros aliños que salían. El capitán llevaba bastante provisión para la tripulación y unos de los marinos hacia la comida, a este le llamaban cuque; a veces en los virajes caían en las Islas de las otras costas, al Nancital y allí anclaban hasta que cambiaba el tiempo. Otras veces se anclaban en El Conde, en las Isletas de Granada, hasta el otro día.

El calor es sofocante..y entre canastos y chocoyos que cruzan el lago escondidos en cajitas...allá se oye escondido el chocoyito..Doña Rosa estaba bien alegre recordando aquellos tiempos..Juan se enlistaba a Costa Rica..aunque no sabía si debía ser un Pirata, por eso se puso ese pañuelo en la cabeza. Una canadiense observaba desde el centro la inmensidad del Lago..It is her longest boat-ride ever!!

Así hasta que podían atracar en el muelle de Granada, la gente salía, vendían su mercadería y procedían a comprar sus cosas, bastante tamales y queso para llegar sin hambre a la Isla de Ometepe, la salida era a las 4 de la tarde y con buen viento veníamos a amanecer a la Isla, sino hasta el anochecer o hasta el otro día, los pasajeros para atraer el viento echaban hojas de plátanos o amarraban un guineo o coco y lo arrastraban, al guineo le pintan figura o solamente le marcaban una X; la dormida era en el mismo lugar donde venían sentados solamente se arrecostaban si había luna era una noche maravillosa para los que venían alegres o los novios que allí venían, esto cuando el viento era suave, si estaba recio era noche de sustos y peligros, si la noche estaba clara se miraban las estrellas y el capitán se guiaba por ella

Para 1920 y 1930, fueron introducidas las siguientes embarcaciones, La Sirenita, la Italia, La Linda S, La Energía y La Irene cuyos propietarios eran don Gumersindo Sevilla, La Chavela de don Alberto Díaz, para 1945 apareció la Irlanda, la Venus y el Bayer de don Matías Cruz, la Raquel, La Esmeralda de don Constantino Angúlo Areas, La Anita de don Gregorio Barrios. En 1946 la señora Francisca Ortiz, introdujo la 15-30, la Flor de María y la Panchita; la 15-30 fue más tarde de don Julio Marín.

El Mombacho...sin duda un Señor Volcán medio despierto..sus erupciones han sido violentas, pero ahora tan sólo la mitad de lo que pudo haber sido antes. Yo sigo la marca de las nubes y sólo me imagino lo que una vez vomitó.

En 1948 don Pablo Loría compró una lancha de dos mástiles, al correr los años construyó la Argelia, la Alianza y la María Danelia.

En 1950 existió la Balgüe, la Nueva Ola y la Santa María.
Por el año de 1955 don lino Alvarado fabrica la Violeta, la primera lancha de motor para servicio colectivo.

Antes hubo una lancha de motor de don Roberto Chamorro, pero de uso particular y viajaba de Granada a Balgüe, donde el Señor Chamorro tenía la hacienda la Palmera.

Y continuaron las lanchas; El Triunfo, de don Ubence Ortiz, la Flor de María de don Fernando Mena; la Balgüita, la Gran Señora, la Karen Moría de José María Castillo, la Karen fue después de don Eriberto Cordoncillo, luego de Manuel y Carlos Centeno.

Ai morir don Gumersindo Sevilla pasan a ser de su hijo Francisco Sevilla la Santa Elena # 1, #2 y #3, así también el Barco San Diego, convertido ahora en el ferry.

Lago de Nicaragua

Don José González compró la Santa María quien en 1996 la heredó a su hijo Arístides,
la Mozorola que antes era La Mérida ahora de Escot Renfro,
(página de la Mozorola, click sobre la foto:)
  
 

han existido también pequeñas goletas o botes como se les conoce, estos viajaban de Ometepe a Puerto Díaz, San Ubaldo Morrito y San Carlos y demás puertos, de Chontales entre ellos el San Diego de don Francisco Díaz y más tarde de don Marcelo Carrillo; el Colombia de don Teodoro Rosales, el Bollo de Pan de Pablo Ramos, el Bayer, de don Matías Cruz, el San Pablo de don Alberto Barrios, el Mar Azul de don Abner Cruz, el San Martín de don Francisco Irigoyen y José Gutiérrez, el San Antonio de Randolfo García, el Ave María de Tomás González, la Linda S. de Alfredo Jaen, la Bethanea de los hermanos Silvio y Ronald Irigoyen. Para el año 2000 y 2002 todavía existe la Bethanea. El cargamento de estas goletas ha sido cocos, plátanos y frutas de Ometepe hacia allá y de allá traen pescado seco, garrobos, tortugas, cuajada, queso, etc.

Por el Municipio de Moyogalpa también a comienzo del siglo XX existieron las siguientes embarcaciones: la Dalia y la Aldeana en 19151922, respectivamente de don Antonio Galarza, la Salvadora en 1930,

Y lo viejo...lo viejo...se va como el viento que lo trajo..

 22-2-2002.
En Altagracia solamente la Mozorola y los botes pequeños.
UN VIAJE EN LANCHA DE VELA DE ALTAGRACIA A GRANADA
En una víspera de la partida, los capitanes sacaban el zarpe el viaje, en casa del propietario, se levantaba la lista de los pasajeros que llevaban guineos y frutas, esto era por los años 30-40-50; la lancha partía de Tagüisapa a las 4 de la tarde, también lo hacían del Puerto de Gracia; el capitán ordenaba levantar el ancla y soltar los mecates de manila de los postes del puerto; izaban las velas y los foquis, si soplaban vientos llegaban a Granada en la madrugada del día siguiente, cuando no había, se tardaba hasta la tarde del otro día, en la travesía cuando estaba calmo, se juntaban los amigos o se hacía amistad, se comenzaba a contar historias, leyendas de ceguas, monas etc. esto se hacía para matar el tiempo, allí se compartía comida, tragos de licor y otros aliños que salían. El capitán llevaba bastante provisión para la tripulación y unos de los marinos hacia la comida, a este le llamaban cuque; a veces en los virajes caían en las Islas de las otras costas, al Nancital y allí anclaban hasta que cambiaba el tiempo. Otras veces se anclaban en El Conde, en las Isletas de Granada, hasta el otro día.

Así hasta que podían atracar en el muelle de Granada, la gente salía, vendían su mercadería y procedían a comprar sus cosas, bastante tamales y queso para llegar sin hambre a la Isla de Ometepe, la salida era a las 4 de la tarde y con buen viento veníamos a amanecer a la Isla, sino hasta el anochecer o hasta el otro día, los pasajeros para atraer el viento echaban hojas de plátanos o amarraban un guineo o coco y lo arrastraban, al guineo le pintan figura o solamente le marcaban una X; la dormida era en el mismo lugar donde venían sentados solamente se arrecostaban si había luna era una noche maravillosa para los que venían alegres o los novios que allí venían, esto cuando el viento era suave, si estaba recio era noche de sustos y peligros, si la noche estaba clara se miraban las estrellas y el capitán se guiaba por ellas.


VEHÍCULOS

En 1930 llega la primera bicicleta la trajo el profesor Manuel Silva Fuertes (mi padre), cuenta él que el muchachero lo seguía y la gente se salía a verlo pasar; las muchachas se enamoraban de él, es claro tenía diecinueve años y era maestro. ¡Hasta mamá se enamoró del ciclista!.

La primera moto la introdujo Don Constantino Céspedes en el año de 1950, era una Harley Davidson grande y corría de Moyogalpa a Esquipulas, porque era el único trecho de camino bueno; era otra novedad, era una atracción él y la moto; como era telegrafista tampoco no corrió mucho al casarse con la bella señorita Nollita Roca, esto fue en 1952.

En 1998 entró el Ferry Ometepe, el cual ha venido a solucionar el problema del transporte, en el se transporta vehículos de todo tipo y cargamento pesado.
En la actualidad prestan servicio: La Reina del Sur, La Santa Martha, la Señora del Lago, La Karen y el Ferry Ometepe.

En el año de 1950, llegó a Moyogalpa el primer camión propiedad de un señor de apellido Bonilla, Doña Lusiana Ponce -una ancianita que vivia donde está el juzgado actualmente- se encerró en su cuarto y no salía ni a comer y cuando la llamaban respondía que no quería ver esas cosas del demonio y que ese animal tenía bueyes por dentro. (fuente JorgeTijerino)

La primera camioneta de uso colectivo llegó a Altagracia en 1954, le nombraban la Chimbarona, era marca Chevrolet modelo 40, cuando vino era propiedad de Eduardo Hollmann y pasó a ser propiedad de don Juan Calvo Pérez. En el año de 1956 vino La Chompipona una camioneta de don Atanasio Hernández, quien la trajo fue un señor al que le llamaban Cachirulo.

En la década del sesenta al setenta don Luis Ramón Ortiz trajo El Sartén y El Rey de la Selva, también trajo La Chocolata. Don Bernabé Paizano trajo El Peligro, Don Carlos Guillén una Land Rover, Don Pedro Flores La Come Pescado, marca Land Rover. Don Juan Paizano trajo La Altagracia Don Gerardo Barrios una Land Rover, Don David Guithis, un tractor Jhon Deer de Querosene, La primera bicicleta de motor, fue una innovación de Amadeo Vargas fue una novedad en la fiesta de los Angeles, por la década de 1960.

Con la construcción de la carretera en los años 1965 - 1966, Don Constantino Céspedes introdujo el primer bus cuyo nombre era La Liga.Este era un microbús, más tarde Doña Haydee Espinoza introdujo otro microbús, así también doña Teresa Zambrana. Estas personas fueron las primeras impulsadoras del transporte motorizado de Ometepe. Después se ha ido proliferando el transporte hasta nuestros días.

ALUMBRADO ELECTRICO
Para comienzos del año 1900 la población de Ometepe se alumbraba con mechones o candiles, lámparas de carburo, lámparas tubulares, candelas de cebo de fabricación caseras, candelas de espermas; los candiles y lámparas usaban queroseno, las que alumbraban mejor eran las de carburo, en las partes alejadas, se usaban semillas de higuera ensartadas en una ramilla de coco y en el fogón siempre se manejaba una chiva de madero encendida en el cocinero que alzaba llama o chisporroteaba, con esto se ayudaba a la familia a reunirse por las noches. En las noches, en las casas ponían un candíl o una lámpara para que alumbrara la calle.

Municipio de Altagracia
Proyecto de Rehabilitación y equipamiento de Centros de Salud del Pacífico, donación del Japón para Nicaragua. Junio 2003, en etapa de construcción.

Para 1950, poner una luz de cualquier tipo era obligatorio por las alcaldías, el propio alcalde salía por las calles a ver si se cumplía con la orden. Recuerdo cuando era niño haber visto a Don Francisco Viales hacer el recorrido y el que no cumplía le aplicaban una multa. Fue hasta el año de 1962 que por primera vez hubo alumbrado eléctrico en las dos cabeceras municipales, antes de ésto solamente en algunas fincas que tenían planta eléctrica, por ejemplo: La Palmera y algunas personas pudientes tenían su planta o motor.

En 1960 Don Salomón All trajo dos plantas, una para Moyogalpa y otra para Altagracia; motores marca Peter de seis cilindros de diesel. El servicio que brindaba era de las 6:00 PM. a las 10:00 PM. cuando iban a suspender el servicio hacían un apagón y cinco minutos después quedaban en tinieblas. Estas plantas cubrían cuatro calles en cada población y 50 casas en cada una, pero no todas tomaban el servicio de luz.

En el año de 1970 se formó la COEDRI (Cooperativa de Electrificación del Departamento de Rivas). Para Ometepe se formó una directiva de la siguiente manera:
Presidente: Don Manuel Sandino - Alcalde Municipal
El Reverendo Jaime Marzá Martínez - Párroco de Ometepe El profesor Manuel Hamilton Silva Monge El profesor Aníbal Espinoza Flores Don Ramón Castillo Sequeira Don Carmen Serafín Guillén
Don Guillermo García Don Vicenta Cid Don Abner Rodríguez

Comenzamos a propagandizar y en 1971 la ENALUF envío un motor marca Blackstone traído de la Costa Atlántica, de 200 Watts. La empresa realiza las instalaciones en los dos Municipios a bajo precio, la instalación doméstica tenía un costo de setenta córdobas; esta insta
`,lación constaba con alambre de # 12, cuatro cepos, cuatro toma corrientes y el pago era a largo plazo, con abonos de lo que el cliente pudiera. El nombre de ENALUF (Empresa Nacional de Luz y Fuerza), a cambiado al INE, luego a ENEL y ahora privatizado a UNIÓN FENOSA.

Pueblos que no tienen luz eléctrica todavía: La Palma, San Pedro y Tichaná.
 


No sé si era el cadejo bueno a quién capturé en ésta foto, estaba como resguardando el cementerio..talvez estaban en alguna reunión importante esos muertos.
El Cementerio de Altagracia, antes de 1960 el cementerio se localizaba en Mérida y en El Concepción, éste largo recorrido "cargando al muerto", para algunos se convirtió en un motivo para reunir a ciertos amigos del difunto, que colaboraban con el guaro y comida para el último viaje.
Pero los primeros panteones que hubo en ésta Isla de Ometepe son los aborígenes, los que abundan en la isla. En aquellos tiempos no tenían un lugar específico para enterrar a sus muertos, los enterraban en los patios, mas tarde al contorno de las aldeas. Con la influencia de las alcaldías coloniales, principalmente la de Granada..otras costumbres españolas eran transferidas..entre ellas el cementerio, apartándose un lugar para los muertos..en Altagracia el primer cementerio se localiza en el camino a Tagüisapa, en la plantación de platanos de don Filiberto Silva Monge.

Alcaldia de Altagracia
Puertos). En 1998 entró el Ferry Ometepe, el cual ha venido a solucionar el problema del transporte, en el se transporta vehículos de todo tipo y cargamento pesado.
En la actualidad prestan servicio: La Reina del Sur, La Santa Martha, la Señora del Lago, La Karen y el Ferry Ometepe.

Volcán Concepción 1,650 mts. 4.5 horas para subir y 3.5 horas para bajar.

Las creencias..en aquella Altagracia..
Si cantaban las gallinas por la noche era que alguien del barrio moriría. La presencia de mariposas negras presagiaba mala suerte, también la quiebra de un espejo. Si un güis canta cerca de la casa, llegará visita, lo mismo si el gato se lava la cara con las manos, Si el fuego de la cocina crepita vendrá visita, si te pica las palmas de la mano, tendrás dinero, si alguién te rosa los pies con una escoba, ya no te casas, si barres la casa por la tarde se va la suerte, Cuando a una mujer se le iba el marido, ella amarra un gallo joven y lo deja morir de hambre, si no daba resultado, entonces visitaba a un brujo para que le hiciera un muñeco con alfileres en la cabeza.



Visite el “Museo de Antropología
e  Historia de Rivas”
 

Balnearios del Lago Cocibolca
Cibalsa , 
La Virgen

Isla de Ometepe
Playas de Santo Domingo
Museo de Ometepe

Playas del Pacífico.
San Juan del Sur,
El Ostional
La Sardina Surfer, 
Santa Ana Ranch
Playas del Astillero


LEYENDAS DE LA TIERRA PROMETIDA

"El Pueblo Grande de Ometepe "

La Novia de Tola

la famosa leyenda del Caballero Andante

 LAS LEYENDAS del Mar y DE TESOROS OCULTOS

Alcaldes de Rivas.
A=Area territorial/Km² 
P=Poblacion    V=Votos
D=Densidad       INIFOM 96
A         P       V          D
Departamento de Rivas
2149 Km²   159,586 habs.     95536 votos.

139      43579    23,590   279
Tel-Alcaldia 045-337878

462     13,887  19,134      86
Tel-Alcaldia  045-34611 

806     36,249  19,267   44
Tel-Alcaldia  045-34107 

1291   32,924  17,564  19.8
Tel-Alcaldia - 045-33265

Tel-Alcaldia  55-26046

1335   38,584   17,581  29
Tel-Alcaldia  045-82242

152    13,788     6,660    39
Tel-Alcaldia 

150  15,353     7,573    84
Tel-Alcaldia  045-94182

375   13,062    5,743   36.5
Tel-Alcaldia  045-33101 

Alcalde
Tel-Alcaldia
,
 
  12 DE NOVIEMBRE DEL 2001 /  La Prensa
 

Ometepe y San Carlos  celebran a sus patronos
                                                  San Diego de Alcalá

               La Isla de Ometepe se alista para celebrar a San Diego  de Alcalá al ritmo de Los Zompopos.
 
 

              Wilder Pérez R. 
  El sur de Nicaragua está de fiesta. El municipio de Altagracia, ubicado en la Isla de   Ometepe, se alista para celebrar a San Diego de Alcalá. Aquí sobresalen la pólvora y  la música. Pero el ambiente queda listo para el 17, que es el día principal de estas celebraciones. 

              Hay distintos tipos de celebraciones menores mientras llega el día cumbre, pero esta temporada es una de las pocas veces en el año que se presentan las “Bailarinas  de San Diego”, un grupo de jovencitas entrenadas para bailar la exótica y original danza de los zompopos. 

              Sin embargo, cabe destacar que éste no es el único baile que se realiza a la par del santo. Los promesantes también se mueven al ritmo de sones foráneos que bien  pueden aparecer esporádicamente o permanecer por años en la tradición. 

              En la fecha principal de la conmemoración de San Diego de Alcalá, los promesantes,  al igual que la mayor parte de los feligreses del país, bailan alrededor de la imagen,  con la peculiaridad de hacerlo con ramas naturales en las manos, que agitan al son  de la música, que también es original y que identifica la danza de los zompopos. 

              Este baile representa una forma más de rendir tributo a San Diego de Alcalá, pues  también sirve como símbolo de identidad patrimonial, tanto para la Isla de Ometepe, como para el departamento de Rivas, al cual pertenece Altagracia y su  vecina Moyogalpa. 
 

              FESTEJAN A SAN CARLOS 

              En uno de los extremos del Gran Lago de Nicaragua, sobre el que sobresale  Ometepe, la isla más grande del mundo sobre agua dulce, se festeja a San Carlos  Borromeo, en San Carlos, Río San Juan. 

              Los nativos lo hacen con las tradicionales corridas de toros, chinamos, juegos  mecánicos y fritangas, entre otro tipo de diversiones, de acuerdo con la época.


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 




 
 
 
 
 
 
 
Patrimonio Cultural de Nicaragua
Declarado el 20 / 2 /1999 
 
 
 
 
 

 Los Náhuatl buscaban la tierra prometida en la primera emigración al istmo de Rivas y la encontraron en Ometepe. Siguieron la profecía del Alfaquí y durante su estadía construyeron este mundo de leyendas, cerámica, ídolos y petroglifos.

Alcaldes de Rivas.

Encantos y misterios
(La Prensa Mayo 22-01)

Orlando Valenzuela 

La Isla de Ometepe fue considerada desde hace miles de años por nuestros indígenas como un “sitio sagrado” o lugar donde moraban los dioses.

Ubicada en el lago de agua dulce más grande de América, el Cocibolca, con 8,264 kilómetros cuadrados, Ometepe deslumbra la vista del visitante con sus dos volcanes que custodian y amenazan a la vez la vida de los pobladores y sus paisajes llenos de una exótica fauna y flora que se resiste a desaparecer ante el avance de sus depredadores.

Con sus 273 kilómetros cuadrados de extensión y 35 mil habitantes, Ometepe es en la actualidad uno de los mayores atractivos para el turismo que tiene Nicaragua. La Isla de Ometepe, formada por los municipios de Moyogalpa y Altagracia es como un inmenso laboratorio arqueológico, ya que por todo su territorio se encuentran restos de las grandes culturas indígenas que dominaron Nicaragua antes de la llegada de los españoles.

MUNICIPIO DE ALTAGRACIA

La población de Altagracia, al igual que la de Moyogalpa, vive de la producción de plátanos, aguacates, hortalizas, granos básicos y pesca artesanal, pero su mayor expectativa de desarrollo económico y social la tiene cifrada en el turismo, razón por la cual en la isla se han abierto varios hoteles, restaurantes, albergues, comedores populares y servicios para que los turistas puedan disfrutar de las bellezas de estas maravillosas tierras.

A diferencia de Moyogalpa, Altagracia cuenta con un bonito centro urbano aglutinado alrededor del parque municipal, con muchas casas de estilo colonial y una antigua iglesia parroquial, resguardada por varios ídolos de piedra representativos de los dioses de los indígenas.
 

El “Oasis de Paz”, olvidado por los  gobiernos


 

 Transitar por la “carretera” de  Ometepe es un serio problema  porque ni siquiera se le da  mantenimiento con el material  volcánico de la isla. El  abastecimiento de medicinas  es casi nulo y la gente sufre muchas enfermedades, no  hay un banco para realizar  gestiones ni otorgarle préstamos a los productores;  el medio ambiente es  maltratado y la calidad de la educación no es la óptima. Los  políticos a quienes los isleños   les han abierto sus puertas, se   han olvidado de cumplir con  sus promesas.

               Aunque la isla es un bello lugar para disfrutar  toda su naturaleza, los lugareños enfrentan  serios problemas con distintos servicios  básicos. Los turistas también experimentan  otras limitaciones al llegar a la zona.
 
 

              Gabriela Roa Romero 
    La isla del encanto mantiene sumidos a sus pobladores en una cruda realidad llena  de privaciones, sudor y lágrimas: esa es Ometepe, la “Reina del Cocibolca”, que a  gritos pide desde su paraíso olvidado tan sólo un poco de atención. 

              LA PRENSA regresó una vez más para adentrarse en sus tesoros y descubrir las  penumbras que aquejan a sus pobladores. 

              Si un mago llegara a la isla más grande del mundo situada en agua dulce y concediera a sus pobladores tres deseos, seguramente pedirían: pavimentar sus  carreteras, un banco que apoye a los agricultores e impulsar proyectos turísticos. 

              “El principal problema de la isla son las carreteras, lo que tenemos aquí son trozos,  donde no se puede andar más que en vehículos cuatro por cuatro, en verano, y en   invierno se necesita hasta tractores para comunicarse con algunos lugares”, relató Alcides Flores, alcalde del municipio de Altagracia. 

              ALCALDE REQUIERE AYUDA 

              Según Flores, lo adecuado sería no sólo reparar las carreteras cada cuatro años,  sino que el gobierno destine un equipo de mantenimiento para la isla. 

              Agregó que el desempleo en que se encuentran gran parte de los pobladores, los ha obligado a emigrar, principalmente a Costa Rica. 

              Las comunidades situadas en el volcán Maderas son las más pobres y afectadas por   la falta de vías de transporte. 

              “Hay unas seis comunidades ubicadas en el volcán Maderas sin servicio de agua  potable, donde toman agua de pozo y otras siete están sin energía”, dijo. 

              El alcalde enfatizó en que el gobierno a través del Ministerio del Transporte e  Infraestructura (MTI), debería prestarle mayor atención a la isla, porque es una  zona productora de plátano, ajonjolí y granos básicos, entre otros productos, que se  exportan a Guatemala, El Salvador y Honduras. 

              “Tenemos problemas para trasladar las cosechas y a veces los camiones extranjeros  no entran a comprarle directamente al productor y lo hacen a través de un  intermediario que se va quedando con la ganancia”, subrayó Flores.

              LA PROMESA DEL GOBIERNO 

              Aquiles Sánchez, Alcalde del municipio de Moyogalpa, recordó que existe la  promesa del gobierno desde el año pasado de adoquinar 10 kilómetros de la  carretera que va de Moyogalpa a Altagracia, así como la reparación del resto de la  red vial de la isla. 

              José Ángel Gutiérrez, director del programa de adoquinado en el MTI, confirmó que  a mediados de este año comenzarán a adoquinar los 10 kilómetros prometidos, así como a realizar obras de drenaje, gracias a un paquete aprobado por el Banco  Mundial. 

              FUNDACIÓN CON PRESENCIA LOCAL 

              A comienzos de los años noventa nació la Fundación Entre Volcanes (FEV), con el propósito de darle respuesta a los principales problemas de la isla, con cuatro  proyectos: prevención de enfermedades de transmisión sexual, prevención de la  violencia intrafamiliar, fortalecimiento de las organizaciones civiles y desarrollo  rural sostenible. 

              Este último tiene un componente de agricultura orgánica, salud y desarrollo  humano, apoyo con créditos y de organización. 

              “Pero hay muchas otras situaciones que necesitan respuesta”, dijo Orlando Meza,  coordinar de proyectos de la isla. 

              Meza aseveró que más del 30 por ciento de la población emigra a Costa Rica, lo cual   impide tratar de enfocar un desarrollo a nivel familiar, sin mencionar los problemas  ambientales y el saqueo cultural que sufre la isla. 

              Asimismo, existe la inquietud por parte de los productores de cómo crear una finca  rentable, pero que también tenga las condiciones para que lleguen los turistas a ver cómo se producen los cultivos. 

              Además, los pobladores claman por proyectos de educación de adultos para disminuir el índice de analfabetismo. 

              TURISMO, UNA BUENA ALTERNATIVA 

              Douglas Céspedes, propietario del “Hotel Pirata” y del parador “El Tesoro del   Pirata”, aseguró que apenas se conoce el 10 por ciento de la isla, por tanto aún falta por explotar muchos paraísos escondidos. 

              Afirmó que es importante desarrollar el sector turístico en la isla que hasta el  momento es predominantemente agrícola, porque a los extranjeros les gusta   visitarla pese a las dificultades existentes. 

              Hace falta que se impulsen más opciones para transportarse a la isla y con mayor capacidad, “ese puente (un ferry) es vital”, dijo. 

              Recordó que prácticamente el turismo en la isla arranca con una edición que realizó LA PRENSA, titulada “Ometepe, Oasis de paz”, a comienzos de los 90. 

              El segundo gran impacto fue la llegada del ferry hace unos tres años, pero ahora se   necesita uno más grande que aún se encuentra en construcción. 

              Actualmente el sector turístico emplea a unas 500 ó 700 cabezas de familia en la  isla, según Céspedes. 

              “Existen unos 23 hoteles con 80 habitaciones en total, se debe desarrollar  urgentemente la infraestructura de hoteles, porque el turismo va creciendo, y  eventos como los concursos de pesca que se hacen anualmente saturan los hoteles”,  comentó. 

              MEDIO AMBIENTE MALTRATADO 

        Manuel Hamilton Silva, director del Museo de Ometepe e historiador, denunció que  el medio ambiente en la isla ha sido severamente maltratado con despales  indiscriminados, contaminación del agua y la caza sin control. 

              Es necesario impulsar proyectos de reforestación, y cuidar e instruir al pueblo para  que no contamine las fuentes de agua ni extermine las especies. 

         “En los años 50 la flora era bosque y no se miraba el horizonte, y ahora lo vemos  desde cualquier punto de la isla, cuando antes el bosque espeso daba origen a que la  gente viera espantos, se crearan las leyendas y los tiradores se perdían”, relató con  añoranza. 

              Agregó que el patrimonio cultural de la isla continúa siendo saqueado, y, por tanto,   es importante hacer campañas para que la gente pueda apreciar el valor cultural de una pieza o una reliquia de esa categoría. 

              “Apenas encuentran una pieza corren a venderla a cualquier persona que luego se la  lleva fuera de la isla”, recalcó. 

              Dijo estar abierto a colaborar con el Ministerio de Cultura para hacer una campaña en las escuelas, institutos, organizaciones civiles y en las mismas autoridades para  que orienten toda su actividad a atender este problema. 

              HOSPITAL DESABASTECIDO 

              Por su parte, el Director del Hospital Primario de Ometepe, Rony Avendaño, no  pudo evitar su preocupación ante la falta de medicamentos que enfrentan en el   centro. 

              “En el último pedido de medicamentos se nos abasteció muy poco, no sé cómo  vamos a hacer para darle respuesta a la población, estamos actuando con las   reservas”, señaló. 

              Avendaño dijo que este año los limitaron en medicamentos como antibióticos,  tratamiento para pacientes crónicos, etc. 

              “Hasta diciembre de 2001 trabajamos con un abastecimiento regular, donde le  hemos dado prioridad a los niños y embarazadas”, manifestó. 

              Sin embargo, el grupo de pacientes con enfermedades crónicas, como los  hipertensos, está aumentando, y los galenos han tomado la decisión de organizarlos en un club, donde se les imparten charlas educativas para que ellos se vuelvan  autogestores y busquen cómo conseguir sus medicamentos. 

              Los principales males que agobian a los isleños, según Avendaño, son las  enfermedades respiratorias, como la neumonía y asma bronquial en menores, así  como las de trasmisión vectorial, como el dengue clásico y los padecimientos crónicos no transmisibles. 

              La isla se encuentra muy vulnerable a las enfermedades de transmisión sexual debido a la gran cantidad de gente que entra y sale diariamente de sus tierras. 

              Las diarreas afectan a muchos de los isleños, así como los problemas de piel e infecciones renales. 

              “Creemos que posiblemente el agua tenga algún tipo de sustancia que provoque las  infecciones renales, aunque hemos hecho exámenes bacteriológicos al agua y no ha  salido ningún tipo de contaminación, pero realmente no tenemos un estudio sobre esto”, explicó. 

              El hospital es la unidad de salud de mayor capacidad en la isla, con cinco médicos  generales para atender las 24 horas del día. 

              Avendaño explicó que sólo atienden a los pacientes de bajo riesgo, mientras los  problemas quirúrgicos o cesáreas se mandan a Rivas a través de una ambulancia   acuática. 

              De los 300 pacientes que reciben diario, por mes envían unos 10 a Rivas.

              PROFESORES URGEN CAPACITACIÓN 

              Manuel Calero, profesor de Español, y Emelina Barrios, licenciada en Ciencias  Sociales, consideran sumamente importante capacitar metodológica y  científicamente a los maestros y que se despolitice la educación en la isla. 

              Según ellos, las decisiones y los cargos se toman desde el punto de vista político y eso no permite desarrollar la educación. 

              Subrayaron que existe infraestructura escolar en la isla, pero que debe revisarse,  porque por ejemplo el Instituto Nacional Ladislao Chwalbinsky, que alberga a unos   470 estudiantes, no ha sido remodelado, y desde hace tres meses tiene cortada la  luz y el agua por falta de dinero. 

              Asimismo, el colegio de primaria más grande del municipio de Altagracia, el Rubén Darío, necesita ser restaurado urgentemente. 

              La situación económica de los isleños está ocasionando un aumento en la deserción escolar, porque los padres de familia no logran soportar los gatos, según los  maestros. 

              El promedio de rendimiento en el sistema estatal es bajo, anda por un 45 por ciento,  “no sé si es el estudiante que no responde a las expectativas o nosotros nos estamos quedando a la zaga”, dijo Calero. 

              Ahora bien, tanto los jóvenes que desertan como los que logran terminar su secundaria sólo tienen dos caminos: irse a trabajar al campo o emigrar hacia Costa  Rica. 

              “Tal vez de los 50 jóvenes que terminan la secundaria, ocho van a la universidad”,  explicó Calero. 

              El alcalde Flores mencionó que los estudiantes no tienen opciones para continuar  con sus estudios superiores o escuelas técnicas, sólo hay una escuela de  computación a la cual muchos no tienen posibilidades de ir. 

              INCONFORMIDAD CON GESTIONES DE ALCALDES 

              Ignacio Sequeira, dirigente comunal, comentó que actualmente existe  inconformidad entre los ciudadanos porque los alcaldes de Ometepe, según ellos, están aumentando los impuestos cuando el pueblo no tiene ni para comer. 

              Mencionó que los pobladores se están reuniendo para discutir el asunto, y en caso  extremo tomar medidas de presión. 

              El alcalde de Altagracia afirmó que planean cobrar el uno por ciento sobre producción, “se les hará ver que es necesario y legal”, dijo. 

              Además, las alcaldías se compartirán la contribución que entrega el comerciante en  el puerto por sacar los productos. 

              El alcalde de Moyogalpa, por su parte, mencionó que se encuentran revisando el  pago de los impuestos por parte de los contribuyentes para hacer efectivo los que están en mora y aumentarles a los que hayan mejorado económicamente. 

              Enfatizó que es necesario educar a los contribuyentes porque las alcaldías necesitan recaudar fondos para hacer mejoras. 

              URGE UN BANCO 

              Otro de los problemas más sentidos en la isla es la falta de apoyo hacia el sector agrícola. 

              -Don Manuel Salvador Guillén, productor de plátanos, expresó la necesidad  “urgente” de instaurar un banco que apoye al agricultor con financiamiento.

              -En la isla no hay ningún banco donde sus pobladores puedan al menos cambiar su  dinero o ahorrar. 

              -Guillén considera necesario acondicionar el puerto de Altagracia para que también llegue un ferry al municipio. “La mayor parte de la producción de plátano proviene de Altagracia, y el ferry actualmente llega sólo a Moyogalpa”, subrayó. 

              -El alcalde Alcides Flores mencionó que han platicado con varios banqueros, pero hasta ahora ninguno ha podido llegar. Sobre el puerto aseguró que se están haciendo gestiones para valorar la posibilidad de activar el puerto de Altagracia .
 
 

Ometepe, Maderas Volcano Climbing 

Desde Radio Corporacion disfrute
Popurri Nica
 

Visite la Biblioteca Pública Municipal de Moyogalpa
Libros sobre Ometepe



OMETEPE LA TIERRA PROMETIDA 
Por Bertilda Páez Andino.

RELATOS CUENTOS Y
LEYENDAS DE RIVAS
Por Jaime Marenco Monterrey,
(publicados por El Fondo Editorial, 
del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC)

Encanto del Charco Verde

  lA Prensa 05-22-01
En busca de la laguna encantada

Orlando Valenzuela
 Subir el Volcán Maderas para admirar la belleza de la misteriosa laguna que hay en el fondo de su cráter, es una experiencia extenuante, pero inolvidable.
 

El Maderas es el más pequeño de los dos volcanes que forman la isla, mide 1,394 metros de altura, el otro, el Concepción, es el volcán más alto de Ometepe, con 1,610 metros de altura.

La aventura empieza en el puerto lacustre de San Jorge, Rivas, donde se abordan los barcos que hacen la travesía San Jorge-Moyogalpa en un recorrido de apenas una hora de viaje.

Es una odisea emocionante, que se puede hacer en cualquiera de los barcos de pasajeros que tienen su itinerario normal, pero también se puede hacer en el Ferri, que hace dos viajes al día, uno a las diez de la mañana y otro a las cinco de la tarde.

El punto de llegada a la isla es el poblado de Moyogalpa, el cual está custodiado por el imponente cono perfecto del Volcán Concepción. En este pueblo se puede tomar un bus de transporte colectivo para viajar directamente a la comunidad de Balgüe, ubicada en las faldas del Volcán Maderas.

Ya en Balgüe, el excursionista tiene que apertrecharse muy bien de agua, caramelos y mecates para una dura jornada de caminata ascendente, que puede durar como mínimo unas cuatro horas de subida y dos de bajada. Sin embargo, para los novatos, como el equipo de LA PRENSA que subimos, el ascenso lo hicimos en nueve horas y media, seis cuesta arriba, y tres cuesta abajo, más media hora en la laguna. (Salimos a las 8:30 a.m. y regresamos a las 6:00 p.m.).

El lugar de partida para la cima del Maderas es la hacienda Magdalena, que pertenece a la cooperativa Carlos Díaz Cajina. Es una vieja casa hacienda construida de madera en 1888 donde además de producir café orgánico, plátanos, leche, miel, maíz, frijoles, arroz y vegetales, también ofrece hospedaje y comida a decenas de turistas extranjeros que llegan a las isla con el único anhelo de conquistar la cumbre del coloso y bajar a conocer la enigmática laguna que hay en su cráter.

EL ASCENSO AL VOLCAN

Después de cruzar una zona de cultivos que indica hasta dónde ha avanzado la frontera agrícola, se toma el sendero que poco a poco va llevando al visitante al corazón del bosque tropical húmedo, donde abundan altos y robustos cedros, pochotes, robles, nísperos, chilamates, ceibos, guachipilín, arbustos, algas y orquídeas de bellos colores y fragantes olores.

A pocos minutos de caminar, todavía en la falda del volcán, se encuentra a un lado del sendero un antiguo y bien conservado petroglifo elaborado por los indígenas que habitaron esta isla muchos siglos antes que llegaran los conquistadores españoles.

El camino se hace más estrecho y accidentado a medida que uno avanza hacia arriba, con la ventaja que todo el trayecto se hace bajo la sombra de una bien tupida vegetación, acompañada por refrescantes ráfagas de viento que se filtran entre la arboleda.

Según los baquianos que llevan grupos de turistas extranjeros a la laguna del volcán, a la mayoría se le acalambran las piernas por el esfuerzo y apenas logran llegar al “dormidero”, que es un bonito paraje cubierto de plantas de cacao ubicado en la cuarta parte del trayecto.

A este nivel, ya es muy común encontrar en los árboles, a muy baja altura, manadas de monos congos con sus crías a cuestas y escurridizos monos cara blanca saltando a las ramas donde se posan ardillas, urracas, guardabarrancos, pavas, loras, gavilanes y más de 80 especies de aves exóticas.

Siguiendo hacia arriba, se llega a dos acogedoras casetas “amuebladas” con sendos asientos de concreto desde donde se puede observar el espectacular paisaje que forman las faldas del Maderas que se unen a la silueta del majestuoso Volcán Concepción rodeado por las aguas del inmenso Lago Cocibolca. Hasta aquí, ya el viaje valió la pena, pero apenas estamos a la mitad del camino y aún falta lo mejor.

A medida que se va subiendo, el sendero se oscurece al entrar a la zona donde los árboles son más frondosos y el camino se hace más pesado por el cansancio, la sed, la ansiedad por llegar a la cima y sobre todo por la humedad provocada por la permanente neblina que mantiene el volcán arriba de los mil metros de altura.

Sin embargo, en esta ocasión, la neblina se ha disipado por los fuertes vientos del este, dejando a la vista toda la exuberante belleza del bosque tropical, con todo el revoloteo y algarabía del canto de centenares de alegres pájaros.

Antes de llegar a la cima, el ambiente se torna más frío y el camino más resbaloso, pero a la vez menos cansado porque aquí hay pequeños trechos planos y de sube y baja que permiten al expedicionario relajar un poco la tensión muscular de las piernas.

Después de seis horas y media —en el caso nuestro— de agotadora caminata, casi sin percatarnos, llegamos a la cima del volcán, ¡a 1,394 metros de altura! Pero la curiosidad y la impaciencia por conocer el mítico lago son mayores que el cansancio y sin pensarlo dos veces bajamos por el más intrincado acantilado hasta llegar a un punto desde donde se observa en todo su esplendor la enigmática laguna. Aquí se necesitan dotes de alpinista para bajar con los mecates.

EL SITIO DEL SOL

Sólo la idea de pensar que esa hermosa laguna está justamente en el cráter del volcán que hace 800 años hizo una violenta erupción que lanzó por los aires su pico, no deja de emocionar y provocar satisfacción por estar allí.

La vegetación en esta parte es muy densa y variada porque hasta aquí nadie se atreve a sacar un solo árbol, no sólo por lo difícil de transportarlo sino también por las leyendas que se tejen alrededor de este lugar que para los indígenas era considerado un sitio sagrado, por eso lo llamaron Coatlán, que en lengua aborigen de los náhuatl significa “Lugar del Sol”.

Cuentan algunos pobladores que por las mañanas, cuando la neblina cubre toda la cuenca del cráter, hasta la orilla de la laguna bajan a beber agua decenas de venados y otros animales silvestres, los que luego se vuelven a perder en el pequeño mundo selvático que bordea la fuente de agua. Esta laguna, que sólo se le conoce por el nombre la “Laguna del Volcán Maderas” mide unos 400 metros de largo por 150 metros de ancho y fue descubierta por el cazador Casimiro Murillo el 15 de abril de 1930.

Después de contemplar por varios minutos una de las maravillas de la naturaleza, bajamos a toda velocidad, ayudados por la misma fuerza de la gravedad, pero amenazados por la pronta caída del sol, aún así, el viaje de bajada duró tres horas.
 
 

La leyenda de "Chico Largo"

   Dice la tradición que durante el período colonial vivió en aquella zona Francisco Rodríguez, más conocido como Chico Largo, un joven alto, flaco, fuerte de ojos negros, cabellos lacios, nariz afilada y labios finos.

Chico gustaba de pasear a caballo por la noche, y jamás se le conoció  relación con mujer alguna, lo que acrecentaba el misterio en torno a su figura... 

Chico Largo era un chamán muy poderoso, descendiente de los brujos  indígenas más sabios, que tuvieron que irse de Rivas al llegar los colonizadores españoles, encabezados por Gil González Dávila, y cuyos descendientes viven aún en la isla.

Al parecer, Chico Largo poseía increíbles poderes sobrenaturales y a él acudían tanto nativos como colonos en busca de sus favores mágicos. 

Cuando alguien hacía un pacto con Chico Largo para obtener cualquier deseo, el brujo utilizaba sus artes para lograr lo solicitado..

Pero si una vez obtenido el favor no respetaban dicho pacto, éste los conducía a un extraño lugar... una especie de ciudad subterránea situada en torno a la laguna Verde y conocida por los lugareños como El Encanto. 

Lo verdaderamente insólito es que algunos cazadores que se han perdido  en la zona mientras perseguían a alguna presa entre los bosques de la  laguna Verde, aseguran haber llegado a ese lugar. 

Según la leyenda, en aquella ciudad, los traidores al pacto, eran convertidos en animales y esclavizados. 

Lo curioso es que la leyenda de los hombres transformados en animales se  mantiene hasta nuestros días, y algunos carniceros de Ometepe juran haber descubierto en algunos novillos y vacas sacrificadas, dientes de oro. 

Lo más curioso de esta historia es que aún en la actualidad se producen extraños fenómenos o encuentros con misteriosas entidades en la isla, interpretados por los nativos como obra de Chico Largo.



cuentos de don Emilio Rubén Rivera Moreno (q.e.p.d), quien según cuentan los isleños, convertía a la gente en chanchos y vacas chelas.
Don Emilio nunca se enojaba por estas historias, al contrario, el pícaro y astuto anciano se reía de lo que él llamaba ignorancia de los nativos. Siempre contaba la historia de "Chico Largo" desde su casa solariega ubicada en la finca El Refugio, rodeado de ese orgullo que le imprime el misterio que le atribuían por las leyendas creadas desde 1940.

En una ocasión, una noche de agosto de 1979, recién tomaron el poder los sandinistas, "Chico Largo", ese misterioso personaje, víctima del encanto de la isla, hizo que un grupo de 50 milicianos huyera de una finca llamada Venecia, cerca del Charco Verde, donde ellos se habían asentado.
Esa noche dormían los milicianos sandinistas y de pronto, el que hacía posta miró a un hombre alto y delgado que iba en dirección al armado. El miliciano gritó: "alto, alto o lo mato". Pero la sombra no se detuvo y el misterioso hombre le quebró el arma en el cuerpo a su agresor. Todos los soldados se levantaron y dispararon... nadie murió. Al día siguiente, los sandinistas huyeron del lugar.

   La Prensa 05-22-01
Los collares de barro de Pull

Orlando Valenzuela 

La herencia cultural de los aborígenes parece estar preservada en las manos de don Narciso Mena y su esposa, doña Petrona Alemán, habitantes de Pull, pequeño caserío ubicado a sólo kilómetro y medio de Altagracia.

Don Narciso, de 52 años, es uno de los pocos artesanos que aún mantienen vivo el recuerdo de la riqueza cultural de sus antepasados, plasmados en los trabajos de cerámica policromada, pintadas con los mismos colorantes y técnicas utilizadas por los indígenas hace más de mil años.

Desde hace cinco años, el taller de don “Chicho” es visitado por decenas de turistas extranjeros que llegan en busca de las diminutas réplicas de urnas funerarias hechas de barro cocido así como también para comprarle las bonitas y originales vasijas con diseños precolombinos que él elabora.

Doña Petrona fue la que motivó a don Narciso a realizar estos trabajos en barro, ya que su abuelita le había enseñado a ella a elaborar piezas tradicionales como comales, tinajas, olla y otros objetos de uso cotidiano en los hogares campesinos.

Pero fue la tenacidad de don Narciso la que lo sacó del oficio de machetero para convertirlo en artesano, pues hasta esta comunidad llegó Impyme a capacitar en cerámica a un grupo de 19 mujeres y al sentirse marginado del proyecto hizo sus propias piezas de barro con tal acabado que el responsable no sólo lo incluyó en el taller de capacitación sino que le envió por un año a un instructor para enseñarle a trabajar en el torno de madera que él mismo construyó.

Ahora don Narciso se encarga de elaborar las vasijas y jarros torneados, su esposa hace trabajos manuales y las tradicionales piezas para el hogar como los comales, tinajas, maceteras y otras, mientras tanto su hija María es la que con delicadeza transforma el barro en pequeñas cuentas para construir los bonitos collares decorados con motivos precolombinos. 
Un artesano musical

Orlando Valenzuela
 

A Juan Rafael Cruz Barrios su papá lo preparó para defenderse en la vida trabajando honradamente, primero le enseñó a agarrar fuerte el mango del machete para limpiar bien la milpa, luego le enseñó a tejer las hojas de palma real para hacer sombreros mientras por las tardes lo ponía a practicar las primeras notas musicales con el trombón de vara.

“Él me enseñó a trabajar y a tocar el trombón, porque era filarmónico y también lo hizo para que yo no vagara mucho”, recuerda Juan Rafael, de 37 años.

A los 16 años hizo los primeros sombreros de palma y desde entonces los sigue haciendo, pero sólo por “encargo” ya que por el momento no hay suficiente demanda. Para fabricar un sombrero compra el cogollo de la palma real, luego la “ripea” en pequeñas cintas y con ayuda de un hilo empieza tejer el cono y luego el alero, en una jornada que le ocupa unas cuatro horas por unidad, que después vende a cincuenta córdobas.

Pero lo que mayor satisfacción le da es su trabajo como trompetista de su propia banda filarmónica, la que aún no tiene nombre, pero que en toda Altagracia la conocen como la banda de “Los Piches”.

La banda tiene cuatro años de fundada y está formada por 8 integrantes, “el repertorio del grupo incluye sones de toros, música religiosa, rancheras, baladas y todo lo que el público pida”, indica Juan Rafael.

“Los Piches”, que ya se han presentado en Potosí, San Juan del Sur y Managua, cobran doscientos córdobas por hora, pero además de eso “el cliente pone el transporte, la comida, el alojamiento y por lo menos unas dos “medias” para entonar las cuerdas vocales de los músicos”, aclaró sonriente don Juan Rafael. 
Los mil oficios de don Edmundo Ortiz

Orlando Valenzuela
orlando.valenzuela@laprensa.com.ni 
Redactor Viajero 

Empezó haciendo patas de gallina y repisas para adornos, al mismo tiempo que conjugaba la pintura con la barbería y la zapatería con el oficio de altarero durante las fiestas de la Purísima.

Don Edmundo Ortiz Aguirre nació en Altagracia hace 56 años, pero desde hace 35 es el propietario y maestro del taller de carpintería San José, donde fabrica toda clase de muebles de madera para el hogar y la oficina.

Cuenta don Edmundo que su primer oficio fue como el de todo campesino: machetero. Pero él no estaba dispuesto a vivir todo el tiempo con un salario miserable de cuatro córdobas al día, por eso desde joven se fue a trabajar como ayudante de zapatero, pero sólo duró tres años en este oficio porque se cansó que el “maitro” sólo le pagara con un vaso de raspado a la semana. 

 Después se fue a los tabacales de Condega, donde ganó para comprarse un serrucho y luego un cepillo con el que empezó a trabajar como carpintero, pero además de carpintero, también le vinieron las ganas de trabajar como barbero, entonces se compró una maquinita de rasurar, unas tijeras, una navaja y se vino “a volar pelo” a todos los chavalos del pueblo.

“Pero ese oficio lo dejé porque no era rentable, pues en el pueblo sólo los fines de semana buscan como pelonearse y además que el corte de pelo era barato”, dice un poco nostálgico.

Sin ningún maestro a su lado, don Edmundo “probó suerte” en el mundo de la pintura plasmando en lienzos bellos paisajes llenos de plantas y animales silvestres autóctonos de la isla. 

Pero el gran secreto para aprender todos estos oficios, dice don Edmundo, era su gran poder de observación, pues él sólo se fijaba en cómo hacían las cosas los demás y si podía les metía plática para mirar bien y después hacerlo él mismo. Así fue como aprendió a hacer camas matrimoniales, roperos, muebles, ataúdes, comedores, sillas abuelitas y hasta tallados en madera.
 
 
 
 
 
 

DOMINGO 27 DE MAYO DEL 2001 / La Prensa
Ometepe: un paraíso fantasioso 

    Algo que caracteriza a los ometepinos es su fértil imaginación, cualquiera en este pueblo le puede relatar un cuento, sólo pregunte y verá que en este lugar no hay ni un solo isleño que no tenga una historia para contar 

Esta obra plástica ometepina recoge parte de la verdosidad, riqueza de la fauna y flora de la Isla de Ometepe, uno de los paraísos mágicos del país. LA PRENSA/N. SANCHEZ.
 
 

Noelia Sánchez Ricarte - Corresponsal
departamentales@laprensa.com.ni

RIVAS.- La historia que fácilmente se recoge en la Isla de Ometepe, con el sólo contacto de su gente, es una mezcla de realidad, fantasías, sueños, leyendas y por qué no, un poco de inventiva para vender una imagen y explotarla fácilmente. 

No en vano este terruño se ha declarado como un área protegida y no sólo posee una rica historia, sino también gente muy dispuesta a aventurarnos en los fornidos cuentos que se entretejen en cada una de las cabezas de los isleños. 

Todos tienen algo que los distingue: hay músicos, compositores, algunos recogen la historia pasada, otros ofertan un viajecito al Volcán Maderas para conocer la laguna, muchos exageran al contar leyendas, en fin, “son nuestra gente”. 

Algo que caracteriza a los ometepinos es su fértil imaginación, cualquiera en este pueblo le puede relatar un cuento, sólo pregunte y verá que en este lugar no hay ni un solo isleño que no tenga una historia para contar. 

UNA HISTORIA DE AMOR 

Para el profesor Hamilton Silva Monge, quien es todo un personaje de esta isla, el origen de Ometepe es una leyenda que está ligada a una historia de amor protagonizada por los indígenas Ometepetl y Nagrando. 

Señala que hace muchos años no existía la isla ni el lago Cocibolca, solamente un valle con árboles y animales. En el centro del valle no habitaba ningún ser humano por no haber fuentes de agua, pero en sus alrededores habitaban las tribus Chorotegas, Chontales, Nagrandanos, Niquiranos y otra venida del sur. 

En la tribu Niquiranos existía una india muy bella llamada Ometepetl y en la Nagrandanos un indígena guerrero llamado Nagrando, quienes se enamoraron perdidamente siendo ambas tribus enemigas. Enterado el padre de la novia, furioso emprendió una persecución que tardó varios días. 

Indica que los novios decididos a terminar con la persecución y perpetuar su amor se besaron, oraron a los Teotes, y luego se cortaron el pulso uno al otro hasta morir. Se dice que se oscureció el cielo, hubo un gran diluvio formando el Cocibolca. A la bella Ometepetl le crecieron los pechos hasta formarse dos volcanes: Concepción y Maderas; Nagrando también fue creciendo hasta formar un túmulo volcánico cerca de su tribu: Zapatera. La india es ahora la bella isla de Ometepe; Nagrando es la Zapatera, el valle Caopol el Cocibolca, y los perseguidores de los novios ahogados por el diluvio, las isletas de Granada y Solentiname. 

RECOPILANDO LA HISTORIA 

Don Hamilton comenzó a interesarse por el patrimonio histórico de la Isla de Ometepe en 1955, “cuando nadie se interesaba, cuando todo estaba dormido y la isla no era visitada por mucha gente, sólo por algunos comerciantes”, según sus propias palabras. 

Por fin en 1994, en Altagracia, se inauguran las salas de un museo que en la actualidad está bajo su responsabilidad y que fue edificado con ayuda de muchas personas y donde se estima hay “unas 200 piezas entre cerámica, piedras”. 

Otro de los ricos patrimonios de la isla, es la gran cantidad de petroglifos, cerámica e ídolos que son poseedores de un incalculable valor histórico; pero en los últimos años se ha producido un despiadado saqueo de este legado. 

La satisfacción de guardar el patrimonio (aunque sin recibir retribuciones económicas), ha sido uno de sus principales gozos, sumado a la satisfacción de “desempeñarse con lo que yo siento y me gusta, aunque viva pobre”. 

Hace unos días don Hamilton terminó su segundo libro que tituló “Ometepe en el siglo XX”, sólo que por falta de apoyo no ha podido publicarlo; en éste recopila interesante información de casas embrujadas y otras leyendas. 

EL ZOMPOPO 

El Baile del Zompopo es original de la isla, en un primer momento era una especie de rito que los indios hacían a sus ídolos. 

Don Hamilton cuenta que los indios hacían reverencia a sus ídolos a través de una danza que era acompañada por tambores, pero a la llegada de los españoles la costumbre poco a poco fue desapareciendo. 

Y aunque siempre a los indios se les permitía que emitieran sonidos con sus tambores, la danza debía ser dedicada a San Diego (traído por los españoles). 

Desde entonces el baile quedó oficializado y dado que San Diego era un santo que tenía que ver con la bonanza de los cultivos, al interpretar el baile se utilizan ramas en señal de espanto de las plagas. 

AREA PROTEGIDA 

No en vano Ometepe ha sido declarada como un área protegida, y no sólo posee una rica historia, sino también gente muy dispuesta a aventurarnos en los cuentos curiosos que se entretejen en cada una de las cabezas de los isleños. 

LA LEYENDA DEL "CHARCO VERDE" Y "CHICO LARGO" 

- Esta famosa leyenda retoma el tradicional tema del pacto con el diablo por dinero. Otra versión más actual presenta un enfoque cultural y ambiental de “Chico Largo” como guardián de la identidad indígena y ecológica de Ometepe, según detallan Silvia y Luis Sierra, en un folleto emitido por el Proyecto Museo y Ecoturismo de la Fundación Entre Volcanes. 

- La primera versión, señalan, es que en “Charco Verde” vive “Chico Largo”, quien compra la vida de la gente con un pacto. Les brinda bienestar material durante un tiempo, pero tarde o temprano les cobra la deuda con la vida del sujeto que es convertido en ganado. 

- Otra versión, la de don Hipólito Cerna, de Moyogalpa, señala a “Chico Largo” como un guardián de tradiciones. Dice que éste era hijo de mama Bucha o Tiburcia y descendiente del Cacique Nicarao, pero que los españoles lo bautizaron como “Chico Largo”. 

- Refieren que “Chico Largo” es un viejo indígena que cuida la tumba del Cacique Nicarao, cuyos restos descansan en algún lugar de “Charco Verde”. “Chico Largo” además cuida del bosque, sus animales, peces, cusucos, es el primer protector de la naturaleza de Ometepe. 


"Chico Largo podría tener su estatua muy pronto frente al "Charco Verde".  "Chico Largo con su cuerpo totalmente fuera de un episodio de una "muralla mural" que intenta sobresalir a "otra dimension" como en 45 grados  un cuerpo de un "Indio de la casta real del Cacique Nicarao.. apunta su cuerpo con su  cabeza rompiendo el viento con "buen espiritu" como una flecha hacia el frente, como saliendo de una muralla que representa historia sobre "el tiempo"... trae consigo resguardando en sus manos y muy cerca de su pecho un pergamino llamado "Guardian de Nuestras Tradiciones". "el tiempo es muralla de madera tallada en representación de imagenes históricas, 1) Representa a Politicos mentirosos convertidos en vacas por el poder de "Chico Largo" por la deuda que tienen con el pueblo,.

 
 

 
 
 
 
Nika-Cyber Municipio       Rivas 
Rio San Juan  Granada