Colecciones manfut.org ++++++++ Bienvenidos.. Nicaragua en cada lugar... Algo Especial..++++++++ Indice de Rivas Nicaragua

MUNICIPIOS DE RIVAS 
BELEN RIVAS NICARAGUA

Colecciones NiKa-CyberMunicipio

Visite el “Museo de Antropología
e  Historia de Rivas”
 

Balnearios del Lago Cocibolca
Cibalsa , 
La Virgen

Isla de Ometepe
Playas de Santo Domingo
Museo de Ometepe

Playas del Pacífico.
San Juan del Sur, 
El Ostional
La Sardina Surfer, 
Santa Ana Ranch
Playas del Astillero


LEYENDAS DE LA TIERRA PROMETIDA

"El Pueblo Grande de Ometepe "

La Novia de Tola

la famosa leyenda del Caballero Andante

 LAS LEYENDAS del Mar y DE TESOROS OCULTOS


Alcaldes de Rivas.
A=Area territorial/Km² 
P=Poblacion    V=Votos
D=Densidad       INIFOM 96
A         P       V          D
Departamento de Rivas
2149 Km²   159,586 habs.     95536 votos.

139      43579    23,590   279
Tel-Alcaldia 045-337878

462     13,887  19,134      86
Tel-Alcaldia  045-34611 

806     36,249  19,267   44
Tel-Alcaldia  045-34107 

1291   32,924  17,564  19.8
Tel-Alcaldia - 045-33265

Tel-Alcaldia  55-26046

1335   38,584   17,581  29
Tel-Alcaldia  045-82242

152    13,788     6,660    39
Tel-Alcaldia 

150  15,353     7,573    84
Tel-Alcaldia  045-94182

375   13,062    5,743   36.5
Tel-Alcaldia  045-33101 

Alcalde
Tel-Alcaldia 
,
La Virgen
 Muchos de sus pobladores
sobreviven de la pesca

La Virgen clama por luz y agua

     Cuando en 1850 se abrió
     la famosa Ruta del Tránsito,
     en La Virgen existió un
     "muelle" y para 1855 ya
     había "unos seis hotelitos"

NOELIA SANCHEZ R. y
TATIANA ROTHSCHUH A.

RIVAS.- La Virgen es un pintoresco puerto a orillas del Gran Lago. Unas 1,500 personas lo
conforman y pese a ser un sitio de tránsito entre San Juan del Sur y Sapoá, vive a oscuras: sólo cuatro
lámparas iluminan el empalme. No todos sus habitantes tienen agua potable y la mayor parte de la
gente consume el vital líquido de pozos artesanales abiertos frente al Lago Cocibolca, a lo largo de la
playa.

La mayoría de sus pobladores claman por luz y agua al gobierno local y nacional, que no les han
prestado la atención debida.

Lucrecia Espinosa, maestra del poblado, dice que la instalación de la electricidad es una de las
banderas levantadas por los partidos políticos cuando andan en sus campañas; sin embargo "sólo
quedan las promesas", y advierte que muy pronto volverán con el mismo cuento.

Para la educadora, La Virgen es un pueblo importante, pero hay que potenciarlo como un sitio
turístico y sacarlo de la pobreza creando fuentes de empleo, ya que la mayoría de sus habitantes viven
de la pesca artesanal.

También trabajan como jornaleros en las fincas ganaderas vecinas y, temporalmente, más de un
centenar de sus pobladores son empleados en una empresa de cal, propiedad de los Pellas en la
comunidad de Santa María.

A sólo 13 kilómetros del centro de Rivas, La Virgen tiene un aire pintoresco pero entre esa apacible
vida, el caserío luce como olvidado en el tiempo. Su historia está ligada con la llegada de los
españoles.

Según los pobladores, su nombre fue tomado de un barco que según algunos se llamaba La Virgen;
otros aseguran que su nombre era María.

El historiador rivense don Jaime Marenco recuerda que aproximadamente en 1852 en este pueblo
había "unas 20 casas".

Cuando en 1850 se abrió la famosa Ruta del Tránsito, en La Virgen existió un "muelle" y para 1855 ya
había "unos seis hotelitos", agregó Marenco. Hasta hace muy poco se veían los parales que
soportaban el muelle pero la gente los tomó para hacer leña.

El historiador cuenta que los enormes barcos pasaban por La Vírgen rumbo a San Juan del Sur y
luego a Estados Unidos y afirma que en esa época se cobraba 40 dólares por el viaje.

Don Jaime calcula que el barco tenía capacidad para transportar entre 700 y 800 personas.

Los vestigios del Vapor Viejo que en ese tiempo fue quemado, se conservan en la costa como una
preciada reliquia de esa comunidad.

Evidentemente La Virgen es uno de los lugares más olvidados del departamento. Esto se ve reflejado
en la ausencia de una iniciativa económica fuerte que pueda satisfacer las demandas laborales de los
habitantes.

Irónicamente, de la fuerte actividad que existía en La Virgen en tiempos de William Walker no queda
absolutamente nada, sólo el recuerdo de quienes han transmitido de generación en generación los
acontecimientos.

Recientemente Edgard Martín Rodríguez, uno de los pescadores locales se llevó una sorpresa al
"pescar" entre sus redes un ancla enorme. ¨Tuve que pedir ayuda para sacarla, pesaba 300 libras
aproximadamente¨, dijo.

Se cree que dicha ancla perteneció a un barco antiguo que se hundió en ese sitio.



Una tradición en La Virgen

El préstamo del verraco para preñar

NOELIA SANCHEZ R. y
TATIANA ROTHSCHUH A.

Una original tradición económica y cultural que data de muchos años atrás se practica en este pueblo
lacustre. La crianza de cerdo es un medio de sobrevivencia para sus habitantes. "En cada hogar de La
Virgen hay por lo menos un cerdo, dice doña Elena, quien es muy reconocida porque cuenta con verracos ejemplares que presta a sus coterráneos para preñar a las cerdas.

Hasta la casa de doña Elena, quien no quiso revelar su apellido llegamos atraídos por esa tradición
que anda de boca en boca. Ahí encontramos al famoso verraco, que es como su tesoro. Ella afirma
que su animal está disponible para cubrir a todas las cerdas que le pongan.

"Présteme o alquíleme el verraco", le dicen los virgineños cuando tocan a su puerta.

Doña Elena explica que una vez que las cerdas tienen su cría la dueña del verraco recibe en
recompensa por el semen que preñó a la cerda, la mejor cría, la cual es escogida por doña Elena.

Esta humilde mujer asegura que tiene 25 años de mantener esa tradición. Refiere que cada año el
verraco es "jubilado" y sustituido por uno joven y al final el verraco viejo es capado y vendido al mejor
pastor, generalmente cuesta 3,500 córdobas.

La dueña del puerco asegura que si la cerda está en celo, "alunada", su cerdo siempre está dispuesto a

cubrirla "Aquí siempre hay alguien que toca la puerta y dice: "Présteme o alquíleme su verraco".

 VIERNES 10 DE NOVIEMBRE DEL 2000 /  La Prensa
 

              La Virgen: un pueblo que exige progreso

  Sobre la carretera Panamericana   ubicado en la intersección entre San Juan del Sur y Peñas Blancas
               Noelia Sánchez Ricarte - 
 Uno de los poblados del municipio de Rivas al que se deberá dirigir  una gestión inmediata es sin duda el poblado de La Virgen, el que por mucho  tiempo ha pasado inadvertido ante la pasividad de los dirigentes municipales.
 El próximo alcalde rivense tendrá la misión y el reto de cambiar el rumbo de la historia de este pueblo sureño, el que a partir de 1990 dejó de ser competencia de la municipalidad de San Juan del Sur, para pasar a la jurisdicción de Rivas.

 Entre las necesidades más sentidas de esta comunidad rivense, está la  construcción de un centro educativo, que reúna las condiciones mínimas para poder estudiar; un lugar donde los jóvenes puedan divertirse sanamente y lo  más importantes: fuentes de empleo.
  La Virgen pertenecía a San Juan del Sur;  La Alcaldía de Rivas en el año 90 “peleó” para que La Virgen formara parte de este municipio y lo logró,  Esta comunidad ha crecido porque hay más casas, pero en el ámbito económico siguen igual o peor que antes.   Este pueblo tiene que subsistir con el dinero de la recaudación, pero la pregunta es cómo hacerlo, cuando apenas se perciben 400 córdobas de “impuestos” de algunas pulperías y supuestamente este  dinero debería ser utilizado para la inversión de proyectos, lo que es  imposible.   En cambio, “Calera del Sur”, una industria que se dedica a la producción de  cal y que está ubicada en La Virgen debe pagar sus impuestos a la Alcaldía de Rivas.
  “Un alcalde que cambió y embelleció Rivas”, así reza una publicidad de la  Alcaldía de Rivas en donde aparece un gran número de obras ejecutadas por  el gobierno municipal del alcalde, Noel Selva Cordero.
  En el campo educativo, por ejemplo, se menciona que en La Virgen se llevó a  cabo la “construcción de la Escuela Raúl Barrios”; que es la única en este sector; pero la realidad supera esta afirmación, pues este centro educativo  no presta las mínimas condiciones para albergar a los 429 estudiantes que allí  convergen. Y así lo confirmó su directora, Epifanía Rodríguez, quien considera que no sólo se necesita remodelar esta escuela sino construirla totalmente y con urgencia, pues una pared de un aula está por derrumbarse. Ella asegura que en los tres años de desempeño como directora, no se ha  hecho ninguna mejoría en la estructura del colegio, aunque sí conocen que supuestamente el presidente había autorizado un proyecto de construcción de este colegio.  En esta escuela se imparte la educación primaria y secundaria hasta tercer año; después de este año se desconoce la suerte de los estudiantes.

 Después de la pesca, del horario escolar y de la diversión de los jóvenes en las calles, todo es paz en este lugar, pero los lugareños todavía esperan qu


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Municipio de Belén 
Belén, un pueblo de 22 mil habitantes (compuesto por 16 comarcas) que no está lejano a las costas marítimas de San Juan del Sur y lacustre de San Jorge, centros de  veraneantes 
“Es un pueblo de extrema pobreza; la mayoría de la gente vive de un jornal”, expresa  el edil.
el jefe de la Comuna advierte que Belén lo que más necesita es fuente de  trabajo
 párroco de Belén, Padre Raúl Hernández,

 1 DE FEBRERO DEL 2001 /  La Prensa
Noelia Sánchez Ricarte -
 Belén: Cuna del 
Niño Dios en Rivas 

    Cuenta la historia que una pequeña imagen del Niño Dios apareció en la parte trasera de la primera iglesia de un pueblo que en esa época se  llamaba “El Obraje”, desde entonces los creyentes solicitaron a las autoridades correspondientes se autorizara el cambio a “Belén”, en honor al  lugar donde había nacido el Salvador. Desde ese día han pasado 139 años,  que se cumplieron el 30 de enero. 

            El entonces Presidente de Nicaragua, Tomás Martínez, aprobó el cambio  debido al hallazgo de la imagen y además se decretaron tres días de fiesta en honor al nuevo nombre, elevándose a Belén de pueblo a Villa. 

  El párroco de Belén, Padre Raúl Hernández, cuenta que una señora llamada Moncha Larios fue quien encontró la imagen del niño detrás del templo, comenta el sacerdote que de inmediato la señora comunicó la buena nueva  entre quienes se encontraban recibiendo la misa. 

            HISTORIA DE BELEN 

            Belén inició su historia cuando apenas era una finca llamada “El obraje”, nombre que daba mérito a la gran cantidad de obreros que venían a la zona a  trabajar el añil. 

            La hacienda, según cuenta el Padre Raúl, era propiedad de los hermanos Ugarte y era muy rica en añil, “fue tanta la abundancia que se convirtió en un  sitio para obreros de todas partes, incluso hasta mulatos”, asegura el  párroco. 

            De la planta del añil extraían una especie de colorante azul intenso que se llevaba por el río San Juan para muchos lugares, esto trajo cuantiosas divisas  al pueblo que en adelante se fue poblando más y más. 

            El Obraje en ese entonces se convirtió en un lugar próspero y rico en la  producción de añil, pero ahora de esa época sólo quedan vestigios e historia:  aún existen varias piletas que se utilizaban para el proceso de este producto.
 

            Tiempo después los hermanos Ugarte viajaron para inscribir la hacienda en la  Capitanía General de Centroamérica (Guatemala), pero lo que un tiempo fue   un período próspero económicamente, luego declinó. 

            Belén fue también una zona rica en cacao, de la famosa finca “San Andrés”  se dice que fue una de las más prósperas en este producto y allí todavía  quedan restos de rieles, que según el Padre Raúl se utilizaban para sacar el cacao. 

            CUNA DE FRAY FRANCISCO ULLOA 

            Al Padre Raúl le emociona hablar del tema y no en vano, puesto que Belén fue  la cuna de un personaje religioso de gran importancia para Nicaragua, se  trata de Fray Francisco Ulloa Hilario. 

            Este párroco se convirtió en Obispo de Nicaragua, lo que para el Padre Raúl  es una honra para el pueblo rivense; incluso ha pensado en erigir una estatua   en su honor, pero aún no ha sido posible por el alto costo económico; los  restos de este Obispo descansan en Nandaime. 

            ALGUNAS HISTORIAS 

            El Padre Raúl reúne en un libro manuscrito los testimonios de personas  mayores que ya han fallecido, por ejemplo, en una de sus viejas páginas tiene la historia de una señora llamada María Carranza que falleció a sus 104 años. 

            Ella contaba que en sus años mozos en Belén, el novio llegaba a pedir la mano  de su novia, pero dependiendo de la cantidad de leña que rajaba, entonces se le otorgaba el permiso. 

            Cuenta que cuando alguien moría en esa época, se velaba en “un petate” y si  no había dinero para enterrarlo, se le daba cristiana sepultura envuelto en el  petate y luego en una sábana. 

            ACTIVIDADES ECONOMICAS 

            La principal actividad económica de este pueblo en la actualidad es la  agricultura y aquí también se elabora la famosa jícara de filigrana. 

            LA SOMBRA DE LA POBREZA 

            Para el año de 1995 este municipio tenía una población estimada de 15,890   habitantes, de acuerdo a los datos obtenidos por el Instituto Nicaragüense de  Estadísticas y Censos (INEC), el Fondo de Inversión Social de Emergencia  (FISE), entre otros. 

            - Se estimaba que la cantidad aproximada de pobres era de más de 10,000 personas. 

            - De esta cantidad el 82.2 por ciento eran personas pobres residentes en el  campo. 

            - Casi 4,000 personas eran consideradas como pobres “extremos”, de éstas el 86.4 por ciento concentrado en el campo. 



Belén al fin tendrá su parque  En el proyecto se han  invertido más de 600 mil  córdobas

 Belén 
ORLANDO VALENZUELA

En Nicaragua existe un pueblo que por el nombre que lleva y dada la enorme influencia de la religión
católica, debería de ser uno de los más desarrollados del país, ya que fue designado con el nombre de la ciudad donde Jesucristo nació hace dos mil años: Belén.

Nuestro Belén, es un pueblito pobre y poco desarrollado, ubicado a doce kilómetros de la ciudad de Rivas y 102 de la capital, Managua.

A pesar de estar a sólo un kilómetro de la recién reconstruida Carretera Panamericana y formar parte del más importante corredor turístico del Pacífico, este pueblo no cuenta con ninguna
infraestructura para atender a los esporádicos visitantes que de vez en cuando se adentran en sus calles.

En el pueblo no hay ni un solo hotel, ni pensión, ni restaurante, ni cine, ni centro recreativo. Lo único que hay son pequeños barcitos y pulperías con limitados productos.

Belén cuenta con 22,000 personas en todo el municipio, de los cuales 9,300 viven en su casco urbano. La mayoría de los betlemitas se dedican a las actividades agrícolas, siendo el cultivo
de guineo cuadrado, los granos básicos como el fríjol, maíz el arroz y otros sus principales ocupaciones.

El pueblo todavía cuenta con el trazado característico de las viejas urbanizaciones coloniales españolas, donde la iglesia es el centro de la población, ubicada frente a una amplia plaza vacía y rodeada de las mejores casas de las primeras familias que fundaron el poblado.

Algunas de estas casas, construidas de taquezal y techo de tejas, aún conservan los antiguos
corredores de madera torneada, donde la familia entera se sentaba a conversar por las tardes en
espera del primer toque del llamado a misa.

En Belén, más que en otra población de Nicaragua, tanto niños, jóvenes y hasta adultos de ambos
sexos usan como medio de transporte interno centenas de bicicletas de todos los tamaños, razón por las cuales sus habitantes llegan a desarrollar largas y fuertes piernas.

Se puede decir que en Belén se sigue viviendo la tranquilidad que gozan los pueblos anónimos y
huérfanos del progreso, donde todavía la gente se conoce por sus nombres y apellidos y se saluda con cortesía a las personas que van y vienen por sus calles.

                                     Don Napoleón Espinosa, a sus 98 años recién  cumplidos es uno de esos personajes de los que uno  no se puede despedir una vez que empieza a contar  algunas de sus "travesuras" de chavalo.

                                     Tal vez uno de los recuerdos más agradables que  don Napoleón guarda y cuenta con mucha picardía, es de cuando tenía como ocho años y su mamá lo mandaba a la venta a comprar algo y le decía: "Haber  hijo, vaya a la venta a comprarme una libra de sal y se me va a caballo para que venga rápido". Entonces él agarraba detrás de la puerta su caballito de palo y
corría a la venta, pegándole con la mano al supuesto animal, al cual hasta "hacía relinchar" cuando llegaba exhausto a la pulpería. En algunas ocasiones, otros amiguitos se le pegaban a la par y corrían junto a él, "pero yo siempre les ganaba, porque mi caballo era el más veloz", dice ahora riendo.

Eran aquellos tiempos en que usaba pantalones chingos y jugaba la gallinita ciega y otros juegos
inocentes con los chavalos del entonces reducido pueblo. Como si fuera ayer, recuerda con nitidez
cuando llegó al pueblo el primer cine, que estuvo ubicado en la casa parroquial, donde se armaban los molotes para entrar a ver las películas mudas de Charles Chaplin y Harold Lloyd.

Eran los días en que el alumbrado público del pueblo era con candiles de carburo y kerosine, los
cuales se ponían en las puertas de las casas o en las esquinas de las aceras. Para entonces, ni siquiera existía ningún radio en el pueblo.

                                     "EL CINE QUE HABLA"
                                     Sólo los que tenían mucho dinero, se podían dar el lujo de comprar un radio y así fue como un día de tantos, una familia del lugar compró un aparato de radio y la gente que quería oír algún partido de béisbol, programas musicales o simplemente cualquier cosa por la radio, pagaba veinticinco centavos de córdoba que para entonces estaba a la par del dólar y era bastante dinero.

                                     También recuerda la bulla que se armó en Belén cuando alguien llegó con la gran noticia que había llegado al pueblo la primera película moderna con sonido, desde entonces la gente le decía "el cine que habla" a las hoy extintas películas de antaño.

Don Napoleón llegó hasta sexto grado de primaria y cuenta que dejó de estudiar para trabajar de
mensajero. Las cartas y encomiendas las transportaba a lomo de caballo y hacía entregas a domicilio en lugares tan distantes como Granada, Nandaime, Rivas y todas sus comunidades.

Coplero, bromista, bailador empedernido y muy ocurrente, don Napoleón no pierde el sentido del
humor aún estando en convalecencia, después de una prolongada recaída de salud. Por eso, cuenta
que la última vez que un grupo de sus amigos lo invitaron a un cumpleaños, éstos le metieron un
garrobo a la piñata y, cuando alguien la quebró, la gente salió en estampida, entre las carcajadas de
sus irredentos amigos.

LAS JICARAS DE DOÑA ANDREA
En Belén también existen personas que se dedican al cultivo de las artes, como Doña Andrea Angelina
Loáisiga Pérez de 82 años, setenta de los cuales los ha dedicado a elaborar bellísimas piezas de
filigrana en jícara.

                                     De las verdes y aún suaves frutas del jícaro, doña  Angelina, asistida sólo con un pedazo de varilla de sierra, de esas que sirven para cortar el hierro, va sacando de la cáscara diminutas figuras en relieve de  aves, paisajes, flores, iglesias y personajes del país para formar un mosaico de imágenes único por su calidad artística.

                                     Sus trabajos son muy apreciados por turistas y personas de buen gusto por las artes. Por esa misma razón, ella guarda con mucho aprecio las medallas y  diplomas que ha ganado en ferias y exposiciones nacionales.

Ella heredó de su mamá todos los conocimientos que a su vez le había enseñado su bisabuela hace
muchísimos años. "Un día mi mamá vio a mi bisabuela trabajando con una jicarita y se puso a
travesear con otra jícara, parece que le agarró gusto al asunto y cuando vio que todo lo hizo se
vendió, entonces se dedicó a la filigrana y así empezó todo", cuenta con orgullo.

Por eso, doña Angelina se ha preocupado para que sus hijos y nietos aprendan su arte, ya que como
ella dice: "Es la mejor herencia que se les puede dejar a los hijos, enseñarles a trabajar".



CELEBRAN 
AL NIÑO JESUS
Pero este pueblo seguiría olvidado si no fuera precisamente por su nombre, ya que por llamarse Belén, es el centro de una de las fiestas religiosas más importantes del cristianismo en Nicaragua.

En Belén, a partir del 16 de diciembre hasta el 6 de enero se celebran las tradicionales fiestas
patronales en honor al nacimiento del Niño Jesús. Estas festividades se caracterizan por ser una
combinación de actividades eminentemente religiosas, como las procesiones que se realizan durante nueve noches previas al nacimiento del Niño Dios, y las populares corridas de toros con música de chicheros y juegos mecánicos.

Doña Benita Villarreal, mayordoma de la Calle el Triunfo desde hace 20 años prepara con mucha
devoción la carroza donde llevará la imagen del Niño Dios en procesión por las calles del poblado, en medio del entusiasmo que causan la música de villancicos navideños, el estallido de las cargacerradas y la quema de toros encohetados durante todo el recorrido hasta la iglesia.

La carroza que este año hizo doña Benita fue
adornada con una linda coreografía en la que varios
niños representaron el nacimiento del Niño Dios en
su pesebre, rodeado de los personajes bíblicos de
María y José, así como varios pastorcillos con sus
ovejitas y cuatro lindos angelitos.

Un día al año le toca a ella tener en su casa la imagen del Niño Dios y para ella es suficiente motivo para estar muy feliz. "Es un gozo muy grande tener al Niño Dios en mi casa, porque él nos trae salud y nos protege. Espero seguir celebrando esta tradición
hasta que me muera", aseguró doña Benita.

COMO NACIO LA TRADICION
El Padre Raúl Hernández Pérez, párroco de la Iglesia Niño Dios de Belén, con 34 años de servicio en esta comunidad, cuenta que, según la tradición, en 1861 una mujer que buscaba cómo ayudar en la
construcción del nuevo templo, de pronto encontró, entre la tierra y piedras, la pequeña imagen del
Niño Dios y salió llena de alegría diciéndole a toda la gente: "Miren el niño que me encontré, miren,
miren"... Y así la gente empezó la devoción por esta divinidad.



Por este motivo, un año después, el 30 de enero de 1862, la Cámara de Diputados, durante el
gobierno del presidente Tomás Martínez, le concedió al entonces poblado de El Obraje el título de Villa de Belén. El Obraje era el nombre de una hacienda de añil, registrada desde 1738 que para esa fecha había crecido considerablemente.

Lo curioso del caso es que la misma ley gubernamental ordenaba a los pobladores que celebrasen cada año y en ocasión de Navidad, una fiesta o feria popular, durante la cual se debía rendir culto al Niño Dios, festividad que con el tiempo se convirtió en su alegre y concurrida Fiesta Patronal.

Belén pues, está de fiesta y espera la visita de creyentes y no creyentes a divertirse en sus fiestas
patronales. La invitación está hecha.



  22 DE OCTUBRE DEL 2000 /  La Prensa
              Belén al fin tendrá su parque  En el proyecto se han  invertido más de 600 mil  córdobas
               Noelia Sánchez Ricarte

La población de Belén por fin tendrá un lugar donde recrearse sanamente y si antes este municipio sobresalía porque era el único del departamento de Rivas que no tenía un parque, ahora lo tendrá con creces porque será uno de los más modernos del país. Gregorio Cortés, alcalde de este municipio, informó que el costo de esta obra supera los 600 mil córdobas   y que la construcción del parque y de la cancha deportiva terminará el próximo mes. Ambos proyectos fueron posibles por la ayuda de la Presidencia, la Álcaldía de   Managua, el Inifom y algunos recursos propios de la alcaldía municipal.

              MODERNO Y COLONIAL

              Lo que hace seis meses era una plaza vacía y árida, ahora se ha convertido en un lugar totalmente arborizado y el parque será una mezcla de elementos modernos y coloniales.

              Se colocarán doce juegos infantiles, 16 farolitos, 29 bancas coloniales, habrá una fuente, una glorieta y además una imagen del Divino Niño.

              Ahora el pueblo de Belén tendrá un complejo que sin duda reunirá a los  lugareños: la iglesia, el parque y al lado de éste la cancha deportiva.

              Los que visiten esta cancha podrán elegir entre jugar ajedrez, baloncesto o bien optar por una buena lectura, puesto que también se contempla la creación de una biblioteca.



 La Prensa 04/24/00
 

 Alcalde de Belén:
              “Administro pobreza y reparto miseria”

                   “La Pascua significa el paso al cambio, pasar de la injusticia a la justicia, del analfabetismo a la alfabetización, de la miseria a la pobreza o  de la extrema pobreza a la pobreza”, dice el párroco Raúl Hernández
  TATIANA ROTHSCHUH A y NOELIA SANCHEZ R.

              BELEN, RIVAS.- Así de tan conmovedora es la crucifixión y resurrección de   Jesucristo como “la muerte en vida” que enfrentan tantas “Marías de Belén”. Una de  ellas es doña María Dominga Cortés, mejor conocida como “la Minguita”, quien es el reflejo vivo del hambre, la miseria y enfermedades que campean en este pueblito   “bendito” tras la aparición de la imagen del niño Jesús hace 136 años.

              Un pueblo profundamente católico que ante la extrema pobreza no ha tenido más que refugiarse en la fe en Dios, peregrinaba el Viernes Santo con Cristo que llevaba la cruz a cuestas, bajo un fuerte sol para rememorar las estaciones dolorosas.

              Mientras tanto, “la Minguita” se llevaba a la boca el bocado de comida que le llevó alguien que se apiadó de ella, quien con acento lastimero se preguntaba: “¿quién me ayuda a cargar mi cruz?”.

              Si la crueldad a que fue sometido Jesús, según lo muestra una escena dramatizada  hace brotar lágrimas, el suplicio que vive “la Minguita” es igual de doloroso. Sentada por siempre en una maltrecha silla, los huesitos que componen su cuerpo demuestran su avanzado estado de desnutrición.

              A sus 79 años “la Minguita” ya no ve, ni camina, apenas recuerda que lavaba, planchaba y hacía puros para ganarse la vida, los “desmandos” le ocasionaron una artritis que está acabando con su vida. Vive de la caridad pública. “Soy limosnera y siempre mando mi limosna al Señor”, dice esta devota de San Cayetano.

              Ahora se vive la Semana de Pascua y por esa devoción y fe que profesa este pueblo del sur de Nicaragua, las esperanzas son las que lo animan para seguir viviendo. El optimismo y la confianza tampoco lo pierden el alcalde José Gregorio Cortés Carvajal, a quien no le queda más que reconocer: “administro pobreza y reparto miseria”.

              Tras la reflexión en que sume la Semana Santa, la Pascua es señal de cambio y el pueblo de Belén lo que más anhela son fuentes de trabajo y financiamiento agrícola  para mitigar el hambre y la miseria. Ese es el clamor que elevan en víspera de la  llegada del presidente Arnoldo Alemán que mañana estará aquí inaugurando diez  escuelas y alumbrado público.

       LOS GOBIERNOS NO HACEN NADA

              Entre las oraciones y plegarias de los creyentes, unas seis humildes mujeres rogaban al Señor “por la paz, la salud, por los necesitados, y el pan de cada día”, según  confesó doña María Alejandra Briceño.

              Junto al resto manifestó su rechazo a la política. Otra vecina, doña Margarita   Avendaño se apresuró a añadir: “este pueblo ha sido marginado, abandonado, no hay trabajo, vivimos de lo que podemos vender, los gobiernos no hacen nada”.

              El calvario que viven los pobres de Nicaragua no fue ajeno en estos días santos a  Belén, un pueblo de 22 mil habitantes (compuesto por 16 comarcas) que no está lejano a las costas marítimas de San Juan del Sur y lacustre de San Jorge, centros de  veraneantes de diferentes clases sociales.

              Doña María Hernández Corea es otra mujer de Belén que yace también postrada en  una silla sin poder caminar. “La agitación que me produjo el trabajo haciendo losas me dejó tullida”, dice al momento que se apoya en un palito que le sirve de bastón.

              En su casita, que fue rescatada cuando ya se desplomaba por gente solidaria del pueblo que le regaló plástico negro y ripios de madera, habla de sus penurias.
              Contrario a otros tiempos en que contaban con unos “bollitos” (dinero) ahora en este humilde hogar no hubo almíbar, horneadas o tamal pizque.

              “Estamos muy pobres para eso”, manifiesta, pero dice que “Dios no desampara a nadie, nos da el pan de cada día”. Para ella poder tener una silla de ruedas es como desear un automóvil.

              Doña Emilia Quintanilla, a sus 85 años también vive en la miseria. Su hija es su sostén y quien ha cuidado del rancho forrado en gran parte de plástico negro. Para ella los tiempos santos deben llevar a la reflexión para poder enmendar los errores, mientras  lamenta que los hijos por quienes los padres hacen sacrificio para educarlos, les  abandonen.

              El alcalde Cortés Carvajal expresa confianza en que el gobierno liberal pueda hacer más por el pueblo de Belén. Señala que no sólo han conseguido las 10 escuelas que inaugurarán mañana, y la electrificación en la entrada y vía pública, sino también la construcción del parque, que está avanzada.

              “Es un pueblo de extrema pobreza; la mayoría de la gente vive de un jornal”, expresa el edil.

              Destaca a la Secretaría de Acción Social como una de las entidades oficiales que ha ayudado a ese pueblo en algunos proyectos sociales y revela que una de sus mayores  luchas es la construcción de cinco kilómetros de caminos a San José de la Montaña que llevará a cabo el Ministerio de Transporte e Infraestructura.

              Pero el jefe de la Comuna advierte que Belén lo que más necesita es fuente de  trabajo, en tanto considera urgente la apertura de la banca estatal para financiar a los pequeños productores que se dedican al cultivo de granos básicos. Indica que al respecto ha insistido, hasta ahora infructuosamente, ante el Presidente de la República.

    LA IGLESIA CATOLICA
                                  MITIGANDO LA MISERIA

              Para el párroco Raúl Hernández, con 30 años de servicio, “la pascua significa el paso al cambio, pasar de la injusticia a la justicia, del analfabetismo a la alfabetización, de la miseria a la pobreza o de la extrema pobreza a la pobreza”.

              Explica que en ese pueblo la iglesia católica ha hecho lo que ha podido por llevar beneficios, entre ellos señala que cuentan con un fondo revolvente para la economía familiar, igual que han apoyado con abono orgánico y bombas de mecate a las comunidades campesinas.

              En el pueblo, a través de la Pastoral Juvenil imparten clases de costura y mecanografía. También distribuyen medicamento gratuito o a precios módicos a los  pobres.

              El Padre Raúl coincide en que Belén necesita fuentes de trabajo para superar su estado de pobreza y miseria.
 
 



 
 
 

                                Lunes 3 de Julio de 2000 | Managua, Nicaragua
 
 
 

                 Don José Quintanilla se lanzó a alcalde
                 Aspira modernizar municipio de Belén

                 ——
 

                 Con todas las encuestas
                 locales a su favor, don
                 José Francisco Quintanilla
                 Quintanilla, un veterano
                 conservador que nunca se
                 había decidido a
                 participar en política, está
                 ahora seguro de que la
                 bandera verde se
                 impondrá en su querido
                 pueblo de Belén, en
                 Rivas, donde aspira a
                 convertirse en alcalde.

                 ¿Qué lo motivó a lanzarse como candidato a regidor de los destinos de su
                 pueblo? Don José Francisco no se complica la vida con grandes promesas.
                 Lo suyo es sencillo y salta a la vista: Belén ha sido olvidado por los últimos
                 gobiernos municipales.

                 «Si gano, voy a empezar por lo más elemental que son las calles, están en
                 completo abandono al igual que los caminos de penetración por donde no se
                 puede transitar», dijo.

                 Igualmente precisó que remozará el parque que están construyendo, porque
                 más bien parece una pista de motocross. Aunque aclaró que eso sólo será el
                 principio de las innumerables obras de progreso que piensa ejecutar.

                 Su idea es cambiar completamente la fisonomía de Belén, a fin de sentar las
                 bases para convertirlo en un municipio moderno.

                 «La gente quiere progreso, pero sobre todo honradez y si me eligen, por
                 primera vez en la historia de Belén habrá un gobierno transparente, diremos
                 adiós para siempre a la corrupción», manifestó.
 
 
 
 
 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
Nika-Cyber Municipio       Rivas 
Rio San Juan        Granada