Colecciones manfut.org ++++++++ Bienvenidos.. Nicaragua en cada lugar... Algo Especial..++++++++ Indice de Rivas Nicaragua

MUNICIPIOS DE RIVAS
SAN JUAN DEL SUR
RIVAS NICARAGUA




 
Colecciones www.manfut.org
 
Located in the Department of Rivas, San Juan del Sur was discovered in 1522 by the Spaniard Andrés Niño during his exploratory trip searching for a strait between the Atlantic and Pacific Oceans.  The town was named San Juan del Sur to differentiate it from San Juan del Norte in the Atlantic Ocean. 

During the war against Walker, many military expeditions disembarked in San Juan del Sur and although the history of the town is bounded to that of the port, the history of the port is older than the city itself. 

This port town has had many changes of name through a relatively short history.  

In 1827, it was provisionally authorized as a maritime port by the Confederation of Central American Republics and was known as the Nicaraguan Port, 

in 1830 its name was changed to Puerto de la Independencia,

and again in 1840 to San Juan de la Concordia, granting its definitive right to import and to export. 

On November 12, 1851 it was elevated to the category of “Major Port”, the town reach the scale of city 

and in 1852 the Port and city were named “Ciudad Pineda”, and was declared a terminal port for what was then the Traffic Route of both trade and passengers between New York and San Francisco, and vice versa.

San Juan del Sur is located at 11º and 15’ latitude north, 85º and 53’ longitude west; its altitude is of 3.58 meters above sea level. In 1996 its population reached 13,786 inhabitants for a density 19.5 inhabitants/km2, its average temperature is 27º C and gets approximately 1660mm precipitation per year, it has a total area of 598 km2 and its districts include: Las Brisas , Carrizal, La Cuesta,  Ostional, Plan Grande, Pueblo Nuevo y Tortuga. The most important rivers are: San Juan, Escameca, Escamequita, La Flor, Ostional, El Naranjo and Marsella. The city is 140 kilometres away from the capital Managua and just 43 kilometres from the border of Peñas Blancas.  It is common to hear stories about the fights between the winds from the north and the South, called Papagayos or Northeast which are present from December thru February, the strong winds of the West and South whip from May to October. San Juan del Sur has over 14 pristine and beautiful beaches, true paradise where humans have not exercised their power.  Some of the highlight beaches are: San Juan del Sur a horseshow bay, Maderas, Marsella, Majagual, Popoyo, Eddy, Yanki, La Flor, El Coco, Ostional, Ocotal, Playa Blanca, Playa Rosada, among others. Its main economic items are agriculture, fishing and tourism, though also in the area around San Juan are lime mines, stone quarry, loamy coal and calcareous soils which are good for ceramic production

Please Google translation to continue from Spanish to  English.


¿COMO LLEGAR? 
¿DONDE QUEDARSE:?  
¿DONDE COMER?  
¿QUÉ HACER?    
EXCURSIONES DENTRO DE SAN JUAN DEL SUR  
 EXCURSIONES DESDE SAN JUAN DEL SUR
¿DONDE CAMBIAR DINERO?     
ATM      
TARJETAS DE CREDITO      
SERVICIOS DE TELEFONO:      
SERVICIOS DE INTERNET:
ENERGIA ELECTRICA:  110 Voltios. cobertura 71% 
AGUA POTABLE   Los fuertes caudales del estero de San Juan del Sur ocasionan el deterioro de las tuberías y a la vez provocan contaminación en la bahía del municipio.
SERVICIOS MEDICOS      
SERVICIOS DE TRANSPORTE DESDE SAN JUAN DEL SUR    
FIESTAS PATRONALES  
FIESTAS TRADICIONALES      
COMIDAS TIPICAS     
COSTUMBRES     
VIDA NOCTURNA     
HISTORIA      
PERSONAJES.      
DIRECTORIO TELEFONICO:      
POLICIA        
 
A MANERA DE INTRODUCCIÓN:
El Municipio de San Juan del Sur, celebra dos fiestas patronales, una en honor a San Juan Bautista el 24 de Junio y las fiestas patronales de los pescadores en honor a la virgen del Carmen el 16 de Julio.

El principal evento deportivo del municipio es la liga de Baseball.  
En el mes de Julio se realiza un torneo de pesca
 


 
  San Juan del Sur, conserva el sabor porteño e indulgente quietud  que ofrenda el mar; el tiempo fluye discretamente sin que advirtamos que el día  se ha ido.   El crepúsculo es un  espectáculo que no debe ser negado.
 

Visto desde la playa de Marsella o de cualquiera de los restaurantes sobre la costa, el sol ama íntimamente a San Juan del Sur, sus rayos penetran lentamente  al paso de un cadencioso y sereno ritmo ejecutando un dueto en el que  mar y fuego se funden detonando nuestros sentidos y deseos mas intrínsecos, arrastrándonos con ellos  al clímax inconfundible de un universo de estrellas donde cualquier apetencia es permisible.

La vida comercial del Puerto se concentra en la zona costera, donde se sitúan los  restaurantes mas sobresalientes, sin embargo,  existen otras opciones gastronómicas en playas cercanas hasta donde se llega en taxi o en auto privado.

El aliento del océano se combina con los aromas provenientes de  los restaurantes tornándose  en una embrujadora ola de sabores incitando  nuestra voracidad,  sometiéndonos a saciarla con  los frutos del mar.

Degustar una exquisita cena,  acompañada del intenso y persistente rugir de las olas,  estimulan a una caminata en la costa,  protegidos a la luz  de la diáfana y perfecta luna enmarcada en un asombroso cielo labrado de estrellas que  avivan  el destello plata de las arenas. Las lejanas luces de los barquitos fondados en el mar, admirar  las siluetas de las colinas que circundan la bahía.  Ciertamente San Juan del Sur es el manantial de la inspiración, deleite, confluencias secretas, abrigo de  paz.


La vida nocturna de San Juan del sur garantiza diversas posibilidades.  Desde las habituales discotecas hasta los sitios donde se reúnen los bohemios a entonar canciones, recitar poesía.  La seguridad del entorno permite andar a pie hasta altas horas de la noche sin temor alguno.
 
 
 
Patricia García Granja
PRESIDENT CANTUR
San Juan del Sur
San Juan del Sur upholds the flavour and character that only the sea is able to offer; time flows discreetly and before we know it our day has passed as the sun sets in the distance, we realize that this is a spectacle that should not be missed. Seen from the beach of Marseilles or from any of the restaurants along the coast, it is definite that the sun has an intimate connection with San Juan del Sur. Its rays penetrate the ocean, performing a serene and melodious duet, then water and fire melt together detonating our senses and intrinsic desires, leading up to a unique climax of being under a universe of stars where anything can happen.

In 1523, San Jorge, Rivas was the setting for the first encounter between Nicaraguans and Spaniards, as Gil Gonzalez de Ávila met with Chief Nicaragua – who the country was named after. Rivas was used both as a migratory bridge for the Indigenous tribes and as a transportation corridor during Colonial times.  Indigenous cemeteries have been found in the area of San Juan del Sur and Ostional, unfortunately no authority gave any importance to the matter and the tombs have subsequently been plundered indiscriminately and the articles are now part of private collections. These historical treasures have not only been robbed from their rightful resting place, but we have lost the right to the knowledge of our cultural legacy - our link to the past.

Once known as Valley of Nicaragua, in 1720 one of its municipalities reached the scale of a city, thus changing its name to Villa of the Pure and Clean Conception of Rivas, to honour General Francisco Hernández de Rivas, then President of Audience and Captain General of Guatemala. The Central American Countries were under the authority of General Hernández de Rivas and once independence was achieved from Spain in September 1821 the countries became the Confederation of Central American Republics.  Nicaragua was part of the Confederation until 1839 when it became an independent republic.  In 1854 a civil war exploded between the conservatives of Granada and the democratic population of León, in which the Leoneses hired the services of William Walker, who arrived in 1855, to counteract the conservatives.

Located in the Department of Rivas, San Juan del Sur was discovered in 1522 by the Spaniard Andrés Niño during his exploratory trip searching for a strait between the Atlantic and Pacific Oceans.  The town was named San Juan del Sur to differentiate it from San Juan del Norte in the Atlantic Ocean. During the war against Walker, many military expeditions disembarked in San Juan del Sur and although the history of the town is bounded to that of the port, the history of the port is older than the city itself. This port town has had many changes of name through a relatively short history.  In 1827, it was provisionally authorized as a maritime port by the Confederation of Central American Republics and was known as the Nicaraguan Port, in 1830 its name was changed to Puerto de la Independencia, and again in 1840 to San Juan de la Concordia, granting its definitive right to import and to export. On November 12, 1851 it was elevated to the category of “Major Port”, the town reach the scale of city and in 1852 the Port and city were named “Ciudad Pineda”, and was declared a terminal port for what was then the Traffic Route of both trade and passengers between New York and San Francisco, and vice versa. 

San Juan del Sur is located at 11º and 15’ latitude north, 85º and 53’ longitude west; its altitude is of 3.58 meters above sea level. In 1996 its population reached 13,786 inhabitants for a density 19.5 inhabitants/km2, its average temperature is 27º C and gets approximately 1660mm precipitation per year, it has a total area of 598 km2 and its districts include: Las Brisas , Carrizal, La Cuesta,  Ostional, Plan Grande, Pueblo Nuevo y Tortuga. The most important rivers are: San Juan, Escameca, Escamequita, La Flor, Ostional, El Naranjo and Marsella. The city is 140 kilometres away from the capital Managua and just 43 kilometres from the border of Peñas Blancas.  It is common to hear stories about the fights between the winds from the north and the South, called Papagayos or Northeast which are present from December thru February, the strong winds of the West and South whip from May to October. San Juan del Sur has over 14 pristine and beautiful beaches, true paradise where humans have not exercised their power.  Some of the highlight beaches are: San Juan del Sur a horseshow bay, Maderas, Marsella, Majagual, Popoyo, Eddy, Yanki, La Flor, El Coco, Ostional, Ocotal, Playa Blanca, Playa Rosada, among others. Its main economic items are agriculture, fishing and tourism, though also in the area around San Juan are lime mines, stone quarry, loamy coal and calcareous soils which are good for ceramic production.
 


 


 

WILLIAM WALKER AND SAN JUAN DEL SUR

Willian Walker was hired in 1854 by the democratic government settle in the city of León to counteract the Conservatives of Granada.  He arrived in 1855 and his first task was to attack the city of Rivas, he left el Realejo heading to San Juan del Sur, and landed in Playa Gigante. Walker was defeated in Rivas and returned to San Juan del Sur searching for his boat, which he was unable to find and instead took possession of the Costa Rican ship San José. During this first incursion in San Juan del Sur two wicked Americans attacked the town; those Americans were not part of Walker’s army. Walker knew that the blame would be placed on him, therefore ordered the search and capture of the criminals. One of them was captured, and it was ordered by Walker to shoot the convict and to stick a note in his dead body, which would clarify who and why his execution was ordered by. The criminal was able to escape from his terrible fate.

After the defeat of Rivas in order to prevent Walker’s resignation, President Castellón, granted Walker more benefits and powers to act on behalf of the Government of Nicaragua under the Traffic Advisory Company. Walker returned to Rivas, in charge of the Nicaraguan army, and he recruits the necessary forces among the Nicaraguan population. He was well aware of the importance to maintaining the U.S. Traffic Route clear if he wanted to receive reinforcements and equipment from the United States.

Supported by England and the U.S.A., Costa Rica declares the war against Nicaragua in March of 1856. Walker was informed about the advance of the Costa Rican army under the orders of the President Mora himself, Walker sent troops to preserve the Traffic Route and protect the passengers. Walker, alone and defeated, only had one escape through San Juan del Sur, where his only warship “El  Granada” waved the flag of Nicaragua. In 1857 he marched along with 250 men to San Juan del Sur to greet the Orizaba, a ship coming from San Francisco carrying only 40 men to serve in the army of Nicaragua. Walker returned to Rivas and in 1857 American women and children were escorted by two representative of both armies (Walker and the allied armies of Central America) they were driven from Rivas to San Juan Sur. During 1857 Walker notes the terms of his defeat demanding that he will leave Rivas with 16 members of his army with its weapons and belongings under the protection of American Navy to San Juan del Sur from where they would be transported to Panama.  Officials having their wives or relatives in San Juan del Sur they will remain there under protection of the consulate of the United States until they have the opportunity to go to San Francisco or Panama.

HISTORIA:

El territorio de Nicaragua fue explorado entre los años 1519 y 1523 y luego formó una provincia de la capitanía general de Guatemala. En 1821 se independizó de España y tres años después entró a formar parte de la Confederación de Repúblicas de América Central, pero en 1839 se separó de ella y se constituyó en Estado independiente. En 1854 estalló la guerra civil entre conservadores y demócratas; éstos llamaron en su auxilio al filibustero norteamericano Walker, el cual llegó en 1855, se apoderó del país y en 1856 se hizo elegir presidente. Todos los estados centroamericanos acudieron en auxilio de Nicaragua, obligaron a capitular a Walker (1857) y le hicieron volver a su país.

El istmo de Rivas, en época de la conquista fue la tierra del sabio y astuto cacique Nicarao o Nicaragua. De igual manera como en el presente, Rivas fue importante corredor de tránsito en la colonización del país, como lo fue de puente para las antiguas migraciones de grupos paleoindios y tribus precolombinas que se asentaron en su territorio.

Durante la Colonia la región fue denominada como "Valle de Nicaragua", hasta que uno de sus principales pueblos fue elevado al rango, en 1720, con el nombre de "Villa de la Pura y Limpia Concepción de Rivas", nombre que le pusieron en honor al Capitán General Francisco Rodríguez de Rivas, presidente de la Audiencia y Capitanía General de Guatemala, en aquel entonces.

El Puerto de San Juan del Sur se encuentra íntimamente ligado a la historia de la ciudad, aunque el primero es más antiguo que la propia ciudad.  El territorio del Puerto de San Juan del Sur fue descubierto por el piloto español Andrés Niño en el verano de 1522 durante su recorrido en busca del estrecho dudoso entre los océanos Atlántico y Pacífico.


El origen del nombre de San Juan del Sur data de su situación portuaria en el Océano Pacífico o Mar del Sur de los españoles, para distinguirlo de San Juan del Norte, Puerto español del Océano Atlántico.

San Juan del Sur fue habilitado provisionalmente como puerto Nicaragüense por decreto del Congreso Constituyente de la Federación Centroamericana en el año 1827, en 1830 fue habilitado definitivamente como puerto marítimo por decreto ejecutivo del 8 de Febrero del mismo año con el nombre de “Puerto de la Independencia”.  Por Ley de la Asamblea Legislativa, emitida en la ciudad de Chinandega el 18 de Septiembre de 1840, se le confirió al puerto la plenitud definitiva de importación y exportación, bajo un nuevo nombre: “San Juan de la Concordia”, el 12 de Noviembre de 1851, por Ley Legislativa se le declaró con el nombre de “Puerto Mayor”.  A principios de 1852, se le dio tanto al Puerto como a la ciudad, el nombre de “Ciudad Pineda”, en honor del ex – jefe de Estado, originario de la ciudad de Rivas, Licenciado Laureano Pineda.

San Juan del Sur fue declarado puerto terminal en el Océano Pacífico de la desaparecida Ruta del Tránsito, ruta que efectuaba el comercio y tránsito de pasajero de Nueva York a San Francisco de California y viceversa
Fue elevada al rango de ciudad en 1851

WILLIAM WALKER Y SAN JUAN DEL SUR:

William Walker recibió una orden del gobierno democrático para preparar una expedición contra el ejército legitimista en la ciudad de Rivas, y el 23 de Junio se dirigió a El Realejo con la Falange Americana y con 150 nativos al mando del Coronel Ramírez; ahí abordó El Vesta y zarpó en dirección a San Juan del Sur. Al anochecer del 27 de Junio de 1854, desembarcó El Gigante, a escasas leguas al norte de San Juan y a pesar de la oscuridad y del torrencial aguacero que caía, inició su marcha hacia Rivas, ciudad de mas de 15 mil almas situada a 25 millas de distancia.

Al recibir la noticia de que Walker había zarpado de El Realejo, Corral envió al Coronel Bosque con fuerzas a Rivas; al llegar, Bosque Comenzó a construir barricadas y a reclutar gente en la ciudad para engrosar su ejército ... el coronel Manuel Arguello quien acababa de llegar con refuerzos de San Juan del Sur inició un enérgico tiroteo sobre el flanco izquierdo de los americanos.

Al día siguiente prosiguieron en retirada a San Juan del Sur, en donde esperaban encontrar al bergantín Vesta, pues se le había ordenado surcar rondando la bahía hasta que se supiera el resultado de la batalla.  Al no tener noticias del Velero Walker se apoderó del bergantín costarricense San José, en el que embarcó su gente y zarpó en busca del Vesta.

Previo al abordaje del San José, cuando Walker llegó a San Juan del Sur la tarde del 30 de Junio de 1854, su tropa presentaba un aspecto lamentablemente; muchos de ellos sin sombrero, descalzos y con la ropa hecha jirones; quien cubierto de sangre reseca, quien cojeando a causas de las heridas, algunos otros con los brazos en cabestrillos improvisados, y todos ofreciendo un cuadro como solamente puede vérsele después de haber perdido una batalla.

Esa noche, mientras Walker y sus hombres descansaban y recuperaban fuerzas a bordo del San José en agus de la bahía de San Juan del Sur, repentinamente estalló en llamas el cuartel del pueblo; el resplandor del incendio enrojecía el cielo, reflejándose en el agitado oleaje del mar.  Walker y uno o dos de sus oficiales se hallaban sentados en el alcázar del barco al momento de descubrirse las llamas.

Inmediatamente se destacó un oficial para establecer la causa y se averiguó que Sam, un marinero y Dewey, un proscrito de la Justicia californiana y de otras, por criminal, habían iniciado un incendio en la población con el propósito de robar, sabiendo que la culpa recaería sobre Walker y sus hombres, alejandoo así las sospechas de los verdaderos incendiarios.  El marinero era dueño de una lancha utilizada para el tráfico de cabotaje que estaba sujeta a la popa del San José.

El marinero Sam fue capturado y conducido ante Walker, a quien le hizo confesión completa de todo lo ocurrido.  Walker ordenó que se le llevara a la costa y lo fusilasen de inmediato, prendiendo luego sobre su roa una nota que diría por orden de quién y por qué motivo se le había ejecutado.  La noche era oscura y el pelotón encargado de ejecutar a Sam lo dejó escapar, sin que nunca se averiguara exactamente cómo.

Las propiedades destruidas por el fuego en San Juan del Sur pertenecían, en su mayoría a ciudadanos simpatizantes de los legitimistas y, en consecuencia, eran enemigos  de los americanos.

La batalla de Rivas fue el 29 de Junio de 1854 por la tarde;  esa noche los americanos durmieron en el camino entre Rivas y San Juan del Sur; el 30 por la tarde entraron al Puerto y pernoctaron a borde del San José para zarpar en la mañana del 1 de Julio; esa tarde trasbordaron al Vesta en alta mar y arribaron a El Realejo la mañana siguiente 2 de Julio.

El Presidente Castellón temía que Walker con sus tropas abandonara Nicaragua, y encontrándose éste en Chinandega le envió con el Coronel Byron Cole un nuevo contrato, más liberal en muchos aspectos que el que originalmente movió a los americanos a ir a Centroamérica, pidiéndole aceptarlo y regresar el anterior.  En el nuevo contrato estipulaba que cada americano percibiría cien dólares mensuales y 500 acres de tierra
UBICACIÓN:

El Municipio de San Juan del sur está al sur del departamento de Rivas, considerado uno de los más importantes del departamento.  Se ubica a los 11 grados 15 minutos latitud norte y 85 grados 53 minutos longitud  oeste. Dista a 140 kilómetros de la ciudad de Managua y a 15 kilómetros al norte de la frontera con Costa Rica.  Limita al norte con el Municipio de Rivas, al sur con el océano pacifico al este con el municipio de Cárdenas y la República de Costa Rica, al Oeste con el Océano Pacífico.  Según el censo de 1996 tiene una población total de 13,786 habitantes, correspondiéndole un 43% a la población urbana y 57% a la población rural, para una densidad poblacional de 19.5 habitantes por km2.

El clima es semi-húmedo con una temperatura promedio de 27 grados centígrados con una precipitación anual que oscila entre los 1,600 mm. Sus costas marítimas son accidentadas y en algunas secciones cenagosas.  Los ríos de San Juan, Escameca, Escamequita, La Flor, El Ostional, el Naranjo y Marsella.  Esta a una altitud sobre el nivel del mar de 3.58 metros.

El municipio se divide en las comarcas de : Las Brisas, El Carrizal, La Cuesta, El Ostional, Plan Grande, Pueblo Nuevo y La Tortuga.

Es el tercer puerto de importancia en la costa del  Es una pequeña bahía con media milla de ancho. De diciembre a Febrero azotan fuertes vientos del noreste conocidos localmente como papagayos, acentuándose mayormente en enero y febrero con una duración de 3 a 4 días.  De Mayo a Octubre azotan los vientos fuerte de Oeste y Suroeste con mar encrespado tiene un área de 598 km2

ACTIVIDAD ECONOMICA:
Una de las principales actividades económicas del municipio se encuentra la agricultura.  En el municipio se siembra arroz, frijoles, maíz y sorgo, pasto para la ganadería.  Otra actividad es la pesca y la extracción de mariscos.  La producción es utilizada para el consumo interno y en mayor porcentaje la exportación y comercialización en los sitios turísticos.  El método utilizado en este rubro es la pesca artesanal e industrial.  Otro rubro es la ganadería de leche y carne.

RECURSOS NATURALES:
La costa marítima del municipio se presentan:  El Puerto de San Juan del Sur con su hermosa bahía en forma de herradura abierta al mar y los fondeaderos de El Ostional y la Flor; la bahía de Salinas, enclavada entre el territorio municipal y el de la república de Costa Rica y algunos islotes en la misma bahía de Salinas entre los que se puede mencionar el islote peñascoso de  Los Pelicanos, rico hábitat de pelícanos.

El municipio cuenta con minas de cal, piedra cantera, yacimientos de carbón arcilloso y tierras calizas propias para la producción de cerámicas.

A nivel municipal se cuenta con una amplia bahía que encierra aproximadamente 14 playas entre las que se puede mencionar :El Ostional, El Coco, Nacascolo y Playa La Flor en la que anualmente llegan mas de 25 mil tortugas a depositar sus huevos.

HERMANAMIENTOS:

Torroella de Montgri – España, Sauda Noruega, Giesen, Alemania, Newton, Masachusset.

Surfing ? This is indeed an explanation for the popularity of the area. The waves are too small at San Juan itself so people head further north. Madera (bus to Marsella then walk a few km) was recommended but there are others spots. If you surf, share your experience with others !

San Juan del Sur, conserva el sabor porteño e indulgente quietud  que ofrenda el mar; el tiempo fluye discretamente sin que advirtamos que el día  se ha ido.   El crepúsculo es un  espectáculo que no debe ser negado. Visto desde la playa de Marsella o de cualquiera de los restaurantes sobre la costa, el sol ama íntimamente a San Juan del Sur, sus rayos penetran lentamente  al paso de un cadencioso y sereno ritmo ejecutando un dueto en el que  mar y fuego se funden detonando nuestros sentidos y deseos mas intrínsecos, arrastrándonos con ellos  al clímax inconfundible de un universo de estrellas donde cualquier apetencia es permisible.

La vida comercial del Puerto se concentra en la zona costera, donde se sitúan los  restaurantes mas sobresalientes, sin embargo,  existen otras opciones gastronómicas en playas cercanas hasta donde se llega en taxi o en auto privado. El aliento del océano se combina con los aromas provenientes de  los restaurantes tornándose  en una embrujadora ola de sabores incitando  nuestra voracidad,  sometiéndonos a saciarla con  los frutos del mar.

Degustar una exquisita cena,  acompañada del intenso y persistente rugir de las olas,  estimulan a una caminata en la costa,  protegidos a la luz  de la diáfana y perfecta luna enmarcada en un asombroso cielo labrado de estrellas que  avivan  el destello plata de las arenas. Las lejanas luces de los barquitos fondados en el mar, admirar  las siluetas de las colinas que circundan la bahía.  Ciertamente San Juan del Sur es el manantial de la inspiración, deleite, confluencias secretas, abrigo de  paz.

La vida nocturna de San Juan del sur garantiza diversas posibilidades.  Desde las habituales discotecas hasta los sitios donde se reúnen los bohemios a entonar canciones, recitar poesía.  La seguridad del entorno permite andar a pie hasta altas horas de la noche sin temor alguno.




HISTORIA:

El territorio de Nicaragua fue explorado entre los años 1519 y 1523 y luego formó una provincia de la capitanía general de Guatemala. En 1821 se independizó de España y tres años después entró a formar parte de la Confederación de Repúblicas de América Central, pero en 1839 se separó de ella y se constituyó en Estado independiente. En 1854 estalló la guerra civil entre conservadores y demócratas; éstos llamaron en su auxilio al filibustero norteamericano Walker, el cual llegó en 1855, se apoderó del país y en 1856 se hizo elegir presidente. Todos los estados centroamericanos acudieron en auxilio de Nicaragua, obligaron a capitular a Walker (1857) y le hicieron volver a su país.

El istmo de Rivas, en época de la conquista fue la tierra del sabio y astuto cacique Nicarao o Nicaragua. De igual manera como en el presente, Rivas fue importante corredor de tránsito en la colonización del país, como lo fue de puente para las antiguas migraciones de grupos paleoindios y tribus precolombinas que se asentaron en su territorio.

Durante la Colonia la región fue denominada como "Valle de Nicaragua", hasta que uno de sus principales pueblos fue elevado al rango, en 1720, con el nombre de "Villa de la Pura y Limpia Concepción de Rivas", nombre que le pusieron en honor al Capitán General Francisco Rodríguez de Rivas, presidente de la Audiencia y Capitanía General de Guatemala, en aquel entonces.

El Puerto de San Juan del Sur se encuentra íntimamente ligado a la historia de la ciudad, aunque el primero es más antiguo que la propia ciudad.  El territorio del Puerto de San Juan del Sur fue descubierto por el piloto español Andrés Niño en el verano de 1522 durante su recorrido en busca del estrecho dudoso entre los océanos Atlántico y Pacífico.

El origen del nombre de San Juan del Sur data de su situación portuaria en el Océano Pacífico o Mar del Sur de los españoles, para distinguirlo de San Juan del Norte, Puerto español del Océano Atlántico.

San Juan del Sur fue habilitado provisionalmente como puerto Nicaragüense por decreto del Congreso Constituyente de la Federación Centroamericana en el año 1827, en 1830 fue habilitado definitivamente como puerto marítimo por decreto ejecutivo del 8 de Febrero del mismo año con el nombre de “Puerto de la Independencia”.  Por Ley de la Asamblea Legislativa, emitida en la ciudad de Chinandega el 18 de Septiembre de 1840, se le confirió al puerto la plenitud definitiva de importación y exportación, bajo un nuevo nombre: “San Juan de la Concordia”, el 12 de Noviembre de 1851, por Ley Legislativa se le declaró con el nombre de “Puerto Mayor”.  A principios de 1852, se le dio tanto al Puerto como a la ciudad, el nombre de “Ciudad Pineda”, en honor del ex – jefe de Estado, originario de la ciudad de Rivas, Licenciado Laureano Pineda.

San Juan del Sur fue declarado puerto terminal en el Océano Pacífico de la desaparecida Ruta del Tránsito, ruta que efectuaba el comercio y tránsito de pasajero de Nueva York a San Francisco de California y viceversa
Fue elevada al rango de ciudad en 1851


WILLIAM WALKER Y SAN JUAN DEL SUR:

William Walker recibió una orden del gobierno democrático para preparar una expedición contra el ejército legitimista en la ciudad de Rivas, y el 23 de Junio se dirigió a El Realejo con la Falange Americana y con 150 nativos al mando del Coronel Ramírez; ahí abordó El Vesta y zarpó en dirección a San Juan del Sur. Al anochecer del 27 de Junio de 1854, desembarcó El Gigante, a escasas leguas al norte de San Juan y a pesar de la oscuridad y del torrencial aguacero que caía, inició su marcha hacia Rivas, ciudad de mas de 15 mil almas situada a 25 millas de distancia.

Al recibir la noticia de que Walker había zarpado de El Realejo, Corral envió al Coronel Bosque con fuerzas a Rivas; al llegar, Bosque Comenzó a construir barricadas y a reclutar gente en la ciudad para engrosar su ejército ... el coronel Manuel Arguello quien acababa de llegar con refuerzos de San Juan del Sur inició un enérgico tiroteo sobre el flanco izquierdo de los americanos.

Al día siguiente prosiguieron en retirada a San Juan del Sur, en donde esperaban encontrar al bergantín Vesta, pues se le había ordenado surcar rondando la bahía hasta que se supiera el resultado de la batalla.  Al no tener noticias del Velero Walker se apoderó del bergantín costarricense San José, en el que embarcó su gente y zarpó en busca del Vesta.

Previo al abordaje del San José, cuando Walker llegó a San Juan del Sur la tarde del 30 de Junio de 1854, su tropa presentaba un aspecto lamentablemente; muchos de ellos sin sombrero, descalzos y con la ropa hecha jirones; quien cubierto de sangre reseca, quien cojeando a causas de las heridas, algunos otros con los brazos en cabestrillos improvisados, y todos ofreciendo un cuadro como solamente puede vérsele después de haber perdido una batalla.

Esa noche, mientras Walker y sus hombres descansaban y recuperaban fuerzas a bordo del San José en agus de la bahía de San Juan del Sur, repentinamente estalló en llamas el cuartel del pueblo; el resplandor del incendio enrojecía el cielo, reflejándose en el agitado oleaje del mar.  Walker y uno o dos de sus oficiales se hallaban sentados en el alcázar del barco al momento de descubrirse las llamas.

Inmediatamente se destacó un oficial para establecer la causa y se averiguó que Sam, un marinero y Dewey, un proscrito de la Justicia californiana y de otras, por criminal, habían iniciado un incendio en la población con el propósito de robar, sabiendo que la culpa recaería sobre Walker y sus hombres, alejandoo así las sospechas de los verdaderos incendiarios.  El marinero era dueño de una lancha utilizada para el tráfico de cabotaje que estaba sujeta a la popa del San José.

El marinero Sam fue capturado y conducido ante Walker, a quien le hizo confesión completa de todo lo ocurrido.  Walker ordenó que se le llevara a la costa y lo fusilasen de inmediato, prendiendo luego sobre su roa una nota que diría por orden de quién y por qué motivo se le había ejecutado.  La noche era oscura y el pelotón encargado de ejecutar a Sam lo dejó escapar, sin que nunca se averiguara exactamente cómo.

Las propiedades destruidas por el fuego en San Juan del Sur pertenecían, en su mayoría a ciudadanos simpatizantes de los legitimistas y, en consecuencia, eran enemigos  de los americanos.

La batalla de Rivas fue el 29 de Junio de 1854 por la tarde;  esa noche los americanos durmieron en el camino entre Rivas y San Juan del Sur; el 30 por la tarde entraron al Puerto y pernoctaron a borde del San José para zarpar en la mañana del 1 de Julio; esa tarde trasbordaron al Vesta en alta mar y arribaron a El Realejo la mañana siguiente 2 de Julio.

El Presidente Castellón temía que Walker con sus tropas abandonara Nicaragua, y encontrándose éste en Chinandega le envió con el Coronel Byron Cole un nuevo contrato, más liberal en muchos aspectos que el que originalmente movió a los americanos a ir a Centroamérica, pidiéndole aceptarlo y regresar el anterior.  En el nuevo contrato estipulaba que cada americano percibiría cien dólares mensuales y 500 acres de tierra

UBICACIÓN:

El Municipio de San Juan del sur está al sur del departamento de Rivas, considerado uno de los más importantes del departamento.  Se ubica a los 11 grados 15 minutos latitud norte y 85 grados 53 minutos longitud  oeste. Dista a 140 kilómetros de la ciudad de Managua y a 15 kilómetros al norte de la frontera con Costa Rica.  Limita al norte con el Municipio de Rivas, al sur con el océano pacifico al este con el municipio de Cárdenas y la República de Costa Rica, al Oeste con el Océano Pacífico.  Según el censo de 1996 tiene una población total de 13,786 habitantes, correspondiéndole un 43% a la población urbana y 57% a la población rural, para una densidad poblacional de 19.5 habitantes por km2.
 

El clima es semi-húmedo con una temperatura promedio de 27 grados centígrados con una precipitación anual que oscila entre los 1,600 mm. Sus costas marítimas son accidentadas y en algunas secciones cenagosas.  Los ríos de San Juan, Escameca, Escamequita, La Flor, El Ostional, el Naranjo y Marsella.  Esta a una altitud sobre el nivel del mar de 3.58 metros.  El municipio se divide en las comarcas de : Las Brisas, El Carrizal, La Cuesta, El Ostional, Plan Grande, Pueblo Nuevo y La Tortuga.
Es el tercer puerto de importancia en la costa del  Es una pequeña bahía con media milla de ancho. De diciembre a Febrero azotan fuertes vientos del noreste conocidos localmente como papagayos, acentuándose mayormente en enero y febrero con una duración de 3 a 4 días.  De Mayo a Octubre azotan los vientos fuerte de Oeste y Suroeste con mar encrespado tiene un área de 598 km2

 Disfrute la belleza de esta bahia en el sur de Nicaragua, 75,000 turistas visitan esta playa  anualmente

1 DE OCTUBRE DEL 2001 /  La Prensa

             La majestuosidad de un puerto añejo

 Cambió de nombre  cuatro veces para quedar como se le  conoce actualmente

 DATOS HISTORICOS
 En la monografía de Rivas, de Julián N. Guerrero (q.e.p.d.), señala que, en 1830, el sitio se llamaba San Juan del Sur

              En 1840 se le denominó Puerto Independencia

              Para 1851 se dispuso un nuevo nombre: San Juan de la Concordia

              En 1852 cambia por Ciudad Pineda

              Es a finales del siglo XIX que retoma el nombre de San Juan del Sur

               Las playas de San Juan del Sur han sido lanzadas al
  mundo como uno de los mayores atractivos del  Pacífico de Nicaragua.

  María Antonia López M. La Prensa 1-Oct-2001
  Las noches en San Juan del Sur, dicen que son muy buenas. Pero descubrir cada rincón de playa es una experiencia para vivir.

              En Internet se pueden encontrar varias páginas que promocionan a San Juan del Sur  como un destino turístico, sus playas han sido lanzadas al mundo como uno de los  mayores atractivos del Pacífico en aventuras veraniegas. Además, ha sido el primer  lugar reactivado para la llegada de cruceros turísticos, practicar surfing, pesca deportiva y otros.

              San Juan del Sur cuenta con una infraestructura hotelera en la cual hay que invertir,  sin embargo, es quizás una de las ciudades con más cuartos disponibles cuyos precios van desde los 16 dólares hasta los 150. Dependiendo del confort, ubicación de los mismos y accesos al resto del poblado o los hoteles que se ubican en sus  playas aledañas.

              Lo cierto es que todos llevan al mar. Aguas profundas que, a simple vista, nacen con  lo que han dado en llamar “la herradura” mejor cincelada de América, es quizás el sitio más conocido, sin embargo, de norte a sur le acompañan varias bahías que son  de una naturaleza incomparable, sin olvidar que posee una de las reservas  biológicas más importantes, “La Flor”, sitio donde miles de tortugas paslamas llegan  todos los años a desovar.
 


1 DE OCTUBRE DEL 2001 / La Prensa
              Bienes raíces con alto potencial
                 María Antonia López M.
  Los corredores de bienes raíces en San Juan del Sur, no tienen mucho entusiasmo por el momento, al estar sumidos en lo que se llama la temporada baja del turismo, pero no por ello desisten, al contrario, continúan haciendo esfuerzos por continuar con el negocio.

              “De julio a octubre es la temporada baja y de noviembre a mayo es la alta. De vez en cuando salen sus negocios y con el apoyo de la página en Internet y el correo  electrónico hacemos el 50 por ciento de los negocios”, dijo Levis Mora, socio de la empresa de bienes raíces Nicaragua Properties S.A.

              Según Mora, un 98 por ciento de las propiedades han sido vendidas a americanos, europeos y canadienses, de ese monto, el 50 por ciento son estadounidenses.

              “Muchos ven la oportunidad en San Juan del Sur, la mayoría son jubilados que  vienen a descansar y otros son surfistas que compran propiedades cerca de la  playa”, dijo Mora.

              Mientras que los jubilados, agregó, compran terrenos o viviendas que son utilizadas  durante tres a cuatro meses, cuando en su país están en invierno, llegan a Nicaragua  para aprovechar el verano.

              Las mayores demandas son por extensiones grandes de entre 8 a 15 manzanas y   lotes para construir viviendas.

              Según los corredores, la venta de terrenos se dan porque los propietarios quieren   invertir su dinero en otros negocios.

              Otras propiedades estaban en manos de cooperativas, las cuales quebraron por  varias causas y los socios han decidido vender con el tiempo. Muchos de éstos se quedan con trozos de tierras y luego se convierten en cuidadores de las nuevas  urbanizaciones playeras.

              La temporada baja, entonces, es actualmente la limitante, pero la perspectiva futura  es el aumento de la demanda y, con ello, la movilidad de los precios, los que  actualmente son relativamente baratos.


              POR QUE SAN JUAN DEL SUR

              San Juan del Sur es ofertada por la tranquilidad, que se respira en la población y sus alrededores, la belleza natural y el acceso a la Carretera Panamericana.

              LOS PRECIOS DE VENTA

              Las propiedades en venta en San Juan del Sur, se hacen en diferentes formas, ya  sean lotes de un cuarto de manzana, o manzanas enteras y los precios varían según la ubicación de las mismas.

              Algunos han ofrecido desde 8 mil hasta 15 mil dólares, dependiendo de la distancia de la ciudad.

              Por ejemplo, una vivienda de dos cuartos está valorada en unos 29 mil dólares.

              Hay propiedades de hasta 25 manzanas que, según la ubicación, tienen precios de hasta 100 mil dólares.

1 DE OCTUBRE DEL 2001 / La Prensa

            Una oportunidad para invertir
  Los problemas se presentan por diferencias idiomáticas, pero una vez superada ésta no hay  inconvenientes

            Michael A. Iacoboni,   inversionista norteamericano.
             María Antonia López M. La Prensa
              Una buena cantidad de extranjeros que están llegando a San Juan del Sur, no sólo  vacacionan, también se han dedicado a invertir.

              Este es el caso de Michael A. Iacoboni quien manifestó que ha tenido la oportunidad de navegar el Océano Pacífico y encontró que San Juan del Sur es similar a un sitio  donde él habitó, por tanto, decidió establecer un hotel.

              También visitó la Costa Atlántica de Nicaragua y, aunque consideró que tiene sitios  muy interesantes, no hay desarrollo suficiente en infraestructura.

              Iacoboni es un norteamericano que no sólo ha hecho inversión hotelera en este municipio, también instaló una bodega con un sistema moderno que permite seguridad a los usuarios, de igual manera está pensando en adquirir otras propiedades, así como ampliar el hotel y para ello está buscando socios.

              Para Iacoboni, los factores fundamentales para establecerse en el Pacífico Sur de Nicaragua han sido el mar que despunta con la bahía y los habitantes a quienes califica como “gente muy amistosa”.

              Este extranjero ha encontrado facilidades en las leyes nicaragüenses para realizar  sus inversiones, algunos de los próximos negocios que establecerá, bajo el marco  legal nicaragüense, es la compra de un yate para la pesca y la promoción de tours acuáticos, y desde ya invita al buceo profesional y amateur.

              Destacó que se ha topado con problemas menores, debido a una mala interpretación de las leyes, al no entender muy bien el español, pero sus abogados  le ayudan a resolver los problemas.

              El empresario Iacoboni manifestó que Nicaragua es un país donde se pueden hacer buenas inversiones porque los terrenos se encuentran a bajo precio y hay muchas oportunidades para el turismo.

1 DE OCTUBRE DEL 2001 /  La Prensa   María Antonia López
              Seguro americano llega a San Juan
              del Sur   Las propiedades en venta a norteamericanos en San Juan del Sur están protegidas con un seguro de título.
   Los corredores de bienes raíces, sobre todo aquellos cuyo capital es extranjero y se han establecido en San Juan del Sur, están buscando cómo proteger a sus  clientes.

              Es así que están incursionando con el seguro sobre títulos de propiedad First American.

              Este es un seguro que, según los corredores, es aplicado en casi todo el territorio norteamericano y en Nicaragua, particularmente, se ofrece para proteger las inversiones realizadas sobre determinada propiedad.

              Cabe señalar que en Nicaragua hay muchos problemas de propiedad, es por ello  que muchas veces varias personas se disputan un mismo título.

              De tal manera que, First American permite a los ciudadanos norteamericanos protegerse contra situaciones como ésas.

              Esta empresa considera que es una herramienta esencial para hacer negocios en el Caribe y Centroamérica.

              La información que se brinda a los compradores de propiedades detalla que se  pueden encontrar defectos en títulos por “errores del estudio, fraude,  falsificación, obligaciones no expresas y otros problemas”.

              El seguro garantiza que los defectos en la transacción sean cubiertos, eliminando los riesgos, si no es identificado a tiempo, la empresa aseguradora protege contra pérdidas reales

1 DE OCTUBRE DEL 2001 /        La Prensa    María Antonia López M.
Propiedades son compradas por extranjeros
  Viviendas modernas se están construyendo en terrenos aledaños a la playa.
   Los pobladores de San Juan del Sur afirman que una buena parte de las  propiedades de este lugar están siendo adquiridas por extranjeros, situación que,  según dijeron los pobladores, les genera algunos problemas porque se les está limitando el uso de las playas. Aunque los extranjeros que se han establecido, se  sienten tranquilos.

              En una de estas playas cercana a La Flor donde desovan las tortugas, encontramos a Alan Harvey un canadiense que hizo una oferta al propietario de los terrenos. La compra resultó una buena venta entre 16 a 23 mil dólares.

              Harvey emprendió, meses atrás, una caminata con su esposa desde Canadá y al llegar a Nicaragua, se enteró que al sur del país había playas hermosas.

              “Es muy difícil encontrar playas que estén a cinco minutos de distancia desde la casa y en San Juan del Sur hay, es buena para caminar”, expresó.

              En el sector hay otros lotes en venta, son muy pocos los que han comprado, pero considera que pronto habrá negocios.

              “Queríamos identificar un lugar donde vivir, y recorrimos otros lugares pero nos gustó aquí, tenemos luz y agua de pozo muy limpia, el teléfono no importa”, expresó.

              Consideró la zona altamente segura, además hay cuidadores del mismo sector y  saben que no hay peligro.

              Su decisión de dejar Canadá es explicada por Harvey con palabras sencillas, “no es un lugar para disfrutar de la familia y los amigos, es solamente para hacer  negocios, en Centroamérica hay un mejor balance en la vida”.
 
 


2 DE OCTUBRE DEL 2001 /  La prensa
              Pescadores con poco apoyo

   Algunas especies han  desaparecido por descuido
 Un marino puede recibir hasta 600 córdobas  como paga

               Tejer una red al fiado cuyo valor es por 100 córdobas, cancelado una vez que sale la pesca, es una de las opciones de sobrevivencia que tienen los pescadores,  cantidad que debe ser repartida entre cinco.
       María Antonia López M.
Los pescadores artesanales de San Juan del Sur, están resentidos. Hay varias causas que actualmente están en su contra y les hacen pensar que el turismo no les ha dado mayores réditos.

              Uno de sus principales problemas, es la subsistencia, las especies marinas que antes  eran muy abundantes en la bahía, sitio donde generalmente pescan, se han disminuido.

              Pablo Rodríguez, nativo del municipio y pescador por décadas, señaló que una de las principales consecuencias para que haya disminuido la captura de especies marinas, es la utilización de trasmallos, esta herramienta utilizada en su mayoría por pescadores artesanales, tienen su vencimiento. Cuando se revientan, quedan enredadas entre piedras y plántulas marinas dentro del agua, situación que no sólo provoca la muerte de las especies atrapadas inevitablemente, sino que, ahuyentan a   otras.

              Esta situación ha mermado no sólo la producción de pescado, sino los ingresos que se perciben por las especies. Los pescadores relataron que cuando entran al puerto  de 2 a 3 lanchas cargadas de pescado, el precio disminuye.

              Rodríguez explicó que, generalmente, sucede con la especie denominada “dorado”, la cual se cotizaba hasta en 25 córdobas hace una semana y al entrar más de lo previsto en las lanchas bajó hasta 18 córdobas.

              Carlos Mayorga, conocido como “Tiburón”, manifestó que los precios los ponen los acopiadores y es allí donde pierden los pescadores.

              Alrededor de 800 pescadores artesanales hay en San Juan del Sur “no todos tienen  trabajo, al haber menos barcos, tenemos más problemas” indicó Mayorga

              También se topan con otra situación, antes pescaban en las aguas, sin control, ahora  tienen que poseer una licencia de pesca y el tiempo de entrega depende de la  cantidad de dinero que entreguen, dijeron.

              Otra situación para ellos engorrosa es la llegada de los cruceros. “Cada vez que viene un barco de esos, no nos dejan atracar en el puerto, porque ponen un muelle flotante para que los turistas puedan bajar”, dijo Mayorga.

              INVERSION PESQUERA

              Las especies más conocidas y capturadas en la bahía de San Juan del Sur son el pez vela, marlen, pez espada, pargo, dorado, tiburón entre otros.

              Los pescadores artesanales en botes pequeños logran pescar solamente de 3 a 4 especies por día. Para ello deben estar desde las cinco a las 10 de la mañana diariamente.

              Cuando la pesca es de “altura”, en barcos de mayor tamaño deben permanecer hasta 15 días unos siete hombres a bordo. Estos deben abastecerse con unos 3,500 córdobas en alimentos y portar unos 600 a 700 anzuelos.

              La pesca es practicada a unos mil 500 metros de la costa.
  La cantidad de barcos grandes nacionales se han reducido, se cuentan menos de 10  en el puerto.

              Un marino puede recibir hasta 600 córdobas máximo como paga.
 
 


2 DE OCTUBRE DEL 2001 / La Prensa
   Pobladores no sienten beneficios por  turismo

  San Juan del Sur aún no es visitado por turistas masivamente durante todo el año.
       María Antonia López M.
El potencial turístico de San Juan del Sur es indiscutible. Pero el aprovechamiento  no ha llegado al máximo. Es quizás esta una de las razones para que los pobladores  sientan que la industria no les aporta mayores beneficios.

              El pescador Carlos Mayorga sostiene que el turismo en San Juan del Sur no les ha dejado “ningún rédito”, considerando que, el desarrollo turístico, “solamente le deja ingresos a la Alcaldía”.

              “Ni siquiera a los demás pobladores, porque cuando vienen los cruceros, los llevan  en buses provenientes de Costa Rica, y los triciclos los traen desde Rivas” sostuvo Mayorga.

              Igual posición mostró Pablo Rodríguez al indicar que “el turismo no nos ha traído  nada, solamente a la Portuaria le entran ingresos”. Aunque recordó que cuando hay torneos de pesca, llegan mucho turista, pero, aún así, no es mucho lo que perciben como pobladores.

              LA PRENSA intentó obtener la versión de la Alcaldía de Rivas, pero los funcionarios indicados no fueron ubicados, posteriormente prometieron enviar  información a través de Fax, sin embargo, no la recibimos.

              Herm Hamhuis, copropietario de Nicaragua Properties S.A., manifestó que el  turismo en San Juan del Sur tiende a avanzar porque es similar a la oferta que se da  en Costa Rica de las playas cercanas a la frontera, consideró que en tres años el desarrollo se va a sentir.

              Mientras tanto, indicó que los pobladores no se ponen a pensar en el futuro que  implica el turismo.

              “La mayor parte de los extranjeros que vienen a San Juan del Sur, están dando empleo en construcción de viviendas y luego en servicios”, afirmó Levis Mora, socio de la empresa Nicaragua Properties S.A.
 

 2 DE OCTUBRE DEL 2001 /  La Prensa   María Antonia López
              Ruta ecoturística sin explotar
 

                Vistas esplendorosas que obligan a detenerse por largo tiempo

              Casi a la orilla de la Portuaria, hay una entrada peatonal, dividida entre una malla  que protege a una empresa de pesca y un matorral. Más arriba se divisan unas  casitas de madera medio armadas.

              Los habitantes de esos “ranchitos” son los que transitan ese pasadizo, el resto del  camino, es visitado mayormente por pobladores curiosos en verano.

              La entrada no dice nada. No hay rótulos, el camino es bastante complejo, montoso. Sin embargo, la experiencia es valiosa.

              La idea es escalar el cerro La Vigía. Para poder llegar hasta un faro que funciona con un panel solar.

              Luego de pasar por las primeras casitas, hay que seguir el rastro de un camino “de   a pie”, hasta llegar a una especie de cima, donde se ubica la última casita de lo que   han dado en llamar el Barrio Vigía.

              Pese a que no hay ni mínimas condiciones, en esa casita se logra la primera vista de la bahía en toda su extensión.

              Pero el camino apenas comienza. En la medida que se avanza, siempre hacia arriba, se vuelve más escabroso, porque no hay mantenimiento. Solamente hay huellas de algún tractor que, al parecer, intentó abrir camino, pero el esfuerzo quedó  truncado.

              Una vez superados los problemas de vegetación que cubren hasta la cintura, se notan rastros de alguien que ha pasado con anterioridad, no hay señales de  machetazos, es casi una oportunidad de estar en total entorno con la naturaleza virgen, sin embargo, un poco de esfuerzo, de acondicionar el lugar, bien valdría la   pena para motivar a que, todos aquellos que buscan la playa, logren una experiencia distinta.

              El trecho montoso no es muy difícil salvarlo. Una vez que se llega a un área limpia,  el espectáculo es superior. El sol alumbra y desde la mitad de la cima se pueden  lograr dos panoramas impresionantes.

                En el sector norte del cerro, la vista es igual de esplendorosa, una marea que golpea piedras, sale de la fuerza de las aguas, se puede reconocer la casi perfecta  herradura de las fotos tradicionales de San Juan del Sur y unas embarcaciones que parecen juguetes desde la distancia.

              Durante el trayecto, fácilmente pudieran trazarse tres rutas, y es casi un acertijo  adivinar cuál lleva al faro. Tras 20 minutos de caminata, se llega a este sitio donde la posibilidad de descansar es absoluta.

              No se puede obviar que el recorrido está lleno de árboles como el sacuanjoche,  jiñocuabo, veraneras, ‘heliponias’, amapolas y una abundante variedad de cornizuelos.

              Y los animales no se quedan atrás, durante el camino se pueden ver pasar zorros, por el cielo aves migratorias, una cantidad indeterminada de mariposas de colores,  urracas además de pequeños cangrejos que despiertan a media mañana en la cima  de la montaña en busca de las profundas aguas.

17 DE NOVIEMBRE DEL 2002 /
              San Juan del Sur
              Puerto prometedor


               Noelia Sánchez Ricarte
                          Este fin de semana San Juan del Sur concluye sus festividades del 150 aniversario, de
              habérsele dado el rango de ciudad. Las autoridades municipales reconocieron a San Juan
              del Sur como una ciudad turística. Tras esta declaratoria, en cada rincón de este puerto
              hay esperanza.

              Este importante puerto ha adquirido un auge ,fundamentalemente en la industria
              turistica y para su desarrollo, han aunado esfuerzos empresarios nacionales y
              extranjeros, autoridades locales y sociedad civil, quines vislumbran grandes
              perspectivas, en la llamada industria sin chimenea, el turismo. Los atractivos que ofrece
              la ciudad portuaria han atraido desde el año 2000, a turistas extranjeros en los llamados
              cruceros.

              Desde entonces muchos turistas arriban a este puerto, recordando el movimiento similar
              que se producía tiempo atrás en lo que fue la famosa ruta del tránsito.

              Noelia@ibw.com.ni

17 DE NOVIEMBRE DEL 2002 /
 

              La compañía del tránsito
 
 

               Turistas disfrutan de las aledañas costas a la bahía de
               San Juan del Sur

              Miguel A. Guzmán G.
              Especial para LA PRENSA
              mosaico@laprensa.com.ni

              Para el año 1856 la Compañía del Tránsito había cambiado de dueño, Cornelius
              Vaderbilt había sido despojado en 1853 por los señores Garrison y Morgan, altos
              empleados de él. Operaron con el nombre de Compañía Accesoria del Tránsito con
              muy buen éxito.

              La guerra contra el filibustero invasor, William Walker había llegado a su recta
              final.

              La década de los 50 que prometía ser muy próspera era víctima de ambiciones
              desmedidas, y corrupción sin límite, pero gracias a Dios hubo hombres que de una
              forma u otra lucharon sin descanso para echar fuera al invasor y sacar adelante al
              país.

              A finales de 1856 exactamente el 29 de noviembre el Frank Lesli’s Ilustrated
              Newpaper publicó un artículo sobre San Juan del Sur, este artículo retrata
              exactamente esa época, pero lo curioso es que después de 146 años el artículo
              pareciera cobrar vida y ubicarse en la vida actual de Nicaragua, por tal razón este
              noviembre del 2002 y con motivo de la celebración del 150 aniversario de la
              Ciudad de San Juan del Sur, publico dicho artículo en el Diario LA PRENSA.

              San Juan del Sur es puerto estratégico

              Aunque los puertos de Centro América no son los más atractivos en cuanto a
              proveer facilidades de anclaje a las embarcaciones, están, ciertamente, entre los
              más pintorescos lugares en el mundo. San Juan del Sur, en Océano Pacífico, a doce
              millas de Bahía de la Virgen, es el único puerto nicaragüense digno de mención.

              Es el punto tomado, in transitu, por los pasajeros desde San Francisco a New York,
              vía Nicaragua; cuando esta línea fue primeramente establecida San Juan del Sur,
              era un sitio desolado que apenas tenía dos o tres casas y chozas de muy inferior
              calidad, pero la gran marea de inmigración pasando a su través pronto le dio una
              importancia segunda sólo a Acapulco, en la costa mexicana.

              La Compañía Accesoria del Tránsito aceleró su crecimiento con la construcción de
              una estación para carga y pasajeros; y el nombramiento de un Cónsul americano
              residente, con el conocimiento del hecho de que madera, agua, carbón y unos
              pocos víveres, podrían ser comprados aquí, ha inducido a muchas embarcaciones
              a buscar este puerto, en los últimos dos o tres años.

              Los movimientos revolucionarios del general Walker han tenido una tendencia a
              retardar su crecimiento, pero su posición geográfica siempre lo hará un sitio de
              alguna consecuencia. Tiene un muy pobre fondeadero, siendo solamente una rada
              abierta, fuertemente expuesta a los ventarrones del noroeste, proveniente del
              Pacífico.

              La costa es arenosa, en forma de cuarto creciente y se extiende entre dos
              promontorios rocosos que forman los extremos norte y sur de los límites de la
              bahía. El terreno se levanta gradualmente de la costa hacia el oeste y está cubierto
              de un tolerable tupido crecimiento de árboles forestales que tienen el más
              exhuberante follaje, y está lleno de entrelazados bejucos y malezas. A la llegada de
              un vapor de California, San Juan del Sur presenta una escena de animación poco
              corriente. Doscientos o trescientos nativos, con sus mulas, parecen como los
              miembros del Clan de Rhoderick D’hu, brotar de la tierra, cada arbusto y matorral
              descubre a estos hijos del suelo ansiosos de hacer unos cuantos dólares alquilando
              sus mulas para el transporte de pasajeros a Bahía de la Virgen.

              El camino entre estos dos lugares es agradable y pintoresco. No hay
              desembarcadero o muelle en San Juan del Sur. Los vapores anclan a una milla o
              menos de la costa, y sus pasajeros desembarcan bregando por meterse en los botes
              y bongos, propiedad de los nativos y de raqueros (término aplicado a esos
              marineros prófugos y pícaros en los diversos puertos e islas del Pacífico, quienes
              vagan de un lugar a otro, demorándose por muy corto tiempo en cada uno), siendo
              compelido a pagar de unos a dos dólares por ser llevado tan cerca de la costa como
              los tumbos los permitan, donde ellos son recibidos por más nativos en estado de
              semi-desnudez, quienes le imponen otra exacción de veinticinco centavos, por
              llevar a cuesta cada pasajero a través del agua y “botarlos” en tierra firme.

              En general, San Juan del Sur bien puede describirse como un buen lugar ¡del cual
              emigrar! El coup d’etat del general Walker ha sido un serio golpe a la prosperidad
              de San Juan; pero cuando las cuestiones políticas estén reguladas en ese país, no
              podrá menos de reasumir su valiosa posición comercial como la bodega en el
              Pacífico de Nicaragua economizando, como lo hacen, cerca de dos días de tiempo y
              como seiscientas millas de navegación oceánicas sobre la ruta por el Istmo de
              Panamá, debe siempre formar un importante eslabón de enlace en la escogencia
              del viaje entre California y los Estados del Atlántico. La distancia de océano a
              océano es de ciento ochenta millas, navegables todo el trecho por vapores de
              pequeños calados, excepto las doce millas de transporte por tierra al lago de
              Nicaragua y los pocos centenares de yardas en los raudales del Castillo, en el río
              que conecta reste lago con el Atlántico.

              La naturaleza del país y la longitud de la ruta hace impracticable la construcción de
              un ferrocarril a través de Nicaragua, especialmente cuando la ruta Tehuantepec
              acortará mucho, tanto de esta como de cualquier otra de Centro América. Pero
              hasta que esta última esté terminada, San Juan ocupará la posición más
              dominante, en la Costa del Pacífico, al norte de Panamá.

              Cuando los actuales condiciones inestables de cosas en la República de Nicaragua
              hayan dado el lugar a un gobierno de suficiente estabilidad como para inspirar la
              confianza de los capitalistas y del público viajero, San Juan no fallará en ser un
              próspero y activo lugar, por que la ruta de Nicaragua en prontitud, salubridad y
              confort, ciertamente posee ventaja sobre Panamá a pesar de la inauguración del
              ferrocarril y la seguridad de la conexiones, lo que hace que esta última ruta sea la
              preferida sobre todas las otras por los pasajeros que van y vienen de California a
              los Estados Unidos.

17 DE NOVIEMBRE DEL 2002
              En 1800 San Juan del Sur, aldea de
              pescadores
               Noelia Sánchez Ricarte
   San Juan del Sur años atrás, qué actividades
              representaron un empuje económico para esta zona y en qué radica su
              importancia en la historia.

              Supimos que había un sanjuaneño que acuñaba con acuciosidad, en un par de
              cuadernos que modestamente llamaba su autor como “apuntes”, muchos datos
              importantes de aquella época dorada, y así fue que conocimos a Don Miguel.

              Cuenta don Miguel Antonio Guzmán, un simpático sanjuaneño, que parte de la
              historia contenida en diarios extranjeros, indica que por los años 1800 San Juan
              del Sur era un villorrio de pescadores. “Su primer fuente de negocios era la pesca”,
              asegura.

              “Transcurrieron muchos años y llegó otra fuente de trabajo, en muy pequeña
              escala, el estatus de puerto”, recordó.

              Según Don Miguel, una de las actividades “rica, generosa en fuentes de trabajo” fue
              la instalación de la “All American Cable”, una empresa americana de
              comunicaciones vía cable submarina de donde entraban y salían cuatro líneas (dos
              para el norte y dos para el Sur).

              Empresa, según este sanjuaneño, donde pagaban bien y que manejaba un grupo de
              empleados secundarios. “Era una empresa completa y autosuficiente en cuanto a
              servicio”, indicó don Miguel.

              La empresa funcionaba como una central donde se recogían noticias y eran
              enviadas a diferentes partes del mundo. Don Miguel piensa que quizás San Juan del
              Sur fue escogido para la instalación de esta empresa “por su posición geográfica y
              marítima o porque era el lugar que le presentaba mejores condiciones”.

              RUTA DE PASO

              En la historia está sustentada que San Juan del Sur, fue la famosa ruta del tránsito o
              ruta del oro, que según don Miguel dejó bastante trabajo en la zona.

              “San Juan era una especie de terminal de la ruta, la gente salía de New York
              (Estados Unidos) en lanchas, venían sobre el río San Juan, llegaban a San Carlos y
              en unas lanchas más grandes o vagones pequeños llegaban a la Virgen”, asegura.

              El puerto lacustre de la Virgen, se ubicaba en el poblado de este mismo nombre
              justo en el empalme que conduce a San Juan del Sur y a la Frontera de Peñas
              Blancas.

              Este puerto, en los escritos de Mark Twain, era descrito como importante en la ruta
              del tránsito.

              En la Virgen desembarcaban y hacían el trayecto en caballo y mulas, con una
              duración de cuatro horas, hacia San Juan del Sur, en esa época se dio un
              florecimiento de hoteles y por supuesto generó muchos empleos.

              Luego esta gente embarcaba a California en busca de aventura, dinero y oro que
              abundaba, retomando nuevamente la “ruta del tránsito”.

17 DE NOVIEMBRE DEL 2002 / 

Recordando a mi viejo San Juan del Sur
 
 

               Un arrebolado crespúsculo en el puerto de San Juan
               del Sur es una buena oportunidad para disfrutar de su
               belleza.
               Miguel A. Guzmán G.
                 La década de los 50 en los años 1800 es muy rica en fechas históricas en San Juan
              del Sur, y también en Nicaragua suceden tres acontecimientos de gran
              importancia.

              El primer acontecimiento en 1851 cuuando el puerto de San Juan de la Concordia
              de los años 40 pasa a ser Puerto Mayor con los mismos privilegios que San Juan
              del Norte en el Atlántico, y un año después en 1852 es elevado a la categoría de
              ciudad con el nombre de Ciudad Pineda.

              El decreto del 12 de noviembre de 1851 le confiere al puerto de la Independencia
              (San Juan del Sur) el estatus de Puerto Mayor, esto tan solo 11 años después de
              haberle conferido “La plenitud de servicio de importación y exportación bajo la
              administración del receptor de Alcabala de la villa de Rivas, por ley de la Asamblea
              del Estadio Independiente de Nicaragua del 18 de Septiembre 1851 en la villa de
              Chinandega, sancionada el 21 de Noviembre de 1851 por el director del Estado,
              don Patricio Rivas”. En el Arto.1 de esta misma ley legislativa se lee: “el Puerto de
              la Mar del sur conocido con el nombre de San Juan de la Concordia es de registro
              para todos los efectos que se importe y se exporte por él”. Pero cabe decir que no
              se ha encontrado ninguna ley ni documento en que se haya cambiado el nombre
              anterior de Puerto de la Independencia.

              A finales de octubre de 1851 el licenciado Laureano Pineda recupera el poder y
              posiblemente en honor a tan ilustre jefe de Estado se le empieza a llamar al Puerto
              de la Independencia de forma no oficial Ciudad Pineda, este nombre se oficializa
              por medio de la Ley No.1 de marzo de 1852 en la cual se manda a crear por la
              asamblea legislativa: un gobernador de la Policía en Ciudad Pineda.

              Es digno notar que don Fruto Chamorro, jefe del Ejército en nota dirigda al
              ministro americano, Mr. John Bezman Kerr, con fecha del 18 de noviembre de
              1851 usa el nombre de San Juan del Sur.

              El segundo acontecimiento es el establecimiento de la ruta del tránsito, que hace
              de San Juan del Sur, puerto terminal de la ruta en Océano Pacífico.

              El tercer acontecimiento es la guerra nacional en la cual el filibustero invasor
              William Walker, hace que San Juan del Sur sea parte importante del teatro de la
              guerra.

              En este año 2002 en que el Consejo Municipal celebra el 150 aniversario de ser San
              Juan del Sur elevado a la categoría de ciudad, quiero agregar como un homenaje
              merecido que también durante este año cumple 175 años que se le habilitó
              provisionalmente como puerto por el Congreso Constituyente de la Federación,
              con este carácter prestó su servicio hasta 1830.

              Mi viejo San Juan del Sur tú honras a Nicaragua con 175 años de ser declarado
              puerto y tus 150 años de ser Ciudad.

17 DE NOVIEMBRE DEL 2002 /
              El Ferrocarril de San Jorge a San Juan
              del Sur

               Noelia Sánchez Ricarte
                        Las fotos antiguas revelan la imponente estructura que funcionaba como puente
              del ferrocarril que recorría la zona de San Juan del Sur, por el lado del estero. Ahí
              se aprecia muy claramente el humo que sale de aquella máquina que seguramente
              volaba.

              Según don Miguel, en el año de 1928, el ferrocarril comenzó a funcionar
              recorriendo la ruta de San Jorge, Rivas y San Juan del Sur. “Hubo más fuentes de
              trabajo, se producía mucho movimiento portuario en mercadería, pesca,
              pasajeros, carga de importación, de todo”, asegura.

              Lamentablemente esta imponente obra sucumbió. Don Miguel estima que este
              puente tenía aproximadamente 75 metros de largo y estaba tan bien construido
              que por tres décadas soportó el peso del ferrocarril.

              OTRAS ACTIVIDADES

              Don Miguel tiene muchas historias que contar, entre ellas sobre la pujante
              actividad económica que se producía en tránsito desde San Juan hacia la Virgen.

              -Según Guzmán en la segunda mitad del año 1800 se produce la explotación
              maderera en todo el departamento, especialmente en el municipio de San Juan del
              Sur, donde se exportaba madera en trozas o aserrada. “Era algo muy importante en
              la economía pues había mucha gente que ganaba”, dice.

              -Recordó que la ganadería estuvo ligada desde el principio a la economía del lugar;
              también se produjo la “explotación del bálsamo del Perú”, aceite vegetal con
              propiedades curativas con el que se realizaban medicamentos, convirtiéndose en
              un medio de subsistencia para los finqueros de la zona.

              -La “leche de hule“, dicen que se utilizaba para realizar chiclets, se obtenía de un
              árbol y significó una fuente de trabajo para algunos pobladores.

              -Don Miguel tiene como meta que estos apuntes, puedan convertirse en libros para
              que la vieja historia de San Juan del Sur sea conocida y recordada a través del
              tiempo.

              noelia@ibw.com.ni  .
 
 
 

              El clima general que impera se mantiene en los 38 grados, sin embargo, las aguas  son calientes y templadas, lo cual se convierte en otro atractivo para el turista.

              No obstante, San Juan del Sur carece de un muelle para el atraque de grandes barcos por lo que mucha mercadería es trasladada en embarcaciones de menor  calado o en lanchones, como sucede incluso con los turistas que llegan en los cruceros
 COMO LLEGAR A 
SAN JUAN DEL SUR 
-El Faro del cerro La Vigía. 

Visite el “Museo de Antropología
e  Historia de Rivas”
 

Balnearios del Lago Cocibolca
Cibalsa , 
La Virgen

Isla de Ometepe
Playas de Santo Domingo
Museo de Ometepe

Playas del Pacífico.
San Juan del Sur,
El Ostional
La Sardina Surfer, 
Santa Ana Ranch
Playas del Astillero


LEYENDAS DE LA TIERRA PROMETIDA

"El Pueblo Grande de Ometepe "

La Novia de Tola

la famosa leyenda del Caballero Andante

 LAS LEYENDAS del Mar y DE TESOROS OCULTOS


Alcaldes de Rivas.
A=Area territorial/Km² 
P=Poblacion    V=Votos
D=Densidad       INIFOM 96
A         P       V          D
Departamento de Rivas
2149 Km²   159,586 habs.     95536 votos.

139      43579    23,590   279
Tel-Alcaldia 045-337878

462     13,887  19,134      86
Tel-Alcaldia  045-34611 

806     36,249  19,267   44
Tel-Alcaldia  045-34107 

1291   32,924  17,564  19.8
Tel-Alcaldia - 045-33265

Tel-Alcaldia  55-26046

1335   38,584   17,581  29
Tel-Alcaldia  045-82242

152    13,788     6,660    39
Tel-Alcaldia 

150  15,353     7,573    84
Tel-Alcaldia  045-94182

375   13,062    5,743   36.5
Tel-Alcaldia  045-33101 

Alcalde
Tel-Alcaldia
,
 
San Juan del Sur, 
Nicaragua

.


 
 
 
 

Nicaragua



Nika-Cyber Municipio       Rivas 
Rio San Juan     Granada